La alternativa paramétrica como técnica de investigación en Psicología y Educación: inteligencia e interferencia en tareas duales

 

Ernesto Juan Darias Morales y Carmen Rosa Sánchez López

 

Resumen

 

En un estudio realizado por Darias (1988) mostraban independencia lineal la inteligencia y la interferencia en tareas duales, en contra de los resultados esperados. Basándonos en la propuesta "metodológica" paramétrica de los "análisis zonales" (Pelechano, 1989), se efectuó un reanálisis de los datos, dividiendo a los participantes en tres grupos (altos, medios y bajos), según su puntuación en un test de inteligencia general. Se encontraron diferencias significativas en interferencia entre los grupos (medios > altos > bajos), fundamentalmente a partir del tercer día de práctica, y en una sesión de seguimiento (15 días después). Estas diferencias están moduladas, además, por la dificultad de las tareas. Se pone de manifiesto una vez más, que los estudios zonales permiten, en ocasiones, "afinar", completar, e incluso, descubrir relaciones que permanecen ocultas con la utilización de diseños convencionales, y por tanto acercarse, en mayor medida, a los resultados "reales" obtenidos en la práctica psicológica y educativa.

 

Descriptores: Inteligencia. Atención. Tareas duales. Variables moduladoras.

 

The parametric option as research procedure in educational and psychological fields: intelligence and interference in dual tasks

 

Abstract

 

Astudyperformed by Darias (1988), itwasshown intelligenceand interference as lineal independence in dual tasks, contrary to expected results. Based in methodological proposal of `zonal analysis' (Pelechano, 1989), a reappraisal was carried out, dividing subjects into three groups (high, medium, low) giving their rates in general intelligence test. Significant differences in interference were found among groups (medium> high> low), basically after third practising day and in a pursuit session (15 days later). Moreover, these differences are modulated by the difficulty of tasks. It is shown that zonal studies allow sometimes, `to peifect', to settle, even finding out the relations that are hidden in standard designo. It lets to achieve us to 'real' results obtained bypsychological and educational practise.

 

Keywords: Intelligence. Attention. Dual task. Moderator variables.

 

 

La alternativa paramétrica como técnica de investigación en psicología: Inteligencia e interferencia en tareas duales

 

Una de las técnicas experimentales más utilizadas actualmente en los estudios atencionales es la de las tareas duales. Supone el realizar dos tareas (entre las que no debe haber interferencia estructural) concurrentemente, y comparar sus rendimientos respecto a la realización de esas mismas tareas en solitario. A través de ella, con sus respectivas variantes, se ha puesto de manifiesto la relación entre el factor de inteligencia general "g" de Spearman (1927), al hablar de "energía mental", y la capacidad atencional de uso general de Kahneman (1973), con su "energía atencional" relacionada con el arousal (Martínez Arias, 1982; Marrero, 1986).

Así por ejemplo, Hunt (1980) identifica la "eficiencia diferencial" de uso de la "capacidad de procesamiento" general con la inteligencia general, lo que supone reformular el factor "g" en términos atencionales. A mayor puntuación en "g" mayor eficiencia en el uso de la capacidad general, dándose un intento de desligarla naturaleza de la inteligencia de los test que la miden, y constituye una aproximación cognitiva al estudio de la inteligencia. Cuando en una ejecución concurrente se produce una interferencia (disminución del rendimiento en una o varias tareas), esto es debido a que dichas tareas compiten por capacidad de procesamiento (limitada por tanto). Las personas poseen diferente eficiencia referida al funcionamiento de las estructuras cognitivas.

Navon y Gopher (1979) apoyan también la idea de estudiar conjuntamente la inteligencia y la atención, pero diferenciando entre "capacidades" y "parámetros sujeto­tarea", poniendo énfasis en las diferencias individuales. Así por ejemplo, si no se tiene en cuenta la eficiencia diferencial, podría ocurrir que dos tareas conjuntas no produjesen interferencia porque los sujetos son muy eficientes, mientras que el mismo estudio con sujetos poco eficientes daría interferencia.

Asimismo Sternberg (1977,1982), con su elaborado modelo de inteligencia basado en el procesamiento de la información, supone que el procesador tiene una capacidad limitada. El rendimiento depende de estructuras cognitivas, en las que se llevan a cabo operaciones elementales de procesamiento que denomina "componentes", y de capacidad de uso general.

En general, los autores que defienden este tipo de posturas, suponen que la eficiencia es estructural, y junto a la capacidad atencional, un determinante principal del rendimiento. Una mayor eficiencia repercute en una liberalización de capacidad que se suministra a la tarea para la obtención de mejoras en la ejecución. Las eficiencias estructurales a su vez covarzan, de manera que los sujetos que obtienen un buen grado de ejecución en una tarea dada, tienden a conseguirlo en mayor o menor grado en otra actividad.

