LA DIFUSIÓN DE "IMAGEN" EN LAS ESTRATEGIAS COMUNICATIVAS DEL PERIODISMO ESCRITO

 

MARÍA ANTONIA ARIAS FERNÁNDEZ

 

La "construcción" de personajes en el relato periodístico es una estrategia básica de control. En la prensa española de la transición se comprueba esa tarea de creación de representaciones sociales.

 

MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y CONTROL SOCIAL

 

Investigar hoy sobre lo que significa la Comunicación de Masas en la sociedad supone  admitir que los procesos comunicativos vehiculados por  los Medios ejercen una importante tarea de control social. Este reconocimiento teórico existía ya en los primeros estudios de comunicación, pero estas investigaciones ‑de manera especial, la línea teórica emprendida en EE.UU. con la Mass Communication Research‑ atribuían una influencia excesiva a los Medios de Comunicación de Masas (M. C. M. ); en cambio, y desde nuestro punto de vista, no acertaron a explicar adecuadamente la tarea de control atribuida a los Medios. Si los M.C.M. ejercen influencia, si los efectos ‑políticos, cognitivos o de cualquier tipo de la Comunicación de Masas se relacionan con el control social es porque el trabajo de las Instituciones Informativas consiste en otorgar sentido al acontecer, en "construir" ese acontecer. El resultado de este trabajo es la producción y difusión de representaciones sociales compartidas por los miembros de una sociedad, gracias a las cuales estos últimos se adaptan a las transformaciones de su entorno. Desde diferentes perspectivas teóricas se llega a esta conclusión: los M.C.M. conceden significación social ‑y simbólica‑ a todo lo que ocurre en nuestro entorno.

Aceptando la tarea de control de los Medios cuando difunden representaciones sociales, hay que afirmar que las instituciones informativas se diferencian de otras instituciones implicadas también en el control social, por el hecho de que las primeras ejercen ese control vía narrativa, mediante la difusión de Relatos. Desde nuestra posición teórica es necesario, entonces, conocer cómo los Medios "construyen" los Relatos, pues es en las construcciones narrativas donde se manifiesta el control.

El trabajo de control se manifiesta, pues, en las construcciones narrativas elaboradas por quienes producen los Relatos, generalmente los Emisores profesionales; éstos crean pautas narrativas expresables en modelos mediante los cuales operan con lo que ocurre en el entorno y lo "ordenan". De esta manera, los Emisores otor­gan sentido a lo que ocurre y tranquilizan a: consumidor de sus Relatos.

Un aspecto importante y, ciertamente, poco tratado en los estudios de Comunicación referidos a la tarea de construir el acontecer es la investigación referida a los Personajes implicado en el Relato periodístico.

En cualquier situación comunicativa, sus protagonistas devienen Personajes de la misma: en una interacción nos convertimos en Personajes y ponemos cuidado en mantener el Rol; en el teatro, el Actor ejecuta un Personaje. En el caso de la Comunicación de Masas, por ejemplo en el Relato de Prensa, los lectores de periódicos se encuentran con Personajes porque los sujetos mencionados están implicados en una trama narrativa donde se describen diferentes acciones. En esta última situación comunicativa, además de la creación de Personajes por parte de quienes producen ese Relato, existe una difusión de "imagen" que va a llegar a un mayor número de sujetos.

La difusión de imagen, el comunicar sobre ciertos Personajes en la Prensa tiene unas consecuencias simbólicas mayores que en otro tipo de procesos, pues la Comunicación de Masas ejerce un control social más manifiesto que el que pueda tener la difusión de otros Relatos.

Mediante esta difusión, el creador del Relato periodístico ejerce un control social, precisamente porque interpreta de una manera determinada las acciones de los Agentes que trae a colación en el Relato; las audiencias, los consumidores de ese Relato van a representarse a su vez a esos Personajes en función de la representación ofrecida de los mismos.

 

LA CONSTRUCCIÓN DE PERSONAJES EN EL RELATO DEL ACONTECER SOCIOPOLÍTICO

 

La tarea de control efectuada por los M.C.M. cuando conceden significado al acontecer, y en el caso que nos ocupa, la construcción de Personajes en los Relatos periodísticos, ha de relacionarse con el tema más general de los efectos de la Comunicación de Masas en nuestra sociedad; pues es analizando lo que ocurre a través de la producción y difusión de Relatos, cuando el investigador puede conocer la importancia de estos procesos sociales de comunicación.

