El proceso de evaluación de una sesión de videoconferencia

Mercè Gisbert Cervera

Angel Pío González Soto

Bonifacio Jiménez Jiménez

Carmen Ponce

María Teresa Contijoch Sanahuja

Fátima Lladó

María Güell

Universidad Rovira i Virgili. Tarragona

Jordi Adell Segura

Universidad Jaume I. Castellón

Elisa Nofre

Moisés Fabra

Consulting Recursos Humans S.L.

 

1. UNA APROXIMACIÓN AL TEMA DE LA VIDEOCONFERENCIA

Podemos definir una videoconferencia como la interacción en tiempo real entre dos o más participantes remotos que intercambian señales de audio y vídeo (Hendricks y Steer, 1996). Aunque el término es ambiguo, en general lo utilizamos para referirnos a la interacción comunicativa basada en la imagen en movimiento y el sonido de dos o más personas distantes físicamente, pero coincidentes en el tiempo, y que utilizan recursos tecnológicos diversos. Los satélites de comunicaciones, la fibra óptica, las microondas, las redes informáticas, las líneas telefónicas, etc. son canales habitualmente asociados a las videoconferencias. Cámaras y reproductores de vídeo, micrófonos, ordenadores, etc. suelen ser utilizados para producir y codificar la señal de una videoconferencia entre lugares remotos. Sin embargo, en los últimos tiempos y con el advenimiento de las redes informáticas, cada día se habla más de videoconferencia de escritorio: aquella que puede realizarse desde dos ordenadores interconectados por una red telemática, un par de cámaras y micrófonos de bajo coste y el software adecuado. Además, aunque no necesariamente, en la videoconferencia de escritorio pueden utilizarse otras herramientas de apoyo, como pizarras electrónicas, editores de texto de red, entornos de trabajo colaborativo soportado por ordenador (CSCW), clientes World Wide Web sincronizados para visitas guiadas, etc.

 

El vídeo, la imagen en movimiento, añade una nueva dimensión a la audioconferencia (Rettinger, 1995):

 

- Aumenta la comunicación creando un sentido de presencia del otro físicamente distante.

- Nos facilita la percepción de elementos no verbales de la comunicación como las expresiones del rostro y los gestos de nuestro comunicante, mejorando el contexto de la comunicación.

- Permite incluir información audiovisual complementaria en la comunicación (como videoclips o imágenes estáticas).

- Facilita la comprensión del entorno y la situación de los otros participantes.

- Incluso, en el caso de conferencias o lecciones, facilita la comprensión al centrar la atención de los asistentes en el discurso y al posibilitar al instructor ‘mostrarí aquello de lo que está hablando.

 

2. EL USO DE LA VIDEOCONFERENCIA EN ENTORNOS FORMATIVOS

Para realizar una videoconferencia es necesario digitalizar audio y vídeo y transmitirlo a distancia con rapidez, a ser posible en tiempo real o con retardos mínimos que no entorpezcan la fluidez de la conversación. Hasta la fecha, las técnicas y recursos didácticos utilizados en entornos de enseñanza/aprendizaje basados en la comunicación mediada por ordenador se han apoyado en dos dimensiones: el texto y la comunicación asíncrona. Es decir, las limitaciones existentes de infraestructura de comunicaciones, tanto en el ámbito de hardware como de software, han favorecido el desarrollo y uso generalizado de aplicaciones con bajas demandas en materia de ancho de banda y procesamiento de la información. El correo electrónico, las noticias de la red (NetNews), los tablones de anuncios, las sesiones remotas de terminal, la transferencia de ficheros, etc. son ejemplos de este tipo de aplicaciones. Todas ellas siguen un modelo de comunicación asíncrono, en el que la exactitud prima sobre la rapidez. Las aplicaciones síncronas, como el chat, están basadas en el texto, por tanto, consumen escaso ancho de banda.

 

3. DISEÑO Y DESARROLLO DE UN CUESTIONARIO DE EVALUACIÓN PARA SESIONES DE VIDEOCONFERENCIA (Ver anexo 1)

Con la finalidad de poder analizar de manera sistemática todas las experiencias de videoconferencia llevadas a cabo durante este curso (96-97), nos planteamos la elaboración de un cuestionario de evaluación. Para ello tomamos como referencia un cuestionario para la evaluación de sesiones de videoconferencia desarrollado en una tesis doctoral, y la adaptación de aquella propuesta nos ha llevado ya a la elaboración de dos versiones de cuestionario.

