La investigación cualitativa y el plan de estudios 1997 de la licenciatura en Educación Primaria de las escuelas normales.

 

Enrique Mata Varga

 

Presentación

El nivel de licenciatura para los estudios realizados en las escuelas normales se estableció mediante el acuerdo presidencial del 22 de marzo de 1984. Posteriormente, después de casi quince años, se diseña una reforma en planes y programas dentro del marco del Programa para la Transformación y el Fortalecimiento Académico de las Escuelas Normales, conocida genéricamente con el nombre de Plan 1997.

Mapa curricular

Se consideran tres áreas de actividades de formación, diferentes por su naturaleza, pero que deben desarrollarse en estrecha interrelación.

A. Actividades principalmente escolarizadas, realizadas en la escuela normal.

B. Actividades de acercamiento a la práctica escolar, se realizan mediante la observación y la práctica educativa. La actividad combina el trabajo directo en los planteles de primaria, con la preparación de las estancias y el análisis de las experiencias obtenidas, que se realizan en la escuela normal.

C. Práctica intensiva en condiciones reales de trabajo.

De las actividades anteriores la que se vincula en forma directa con los procesos metodológicos de la investigación cualitativa es la segunda, por los problemas eje planteados en el programa Escuela y Contexto Social, cuya organización por bloques es la siguiente:

1. La vida en la escuela y su entorno

2. La organización del trabajo en la escuela primaria

3. Los padres de familia y la escuela

El contenido de este programa demanda observar lo que acontece en el salón de clase, en la escuela y en la comunidad. Los ejes a investigar sobre las escuelas primarias son: su contexto, su diversidad y las escuelas en la memoria histórica local. Elaborar una construcción colectiva.

Investigación cualitativa

Para abordar lo anterior se sugieren los aspectos metodológicos de la investigación etnográfica y los diseños cualitativos.

Introducción

Existen dos formas de aproximación al estudio de la realidad social de forma sintética, que podrían denominarse el paradigma/modelo "racionalista" o cuantitativo y el paradigma/modelo "naturalista" o cualitativo. Cada paradigma mantiene una concepción diferente acerca de las preguntas cómo investigar, qué investigar y para qué sirve la investigación.

El hombre analiza la realidad mediante una toma de conciencia crítica, y ésta lo llevará al punto de partida para una acción transformadora. Entendida así, la educación implica un compromiso con la acción.

Concepto de etnografía

Para ilustrar el concepto de etnografía presentamos algunas definiciones de autores en este campo.

Para Goetz y Lecompte (1988:28) la etnografía es una descripción o reconstrucción analítica de escenarios y grupos culturales intactos. Según Woods (1987:18), se trata de las creencias, valores, perspectivas, motivaciones y el modo en que todo eso se desarrolla o cambia de una situación a otra con el tiempo. El término de investigación etnográfica, según Schwartz y Jacobs (1984), se refiere a las investigaciones conocidas como etnografía, investigación cualitativa, estudio de casos, investigación de campo e investigación antropológica. La investigación etnográfica, según Torres (1988:13), se utiliza en la actualidad en un sentido muy amplio, como término definitorio tanto de las etnografías, como de la llamada investigación cualitativa, de estudio de casos, de la investigación de campo, de la investigación antropológica, etcétera.

Sin embargo, todos los autores coinciden en enmarcar la etnografía dentro de los métodos cualitativos de investigación.

La etnografía en la educación

La etnografía presenta muchas posibilidades en el campo de la educación. Goetz y Lecompte (1988:47) manifiestan que en la etnografía educativa pueden distinguirse cinco clases de estudios:

1. Historias biográficas y profesionales o análisis de roles de individuos.

2. Microetnografías de pequeños grupos de trabajo o de juegos en clase y escuelas.

3. Estudios de clases escolares abstraídas, como si fueran pequeñas sociedades.

4. Estudios de instalaciones o distritos escolares, considerados como si fueran comunidades.

5. Comparaciones controladas conceptualmente entre las unidades investigadas, que pueden referirse a grupos o a individuos.

Los estudios de etnografía educativa pretenden mejorar las prácticas, con el fin de propiciar la innovación de todos los elementos que intervienen en el proceso educativo.

La etnografía educativa presta una especial atención en descubrir lo que acontece en la vida de cada día; recoge datos significativos de forma predominantemente descriptiva de lo que sucede; los interpreta y puede así comprender e intervenir más adecuadamente en lo que se denomina metafóricamente "nicho ecológico", refiriéndose a las aulas. Se trata de estudiar lo que allí ocurre, las distintas interacciones, actividades, valores, ideologías y expectativas de todos los participantes.

La investigación etnográfica aporta un enfoque de los problemas educativos más amplio, rico y completo, pues hace alusión al contexto en que se producen los hechos.

Con la orientación del estudio que se inicia en la investigación etnográfica, trataré de explicar en qué consiste la observación como técnica de investigación cualitativa.

Para De Ketele (1984:21) la observación "es un proceso que requiere atención voluntaria e inteligencia, orientado por un objetivo terminal y organizador y dirigido hacia un objeto con el fin de obtener información".

Todos observamos de los demás sus conductas, sus conversaciones, su silencio, su nivel de comunicación y también nos observamos a nosotros mismos. La observación puede transformarse en una poderosa técnica de investigación social en la medida en que se:

• Orienta a un objetivo de investigación formulado previamente.

• Planifica sistemáticamente en fases, aspectos, lugares y personas.

• Controla y relaciona con proposiciones generales en vez de ser presentada como una serie de curiosidades interesantes.

