Revista Candidus Año 2 - No.14 - Marzo/ Abril 2001

Armando Daniel Rojas

MARACAY. Poder de tecnopoli

300 años de Proceso en un Proceso Mayor

He venido asumiendo el concepto de Topofilia de Yi Fu Tuan para hacer hincapié en la base afectiva que une a todo ser humano con el lugar donde nace, vive y/o trabaja. La tarea que me corresponde como docente, debo cumplirla permanentemente y esta es una fecha oportuna para resaltar los valores de territorialidad que alimentan esa topofilia y generan la fuerza de enseñanza fundada en el amor al lugar y que he definido como TOPOFILOGOGIA. Los 300 años de Maracay como Ciudad Occidental deben sumarse a los de la verdadera y originaria fuente de formación territorial de este espacio y que está en Los Tacarigua, habitantes originarios y pobladores iniciales de este territorio.

            La cultura occidental nos ha llevado a celebraciones como esta, que resaltan la fuente colonizadora, obviando e incluso olvidando, bases reales y necesarias que alimentan nuestra identidad. Asumir los 300 años de Maracay significa dividir la Historia de este territorio y su dinámica poblacional en tres grandes períodos: 1- el cultural autónomo de carácter aborigen, antes de 1530, 2- el intercultural de fricción de la dominación colonial hasta 1700 con el surgimiento del poblado y su reconocimiento desde la política occidental y 3- el de Maracay como poblado del patrón político territorial español, del cual ahora cumple 300 años.

            Esta introducción, estableciendo tal periodificación la hago para que no olvidemos que realmente Maracay tiene mucho mas de 300 años y tengamos conciencia de que lo que hoy celebramos es su erección como Parroquia Eclesiástica, expresión política del poder religioso sobre los dominios de España en América. La trascendencia de tal momento es la que le confiere su condición de Parroquia para el desarrollo de actividades y funciones de gobierno, importantes para el momento, en la estructuración de los espacios geográficos de la Colonia. Por tanto, resaltamos junto a esta fecha histórica, su esencia originaria de espacio geográfico en el que se dieron procesos de intergestación cultural que no debemos obviar, ocultar, sobreentender u olvidar. Es esta compleja dinámica de relación de factores culturales, localizadas sobre este territorio, costanero al Lago de Los Tacarigua, (en la desembocadura de dos valles transversales, alimentados por el Pilar montañoso, ahora Parque Nacional Henry Pittier), lo que define la realidad territorial de nuestra sociedad. Las lecturas de Matute Sojo, Oldman Botello o Tavera entre otros, nos pueden ilustrar sobre todas estas caracterizaciones históricas. Aquellas relaciones de intergestación y fricción, fueron sustituidas en el proceso por las relaciones de integración y confluencia que hoy la caracterizan como la séptima ciudad del país y uno de los ejes más importantes en el desarrollo nacional, de bases sólidas para su definición como tecnopolo. A esta condición nos referiremos en este trabajo.

De campo a ciudad Industrial

            Construir la explicación de Maracay en sus 300 años alimenta nuestra identidad, sin embargo, para comprender la importancia que hoy tiene esta ciudad y su poder para el nuevo siglo, hay que destacar como se hizo ciudad. De acuerdo al censo del Obispo Martí, para 1784 disponía de 350 casas en el poblado y 407 en los alrededores, es decir que unos 2500 habitantes, agrupados en 70 familias poblaban al centro y unas 106 familias en su entorno lo que representaba cerca de 3000 habitantes. Dominaron las actividades agrícolas, artesanales y ganaderas fundamentalmente de añil, café y caña de azúcar, con algunas cementeras; en todo caso, ya se perfilaba su posición estratégica tal como lo fue para el período de Independencia, o para la formación de la República, cuando Páez la hace su residencia, o para la integración republicana cuando Gómez la selecciona para su residencia y centro de desarrollo político y militar, o en el proceso de sustitución de importaciones, cuando los capitalistas transnacionales y nacionales la seleccionan para reproducir aceleradamente sus ganancias a través de las grandes industrias que en ella localizan.