 

El cuestionario consta de 20 preguntas divididas en dos partes. La primera parte (compuesta por 3 preguntas cerradas) está pensada para contestar antes de asistir a la videoconferencia, y hace referencia a la experiencia previa del sujeto en este tipo de sesiones. El objetivo de estas preguntas es contrastar hasta qué punto el sujeto se ve sorprendido por la tecnología y hasta qué punto asiste a la sesión siendo capaz de aprovechar todo el contenido teórico.

 

La segunda parte (compuesta por 17 preguntas abiertas, cerradas y mixtas) debe responderse después de haber asistido a la videoconferencia y hace referencia a cuestiones tanto técnicas como de aspectos didácticos y de contenido de la sesión.

 

La validación se ha llevado a cabo a través del criterio de expertos especialistas en estos temas (hasta un total de 10). La primera vez que se pasó el cuestionario se consideró como piloto y se utilizó, también, para perfilar y modificar la redacción de algunas de las preguntas que se planteaban en función de las respuestas o dudas de los individuos.

 

Pensamos que durante este curso podremos tener una versión definitiva del instrumento gracias al trabajo conjunto del grupo Get con un grupo e investigación de la Universidad del País Vasco.

 

4. ¿EN QUÉ SITUACIONES SE HA UTILIZADO EL CUESTIONARIO?

El Departamento de Pedagogía ha llevado a cabo un curso de postgrado sobre "Las Nuevas tecnologías de la Información y la Comunicación: Diseño y desarrollo de estrategias y materiales de formación", del cual se han transmitido por videoconferencia diversas sesiones.

 

Una de las sesiones de este postgrado se utilizó también como conferencia de clausura de la "I Semana Psicológica de la Universidad del País Vasco", que tenía como eje temático Psicología e INTERNET.

 

También se realizaron algunas clases compartidas en la Asignatura de "Nuevas Tecnologías Aplicadas a la Educación" entre la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona y la Jaume I de Castellón, tanto estando el profesor en Castellón y los alumnos en Tarragona y viceversa. La última clase compartida se realizó con el profesor en Tarragona y alumnos en Tarragona y en Castellón. El tema de esta clase fue, precisamente, el aula virtual y fue la última sesión de la asignatura de Nuevas Tecnologías.

 

5. ALGUNOS RESULTADOS

En general, podemos decir que la utilización de la videoconferencia como instrumento habitual para la docencia aún presenta problemas, tanto a nivel técnico como a nivel docente y discente.

 

5.1. A nivel técnico

Sería imprescindible contar con un espacio diseñado específicamente para la realización de las videoconferencias en el que los elementos técnicos estuvieran claramente integrados (ordenadores, cámaras, pantallas, ...) y no fuera necesario mover todas las cosas cada vez que se quiera realizar una sesión.

 

Del mismo modo, los recursos técnicos necesarios deberían estar bien integrados para que el profesor pueda manejarlos de un modo fácil sin tener que depender de la sincronización con terceras personas. Aún así el tema de la imagen a transmitir deberá pasar, necesariamente, por un técnico, o sea, un realizador que garantice que los referentes visuales de los asistentes remotos a la sesión serán los adecuados.

 

5.2. A nivel docente

Al profesor que debe impartir una sesión de videoconferencia se le debe entrenar para ello, pues el hecho de estar acostumbrados a la presencialidad hace que la tecnología resulte un obstáculo más que un facilitador de la tarea docente. Los ordenadores, las cámaras, los cables,... en definitiva, el no dominio del entorno hace que el docente se sienta incómodo y pierda, a menudo, los referentes habituales que solemos utilizar cuando estamos impartiendo una clase (el espacio, el tiempo, el material de la sala, los alumnos frente a nosotros, el lenguaje verbal y no verbal, etc.).