Los sujetos que puntúan alto en inteligencia serán menos sensibles en su ejecución a las variaciones en el suministro de este tipo de capacidad, y por lo tanto mostrarán menores razones de intercambio, en el caso de utilizar la "técnica de la tarea secundaria", que los sujetos que puntúan bajo en inteligencia. Esto conduce a que sean sujetos que en doble ejecución tengan una mayor disponibilidad de capacidad, lo que les permitiría una ejecución subjetivamente suficiente de la "tarea primaria" sin tener que abandonar drásticamente la "tarea secundaria". A las personas con baja puntuación en inteligencia les ocurre lo contrario.

Por lo tanto, los modelos al uso pretenden explicar, de una u otra forma, el porqué los sujetos más inteligentes poseen menos interferencia en tareas duales.

Basándose en el modelo paramétrico de Pelechano (1973, 1989), Darlas (1988) realizó un estudio en el que aparecían fuertes compromisos entre el factor "g" de inteligencia y el rendimiento en tareas duales, todo ello modulado, además, por los parámetros grado de práctica y dificultad de la tarea. Sin embargo, no se encontró relación lineal entre la inteligencia y la interferencia (medida como puntuación diferencial). Sólo se halló que en una sesión de seguimiento, realizada 15 días después de la última sesión experimental, una correlación, pero de signo positivo, que aunque pequeña, era significativa, entre inteligencia e interferencia en tareas difíciles (r(46) = 0,3, p<0,05), lo que daba a entender que la inteligencia era un factor favorecedor de la interferencia en este tipo de tarea, una vez que los sujetos han alcanzado cierto dominio de la misma.

El presente trabajo tiene por objeto, llevar a cabo un tipo de estudio y/o forma de modulación de la alternativa paramétrica (Pelechano,1989), conocido como el "análisis zonal", proveniente de los estudios correlacionales, que pretende dividir por "zonas", a los participantes, para luego relacionar cada una de ellas con respecto a la variable dependiente, pudiendo detectar diferencias si las hubiera entre los grupos formados. Este tipo de análisis ya se ha mostrado esclarecedor en varias ocasiones (Darlas et al., 1991; Pelechano, 1989).

 

 

Método

 

Participantes

 

La muestra disponible utilizada por Darías (1988), 89 estudiantes de primero de Psicología de la Universidad de La Laguna (22 hombres y 67 mujeres), con una edad media de 20.28 años, se ha dividido en tres grupos, definidos en el apartado de diseño: 31 de inteligencia baja, 28 de inteligencia media, y 30 de inteligencia alta.

 

Materiales

 

Se utilizaron pruebas de lápiz y papel. El criterio de inteligencia utilizado es el obtenido por el test GL3/A.35 de Nuffemo (Furneaux, 1968). La puntuación puede variar de 0 a 36.

 

Diseño

 

Mediante la reestructuración se obtiene en este caso un diseño factorial 3x2x5 (inteligencia x dificultad x práctica) con los dos últimos factores intra. El factor inteligencia, con tres niveles, definidos operativamente como de `inteligencia baja' los que puntúan de 5 a 21, `inteligencia media' a los que puntúan de 22 a 26, e `inteligencia alta' de 27 a 36. El factor dificultad de la tarea, con dos niveles: `fácil' (sumar de dos en dos a partir de un número aleatorio) y `difícil' (sumar de siete en siete a partir de un número aleatorio); y el grado de práctica, con cinco niveles: día 1, día 2, día 3, día 4 y día 5.

Es preciso distinguir aquí entre los cuatro primeros niveles que se corresponden con cuatro días consecutivos de práctica (fase de adquisición), y el último nivel, que se corresponde con un práctica realizada 15 días más tarde (fase de seguimiento).

La puntuación diferencial interferencia es el resultado de restarle a una tarea en solitario su correspondiente con carga de memoria (trigrama de letras).

 

Procedimiento

 

El procedimiento y las variables controladas se han descrito detalladamente en Pelechano y Darías (1990a). Sin embargo, haremos un breveresumen. A los participantes se les pasaba el primer día una batería de test, entre los que se encontraba el GL3/A.35. A partir del segundo día, eran sometidos durante cuatro días consecutivos a una prueba. Se resumiría así: partiendo de una serie de números clave (180 por sesión), irle sumando de dos en dos o de siete en siete y, simultáneamente con esta tarea, los sujetos debían retener una carga de memoria (trigrama de consonantes), en el caso de que apareciese. Todo ello de forma aleatoria.

