Revista Candidus Año 2 - No.13 - Enero/ Febrero 2001

CLAUDINE HERNANDEZ

Profesora del Departamento de Educación Especial en el Area de Retardo Mental del Instituto Pedagógico de Caracas - UPEL
La Mediación: Una herramienta para el desarrollo cognoscitivo del retardo mental

¿Profesora cuál es la situación de la Atención del Niño con Retardo Mental en Venezuela?

      A pesar de que las conceptualizaciones políticas plantean una atención integral que lleve al individuo a un desarrollo óptimo de todas sus habilidades y por lo tanto finalmente una integración laboral, la realidad que se está viviendo ahora en el país es bastante abismal, lo veo yo así, cómo hacemos para que este individuo no parezca que tuviese retardo mental; sin embargo en función de éso y porque la política siempre ha planteado también un énfasis muy social, se había dejado descuidado, eso había ido en detrimento del desarrollo cognoscitivo, es entonces cambiar ese paradigma.  Si yo busco estrategias que le permitan a ese individuo llenar los vacíos que no tiene, que no puede ser que nosotros lo hacemos de manera mecánica ya aprendida y éllos no lo saben hacer de cómo organizar sus pensamientos, de cómo planificar, de cómo solucionar problemas.

      Yo voy entonces a garantizar que en los finales de su ciclo vital, en los finales de su vida, realmente a él se le puede integrar ¿por qué? Por que Ud. al ser una persona capaz de decidir, una persona capaz de enfrentar problemas, entonces evidentemente va a estar integrado a la vida. No va sencillamente a pasar desapercibido el retardo, sino que voy a lograr la verdadera integración.

     

¿Y en lo específico, cuál sería como el modelo o la concepción o las estrategias que Uds. estarían planteando para que eso sea posible?

      Particularmente no todos los especialistas o todas las personas en el área piensan así, a mí me ha dado resultado. En un momento tuvo mucho auge lo que eran los planes de modificación de conducta en los muchachos con retardo, eso fue como que bastante discutido; yo no lo desecho, yo pienso en función del caso y de las características que tenga es muy válido y es una herramienta muy valedera para nosotros el retardo, si tenemos casos asociados a otros trastornos. Aunado a eso hay un auge ahora muy importante en lo que son las estrategias cognitivas; particularmente lo que plantea el Dr. Reuven Feverstein.

      En la medida que nosotros como docentes cambiemos nuestra manera de intervenir al niño o al sujeto o al individuo con retardo mental que no sea solamente facilitarle el aprendizaje, sino mediar, generar problemas en el aprendizaje, conflictos. Conflictuarle el aprendizaje a ese muchacho con retardo; se supone que nosotros estamos moviendo esa estructura cognitiva, estamos moviendo esas neuronas y por lo tanto en la medida que el contexto del muchacho con retardo cambie y va a cambiar la estructura cognitiva, lo que puede ser una debilidad va a ir cambiando a fortaleza, el problema es que hasta ahora nos hemos afincado en las debilidades, pero no nos han enseñado realmente entonces como trabajo la fortaleza, sino que me quedé allí estancada en la debilidad, el no puede, el no va avanzar; si, pero cómo operacionalizo, entonces una estrategia que me lleve a pasar esa barrera y nosotros hemos encontrado que eso nos lo ha dado la mediación, sin dejar al olvido, sin pasar ahora al extremo, que no me va a servir lo conductual, se pueden tomar, pero eso me lo va a decir sobre todo las características del caso que tenga por delante.

¿Y en ese sentido, nos pudiera dar como un ejemplo concreto de algún trabajo que hayas hecho en un aspecto específico con algún caso en particular para generar realmente desarrollo en la estructura cognitiva?

      Nosotros lo estamos usando ahora de manera bien práctica y directa, con nuestros pasantes, en las prácticas profesionales ya he tenido unas. Tus prácticas profesionales consecutivas de estudios de casos donde los estudiantes han leído, se han formado con la ayuda del profesor que es la mediación y hemos dado aportes significativos a los Institutos especialmente al I.E.E. de El Paraíso, que en mi caso es donde he tenido un contacto más directo y donde los docentes han descubierto a través de la participación de los pasantes el potencial oculto que tenían esos muchachos con retardo. Recuerdo un ejemplo de una muchacha de unos 13 ó 14 años de edad con retardo mental que en todos los informes, una de sus debilidades era que no tenía concepto de número y por lo tanto no hacías las operaciones que involucraba pues tener el dominio del concepto del número y a través de la mediación la pasante con el apoyo en este caso, mío, le fue dando estrategias cognitivas conductuales de ayuda, por ejemplo ella le decía al tocar el número con tu dedo va a salir el nombre de ese número.

