IDG Communications
Miér., 6 diciem. 2000
 SERVICIOS
  Página Principal
  COMERCIO ELECTRÓNICO
  PROVEEDORES
  EMPRESA
  MUJERES
  GUÍA DE NAVEGACIÓN
  GUÍA DE OCIO
  AGENDA / EVENTOS
  ATENCIÓN AL USUARIO
  BUSCAR EMPLEO
  RINCÓN DEL USUARIO
  FORO
  DESCARGA
  MP3
  INFORMACIÓN SOBRE EMPRESAS




Regalamos un PC basado en el nuevo Intel® Pentium IV
a 1´5 GHz



Suscripción al Servicio de noticias
Email:  Clave:


Reciba por e-mail las noticias de iWorld

Ayuda - Alta



Envía tus cartas a iWorld con opiniones y sugerencias sobre temas Internet y la propia revista.


Empleo en T.I.
SOLUTIO CONSULTORES, selecciona ADMINISTRADOR NT, EXCHANGE,
8 ANALYST PROGRAMMERS, Required to start in January 2001, £22K - £32K 1YR - 5YRS, COBOL,CICS, DB2 IBM MAINFRAME,
KINYO, S.L., necesita ocupar una vacante en el departamento técnico de Hardware,
Solutio, selecciona DBA ORACLE,
B.T.I. (Barcelona Tecnologías de la Información) , necesita profesionales en Lotus,
Mas ofertas...
Noticias  
Revista  
Buscador BUSCADOR 
   


Versión para imprimir Versión impresora


Webzines. Una periferia elegida

En solitario o en pequeños grupos con aficiones e intereses afines, muchos jóvenes descontentos se atrincheran en la periferia de Internet, un lugar idónéo para publicar sus webzines y dar rienda suelta a opiniones y críticas sin cortapisas ni censuras. Cine de la serie Z, porno, rock independiente, cómic, política, ecología..., cualquier tema imaginable, parecen sugerir que Internet es un espacio independiente.

Una sociedad virtual distinta, al margen de las leyes y hostil a los reglamentos. La realidad es bastante más compleja que la apariencia. De momento, los webzines, siendo una plétora, ocupan un espacio pequeño de la Red y dan menos que hablar que los fenómenos mercantiles y bursátiles, pero están contribuyendo, quizá como ninguna otra manifestación, a extender por el mundo el saludable mito de Internet como último espacio de libertad, un estímulo para los contestatarios de todo tipo, organizados o no, que no encuentran otro cauce de expresión en la sociedad actual.

Los semiólogos, siempre atentos a los modos de expresión, se han lanzado a interpretar estas nuevas manifestaciones. Se ha puesto de moda un autor francés, Pierre Lévy, para quien "la cibercultura es un heredero legítimo (aunque lejano) del proyecto progresista de los filósofos del siglo XVIII. En efecto, valoriza la participación en comunidades de debate y argumentación [...] alienta una manera de reciprocidad esencial en las relaciones humanas". Viene a decir Lévy que "el ciberespacio no es el desorden, simplemente expresa la diversidad de lo humano" [...] Lejos de ser una subcultura de fanáticos, la cibercultura expresa una mutación de la esencia misma de la cultura". Sobre estas bases, el profesor Lévy ha redactado un informe para el Consejo de Europa en el que no duda en calificar a la cibercultura como "segundo diluvio" ( hypermedia.univ-paris8.fr/pierre/cyberculture/cyberculture.html )

Con palabras más prosaicas, resulta indiscutible que Internet está cambiando las formas de comunicarnos, de trabajar y, quizá, la forma de concebir aspectos de la realidad. Y que representa una contrapartida virtual a un conjunto de fenómenos sociales, que dan origen a esa forma específica de comunicación que son los webzines. Respuesta electrónica a las numerosas revistas de papel, que no pueden vivir sin la publicidad, mientras que estos productos artesanales tienen a gala el sobrevivir sin ella.