El lento crecimiento post independentista le permite una población de poco mas de 3000 habitantes para 1832; sin embargo para mediados de siglo XIX alcanza a los 6000 habitantes luego de ser centro de atracción de inmigrantes y de una intensa actividad agrícola y artesanal. El carácter artesanal avanzado que la caracterizó con el dominio de los Tacariguas, es retomado con el aporte de inmigrantes entre 1830 y 1850; sin embargo, las guerras entre 1850 y 1870 merman su población y su dinámica económica a 5367 habitantes para 1873. Su importancia y nuevo auge se retoma con Gómez cuando con el establecimiento de grandes industrias como la láctea y la textil, unido a la concentración del Ejército Nacional y su conversión de Ciudad centro de la Aviación Militar y Civil la perfilan como ciudad agro industrial y aeronáutica, especificidad y rango que logra alcanzar dentro del proceso de sustitución de importaciones que definió la industrialización del país. Actualmente, sobre la base de ese desarrollo histórico y la potencialidad de sus posibilidades se perfila como una Tecnópolis dentro de las ciudades más importantes del país, dirección que ha tomado y la definirá en las dos primeras décadas del Siglo XXI si se asume esta dirección de manera organizada, planificada y coherente.

Indicadores, Conflictos y Posibilidades para su condición de Ciudad Polo Tecnológico

            Para Maracay y Aragua es sumamente importante, como hecho histórico, haberse constituido en Capital de Estado después de haberlo sido La Villa y La Victoria, esta condición influyó en que los niveles de concentración del Estado, marcados por la capital, no alcancen la proporción extrema que caracteriza a la mayoría de las capitales de estado del país. Es importante por cuanto dentro de los niveles de concentración necesarios para el desarrollo, las bases de un equilibrio entre sus espacios es clave a objeto de promover nuevos desarrollos. De hecho, dentro del modelo de Industrialización Transnacional que se implanta en Aragua, se produce una distribución de establecimientos que ubican a Maracay como centro importante, pero sin estancar otros lugares que alcanzan dimensión también importante en este escenario como son, La Victoria, Tejerías, Cagua, Turmero y Villa de Cura; por ello la expansión industrial puede ampliarse en ese triángulo de La Villa - Turmero - Tejerías mientras Maracay profundiza su nivel de formación como polo tecnológico con múltiples direcciones vinculadas a su proceso agro industrial, agro ganadero, tecno alimentario, geoestratégico, aeroespacial, tecnomecánico, tecnoquímico, etc. en una definición espacial de nuevo modelo territorial dentro del llamado Terciario Superior.

            Las diferencias de desarrollo espacial entre la Costa, el Eje Maracay - Tejerías y el Sur de Aragua, pueden ser acortadas e integradas profundizando la revolución agrícola hacia el Sur con un eje agro - industrial tal como lo cubrió Maracay en el Siglo XX, entre Villa de Cura y Camatagua, mientras tanto, el eje Cagua - Turmero - Tejerías profundiza el modelo industrial, y la Costa el modelo cultural histórico agro - turístico. El modelo tecno turístico es extensible a todo el Estado.

            Esto significa replantear el modelo de desarrollo de Aragua desde las posibilidades internas y sus potencialidades y no desde los patrones externos como normal e históricamente se ha aceptado; aún cuando deberá estar vinculado al escenario internacional. Esa realidad será posible desde Maracay, con un concepto y política integral hacia el Estado en el que se promueva su relanzamiento tal como ha ocurrido en otros momentos de su historia. El concepto de redefinición del modelo de desarrollo local requiere de un nuevo planteamiento en la División Territorial del Trabajo en el que se atienda al la relación Lugarización - Globalización mundializada, propia de este momento histórico y se articule desde el lugar al proceso de revolución industrial - tecnológica que vive el Planeta y el de Revolución hacia la V República que vive el país; para ello se cuenta con el recurso humano, económico, financiero, geográfico, tecnológico, universitario, geoestratégico e histórico. El Maestro R Tovar nos enseñó una premisa cierta, hasta ahora sólo atacada falsamente por los profetas del desastre, que: “capital busca capital” y las condiciones internas de nuestro lugar, brindan las grandes posibilidades históricas para un desarrollo armónico de ese capital en un tecnopolo que dentro de la Revolución Industrial no induzca al flagelo del desempleo, armonice e integre espacios y pobladores; por ello un tecnopolo articulado al equilibrio de desarrollo ocupacional de la Costa, el eje central y el Sur aragueño. Si para el país se plantea un nuevo modelo de desarrollo, desde cada lugar de él, debemos emprenderlo haciendo uso de esa premisa del Maestro Brasilero Milton Santos: “es el momento de oportunidad de las posibilidades”.

            El gráfico nos muestra el peso que tiene la población de Maracay respecto al Estado. Tal contrasta enormemente con igual relación por ej. En Carabobo, Zulia, Lara, u otros estados del país

GRAFICO 1

            La proporción de Maracay respecto a Aragua es de 31, 3 % para 1998 y esa estructura se ha mantenido estabilizada en los últimos años. Ese casi medio millón de habitantes está dentro de los parámetros optimales de ciudad, para su manejo en los programas de desarrollo urbano y municipal. Sin embargo presenta elevados índices de pobreza derivados de las elevadas tasas inmigratorias (ya dirigidas hacia otras ciudades), los elevados índices de desempleo y los bajos salarios.