En este artículo se plantea, además, la construcción de Personajes en aquellos Relatos periodísticos referidos a aconteceres políticos. Diferentes corrientes teóricas actuales nos permiten afirmar ciertos cambios en la investigación sobre los efectos de la Comunicación de Masas; estas orientaciones sirven para comprender mejor estos efectos, si bien la mayoría de las investigaciones incide en el aspecto político de la comunicación de masas. Nuestra preocupación teórica no consiste tanto en resaltar los efectos de los medios en un sistema político, sino de interpretar los Medios como Instituciones Sociales Mediadoras entre el estado de un entorno y las conciencias de los individuos. De esta manera, el tema de este artículo, la difusión de imagen ‑mediante la construcción de Personajes en los Relatos periodísticos‑ se relaciona con la tarea de producir y difundir representaciones sociales.

Los Emisores ‑de manera especial los profesionales‑ son mediadores de la realidad. En su tarea, además de interpretar y otorgar significado a lo que ocurre, "construyen" Personajes, relatan las acciones que en un entorno realizan ciertos Agentes. Esta construcción es una estrategia comunicativa que produce orden en las audiencias porque los mediadores legitiman la acción de sus Personajes mencionados en los Relatos, desde el momento en que asignan Roles a diferentes Agentes Sociales (cuando el Relato se refiere al acontecer sociopolítico esta construcción tiene repercusiones políticas, pues los Agentes representan generalmente a instituciones políticas).

 

 

 

 

 

Al Emisor profesional, la sociedad le consiente esta tarea porque él es un actor social cuyo Rol se justifica precisamente porque su trabajo sirve de puente entre la realidad y los otros Actores Sociales. En este sentido, Enric Saperas atribuye a los Emisores y a las Instituciones Informativas esta legitimación: "Los medios de comunicación de masas son entendidos como aparatos sociales institucionalizados, en los que un determinado tipo de actor social lleva a cabo determinadas prácticas profesionales (orientadas hacia la mediación simbólica) desempeñando determinados roles que le legitiman para la realización de estas rutinas de producción de conocimiento cotidiano sobre la realidad".

Esta institucionalización del trabajo comunicativo es consustancial al proceso de Comunicación de Masas y gracias a ella se efectúa un control social. Giorgio Grossi afirma " En la base de este «informar de la realidad» entre periodista y audiencia se fundamenta efectivamente en un acuerdo comunicativo y en una confianza negociadora socialmente definidos y resultantes del hecho de que la construcción de las realidades públicamente relevantes son atribuidas mediante competencia institucionalizada precisamente a los profesionales de la comunicación, los cuales deben, por así decirlo, construir esta realidad colectiva, deben aportar atribuciones de sentido a los acontecimientos, a los temas, a los procesos de relevancia pública sobre la 11 base de los vínculos cognitivos que regulan los mismos modelos de intercambio y de interacción en la vida cotidiana".

Aplicando este planteamiento teórico al estudio de los Personajes de los Relatos periodísticos, puede explicarse que la mención de estos Personajes es una tarea que sirve de control, pues los consumidores se identifican, construyen representaciones a propósito de determinados Agentes.

Como estrategia comunicativa fundamental, los Emisores logran que las audiencias se identifiquen con los Agentes Sociales mencionados como Personajes del Relato, logrando la creación de vinculos entre ellos y los Receptores. Esta identificación en el caso de la Prensa se da entre los lectores y los Agentes Políticos, pues el Medio se ha especializado en informar sobre las instituciones políticas. Cuando estos aconteceres se refieren a un entorno sociopolítico, los Personajes legitiman un orden político determinado; con otras palabras, en aquellos ámbitos de referencia relacionados con el acontecer sociopolitico, los Personajes representan al orden institucional:

"Los sujetos mencionados en el discurso verbal..., cuando pertenecen al sistema político‑institucional, poseen una capacidad definidora y evaluativa. Están legitimados en sí y por sí para comparecer y hablar de sí mismos o de la realidad...

Puede afirmarse, pues, que la función predominante de los telediarios no es tanto informar a los receptores sobre "lo que pasa en el mundo", cuanto permitir a los protagonistas del espacio público‑político‑institucional oficiar sus ritos y manifestar las opiniones, deseos y visiones del entorno que consideran útil difundir" (14).

En las próximas líneas se confirma este planteamiento.

 

 

LOS PERSONAJES DE LA PRENSA ESPAÑOLA DE LA TRANSICIÓN

 

Los Personajes mencionados en los Relatos periodísticos sirven al mediador para controlar la comunicación y para legitimar un orden social determinado. Para desarrollar esta hipótesis queremos referirnos a un trabajo realizado a propósito del contenido de la Prensa Española de la transición .

Los datos de esta investigación se refieren al universo de algunos de los Personajes que aparecen mencionados en los Relatos de la Prensa Española; precisamente aquellos a quienes se menciona como productores de información (Emisores). Esta investigación tuvo como fin el conocimiento de la representación que el mediador de prensa ofrece a propósito de los Personajes que producen información en los Relatos.