 

5.3. A nivel discente

Los alumnos, igual que los profesores no están acostumbrados a este tipo de entornos de formación; por tanto, deben buscar el referente más próximo a una situación de este tipo. Este referente es sin ninguna duda la TV, pues se trata de una pantalla y unas imágenes. Aquí surge la primera dificultad, pues la calidad de la imagen aún no se consigue al 100%; sobre todo, su velocidad siempre suele tener unos segundos de retardo. Ello provoca en el alumno un cansancio mucho más rápido que los otros medios audiovisuales habituales.

 

Otro aspecto a considerar es la novedad, pues ello hace que los alumnos estén más pendientes del entorno tecnológico que no del orador y por tanto, si bien resulta fácil evaluar el aspecto técnico de las sesiones, resulta muy complicado evaluar los aspectos didácticos y el contenido. En general, los alumnos manifiestan su interés más por controlar toda la sesión, si la imagen y el sonido son los correctos y se cae la línea y se pierde la conexión, que por el contenido específico de la sesión y por el profesor que debería ser su primer punto de referencia.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

ADELL, J. Y GISBERT, M. (1997): "El Aula Virtual" (En prensa).

BICHLER, M. Y NUSSER, S. (1996): "Modular Design of Complex Web-Applications with SHDT", ECIS'96.

DIAZ, A. Y OTROS (1996): "RMC: A Tool to Design WWW Applications", Proc. Fourth International WWW Conference.

(http://www.w3.org/pub/Conferences/WWW4/Papers/187)

EDWARDS, D.M. Y HARDMAN, L. (1989): "Lost in Hyperspace: Cognitive mapping and Navigation in a Hypertext Environment", en MCALEESE, R. (Ed.): Hypertext: Theory into practice, Ablex Publishing Co., 7, 105-125.

GARZOTTO, F. et al. (1993): "HDM - A model based Approach to Hypertext Application Design". ACM Trans. on Information Systems. 11(1).

GISBERT, M., ADELL, J., RALLO, R. (1996): "Training Teachers with Hypertext: Using HTML and Internet Tools as Didactic Resources". Proceedings of INETí96. Montreal, CANADA.

HENDRICKS, C. E. y STEER, J. P. (1996): Videoconferencing FAQ (Frequently Asked Questions).

Documento electrónico: <URL:http://www.bitscout.com/faqtoc.html>.

ISAKOWITZ, T. et al. (1995): "RMM: A methodology for Structured Hypermedia Design". Communications of the ACM, 38, 34-43.

MACEDONIA, M., BRUTZMAN, D. (1994): "MBONE provides Audio and Video across the Internet". IEEE Computer, April 1994, pp. 30-36.

MAYES, T. Et al. (1990): "Learning about learning from hypertext, in Designing Hypermedia for Learning. NATO ASI Series. Vol. F67. Springer Verlag.

RETTINGER, L. A. (1995): Desktop Videoconferencing: Technology and Use for Remote Seminar Delivery. Master Thesis. North Carolyna State University, Raleigh.

SILVERMAN, B. (1995): "Computer Supported Collaborative Learning (CSCL)". Computers and Education, 25(3), 81-91.

SOETE, L. et al. (1996): "Building the European Information Society for Us All". First Reflections of the High Level Group of Experts.(http://www.ispo.cec.be/hleg/hleg.html)

THACH, E.C. and MURPHY, K.L. (1995): "Competencies for Distance Education Professionals". Educational Technology Research and Development, 43(1), 57-79.

WATABE, HAMALAIEN and WHINSTON (1995): "An Internet Based Collaborative Distance Learning System: CODILESS". Computers and Education, 24(3), 141-155.

 

ANEXO I

CUESTIONARIO DE EVALUACIÓN DE UNA SESIÓN DE VIDEOCONFERENCIA.

 

FECHA: HORA:

INSTITUCIÓN:

 

 

El objetivo fundamental de este cuestionario es evaluar una sesión de Videoconferencia, desde el punto de vista de los asistentes y a partir de sus percepciones. Las tres primeras preguntas están pensadas para responderlas antes del inicio de la sesión, el resto deben responderse al finalizar la sesión.

De las preguntas de la segunda parte del cuestionario solo deben responderse aquellas referentes a los recursos utilizados en el transcurso de la sesión. Aquellas que hagan referencia a recursos que no se han utilizado deben dejarse en blanco.

 

GRACIAS POR TU COLABORACIÓN.