Para los estudiosos del fenómeno, el papel sigue siendo un soporte mejor que el electrónico. Los fanzines, cuya generalización se produce con el advenimiento de la fotocopiadora (un invento lanzado por Xerox en 1959) son la fuente de inspiración de las actuales publicaciones electrónicas. Aquéllos siempre han contado con recursos escasos, no obstante lo cual han llegado a conseguir una calidad y una difusión que muy pocos de los webzines han alcanzado hasta ahora. Falta un largo camino para que la edición electrónica y la transmisión en línea sustituyan por completo al papel; por el momento, el porcentaje de fanzines que se producen única o principalmente en formato electrónico es inferior a los de papel, pero muchos títulos empiezan a utilizar ambos soportes. Las iniciativas que se han decidido por un servicio electrónico complementario son muchas, y cada día más.


La irrupción de estas publicaciones en la Red pone de manifiesto, quizá mejor que la de los medios tradicionales, algunas cuestiones que siguen sin respuesta. En la medida en que casi cualquiera puede crear en poco tiempo y con una módica inversión su propio sitio, se considera que Internet es el medio de los medios (¿o habría que decir media?) No importa que los puristas se rompan la cabeza intentando averiguar si Internet es un medio, un soporte o un vector de comunicación, porque la proliferación de estas publicaciones plantea la doble cuestión del continente y el contenido tanto en términos editoriales como en su modo de difusión. Las reflexiones en torno a estos asuntos plantean que la Red está modificando nuestra concepción de los soportes de comunicación, por la aportación tanto intelectual como lúdica que ofrece a los usuarios, que pueden difundir por todo el planeta sus ideas individuales o colectivas. Pero no de cualquier manera.

Los webzines poseen, como sus parientes editados en papel, una estructura simple, que responde a una concepción propia y a una elección que no carece de cierta disciplina y que para su buen funcionamiento debe respetar algunas condiciones. La más importante de todas es que si no responde a las expectativas de los lectores desaparece sin dejar rastro. Muchos, por esta razón, se complacen en contar su propia experiencia y el método que hay que seguir para no fracasar en lo que, quizá con exageración, llaman su "aventura".


Terminología y estética propias

Herederos, como se ha dicho, de los fanzines en papel (impresos, fotocopiados o reproducidos de cualquier manera), los digizines, e-zines, fanzines digitales o webzines -tantas son las posibilidades terminológicas- suelen ser obra de un solo individuo, o de un grupo reducido de individuos, fanáticos (de ahí la genealogía de la palabra que combina la raíz "fan" y el sufijo "[maga]zine"). Una determinada forma de expresión cultural, con una estética propia, en la que no faltan, por aquello de poner todo patas arriba, la creación de unas grafías propias, en las que la K sustituye a la C (kasa, krisis por ejemplo) como marca de fábrica de la contestación, o el uso de la @ como marcador de los tres géneros (masculino, femenino y homo) así como algunas otras con menos éxito y en constante cambio. Hay también una marcada tendencia a la promoción de las lenguas vernáculas, como en los numerosos sitios en gallego y euskara. O en el web Aragonesismo Alternatibo (como.to/aragon), tan singular que su dominio está inscrito en Tonga para evitar el sufijo .es y que tiene una versión en inglés pero nada en castellano.

Como era de esperar, el término inglés underground es otra palabra que no deja de aparecer en todas las publicaciones de este tipo, a pesar de que su empleo se remonta a estéticas y movimientos de los 50 y 60, época de movilización callejera sistemática, que tienen poco que ver con estos rebeldes actuales, agazapados tras una pantalla.

Un editorial de Synapsis (www.simil.com/synapsis), que se autodefine como "plataforma multimedia de expresión independiente, abierta y multilingüe", condensa muy bien los términos y los intereses que subyacen en sus intenciones: "Internet -dice Casdeiro, su entusiasta animador- es el sueño hecho realidad de cualquier fanzinero de pro. Un quiosco universal, donde pueden leerte desde el Perú, México o Quintanilla de Arriba, sin tener que dar ni un solo paso hacia el tenderete underground más cercano. Ni gastos de distribución ni tampoco de fotocopias, sólo lo que cuesta una simple llamada de teléfono para colgar regularmente, en alguno de los servidores gratuitos de la World Wide Web, nuevos números o artículos. Los americanos le vieron enseguida la miga y, rápidamente, inventaron un nombre, webzine o e-zine, para definir a los fanzines que habían nacido o se habían pasado a la frontera electrónica. Por su facilidad de creación, aparecen y, algunos también, desaparecen a una velocidad arrolladora, cual Big Bang's cibernéticos de imposible control. Los hay que han llegado a dar muchísimo que hablar, como Salon, que nació en plan fanzine y hoy lo leen incluso los funcionarios del gobierno de Clinton. Pero son los menos. En España, de la sequía total que había hace tres años se ha pasado a un florecimiento que no cesa".