 

 

Resultados

 

En la Tabla 1 se muestran las medias y desviaciones típicas (además del número de sujetos) de interferencia, totales y por niveles de dificultad (fácil ‑ difícil), en función de los grupos de inteligencia (baja, media y alta) y los días de práctica (1, 2, 3, 4 y 5).

 

Tabla 1. Medias, desviaciones típicas (dt) y número de sujetos utilizados (N), totales y por dificultad de la tarea (fácil ‑ difícil), en función de los grupos de inteligencia (baja, media y alta) y los días de práctica (día 1, día 2, día 3, día 4 y día 5). Interferencia.

 

 

En todos los casos el grupo de inteligencia media presenta una interferencia mayor que el grupo de inteligencia alta, y éste, a su vez, mayor interferencia que el grupo de inteligencia baja. Con las desviaciones típicas la tendencia es similar, excepto entre los días 4 y 5 donde el grupo de inteligencia baja presenta alguna superioridad respecto al grupo de inteligencia alta. Como dato curioso, se observa que la tendencia del grupo de inteligencia baja es a disminuir la interferencia de la sesión 4 a la 5, tanto para la tarea fácil, como para la difícil.

A partir de la prueba de bondad de ajuste de Kohnogorov‑Smirnov, se verificó la normalidad de las distribuciones. Mediante la prueba de Bartlett‑Box se comprobó la homogeneidad de las varianzas.

Se efectuó un ANOVA 3 x 2 x 5 (inteligencia x dificultad x práctica), con n = 48. Se obtuvo que el factor inteligencia presentaba una F(2,45) = 2,84, p<0,069; el factor dificultad una F(1,45) = 111,76, p<0,0006; y el factor práctica una F(4,180) = 10,61, p<0006. No fueron significativas las interacciones.

A continuación se realizaron pruebas U de Mann‑Withney, entre las posibles combinaciones de los tres niveles de inteligencia (los niveles de significación son unidireccionales). A nivel global, entre todas las posibles combinaciones de los niveles de inteligencia en función de los días de práctica, obtenemos que 4 de los 15 análisis son significativos. El grupo de inteligencia media presenta una interferencia significativamente mayor que el grupo de inteligencia alta el día 4, con una U(17,20) = 115,5, p<0,05. Y el grupo de inteligencia media presenta una interferencia significativamente mayor que el de inteligencia baja los días 3 (U(28,31)= 308,5, p<0,03), 4 (U (17,20) = 104, p<0,03) y 5 (U(15.15) = 52,5, p<0,01).

Los análisis pormenorizados son aún más reveladores. Se efectuaron todas las posibles combinaciones entre los tres niveles de inteligencia para cada una de las condiciones de dificultad y práctica (30 pruebas en total). De todas ellas 7 se mostraron significativas.

Los análisis llevados a cabo en función del nivel de dificultad, muestran que sólo existen diferencias entre los grupos de inteligencia media y alta para las tareas fáciles el día 4, con una U(17,20)= 92, p<0,01.

Existen diferencias entre los grupos de inteligencia alta y baja para la tarea difícil el día 1 (U(30,31) = 351, p<0,05), y el día 5 (U(18,15) = 74,5, p<0,02).

Y entre los grupos de inteligencia media y baja para las tareas fáciles los días 3, 4 y 5 (U(28,31) = 310, p<0,03, U(17,20) =101, p<0,02, y U (15,15) =57,5, p<0,02, respectivamente). Y para la tarea difícil el día 5 (U(15,15) = 59, p<0,02).

Podemos resumir los resultados obtenidos de la siguiente manera: las personas de inteligencia media puntúan significativamente más alto en interferencia que los de inteligencia alta y baja. Y es fundamentalmente a partir del día 3 para las tareas fáciles, y del día 5 (la sesión de seguimiento) para las tareas difíciles. Asimismo, en la primera sesión y en la de seguimiento, existe mayor interferencia significativa en el grupo de inteligencia alta que en el grupo de inteligencia baja.

Los resultados muestran por tanto que existen diferencias entre inteligencia e interferencia los días 1, 3, 4 y 5, todas ellas moduladas además por el grado de dificultad de la tarea.

 

 

Discusión

 

Los resultados parecen indicar que existen diferencias en interferencia en tareas rápidas y monótonas, realizadas durante varios días, donde las personas de inteligencia media poseen una mayor interferencia que las de inteligencia alta o baja, y estas diferencias aparecen una vez que los sujetos empiezan a tener cierto dominio de la tarea, comenzando, pues, a consolidar sus aprendizajes. Esto se ve apoyado también por las diferencias que persisten en una sesión de seguimiento, realizada quince días después.