• Somete a comprobaciones de fiabilidad y validez.

La observación proporciona al investigador la materia de trabajo que será objeto después de tratamiento definitivo, mediante la clasificación, tabulación, análisis y explicación.

Tipos de observación según el grado de participación

En este sentido las podemos clasificar en:

a) La observación externa o no participante. Es aquella en la que el observador no pertenece al grupo que se estudia.

Existen dos tipos de observación no participante:

• Directa. Comprende todas las formas de investigación sobre el terreno, en contacto inmediato con la realidad, y se fundamenta en la entrevista y el cuestionario.

• Indirecta. Se basa en datos estadísticos (censos) y fuentes documentales (archivos, prensa), si bien el investigador no participa en la obtención de éstos.

b) Observación interna o participante. En ella el observador participa en la vida del grupo u organización que estudia, entrando en la conversación con sus miembros y estableciendo un estrecho contacto con ellos.

Según Woods (1987:50), la observación participante es un medio para llegar profundamente a la comprensión y explicación de la realidad por la cual el investigador "participa" de la situación que requiere observar, es decir, penetra en la experiencia de los otros, dentro de un grupo o institución.

En el proceso de esta investigación se distinguen cuatro fases de análisis: selección y definición de problemas, conceptos e índices, incorporación de los hallazgos individuales en un modelo de organización y recolección e interpretación de datos.

En una participación pasiva, el observador interactúa lo menos posible, consiguiendo una mayor objetividad.

En una participación activa el observador maximiza su intervención al integrar su rol con los demás y adentrarse en las tareas cotidianas que los individuos desarrollan. De esta forma conoce más de cerca las expectativas de la gente, sus actitudes y conductas ante determinados estímulos, las situaciones que los llevan a actuar de un modo u otro y la manera de resolver los problemas familiares o de la comunidad.

Escala de observación

En la búsqueda para orientar al alumno se sugiere diseñar una guía práctica para realizar una escala de observación que contemple los siguientes indicadores:

1. Definición de objetivos, del planteamiento, de la observación y registro de los comportamientos observados; y por último, análisis y recomendaciones.

2. Concreción del tema objeto de estudio.

3. Delimitación precisa del problema a estudiar.

4. Encuadrar el lugar (proceso de observación), tiempo (calendario a seguir) y situación (constancia, variabilidad y simple complejidad de la misma).

Se recomienda que:

• Las personas a observar no sospechen la intención del observador con el fin de que el comportamiento que se manifiesta sea natural y espontáneo.

• Se planifiquen los pasos y fases necesarios para llevar a cabo la observación, especificando los puntos a tener en cuenta y presentar posibles alternativas de planteamiento.

• Se establezca la definición de las unidades de observación en función del nivel de sistematización y especificidad de la situación.

• Existan criterios de categorización a seguir en el estudio.

• Se definan de forma precisa y correcta las categorías que se van a utilizar en el trabajo.

• Se elaboren diferentes tipos de registro a utilizar en el periodo de la recolección de datos.

• Se definan listas de comportamiento y guías que orienten el trabajo del observador.

• El observador registre inmediatamente lo que ha observado y no lo confíe a la memoria, que puede traicionarlo.

Una vez realizado lo anterior se hace necesario:

a) Analizar los datos, en función del objetivo de la investigación, en busca de la posible existencia de patrones de conducta, análisis de tendencias, etcétera.

b) Averiguar las posibilidades de generalización.

c) Valorar e interpretar los resultados de acuerdo con el objetivo propuesto.

d) Realizar una valoración metodológica.

e) Sugerir nuevas investigaciones o campos de trabajo a partir de los resultados del estudio.

Conclusiones

El plan de estudios 1997 de la licenciatura en educación primaria y los planes de estudio 1999 de las licenciaturas en educación preescolar y media, no tienen en su diseño curricular la materia de investigación educativa, sin embargo, todos los planes y programas están impregnados de la investigación etnográfica cualitativa.

La investigación etnográfica de corte cualitativo se aplica en todo su enfoque metodológico en las materias Escuela y contexto social; Iniciación al trabajo escolar, Observación y práctica docente I, II, III y IV.

Por lo anterior se recomienda que la academia diseñe un proyecto de investigación lineal de corte cualitativo, que le permita al estudiante, en forma natural, ser objeto y sujeto de la investigación de su propio desempeño en la comunidad escolar en la que se desenvuelve; para que al término de la práctica intensiva en condiciones de trabajo real, tenga los elementos metodológicos suficientes para elaborar su tesis profesional.

Finalmente, este trabajo no busca dar recetas, sino más bien inquietar a los docentes que laboran en educación normal, para que todos diseñemos un gran proyecto de investigación etnográfica cualitativa en el proceso de formación del estudiante normalista del presente.

Bibliografía

De Ketele, J. M., Observar para educar, Visor, Madrid, 1984.

Goetz, J. P. y M. D. Lecompte, Etnografía y diseño cualitativo de investigación educativa, Morata, Madrid, 1988.

Schwartz. J. y L. Jacobs, Sociología cualitativa, método para la reconstrucción de la realidad, Trillas, México, 1984.

Torres, J., "La evaluación cualitativa en educación", Aldaba, núm. 7, Centro Asociado, Melilla, 1988, pp. 47-60.

Woods, P., La escuela por dentro: la etnografía en la investigación educativa, Paidós/mec, Barcelona, 1987.

Artículo publicado en la revista Educar

Número 12 Metodología Cualitativa

http://www.jalisco.gob.mx/srias/educacion/consulta/educar/dirrseed.html