Porque a pesar de que webzine es un término genérico aplicable a cualquier revista publicada en formato electrónico, la expresión ha sido asumida como propia por aquellos que se consideran representantes de una cultura alternativa, que reniegan del orden establecido. Su pretensión es convertir sus páginas en tribunas abiertas en las que no se oculta una realidad social, vetada o censurada en los medios de comunicación tradicionales. Quizá por esa razón los más veteranos y abundantes son los de grupos con necesidades de intercambiar información para mantener vivas sus causas y luchas: los de contrainformación o información alternativa y libertaria. Aunque también este asunto está en proceso de cambio.

Raul Minchinela, estudiante de Ingeniería Industrial de la Universidad de Zaragoza, creador con un grupo de amigos del webzine Contracultura, (diana.cps.unizar.es/coaxial/contraweb/contracultura.html) fue uno de los primeros que se decidió a editar una publicación alternativa española a través de Internet. "Contracultura el Infrazine -dice- se gestó como un suplemento mensual del semanario El Coaxial de la Universidad de Zaragoza; por tanto se hizo primero en papel impreso. Cuando El Coaxial tuvo una edición electrónica en Internet a finales de 1995, decidimos colarnos en la fiesta [...] Nuestra idea era crear una revista que se desmarcara de la cultura académica universitaria para dar paso a propuestas más creativas como montajes escénicos, cómics, relatos o entrevistas con personajes que nos pareciesen interesantes. Nuestro webzine es como una enciclopedia, divertida pero documentada, de los temas culturales que no suelen salir en las enciclopedias. Tenemos una clara vocación didáctica porque intentamos desarrollar ciertos temas o informaciones que no son de fácil acceso o que tienen una distribución muy restringida. El equipo de Contracultura tiene inquietudes y gustos muy diversos. Nos gustan los Sex Pistols pero también Conchita Piquer. En estos momentos estamos preparando un Especial Castizo, que incluye una entrevista con Manolo Escobar y una sección denominada "Los intocables de Francisco Franco", en la que ofrecemos un perfil biográfico bastante mordaz de cincuenta personalidades de la España Contemporánea".

Por lo común, los webzines no son tan genéricos. En Internet se pueden encontrar algunas publicaciones alternativas en castellano sobre temas muy concretos como literatura erótica o cine de terror. En general, es gente que crea una página para hablar exclusivamente de su tema predilecto, sea una actriz porno o un cantante de rock. La expectativa de Contracultura es más amplia, incluso ambiciosa: pretenden convertirse en "la Republica Popular Digital de la Subcultura en Castellano". Ahí queda eso.

El sociólogo Carlos Salinas es el animador de un webzine cultural, Casi Nada (usuarios.iponet.es/casinada) que es un modelo de género. Entre los fanzines de papel pasados al medio electrónico que se orientan a los aficionados al cómic, destacan -sin desmedro de otros muchos- los excelentes Bronze (http://www.arrakis.es/~nachocs/Intro.htm) y La Comictiva (http://www.comictiva.com/). Este último tiene el detalle de publicar un amplio directorio de fanzines de distintos campos de interés.

En el terreno literario, el género mejor representado entre nosotros es la ciencia ficción. No es extraño, puesto que los primeros fanzines americanos estaban dedicados precisamente a la ciencia ficción. Un buen ejemplo es El Archivo de Nessus (www.pjorge.com/nessus/index.shtml), aunque formalmente es mucho más que un webzine. Al margen de su periódica edición en papel, P.O.Box publica una selección de sus artículos en www.abaforum.es/merzmail/diy.htm (interesante la Breve Historia de la Cultura Alternativa, de John Held Jr. que puede consultarse en este webzine).

También las distintas formas de militancia se hacen notar en la Red. Son bien conocidas las declaraciones del subcomandante Marcos acerca del papel que Internet ha desempeñado en la repercusión del movimiento zapatista. Igualmente notoria es la movilización de quienes se opusieron a la cumbre de la OMC, en Seattle, actitud que sigue viva en Internet. ¿Se trata en estos casos de webzines o de panfletos?, ¿Cuál es la diferencia? Por su parte, los movimientos libertarios han sido de los primeros en ver la importancia que Internet podría tener para su causa; en España, los más activos son los grupos de okupas que editan el boletín Molotov (www.sindominio.net/upa-molotov.html).