 

A. ¿A Cuántas sesiones de Videoconferencia has asistido?

r Ninguna

r 1-2

r 2-5

r 5-10

r Más de 10

B. ¿Qué opinión te ha merecido la calidad de estas sesiones?

r Muy Buena

r Buena

r Normal

r Mala

r Muy Mala

C. ¿Cuál es el aspecto que mejor recuerdas de las sesiones de Videoconferencia a las que has asistido?

 

 

Las cuestiones anteriores deben responderse antes de cada sesión de Videoconferencia.

Si a la pregunta A se contesta Ninguna, no es necesario contestar la B y la C.

 

 

1. Indica la Calidad con la que has recibido los diferentes medios utilizados en la Videoconferencia (si alguno de ellos no se ha utilizado, lo dejas en blanco):

 

 

Muy alta

 

Alta

 

Normal

 

Baja

 

Muy Baja

No he recibido nada

Audio

 

 

 

 

 

 

Vídeo

 

 

 

 

 

 

Pizarra Electrónica

 

 

 

 

 

 

2. Puntúa de 1 a 5 (de menos positivo a más positivo) los siguientes aspectos referentes al audio:

r El volumen ha sido adecuado.

r El sonido se ha recibido con claridad durante toda la sesión.

r El sonido se ha recibido entrecortado en determinados momentos

Otros:

 

3. Puntúa de 1 a 5 (de menos positivo a más positivo) los siguientes aspectos referentes al vídeo/imagen recibidos durante la sesión:

r La imagen del orador era clara.

r El refresco del vídeo/imagen era adecuado.

r La secuencia de imágenes era adecuada.

Otros:

 

4. Puntúa de 1 a 5 (de menos positivo a más positivo) los siguientes aspectos relacionados con la pizarra electrónica:

r Se ha utilizado el espacio de la pizarra de manera adecuada.

r Los mensajes escritos eran claros.

r Los mensajes escritos en la pizarra electrónica eran sistemáticos y ordenados.

r Se utilizaban distintos colores para escribir / diferenciar los mensajes escritos en la pizarra.

r Se utilizaba adecuadamente el borrador en la pizarra electrónica.

Otros:

 

5. Puntúa de 1 a 5 la correspondencia/coordinación entre el discurso del orador, la imagen recibida y la pizarra electrónica. r

 

6. Indica la importancia que tienen los medios utilizados en este tipo de sesiones:

 

 

 

Audio

 

Vídeo

Pizarra Electrónica

Esencial

 

 

 

Útil

 

 

 

No relevante

 

 

 

Innecesario

 

 

 

 

Esencial: La sesión no podría llevarse a cabo sin este recurso.

Útil: Aumenta la calidad de la sesión.

No relevante: Podríamos prescindir de él.

Innecesario: No necesario.

Si alguno de estos medios no se ha utilizado se deja en blanco.

 

7. Indica el grado de interés que ha tenido para ti el contenido de la sesión:

r Mucho

r Normal

r Poco

r Muy poco

8. ¿El conferenciante ha solicitado a los asistentes remotos (o virtuales) explícitamente que hagan alguna pregunta?

r Sí

r No

r No me acuerdo

9. ¿Has formulado alguna pregunta?

r Sí r No

¿Por qué? :

 

 

10. ¿Crees que es interesante hacer preguntas en este tipo de sesiones?

r Si r No

¿Por qué? :

 

 

11. ¿Estarías interesado en asistir a las clases a través de este sistema en el futuro?

r Si r No

¿Por qué? :

 

 

12. ¿Crees que la Videoconferencia resulta más efectiva para el aprendizaje que los métodos tradicionales?.

r Si r No

¿Por qué? :

 

 

13. ¿Has podido mantener el mismo nivel de atención durante toda la sesión?

r Si r No

 

14. En caso negativo, ¿por qué? (señala todas aquellas respuestas que creas convenientes).

r No me interesaba el tema

r El discurso del orador era aburrido

r La sesión ha sido demasiado larga.

r La transmisión impedía escuchar con claridad al orador

r La transmisión impedía ver al orador

r Las imágenes eran aburridas.

r No existía coherencia entre las imágenes recibidas y el discurso del orador.

Otros: