EDITORIAL

Comunicación, cultura y nuevas tecnologías en Cataluña.

 

  Barcelona, y Cataluña en su conjun­to, son fuente de actualidad duran­te 1992 con motivo de la celebra­ción de los juegos Olímpicos. Su organi­zación ha exigido una profunda renova­ción de las infraestructuras de comunica­ción para poder servir a todos los países del mundo la información de este impor­tante evento.

  Por este motivo, de la iniciativa conjunta de Fundesco y el Centre d' Investigació de la Comunicació (CEDIC), de la Gene­ralitat de Catalunya, nació la idea de realizar un número monográfico de Telos

para dar a conocer el estado actual y las innovaciones acaecidas en Cataluña ‑tanto en el paisaje comunicativo como en lo referente a la utilización de las modernas tecnologías de la información­

a los lectores de toda España y de los países de América Latina.

  El CEDIC tiene entre sus objetivos el promover investigaciones y dar a cono­cer la labor desarrollada por los estu­diosos de la comunicación desde Cataluña. Por ello, pareció de sumo interés presentar desde estas páginas un conjunto de ensayos y artículos de procedencia muy variada (de autores

catalanes y de otras áreas geográficas), con la intención de ofrecer un amplio abanico de puntos de vista sobre las principales características del sector de la comunicación y la información en Cataluña.

  La comunidad catalana ha destacado tradicionalmente por la especificidad de su sistema comunicativo, motivado en gran medida por la necesidad de man­tener unos medios que potencien su identidad cultural y, al mismo tiempo, por el dinamismo de su sociedad civil y su potencial económico. De un modo paralelo, estas particularidades han actuado de acicate para el desarrollo de las investigaciones sobre el sistema comunicativo propio y las correspon­dientes repercusiones sociales y cultu­rales. De esta actividad de estudio y análisis han participado bastantes profesores e investigadores, como se puede comprobar en el directorio español de investigación en comuni­cación que ha editado el propio CEDIC.

Por otra parte, Cataluña es un ejemplo interesante de la organización y la dinámica de la comunicación en los pequeños países ‑dispongan o no de una estructura propia de Estado‑, frente a las estrategias de concentración trans­nacional hoy dominantes. Al mismo tiempo, se trata de un campo de experi­mentación constante en el ejercicio de la coexistencia de los espacios local, regional y estatal para el desarrollo de la oferta comunicativa, que puede ser de gran interés para otros países.

En este sentido, en Cataluña se han desarrollado en los últimos años algunas experiencias comunicativas de gran importancia, no sólo para sus habitantes, sino también para el conjunto de España y la comunidad internacional. El nivel de penetración del tercer canal público de televisión, la posición en el ranking de audiencia de las emisoras públicas de radio autonómica y la profusión de emisoras de radio y televisión local son algunos ejemplos de esta realidad.

Para ilustrar todas estas perspectivas se ha elaborado la selección de autores y temas que recogen estas páginas, que intenta ser representativa de los distintos planteamientos existentes en los análisis y puntos de vista sobre el sector audiovisual, las telecomunicaciones y la tecnología de la información.

Así, la Tribuna del británico Philip Schlesinger recoge su análisis sobre el papel que ejerce la comunicación social en los pequeños países y regiones, en el marco de la construcción del espacio común europeo. Paralelamente, tres autores catalanes ofrecen sus opiniones desde ángulos próximos: Joan Majó, del papel de la Comunidad Europea en el desarrollo de las nuevas tecnologías de la información y su relación con las regiones y los Estados; Josep M. Canals, del desarrollo previsible de los nuevos servicios de telecomunicación en esta comunidad autónoma, en un mercado cada vez más internacionalizado, y Salvador Giner y Francisca García Sicilia, de las peculiaridades de Cataluña en la sociedad posindustrial o de la información.

En el Cuaderno Central se ofrece otra de las contribuciones realizadas por expertos extranjeros. El profesor brasi­leño José Marques de Melo, que este año se encuentra en Barcelona estudiando la comunicación en Europa, analiza las características y rasgos específicos de Cataluña desde la perspectiva internacional en la actual era post­MacBride.

Por su parte, los colaboradores cata­lanes que presentan sus puntos de vista son Josep Gifreu, que destaca los rasgos fundamentales del sistema comunicativo catalán y sus relaciones con otras comu­nidades autónomas que tienen la misma lengua, el conjunto del Estado español y la Comunidad Europea; Román Gubern, que analiza las nuevas perspectivas del sector audiovisual; Miquel de Moragas, que ofrece su visión de los juegos Olímpicos de Barcelona en la historia del olimpismo moderno, y en particular sobre las novedades y retos que suponen para la comunicación de masas; Manuel Martí‑Recober y Josep Nieto, que describen las principales tendencias del sector de las telecomunicaciones en Cataluña; Gonzalo Bonhomme, que analiza las políticas de investigación y desarrollo en nuevas tecnologías de la información y sus aplicaciones en el sector industrial catalán; Emilio Prado, que se ocupa de la implantación y los usos sociales de los nuevos medios audiovisuales y de información electró­nica, y Antoni Mercader, que centra su trabajo en las peculiaridades del video­arte, la infografía, la imagen virtual y, en general, las aplicaciones de la electrónica y la informática al arte y al diseño.

En esta monografía también se presta atención a una de las experiencias comunicativas más desarrolladas en Cataluña: la radio y la televisión local. María Corominas y Montse Llinés analizan las características fundamentales de las prácticas de mesocomunicación, con especial énfasis en las radios municipales y las televisiones locales.

Para completar este número sobre Cataluña, las secciones habituales de Noticias y contexto, Libros, Revistas e Instituciones han sido elaboradas, por Lluís Codina, Joan M. Corbella y Daniel E. Jones, con el propósito de completar la información sobre la realidad del sector de la comunicación en esta comunidad autónoma.

Evidentemente, para un conocimiento completo del panorama catalán de los medios audiovisuales y de las tecnologías de la información no bastan estas páginas, para las que ha sido necesario hacer una selección de temas y autores, pero es nuestra intención que los trabajos publicados puedan servir de orientación para quienes deseen en un futuro profundizar en cualquiera de estos temas y en la experiencia catalana de comunicación. Este era el propósito que animó a Fundesco y al CEDIC cuando decidieron sumar esfuerzos para la realización de este número especial.

 

Wifredo Espina