Hackers y cyberpunks se han refugiado en lo que ellos mismos llaman su barricada electrónica. Son decenas sus boletines, pero aquí citaremos sólo la versión española de JJF/Hackers Team (http://www.jjf.org/), por ser la que más se acerca a la definición aceptada de webzine. Por su parte, Global Drome (http://www.globaldrome.org/) se presenta como portavoz de la cibercultura radical, pero últimamente parece evolucionar hacia el formato de un portal de iniciativas más tibias.

Claro está que el uso de la libertad que prevalece en Internet hace posible que aparezcan otros webzines de activistas que niegan el holocausto, dan la composición de drogas sintéticas, defienden el terrorismo, etc. Esto es posible porque Internet queda fuera del control de organismos, empresas o estados. Una especie de utopía, pero quizá no tanto como creen los optimistas. El estudioso Bertrand Salvas opina que "aunque en los primeros balbuceos de la Red se podría pensar que algunos intelectuales contestatarios podrían insuflarle una ideología original y distinta, hoy es difícil de creer que esta influencia sea posible. Internet es ahora una red superpoblada, que se ha convertido en un gran centro comercial. Un lugar en el que cada vez más se reflejan los valores de la sociedad tradicional". Y en el que los contestatarios son, en efecto, marginales.


Viva la subjetividad y la levedad

Es obvio que el mayor desarrollo del fenómeno de los webzines corresponde a Estados Unidos; su dimensión puede medirse por el contenido de Factsheet Five (http://www.factsheet5.com/), que empezó siendo una lista mimeografiada de fanzines y acabó dando el salto a Internet. Pero con toda seguridad el directorio más completo es eZineSearch (homeincome.com/search-it/ezine). No hay duda, en todo caso, de que se trata de un movimiento de alcance internacional (global sería un adjetivo ingrato para los zineros).

La escasez de publicaciones de este tipo que había en España hace tan sólo tres o cuatro años ya no es tal. Un buen número de webzines ocupan hoy un espacio importante, aun cuando los lectores sean escasos, si nos atenemos a las cifras que aparecen en los contadores. Por otro lado, y aquí la edad puede jugar un papel importante, muchos de los webzines pioneros han desaparecido, dejando tras de sí la huella de un nombre vacío. Por otro lado, la periodicidad de estas publicaciones es aleatoria, lo que hace que muchos artículos pierdan actualidad, dejando al lector sin saber si está asegurada la continuidad o se trata de un sitio ya desaparecido que ha quedado colgado de la Red como una reliquia de otros tiempos.

Algunos, como Mentes Inquietas (hispahack.ccc.de/introes.htm), no están tan fuera de circuito como pudiera dar a entender su nombre. Según su declaración de intenciones, este webzine nació en 1997 con la idea de dar información a la comunidad underground española "con artículos de nivel medio/alto, que a su vez traten temas novedosos o den un enfoque innovador a temas conocidos y originales". Sus autores declaran que ellos estaban en Internet antes de que se convirtiera, por suerte o por desgracia, en un medio de masas: "no somos -dicen con una nota de orgullo- una pandilla de adolescentes que han leído cuatro textos y se creen que pueden publicar un zine, que suele durar poco, simplemente para que alguien les conozca en el IRC. Tampoco pecamos de la soberbia que demuestran otros escribiendo una y otra vez en sus zines que son los mejores, con una seguridad indignante, y permitiéndose el lujo de llamar lamer a todo cristo, cuando su zine traduce sin ningún tipo de vergüenza todo tipo de textos en inglés sin dar créditos. Los textos que aparecerán en Mentes Inquietas han de ser utilizados con fines formativos y/o educativos. Desde aquí no pretendemos incentivar el uso delictivo o transgresor de la información publicada. Recordad que el código penal tipifica claramente los llamados "delitos informáticos" y pensad en sus consecuencias.