      Cuando ella le dio la organización de cómo abordar el problema que se le estaba presentando, la muchacha logró tener la correspondencia uno a uno con los símbolos que estaban allí que en este caso eran los números y además al finalizar la inclusión cuando le preguntamos -entonces cuántos números tenemos- ella logra cerrar y dice 10, cuando ella lleva eso a la discusión de caso, los docentes no lo podían creer, porque sencillamente siempre le preguntaban de manera general -cuántos hay aquí- y ella empezaba 10, 4, 6, 8, 5 por que lo que había: el prerequisito, era lo que estaba fallando y era que no había planificación, porque como es retardo, justamente no tiene esas estrategias cognitivas cuando la pasante se la dio el cambio fue asombroso y fue algo sencillo, era sencillamente tener la intencionalidad de que la falla es cognitiva, pues que ya no puede ser de manera natural esa planificación de sus pensamientos que hacemos nosotros y como ese caso hemos hecho muchos otros, incluso con personas adultas. En este momento ella está haciendo una investigación en el Taller Laboral Propatria, donde está trabajando la mediación con los instructores de los talleres para que justamente las personas con retardo salgan a la calle.

      ¿Viendo un poco esa posibilidad que ustedes están planteando, el desarrollo cognitivo pudiera pensarse por ejemplo de una posibilidad de integración de muchos de esos niños a las escuelas regulares con atención especial, esto pudiera ser posible?

      Ese se supone que es uno de los nortes de la Educación Especial, en estos días nos comentaba la Directora del I.E.E. de El Paraíso que un fenómeno preocupante hace poco fue que ellos en el I.E. de El Paraíso abrieron mayor espacio en la Institución y les ocurrió el fenómeno o la aberración de que le empezaron a mandar cantidades de niños de las escuelas regulares para el I.E.E. porque como ahora había más aulas todos los niños problemas se los enviaron allá. Resulta que ellos nos decían -Dios mío- estamos haciendo las cosas al revés, qué hacen estos niños aquí. Tienen 3er. Grado de Básico y me los mandaron  para Especial, jamás, no lo puedo admitir, se devuelven para su escuela.

Yo siento que eso ha ocurrido un poco, por eso  es que se han invertido los papeles, porque no estamos haciendo en las instituciones de retardo realmente lo que debíamos hacer, que los muchachos salgan de la debilidad que tienen, y si no pueden salir, entonces que la mejoren y puedan materializar el potencial que tengan al máximo, porque realmente así a mi modo de ver, la única manera cómo va a haber integración, la integración total, es decir no sólo la integración social, sino que ese muchacho puede pasar. Que la Educación Especial sea un puente para él sino  es un puente y a va a permanecer allí, pero entonces que permanezca con l mejor potencial no con el mínimo de su funcionamiento, sino el máximo de su funcionamiento y habrá muchos de esos casos que puedan salir de la Escuela Especial y pasar a la Escuela Regular, pero para lograr ese gran paso tiene que seguir habiendo en la escuela regular el apoyo especifico. Yo pienso que eso nos va ayudar paralelamente, es lo que está haciendo la Cátedra Especial que le está dando a los egresados de Educación Integral y de Educación Preescolar los insumos para que puedan trabajar con niños que tengan algunas características especiales.

      Yo he escuchado el comentario que tiene relción con lo que tu acabas de decir, que muchísimos institutos de retardo existen niños que realmente no tienen retardo coinciden con esa  expresión.

      Si, un poco el fenómeno que planteaba hace rato que contaba la Directora del I.E.E. El Paraíso, porque los docentes de Educación Regular no saben -egresados, a mi manera de ver - con todas las competencias que le permitan, a abordar el niño, hacer un poco lo que he llamado también como análisis preferencial, es decir antes de yo referirlo a Especial que tengo aquí adelante, qué puedo hacer yo por lo que tengo aquí adelante y en función de eso tomo la decisión: se queda aquí o lo refiero, pero si lo refiero es porque realmente hay un sustento sólido, donde el mejor sitio donde está es especial, pero es que hemos llegado al colmo, incluso es preferible dejarlo en la escuela regular, donde el maestro a lo mejor no tiene competencia para trabajar con niños especiales, pero se está favoreciendo más con el entorno que en el mismo Instituto de Educación Especial, porque sencillamente allí no se está trabajando en este momento de manera integral.

      ¿Y qué piensas tú, qué es lo que está ocurriendo si la política que acaba de diseñar prácticamente el M.E. va dirigida al desarrollo integral del niño, que lo que está sucediendo a nivel del Ministerio de la Dirección de Educación Especial  en la práctica no se compagina?