GRAFICO 2

 La proporción de pobreza en Aragua está en 40,38 %; de estos una quinta parte se encuentra en Maracay, esto evidencia la posibilidad de su manejo y adecuación para incorporarlos como fuerza de trabajo activo en el proceso de redifinición del desarrolla en el Municipio y la ciudad.

            El siguiente cuadro refleja el potencial industrial y la capacidad de ocupación de los diferentes tipos de industria en Maracay y se puede comparar con el peso que tienen respecto al Estado. Si sabemos que la capacidad ociosa de la industria en Aragua se encuentra cerca del 40 %, es deducible entonces la capacidad de empleo cuando se ponga en marcha la empresa a su máxima capacidad.

GRAFICO 3

            Con el fortalecimiento macroeconómico del 2000, se da un nuevo impulso y el índice ocioso puede descender, igualmente, aumentar la recuperación en las industrias que habían cerrado por la crisis económica de la última década. Esta capacidad de reiniciar y de conjunto, crecer bajo las perspectivas de crecimiento económico del 2001, cuyo valor podría estar cerca de 7 puntos, crea condiciones favorables en un espacio como el de Maracay cuya proporción de establecimientos industriales de Aragua es de 39,8 % y el de ocupación industrial de 38,9 %. Con la sola planta instalada, Maracay está en capacidad de generar cerca de 15000 nuevas ocupaciones directas y unas 45000 indirectas vinculadas a la anterior, sin contar la posibilidad cierta de los empleos por el desarrollo del modelo de tecnopolo. La variada gama de industrias articuladas a procesos productivos nacionales le ofrece una ventaja geográfica pues es importante la planta física de la industria alimentaria, agroalimentaria, maderera, textil, papelera, química, láctea, metalúrgica, etc. que se localiza en la ciudad.

Esta realidad se vincula a la localización en la ciudad de la principal escuela de agronomía y de veterinaria del país, pertenecientes a la UCV, en la cual se produce la más elevada proporción de investigación para la producción e industria de este ramo, esto unido a organismos como FONAIAP, PALMAVEN, entre otros hacen de Maracay la ciudad en la que se localiza la más elevada proporción de centros e instituciones de este tipo en el país. Estimular, promover, fundar y desarrollar la investigación de punta en los campos de producción industrial de la empresa en Maracay, Aragua, la región, es fuente de orientación para la nueva etapa del desarrollo de la ciudad.

            Maracay no ha perdido su vocación agrícola y como Municipio tiene aun una participación importante en los procesos de producción regional, así lo refleja el cuadro de producción agrícola entre 1996 y 1998. Renglones tradicionales y que han hecho historia siguen pesando en su producción tales como la caña de azúcar, el cacao, el café, el mango, el maíz, productos en torno a los que se han desarrollasdo importantísimas investigaciones de ingeniería genética y biogenética para elevar productividad, generación de nuevas especies y sobre todo, responder a las necesidades alimentarias del país.

            El cuadro estadístico nos refleja la tendencia de la última etapa de la crisis económica de la década de los 90 y podemos apreciar la dinámica y variabilidad del proceso agrícola de Maracay

PRODUCCION AGRICOLA 1996 - 1998 (en miles de Kg)

GRAFICO

            La cultura agricultora se mantiene y da pie para generar políticas de abastecimiento sobre la base de la participación del ciudadano a través de los huertos familiares en los que la UCV tiene importantes programas o de los jardines productivos. Las iniciativas para cubrir y alcanzar, o al menos superar la extrema dependencia alimentaria debe darse en combate desde las formas sencillas de la casa con patio o jardín, hasta las más sofisticadas y tecnologicas formas de productividad, La ciudad no puede estar de espaldas a esta realidad y menos si su historia se ha fundamentado en esta dinámica.