Porque es cierto que dentro de este paisaje de publicaciones electrónicas alternativas hay de todo. Y aunque la tónica general es la información descarada, con tacos a diestro y siniestro, no es menos cierto que un buen número de ellos se han ido decantando hacia posturas más conservadoras o actitudes de un cierto pasotismo, que abomina de la militancia, por así decir. Es el caso de Aquemarropa (perso.wanadoo.es/ricardomarca) que, a pesar de su rotunda cabecera, dice haber nacido para ofrecer información sin ninguna carga de interés didáctico, ya sea político o moral. Sólo con la idea de pasar un buen rato, eso sí, de una manera inteligente.


No cabe duda de que los webzines dedicados a temas concretos, ya sea música o cine, aun cuando conservan en el estilo un cierto aire transgresor, destacan por su carácter exhaustivo. Como ejemplo, el webzine argentino El Fin se Acerca (www.singularidad.com.ar/el_fin) dedicado al heavy metal, que informa con todo lujo de detalles a los seguidores de esta corriente musical, sin que falten, cómo no, adelantos de canciones en MP3. En la misma situación se encuentra el español Estúpida Fregona, dedicado al culto de Pearl Jam, el grupo de Seattle (http://www.estupidafregona.net/). En otra línea musical, el hip hop, hay que mencionar a Múevelo (www.cuatrogrados.com/muevelo). Todos ellos, como muchos otros, son ejemplos de crítica musical, evidentemente muy sesgada porque los gustos están muy definidos; no falta información sobre los conciertos de sus grupos favoritos, el análisis de las canciones y el ambiente de estas manifestaciones que son capaces de vender mucho y de movilizar a las masas. Es posible que la música sea el tercer asunto -tras la contrainformación y la informática- en número de webzines.

Otra forma más reciente es la incorporación de los humoristas a este medio. En nuestro país, este es el caso de los inclasificables Faemino y Cansado (http://www.lamandibula.com/), un dúo cuyo tono encaja muy bien con los rasgos de estas publicaciones, la ausencia total de objetividad.

Los webzines son también, para concluir, una oportunidad para el ejercicio de nuevas formas de periodismo, fuera de circuito. En esto, Francia es un terreno privilegiado; en la ciudad de Lille, Sylvain Marcelli, edita L´Interdit (www.insite.fr/interdit), un buen modelo del género. Explica que "escribir un webzine obliga a precisar lo que se piensa, a entrar en el fondo del tema. En nuestro caso, prestamos gran atención a la verificación de las fuentes". Sus colegas de Hors les Murs (http://www.hors-les-murs.net/) son un caso particular: pretenden explorar la sociedad a través de series de fotografías, porque -dicen- "la belleza está en la calle". En fin, que el periodismo de webzine permite hablar, sin miedo a la subjetividad, de la gente que a la prensa no le interesa, de los temas que no salen en televisión, de lo subyacente en las noticias que pasan velozmente por la radio.

Es difícil encontrar un denominador común a tanta diversidad de temas, estilos y talantes. Pero, cualquiera sea el género de webzine que se practique, el denominador común parece estar en la motivación: el placer de compartir con otros una pasión, una indignación. Los estudiosos ven, sin embargo, indicios de una mutación, que podría acabar siendo conservadora. Es posible que los jóvenes airados de hoy lleguen a conformarse, sin salirse del sistema, con criticarlo desde la Red. Que, no nos engañemos, tiene una capacidad de movilización política real más que dudosa.



 Piedad Bullón. [01/11/2000 ] 

[Enviar a un amigo Enviar a Amigo] [Su Opinión Cuenta Envíe su Opinión]
© Copyright IDG Communications 2000.
|PC World | Macworld | Comunicaciones World | Computer World | Dealer World|
|Diario Informático |
VISITE...
Haz clic aquí...
DESCARGA
» InClip 1.75
» POD 1.1.7
» Picture2Web 1.2
» Poco 2.1
Descargas »
SUSCRIPCIONES
Haz clic aquí...
Para recibir todos los números de iWorld en tu domicilio, tan sólo debes de rellenar y enviar el cupón que aparece en alguno de los número o ir hasta nuestra página web de suscripciones... ¡¡así de fácil!!
LAS 10 WEBS DEL MES
1. PC Hoy
2. Arte y creatividad
3. Inmoteca.com
4. PhotOnline
5. The Health Infopark
6. Gusanitos de seda
7. PoesíaQué
8. Sinera
9. MindPixel
10. AIP Weekly Physics News
Más webs »
Oops! No funciona
Si algún vínculo falla ¡¡háznoslo saber!!