Revista Candidus Año 2 - No.13 - Enero/ Febrero 2001

MAS ALLA DE LA ESCUELA

            Ana María Fernández

      Comentarios: En el Estado Yaracuy se han destacado como experiencias de gestión autónomas, el Proyecto "Comisión de Madres Lectoras" de la Escuela Básica "Leonor Bernabó" en el Municipio Cocorote y el Proyecto "La Casa de la Lectura" en la comunidad de La Cero del Municipio Manuel Monge.

      El primero de ellos se inició por la necesidad de los docentes de involucrar a los padres en el proceso de aprendizaje de la lectura y la escritura de los niños, a partir de las acciones realizadas, el proyecto fue tomando vuelo y adquiriendo autonomía en la comunidad. Los libros comenzaron a circular y las madres asumieron el servicio de préstamo e intercambio, organizaron tardes de lectura para la comunidad, jornadas de lectura para los niños, y conjuntamente con los miembros de la CEL del estado, gestionaron la dotación de nuevos títulos y la organización de la biblioteca escolar. El éxito de esta propuesta se expresa con palabras de los miembros de la Comisión Estadal de Lectura.

      "Esta organización de Madres Lectoras, ha marcado pauta en el Estado Yaracuy, su experiencia permitió la participación de la Escuela Básica "Leonor Bernabó" en el evento "Venezuela Competitiva", realizado en el mes de Octubre de 1998. Así mismo dio inicio a diversas acciones de promoción de lectura y escritura en otras comunidades".

      El Proyecto "La Casa de la Lectura", en la comunidad de La Cero del Municipio Manuel Monge se inicia en el año 1998, cuando un grupo de padres y madres en contacto con la Escuela Básica "Simón Bolívar" de Plan Lector desde el año 1996, solicita una jornada para informarse sobre el mismo.

      Una vez realizada la jornada, la comunidad se organizó para crear la Casa de la Lectura, ubicándola en la vivienda de la señora Berta de Muñoz, creando así una biblioteca de la comunidad con los libros del Plan Lector y otros, generando a partir de esto varias actividades como jornadas de cuentos, dramatizaciones.

      Si alguna vez pudiéramos encontrar un exitómetro para medir el impacto de un programa de promoción lectora, éste no podría dejar por fuera los comentarios de los lectores. De allí que destaquemos lo dicho por el señor Víctor, por lo que nos dice de la interiorización y sensibilización -ante determinadas situaciones- a partir del contacto con los libros.

      Víctor  Robles (...), le llegó a sus manos el libro "La Calle es Libre", le pareció muy impactante en virtud de que rápidamente lo conectó con su comunidad "no sólo en Petare los niños no tienen donde jugar, sino aquí en la comunidad de La Cero, existen pocos lugares para que los niños jueguen libremente".

      Comisión de Madres Lectoras:

      ¿Cómo Surgió? : "Desde el año 1993-94, Fundalectura Yaracuy comienza algunas acciones de participación de la comunidad en la promoción de lectura, una de las experiencias de mayor relevancia y empuje en este sentido es la conformación de la "Comisión de Madres Lectoras de la Escuela Básica "Leonor Bernabó del Municipio Cocorote".

La génesis del trabajo con las madres, surge por la búsqueda de parte de los docentes interesados en que el servicio de Cajas Viajeras de la Biblioteca Pública y el Programa Plan Lector, fuese utilizado tanto por los niños como por los padres, y así ampliar el radio de acción de la lectura sin restringirla sólo al ámbito escolar.

      ¿Qué Actividades Realizaron?: Este movimiento social con las madres fue tomando auge en el transcurrir de los días, por lo que Fundalectura y el Equipo Coordinador de la Escuela, determinaron la necesidad de concretar acciones que dieran un horizonte a las actividades iniciadas por las madres, entre las que se destacan:

•     La organización de la Biblioteca Escolar.

•     Reuniones vespertinas para leer.

•     Llevar libros a las casas para compartirlos en familia.

      Ante tales expectativas, las madres comienzan a sentirse responsables por los problemas de la lectura y la escritura de sus hijos, lo que motiva a la incorporación progresiva de otros representantes a la Comisión de Madres Lectoras.

      Para fortalecer estas primeras acciones, Fundalectura gestiona la consecución de una colección llamada "Acervos Venezolanos", con 120 títulos apróximadamente, que representaron apoyo esencial en las actividades de promoción de la lectura y la escritura.

      Trascendencia: Esa organización de Madres Lectoras, ha marcado pauta en el Estado Yaracuy, su experiencia permitió la participación de la Escuela Básica Leonor Bernabó en el evento "Venezuela Competitiva", realizado en el mes de Octubre de 1998. Así mismo dio inicio a diversas acciones de promoción de lectura y escritura en otras comunidades. Posteriormente, fue incorporado el Proyecto de Acervos Bibliográfico a esta Institución, al igual que el Programa Bibliotecas de Aula, que actualmente se desarrollan éxitosamente, beneficiando a la Primera, Segunda y Tercera Etapa de dicha Institución.

La Comunidad de La Cero,
Otra Experiencia Exitosa:

      Un Dónde y un Cuándo

      Una de las experiencias con mayor éxito, ha sido la creación de la Casa de la Lectura en la comunidad de La Cero en el municipio Manuel Monge; comunidad definida como zona rural con una actividad agrícola, dedicada al cultivo de la naranja y la siembra en la casa.