            La articulación del capital financiero a este proceso debe darse por iniciativa privada, en el marco de las condiciones favorables que se ha creado en el proceso económico, ello implica superar el “fundamentalismo de mercado” que según Soros en su obra Crisis del Capitalismo Global , ha atrapado a los dueños de capital y a los entes financieros. Desde este punto de vista en Maracay existe una estructura financiera que estuvo y ha estado ligada a los procesos productivos, sin embargo, la desviación impuesta por el neoliberalismo, llevó a ese fundamentalismo en el cual el empresario pretende percibir porcentajes de ganancia elevados, jamás comparables con los márgenes que se obtiene en economías desarrolladas, a lo cual se une un mercado intermediario especulativo en el que se superan los márgenes de ganancia del productor en proporciones muy elevadas y finalmente todo queda atrapado en un sistema financiero agiotista, de elevadas tasas de interés que traba cualquier iniciativa en el pequeño y mediano productor; sin embargo el sistema financiero se fortalece pues cuenta con una importantísima infraestructura y red, que de replantearse de forma conjunta con el nuevo desarrollo de la ciudad, podrían ser base para múltiples iniciativas; así lo refleja la estructura de esa red en los siguientes cuadros:

GRAFICO

            El 51 % de las entidades bancarias se localiza en Maracay y maneja el 59,22 % de la cartera total del Estado Aragua, lo cual le da soporte a financiero a la ciudad, tanto en infraestructura como en movilización de capitales; tal condición se aprecia con mayor claridad cuando se observa cuando se analizan las captaciones de personas naturales y jurídicas, a través de la cual se desprenden las movilizaciones intensas de capital existentes en la ciudad.

GRAFICO

            La cifra superior corresponde al Estado Aragua de conjunto y la inferior a Maracay.

            El 62,16 % de los depósitos a cuenta corriente están en Maracay, tipo de depósito que define movilizaciones por chequera, mecanismo de la dinámica económica de productores, comerciantes industriales, tanto grandes como pequeños; En la ciudad se localiza el 57,66 % de los ahorros, se resalta la fuerte capacidad en la captación de capitales privados expresados en la última columna. Allí se aprecia que esta captación representa mas del 1400 % del capital captado desde los entes oficiales; es decir que, la participación del sector privado en el movimiento de capitales en Aragua es muy elevada por sobre la participación del Estado, de ellos, 62,07 % corresponden a captaciones desde Maracay. Esto nos muestra un indicador de que desde Maracay existe toda una infraestructura y capacidad financiera privada que podría participar de los procesos de transformación del modelo de ciudad y abrirse a nuevas condiciones, revolucionarias de desarrollo del capital articulado al desarrollo integral local.

El freno lo constituye el fundamentalismo de mercado y sólo lo vencerán los mismos propietarios de capital, apoyados en un Estado como el actual que logró revertir las tendencias de caída en la economía y orientó la dinámica macroeconómica hacia rumbos de crecimiento que se calcula podría estar por sobre el 6 % para finales del 2001. Estas condiciones se hacen favorables para el inversionista, sobre todo en momentos en los que el sistema económico de USA se enfría, producto del recalentamiento que provocó, en su falso crecimiento, el fundamentalismo de mercado. De ese país saldrán muchos capitales en busca de reproducción (por aquello de que capital busca capital) y en América Latina, sólo Venezuela viene con una tendencia creciente de su economía, apuntalada por un excelente manejo de las relaciones internacionales y de la política petrolera, con fuerte soporte derivado de las reservas internacionales superiores a los veintiunmil millones de $ USA y de un Fondo de Reservas Macroeconómicos (Ahorro a través de la cual se ha ganado la confianza internacional por ser indicador de la nueva política económica) que garantiza la superación de crisis provocadas por la posible caída del petróleo en los mercados internacionales. Tales capitales extranjeros buscarán los lugares de reproducción segura y estable y eso lo ofrecen ciudades como Maracay, sobre todo si se le incorpora al nuevo modelo de desarrollo y a los nuevos conceptos de ciudad. Productiva integral. Si el capital criollo no participa, quedará rezagado y es sabido que no es posible el cambio de condición con la sola participación del capital internacional. En el “capitalismo salvaje” las acumulaciones de riqueza se producen sobre la expoliación y exterminio y no sobre la productividad y progreso, por ello desemboca en el fundamentalismo; si es posible un capitalismo con rostro humano será sobre la base de la integración, superación del desempleo y la miseria, en una integración Sociedad —Estado - Capital y tales relaciones armónicas jamás serán posibles en un Estado Neoliberal.

            El recurso turístico de Aragua y de Maracay en especial es un atractivo a las relaciones y flujos tanto nacionales como internacionales en este sentido, Maracay dispone del cerca del 50 % de la infraestructura hotelera y habitacional de Aragua, tal como se desprende del cuadro siguiente:

GRAFICO

            Maracay dispone de 48,8 % de la infraestructura hotelera con 56,67 % de las habitaciones y el 39,4 % de las plazas/cama de Aragua. Esto la ubica en posición privilegiada para implementar políticas de atracción a través de la conversión de la ciudad en turística - tecnológica y científica a través de la constante organización de eventos, seminarios, talleres, cursos especiales, postgrados, etc. Organizados conjuntamente con la excelente planta universitaria, tanto pública como privada, localizada en ella.