Los Relatos de Prensa se refieren a diferentes Personajes que ejecutan acciones en la trama narrativa . Al estudiar al Personaje‑Emisor puede conocerse la importancia de la acción comunicativa en un entorno social o por lo menos la imagen que el mediador le atribuye en ese entorno.

En la selección de aspectos del acontecer (tarea de mediación) los Emisores, tanto los profesionales como aquellos otros que representan a instituciones no informativas, sufren también una selección, pues los productores de información forman parte de un proceso en el cual no tienen todo el control del mismo.

Los Emisores, pues, "sufren" una construcción narrativa y por tanto se les controla también a ellos a través de la representación ofrecida a propósito de ellos. Como resultado de esta representación, los consumidores se representan a esos Personajes y les imputan su producción de información.

En la representación ofrecida a propósito del Personaje‑Emisor se manifiesta el mecanismo de control social que cualquier institución informativa ejerce al producir y difundir Relatos. Y es una tarea de control que se justifica con varios razonamientos:

1. Existe en primer lugar una selección de las fuentes de información. En los Relatos de Prensa no se menciona a todos los sujetos que hayan podido participar en la producción de información.

2. La mención de los Emisores no es necesaria para la existencia del proceso de Comunicación de Masas. En los Relatos periodísticos no es necesario para el intercambio comunicativo efectuado entre Emisores y Receptores que se mencione cómo se ha producido la información.

3. Además de la selección, existe una interpretación de las distintas fuentes de información. En nuestra investigación hemos obtenido y estudiado dos representaciones diferentes en función de que los Personajes‑Emisores pertenezcan al Plano de la Comunicación (Personajes Emisores que producen información en el Relato) y aquellos otros que pertenezcan al Plano del Acontecer (Personajes‑Emisores que además de producir información intervienen en el Acontecer referenciado).

4. Por último, el lector no tiene plenas garantías de que aquellos Personajes a quienes el Relato presenta como Emisores sean realmente quienes producen la información.

Como resultados más relevantes de nuestra investigación hay que afirmar que la representación ofrecida por el mediador a propósito de los Personajes‑Emisores manifiesta el poder y la influencia social (cf. más adelante). Por otra parte queremos referirnos a una segunda conclusión que manifiesta el control social que los M.C.M. ejercen: la producción de información es mayoritariamente institucional; en la Prensa Española esta producción procede de dos fuentes:

‑ fuentes profesionales (representantes de las instituciones informativas).

‑ otras fuentes institucionales.

3,1 ed. 1974. p 33.

La Prensa en su esfuerzo por informar sobre el estado del entorno sociopolítico cuida de quiénes deben ser los que producen información en los Relatos no concede la palabra a cualquiera. En líneas generales son las fuentes reconocidas en la acción social las que informan y además garantizan el estado del entorno sociopolítico. Como dato significativo, en nuestro corpus apenas se menciona a los antagonistas; son siempre los protagonistas del Relato los que confirman los datos (19). La Prensa y en general los M.C.M. tienen que ofrecer orden cognitivo, pues son instituciones sociales mediadoras; desde este punto de vista se entiende que los Personajes sirvan para ofrecer seguridad (máxime en períodos de transición política donde los lectores en cierta medida se encuentran desvalidos y necesitan que alguien les explique las transformaciones sociales y políticas):

 

"La conflictividad o consensualidad de las Acciones, liberada de connotaciones ambiguas y coyunturales, puede ser aplicada con aceptable grado de pertinencia. De este modo, puede observarse que los Actores y sujetos pertenecientes al sistema políticoinstitucional realizan mayoritariamente Acciones consensuales, mientras que los Actantes del sistema social llevan a cabo sobre todo acciones conflictivas".

 

Se afirmó más arriba que la representación ofrecida por la Prensa a propósito de los Personajes mencionados como Emisores refleja el poder y la influencia social. La Prensa se ha especializado en informar sobre las instituciones. Es pertinente, entonces, que conceda la palabra a los representantes de diferentes instituciones. Además cuando lo hace, el mediador ofrece una representación, una imagen positiva de esas instituciones: el Agente institucional (un líder político, por ejemplo) es el auténtico protagonista del Relato; a diferencia de los Emisores profesionales, el Agente se presenta como la "estrella" de la narración.

Hemos querido demostrar que la construcción de Personajes en la Prensa es una estrategia comunicativa relacionada con el control de la comunicación. La difusión de imagen de ciertos Agentes implicados como Personajes del Relato periodístico sirve para que los lectores se identifiquen con esos Agentes. Los Personajes de los M. C. M, ocupan el lugar, en el conjun­to las representaciones sociales, que ocuparon otros Personajes de nuestros primeros relatos.