      Esta experiencia se inicia en el año 1996, cuando la Escuela Básica Simón Bolívar de este Municipio, ingresa al Programa Plan Lector de Cajas Viajeras y donde fueron atendidos los docentes en algunos espacios de formación como: Jornadas, Talleres, Círculos de Estudio y Seguimientos.

En el año 1998, un grupo de madres manifestó su deseo de participar en una jornada de trabajo para ampliar conocimientos sobre el Proyecto Plan Lector. En el mes de Diciembre del 98, la CEL realizó una jornada de promoción de lectura y escritura con la participación de 20 padres y representantes de la escuela, para presentar el Programa Plan Lector y sus beneficios. También se estableció el diálogo y se reflexionó sobre la importancia del acto de leer, todo esto acompañado de amenas lecturas.

      Además, Fundalectura propició la participación a esta Comunidad en el Proyecto "Podemos Leer y Escribir", ya que finalizada la jornada, muchos padres manifestaron sus deseos de contar con una biblioteca para la Comunidad de La Cero.

      ¿Qué se Hizo?: En el intento por organizar y con las esperanzas puestas en Fundalectura para crear la "Casa de la Lectura", como la llamaron, comenzaron a surgir ideas con relación al espacio donde funcionaría, se nombró la casa de la señora Berta de Muñoz, la cual según ellos reunía todas las condiciones para tal proyecto.

      Al finalizar la jornada después de los acuerdos y compromisos, se realizaron los préstamos de los libros de Plan Lector, el cual iniciaba un acercamiento de la comunidad con diversos materiales de lectura.

      Pasado un mes, Fundalectura realizó una visita en la comunidad, donde compartió las impresiones de las lecturas realizadas de los libros en préstamo, fue interesante escuchar las experiencias de cada lector, por ejemplo, el señor Víctor Robles, a pesar de que no estuvo en la jornada, le llegó a sus manos el libro "La Calle es Libre", le pareció muy impactante en virtud de que rápidamente lo conectó con su comunidad "no sólo en Petare los niños no tienen dónde jugar, sino aquí en la comunidad de La Cero, existen pocos lugares para que los niños jueguen libremente"; este libro "deja un gran mensaje del significado de la libertad".

      Así mismo, se visitó a la señora Rosa Lira, quien a pesar de no tener la dicha de descubrir lo que dicen las letras, fácilmente hacía interpretaciones de las lecturas realizadas por otros. Su cuento preferido fue "La Ratoncita Presumida", que compartió con sus hijos, nietos y vecinos, no conforme con esto, su hija Maigualida y otros niños, prepararon la dramatización del cuento; necesitaron reunirse muchas veces para el montaje, y al final fue una producción muy hermosa.

      También fue visitada la casa de la señora Berta de Muñoz, lugar donde funciona "La Casa de la Lectura", realmente reunía las condiciones para este proyecto. Comentó la señora Berta que había leído varios libros como: La Calle es Libre, Amamelis y el Secreto, Un Niño ha Nacido. Y luego manifestó tener en la narración y escritura de cuentos.

Durante la visita a la comunidad, se realizó una reunión con la Asociación de Vecinos, quienes tenían información de las actividades en desarrollo, expresando su deseo de incorporarse al trabajo.

      Después de algunos acuerdos entre Fundalectura, la Asociación de Vecinos, Maestros, Directores, Padres y Vecinos de la Comunidad, fue organizado el espacio donde funcionaría "La Casa de la Lectura" de la Comunidad de La Cero.

      El día 8 de febrero del 1999, es cuando se inaugura en presencia del Equipo de Fundalectura, la Comunidad y la Escuela, el lugar destinado para promocionar la lectura de diversos libros de altísima calidad literaria, donde asistirían niños, jóvenes y adultos a encontrarse con el pensamiento de otros, con el conocimiento, otros saberes, y la magia de la lectura.

Otro Avance de la Comunidad de La Cero

      Dos meses después de inaugurada la Casa de la Lectura, se realizó otra jornada con la intención de conformar un equipo de promotores de lectura y escritura, donde participaran miembros de la comunidad para realizar actividades de lectura y escritura que implicaran aspectos del tipo religioso, cultural, mágico, entre otros, conectándolos con los libros de acervos existentes en la Casa de la Lectura, este evento se realizó entre los días 13 y 14 de abril en los espacios de la Escuela Básica Simón Bolívar. El primer día asistieron cerca de 25 personas entre jóvenes y adultos; para el segundo día de trabajo, asistieron cerca de 32 personas, para trabajar en las siguientes actividades:

•     Elaboración de recetarios de cocina.

•     Preparación de historias de puro susto.

•     Recopilación escrita sobre lo típico de nuestro Estado Yaracuy.

•     Recopilación de poesías, coplas y otros géneros literarios de la comunidad.

      El último día de la jornada, cada grupo presentó su actividad; entregando muestras de producciones de mucha calidad, demostrando indicios de organización de una comunidad y reconociendo valores en común, sus conocimientos particulares y dejando a los ojos de todos, muchas cosas para compartir.

      Por primera vez la comunidad ve a la escuela con una óptica diferente, como espacio donde los representantes también pueden reunirse para hacer muchas actividades interesantes; espacio donde pueden reunirse directores, maestros, niños, y representantes para leer y escribir, para pensar y reflexionar juntos.-

www.revistacandidus.com
© Copyright 2000 CERINED, ONG