            El soporte universitario para la conversión a tecnopolo está en una planta universitaria formada por: UCV, UPEL, UESR, UNA, UEPFA, EBFFA, IUMA, UBA, UPSM, además de 12 Institutos Tecnológicos y Colegios Universitarios orientados a las ramas técnicas y administrativas, todos los cuales, unidos a la ya mencionada planta de Institutos y Centros de Investigaciones brindan, como en ninguna otra ciudad la infraestructura y factibilidad curricular para esta trascendente iniciativa.

            Geográficamente, Maracay es la ciudad que por sus características de localización y ubicación presenta la posibilidad de complementar, reemplazar o si se quiere, sustituir a Caracas como Ciudad con elevada concentración de instituciones universitarias, tecnológicas y de investigación, fuera del complejo e inseguro mundo metropolitano de la Capital; como Geocentro irradia centralidad geográfica hacia Caracas, principal fuente de inmigración actual, hacia Oriente y Llanos Orientales a través del eje Camatagua - Valle Guanape, hacia los Llanos Centrales, a través del eje Villa de Cura San Juan de los Morros, hacia Occidente y Llanos Occidentales a través de Valencia así como Zulia y Costa Occidental. A su vez, por formar un eje metropolitano con las Ciudades industriales de Cagua, Turmero, Villa de Cura, La Victoria y Tejerías, puede articular al tecnopolo ese inmenso espacio geográfico agroindustrial. Al mismo tiempo, daría servicio al contiguo eje industrial Guacara - Valencia - Tinaquillo.

            El cuadro siguiente revela el área de influencia de Maracay y la intensidad de sus relaciones a través del transporte autobusero desde el Terminal Central entre 1996 y 1998.

GRAFICO

            El incremento del flujo de autobuses desde el terminal es constante. Si consideramos como base a 1996, para 1997 se incrementó en 14 % y para 1998 en 8 % quedando evidenciada el área de influencia de Maracay hacia el resto del país.

La nueva ciudad

            El concepto de ciudad tecnopolo requiere de su reestructuración urbana, a través de un profundo proceso de reingeniería urbana que la haga adecuada al proceso y la proyecte en el ámbito nacional e internacional. Esto supone una política municipal integrada que con Concepción revolucionaria en la que el mismo proceso de transformación urbana se convierte en la fuente más importante de empleo y organización de la sociedad; para ello, la participación coordinada del sector vecinal, el privado local, nacional e internacional y con el sector público municipal, estadal y nacional obliga a la creación e innovación en las formas de relación y dirección municipal. El sector privado ha tomado una iniciativa muy importante cuando se desarrolla la inversión en grandes centros comerciales, así como en centros empresariales modernos, redes fundamentales de organización y nuevas formas de fusión; la iniciativa de la Gobernación con la Biblioteca Virtual y el CEDICE marcan rumbo; la apertura de los infocentros y el proyecto de ciudad virtual del Ministerio de Ciencia y Tecnología, etc. se trata de iniciativas importantísimas, pero no están articuladas entre sí por cuanto no existe un plan de reingeniería urbana ni un modelo de ciudad hacia el cual ir, por ello se corre el riesgo de que sean acciones y obras puntuales cuyo efecto se diluya al no ser integradas como objetivo común. Nuestra propuesta pasa por un modelo de ciudad el cual estoy dispuesto a discutir y promover de encontrar respuesta favorable a esta iniciativa revolucionario para la gestión y dirección de la ciudad, por ello anexo borrador del mapa de La Maracay posible para el Siglo XXI.

GRAFICO

Bibliografía

Matute Sojo A.  1980  Estado Aragua Orígenes histórico geográficos, Ed, ALEA Maracay

Rojas Armando 1997 Atlas de Aragua   Ed para computadora Disco 3 1/2

1999 Atlas de Maracay  Ed. Para computadora Disco 31/2

2000 Atlas Aragua 2000  Ed. Multimedia CD, Ediciones  COMPENSE Computación en la enseñanza. Maracay

Prof. Armando Daniel Rojas, Doctorando en Ciencias Sociales, Magister  Geo. en Análisis Espacial, D. E. Geografía Política

Correo Electrónico  adaniel@cantev.net

www.revistacandidus.com
© Copyright 2000 CERINED, ONG