También parece que las personas de inteligencia alta poseen una interferencia mayor que las de inteligencia baja, fundamentalmente al principio y en el seguimiento.

La dificultad de la tarea parece ser más importante al final, en la sesión de seguimiento.

El análisis zonal nos ha permitido observar que efectivamente las personas con una inteligencia general superior muestran un grado de interferencia menor que las personas de inteligencia media. Sin embargo, las personas con inteligencia baja son las que muestran la menor cantidad de interferencia, llegando en algunos casos a ser significativa.

Si bien hemos encontrado en este caso relaciones entre la inteligencia y la interferencia en tareas duales, éstas no se corresponden con las teorías al uso, siendo de difícil interpretación el hecho de que las personas de inteligencia baja muestren grados de interferencia menores que los de inteligencia media, e incluso alta.

Los sujetos más inteligentes rinden más que los menos inteligentes en tareas duales, pero no necesariamente poseen un menor grado de interferencia. Esto puede estar modulado, además, por factores de personalidad y motivación (Pelechano y Darias, 1990b), e incluso, situacionales.

La perspectiva paramétrica se ha mostrado eficiente en el análisis de los datos, favoreciendo un acercanvento entre los resultados discordantes obtenidos entre la investigación básica y la práctica psicológica y/o educativa; e incluso dentro de lapropia investigación básica. En este caso nos ha permitido conocer cómo las relaciones de la inteligencia con la interferencia en tareas duales, están moduladas, al menos, por los parámetros dificultad de la tarea y grado de práctica, una vez que se ha pormenorizado este factor, ya que un análisis global no mostraba diferencias, apareciendo lainteligencia como un factor independiente.

 

 

Referencias

 

Darias, E. (1988). Codeterminantes relativamente invariantes en el estudio de la atención dividida. Apuntes para un modelo funcional. Tesis doctoral inédita. Universidad de La Laguna, Tenerife, Canarias.

Darias, E. (1989). Inteligencia, interferencia y parámetros moduladores en tareas duales. Comunicación al Primer Symposium Nacional de Metodología de las Ciencias Humanas, Sociales y de la Salud. Salamanca: Universidad de Salamanca, 8‑10 noviembre.

Darias, E. (1990). Extraversión, parámetros moduladores y tareas duales en universitarios. Qurriculum, 1, 120‑132.

Darias, E., San Luis, C. y Sánchez López, C. (1991). Interferencia en tareas duales y motivación extrema. Psicothema, 3 (2), 349‑357.

Fumeaux, W. D. (1963). Manual of Nufferno level tests. London: Messrs. H. J. Gains.

Hunt, E. (1980). Intelligence as an information‑processing concept. British Journal of Psychology, 71, 449‑474.

Kahneman, D. (1973). Attention and effort. Englewood‑Cliffs, New Jersey: Prentice Hall.

Marrero, H. (1986). Inteligencia y atención: dos perspectivas en el estudio del rendimiento que deben caminar unidas. Revista de investigación psicológica, 4, 33‑54.

Martínez Arias, M. R. (1982). Inteligencia y procesamiento de información. En I. Declaux y J. Seoane (Eds.), Psicología cognitiva y procesamiento de la infor­mación. Madrid: Pirámide.

Navon, D. & Gopher, D. (1979). On the economy of the human processing system. Psychological Review, 86, 214‑255.

Pelechano. V . (1973 ). Personalidad y parámetros. Tres escuelas y un modelo. Barcelona: Vicens Vives.

Pelechano, V. (1989). Ejes de referencia y una propuesta temática. En E. Ibañez y V. Pelechano (Eds.), Personalidad. Madrid: Alhambra.

Pelechano, V. y Darias, E. (1990a). Inteligencia y aprendizaje: el papel del grado de práctica y nivel de dificultad en tareas duales. Psicologemas, 4, 23‑54.

Pelechano, V. y Darias, E. (1990b). Grado de práctica y nivel de dificultad como parámetros moduladores de las relaciones entre aprendizaje y personalidad en tareas duales. Psicologemas, 4, 1‑22.

Spearman, C. E. (1927). The abilities of man. London: Macmillan [traducción al español: Las habilidades del hombre. Su naturaleza y medición. Buenos Aires: Paidos, 1955].

Sternberg, R. J. (1977). Intelligence, information processing, and analogical reasoning: the componential analysis of human abilities. Hillsdale, New Jersey: Lawrence Erlbaum Associates.