       Yo creo que eso queda  sencillamente en una política, en una filosofía, en una postura de vida que es teórica, pero los docentes bien sea por un poco de motivación, otro poco pudiese ser actualización, no sé, habría que hacer un estudio de cuáles son las necesidades reales que están teniendo nuestras unidades operativa, yo desde afuera lo que veo sencillamente es un abismo, una brecha muy grande entre lo que plantea la política y lo que realmente tiene de conocimiento y tienen como proyecto de vida, esos docentes, sus creencias y sus propios valores, pues nosotros hemos encontrado otra particularidad, los docentes no creen en los niños con retardo mental, ellos mismos los subestiman y le ponen el techo antes de hacer la interacción, integral será para mi, bueno que tenga grandes hábitos de aseo, que la familia esté contenta, que se recibe, pero de repente su desarrollo cognitivo y su crecimiento para salir de las debilidades que lo caracterizan como retardo mental, no lo trabajo, porque sencillamente yo pienso que hasta allí llegó, se mezclan un poquito de varios factores, siento también que tiene que ver un poco con la gerencia, hay institutos que se destacan y ahí está el apoyo de un director, que de repente está inyectando o contagiando un personal de cosas novedosas, de romper con la rutina o con lo tradicional, pero básicamente creo que es que los docentes no creen ellos mismos en la población, puesto lo que está escrito se queda como una utopía y como algo impuesto de un ministerio que es un ente central que me está diciendo a mi que debo hacer ésto y el maestro se queda como paralizado

      ¿Tendrían ustedes alguna propuesta para tratar de ir reduciendo esa brecha a nivel nacional?

Si, bueno eso es como un reto y para nosotros preocupante grita el sueño, sin embargo lo que hemos venido haciendo en pasitos de hormiga, es con nuestros centros de prácticas, ellos van siendo motores generadores de cambio y esos institutos a su vez, entonces se va propagando, se va pasando la voz de que hay algo distinto y no queda en teoría como el papel del ministerio, a mi me consta, sí vi algo diferente; cuando en retardo lo hemos hablado algunos profesores de repente ha dicho, pero oye, pero si las instituciones se nos cierran, las instituciones pueden decirlo así suena muy fácil, pero que llegue realmente a superar una debilidad; particularmente yo he comentado que cualquier docente sea cual sea su formación e incluso crea o no crea en ese muchacho que tiene por delante con retardo, cuando él empiece a ver cambios y se motiva, es como que le inyectan algo distinto que dice no puede ser, como no sabía antes; nuestra propuesta ha sido a través de nuestros centros de práctica generando investigación, allí mismo y dándoles las evidencias con los casos que nuestros estudiantes están en este momento trabajando y ellos han visto los resultados por un lado y por el otro lado nuestro plan operativo dentro del Programa de Retardo Mental está la formación a diferentes lugares, a diferentes unidades operativas.

            En enero tenemos una, organizada en Guarenas con la profesora Zulay Concepción que se va a hacer a todos los docentes del Distrito II, acerca de la importancia de lo que es mediar nuestra idea y así está plasmado en nuestro plan operativo, es continuar esto, ir poniendo granitos de arena donde generamos conflicto en los mismos maestros, así como queremos generar conflictos en el aprendizaje de los muchachos con retardo, hay que empezar con los maestros generadores de conflicto que haz hecho hasta ahora, porque qué puedes hacer para cambiar esto, es también todo este mal, vamos a suponer que esa sea la postura, bueno que he hecho yo para evitar esto, entonces es un poco eso lo que estamos generando con las unidades operativas, ¿qué hemos hecho para cambiar esto?.

_________________________________________

      Dr. Reuven Feverstein

      Nació en Rumania, hizo sus estudios en Ginebra y su doctorado en La Sorbona.

      Actualmente es director del Hadassah -Wizo- Canadá. Research Institute, gran innovador en el campo de la Educación Especial, ha dedicado su trabajo fundamentalmente a la evaluación y mejora de la inteligencia de las personas que presentan bajo rendimiento.

      Feverstein (1980) piensa que el rendimiento bajo en la escolaridad es producto del uso ineficaz de funciones que son el prerequisito para un funcionamiento cognitivo adecuado. En este sentido describe de manera exhaustiva todas las funciones cognitivas deficientes que pueden estar presentes en las faces del acto de: entrada, elaboración y salida; siendo estos uno de los grandes aportes de Feverstein.

      Con el propósito de que el individuo mejore estas deficiencias en cada una de las fases del acto mental plantea la necesidad de experiencias de aprendizaje mediado.

      La experiencia de aprendizaje mediado se da a través de un mediador. El mediador es aquel adulto que relaciona, organiza y planifica los estímulos que esté recibiendo el aprendiz, uniendo la aptitud, frecuencia e intensidad. El mediador transforma los estímulos ambientales que se presentan al azar en determinantes del comportamiento, con el propósito de alcanzar el desarrollo cognoscitivo.

      La acción intencional y sistemática llevada a cabo por el mediador permite la modificabilidad cognitiva estructural, que es esa capacidad que tiene el ser humano de reorientar el curso previsto  de su desarrollo. Según Feverstein esta modificabilidad puede producirse a pesar de la etiología de la edad y de la severidad del daño.

www.revistacandidus.com
© Copyright 2000 CERINED, ONG