Presentación

 

En la medida en que la educación se ha vuelto cada vez más un proceso complejo y multideterminado, los profesores sienten con mayor urgencia la necesidad de acercarse a sus alumnos, de comprenderlos mejor, de desarrollar un trabajo docente más integral y personalizado, de apoyar de una manera decidida y efectiva la incorporación de los estudiantes al mundo del trabajo y sus realidades cambiantes e inmediatas.

Sin embargo, para enfrentar estos retos, los profesores y profesoras con frecuencia se encuentran ante condiciones poco favorables, tales como los grupos demasiado numerosos, los espacios poco adecuados, los materiales didácticos insuficientes, la influencia indiscriminada de los medios masivos de comunicación en el proceso educativo, etcétera. Por otra parte, la diversidad de intereses, motivaciones, capacidades, conocimientos, ideologías y valores que confluyen en la escuela y en las aulas se reflejan, en último término, en una exigencia de nuevas competencias profesionales para los docentes y en la necesidad de innovar y producir nuevas maneras de enfrentar las tareas educativas.

En este contexto, la orientación psicopedagógica se ha constituido desde hace tiempo en una de las opciones para enfrentar la creciente complejidad de los problemas que surgen en los ambientes escolares originados en las más diversas fuentes. La psicopedagogía se ubica en una posición interdisciplinaria entre dos entidades, la psicología y la pedagogía, por lo que cualquier profesional que intervenga en este campo debe tener una formación que comprenda los conocimientos de estas disciplinas en interacción.

En el presente número, educar presenta a sus lectores un panorama amplio y rico de la historia, las producciones recientes y los desafíos de la psicopedagogía en el campo de la educación en el estado de Jalisco. Esperamos que este número sea un aporte que permita a los profesores y profesoras profundizar en el conocimiento de  los educandos y desarrollar óptimamente sus capacidades innatas o adquiridas.