El sistema de videoconferencia en la Universidad Nacional de Educación a Distancia: contraste de opiniones 

Mª Luisa Sevillano García

Mª Estrella Sánchez Arroyo

Dpto. de Didáctica, Organización Escolar y Didácticas Especiales

Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED)

 

1. INTRODUCCIÓN

 

Dentro del sistema multimedia de enseñanza-aprendizaje que caracteriza a la UNED, se ha configurado la red educativa de videoconferencia como un recurso al servicio de los alumnos, de los Centros Asociados y de los profesores de la Sede Central. El sistema de videoconferencia instalado en las salas correspondientes consta de los siguientes elementos: un ordenador que realiza el tratamiento de señales y la adaptación/conexión con la Red Digital de Servicios Integrados; un teclado de control; el sistema de vídeo formado por dos monitores de alta resolución, a color de 27" y 49" y las cámaras de vídeo; el sistema de audio compuesto por un micrófono de mesa, inalámbricos y los altavoces y una serie de equipos auxiliares como la cámara de documentos, reproductor de audio y dispositivos que permiten compartir recursos informáticos. El uso del sistema videoconferencia en la UNED se basa en sus posibilidades pedagógicas como se refleja en otras investigaciones: una comunicación directa, bidireccional y en tiempo real con/entre los alumnos y la integración de voz e imagen personal en la comunicación didáctica, además de poder compartir otros tipos de información a través de los equipos auxiliares.

 

2. OBJETIVO DE LA INVESTIGACIÓN Y VARIABLES DE ESTUDIO

 

Dentro de un estudio más amplio y continuando con investigaciones anteriores, nos proponemos conocer la opinión que tienen profesores y alumnos de la UNED sobre algunos aspectos relacionados con el sistema videoconferencia utilizado. En este sentido tenemos en cuenta las siguientes variables de estudio:

 

3. METODOLOGÍA Y CARACTERÍSTICAS DE LA MUESTRA

 

Se elaboran dos cuestionarios: uno para los profesores (con 45 preguntas) y otro para los alumnos (con 65) que contienen ítems similares para poder efectuar comparaciones. Al mismo tiempo, se profundiza en algunos aspectos asociados y en este sentido se añaden determinadas preguntas de ampliación en el formulario de los alumnos y se realizan entrevistas con profesores. Las alternativas de respuesta son cerradas, aunque siempre se ofrece la posibilidad de contestar mediante una alternativa abierta bajo la denominación de "Otra (especificar) Ö" . Al final de los instrumentos se invita a realizar comentarios o sugerencias para posteriormente realizar un análisis de contenido.

 

La información se recoge en el último trimestre del presente curso académico. La muestra está formada por veinticinco cuestionarios (doce de profesores de diferentes carreras y trece de alumnos, pertenecientes a las Carreras de Ciencias de la Educación y Ciencias Químicas).

 

4. ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS OBTENIDOS

 

4.1. Interactividad durante las sesiones de videoconferencia

 

Como puede verse en los gráficos 1a y 1b, alumnos y profesores coinciden en situar en cotas bajas la intervención directa del alumnado (38%, los profesores), aunque el 46% la considera adecuada teniendo en cuenta que el medio coarta en las primeras experiencias y no se producen intervenciones y que en las clases presenciales la intervención de alumnos es similar. Es de destacar que el 58% de los alumnos considera que las intervenciones son nulas o escasas pero que hay interés. Aquí se produce una diferencia significativa entre las percepciones de profesores y alumnos acerca de la participación de éstos durante la videoconferencia, ya que la mayoría de los alumnos reconocen que aunque no intervienen participan con interés (información que el medio videoconferencia no facilita al profesor) y diluyen la respuesta adecuada que manifiesta el profesorado en los polos alta (21%) y baja (14%). Asimismo, un alto porcentaje de alumnos (46%) manifiesta que no ha intervenido nunca durante las videoconferencias pero es importante notar la evolución hacia la intervención (un 31% interviene a veces; 15%, siempre y 8% frecuentemente).

.

 

 

4.2. ¿Por qué no intervienen los alumnos durante la videoconferencia?

 

Mientras que los profesores piensan en primer lugar que es el propio medio el que coarta la intervención (3/%) y en menor medida circunstancias personales del alumno (14% timidez y 14% no preparados); los alumnos invierten el orden, poniendo en primer lugar las circunstancias personales (42% timidez y un 23% no preparados, frente al 10% que atribuyen la no intervención al medio). Esto hace pensar que el comportamiento no intervencionista de los alumnos durante la videoconferencia es similar al comportamiento que tendrían en clases presenciales y sobre todo en la finalidad y estructuras que facilita este medio tecnológico (Gráficos 2a y 2b).

 

4.3. ¿Qué tipo de intervenciones hacen los alumnos durante la videoconferencia?

 

Basándonos en las opiniones del profesorado, profundizamos en las de los alumnos. En los gráficos 3a y 3b, observamos que ambos coinciden en porcentajes similares sobre las intervenciones para expresar las dificultades que encuentran los alumnos en los estudios a distancia (29 y 27%). La mayoría intervienen para preguntar (46% profesores, 38% alumnos) e intuimos la evolución hacia la búsqueda de feedback por parte del profesorado que hace preguntas directas al alumnado y le mueve a confirmar lo que entiende (15% y 12%, respectivamente). De la información obtenida de los alumnos y asociada a los tipos de intervención se deduce que, cuando los alumnos intervienen para preguntar y opinar, lo hacen principalmente sobre lo expuesto en la videoconferencia (25% y 24%, respectivamente) y en segundo lugar, preguntan sobre la forma y contenido de los exámenes (20%). Se observan algunas coincidencias entre intervenciones para preguntar e intervenciones para opinar en relación a los contenidos de la asignatura (14%), sobre materiales impresos (11% y 14%) y ejercicios y casos prácticos (9% y 11%, respectivamente). Cuando expresan dificultades, lo hacen sobre la comprensión de los contenidos de los medios impresos (21%).

 

 

5. RELACION DE LA VIDEOCONFERENCIA CON OTROS RECURSOS DE LA UNED

 

Tanto alumnos como profesores relacionan mayoritariamente la videoconferencia con los medios impresos (un 37% más un 16%, por parte de los alumnos y un 49% del profesorado). Mientras que el profesorado muestra dispersión en el resto de las respuestas, resaltamos que un 32% del alumnado relaciona este medio con las convivencias lo que supone que, por una parte, estamos ante el medio que ofrece mejor comunicación personal en la educación a distancia, aunque está comunicación sea mediatizada y con las limitaciones que no tiene el encuentro personal "in situ" y, por otra, el peso afectivo que tiene el hecho de "conocer" al profesorado en los alumnos de la enseñanza no presencial.

 

6. FINALIDAD EN EL USO DEL SISTEMA VIDEOCONFERENCIA

 

Ambos colectivos coinciden prácticamente en la finalidad orientadora de las videoconferencias (39% y 32%), así como en el intercambio de impresiones (17% y 16%) pero no en la finalidad de la videoconferencia como transmisora de contenidos (21% del profesorado frente al 13% del alumnado) o la presentación del profesor (0% del profesorado y 23% del alumnado). Lo que el profesor hace de forma natural y normalmente la primera vez es muy importante para los alumnos que obtienen información "personal" y otorgan peso específico a esta finalidad.

 

7. INFLUENCIA DEL MEDIO VIDEOCONFERENCIA EN EL APRENDIZAJE

 

Por los datos analizados, observamos que el profesorado pretende influir en el aprendizaje en el aspecto conceptual (22% facilitando la adquisición de contenidos del material impreso y 28% desarrollando modelos conceptuales) y en el aspecto procedimental (32%). Los alumnos muestran más dispersión, aunque acumulan las frecuencias en aspectos conceptuales (15% adquisición de conceptos, 15% comprensión de los conceptos del material impreso y 12% relación de conceptos).

 

Somos conscientes de la división artificial entre la dimensión conceptual y procedimental-actitudinal ya que están íntimamente unidas; sin embargo, nos parece práctico y oportuno hacerlo para los fines de esta investigación.

 

En relación al rendimiento, los alumnos manifiestan que aumentan sus conocimientos mediante las exposiciones en las videoconferencias (38%) así como que lo que aprenden a través de este medio permanece más tiempo (33%). Llama la atención el 14% de NS/NC que interpretamos como que algunos de los alumnos que componen esta muestra no tienen experiencia previa en videoconferencia, es decir, que es la primera vez que asisten y por lo tanto no tienen elementos para reflexionar sobre el impacto de este medio en su aprendizaje. Asimismo, destacamos que un 10% de alumnos manifiestan que las videoconferencias mejoran el aprendizaje porque posibilita la aclaración de dudas, la corrección de errores y un ajuste entre lo que se enseña y se aprende. Estos comentarios los han realizado los alumnos en la alternativa de respuesta abierta (Otra).

 

8. CONCLUSIÓN

El sistema de videoconferencia posibilita una comunicación personal, directa y bidireccional (aunque mediatizada) entre profesores y alumnos de la UNED, al tiempo que es un soporte de conocimientos (personales y académicos).

 

La interacción alumnos-profesor durante la videoconferencia es similar a la que sucede en las clases presenciales, sobre todo a principios de curso o por limitaciones de tiempo. Mientras que los profesores opinan que la causa es debida a que el sistema videoconferencia coarta, los alumnos opinan que es debido a circunstancias personales (timidez y que no se han preparado la sesión). No obstante, hay que tener en cuenta lo siguiente:

 

 

La finalidad de la comunicación a través de la videoconferencia es fundamentalmente orientadora. Pero en esta muestra de estudio el profesorado otorga un gran peso a la transmisión de contenidos conceptuales y al material impreso, mientras que para el alumnado parece ser mayor el peso afectivo, ya que relaciona la videoconferencia con las convivencias y la oportunidad de conocer al profesor.

 

Por último, respecto al impacto en el aprendizaje, consideramos necesario ampliar la muestra diferenciando respuestas de alumnos de ciencias y de letras. No obstante, en preguntas abiertas los alumnos manifiestan que las sesiones mejoran su aprendizaje porque preguntan dudas y se explican contenidos que se retienen mejor.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

 

BARTOLOME, D. (1991): Estudios sobre Tecnologías de la Información, Madrid, Sanz y Torres.

CARPIO I., J. (1995): "La Red Educativa de Videoconferencia de la UNED" en A Distancia, nº de Primavera, UNED, pp. 96-99.

DIEUZEDE, M. (1987): Ciencia y Tecnología al Servicio del Aprendizaje en la Sociedad del Mañana, Madrid, Fundación Santillana.

DORMIDO, S. (1993): "Formación, Tecnologías de la Información y Educación a Distancia" en A Distancia, Nº de Otoño. UNED.

GARCIA, J.L. (1989): "¿Para qué la Educación a Distancia?" en A Distancia, nº de junio. UNED, pp. 2-4.

LAASER, W. (1994): "Videoconferencia como Recurso Suplementario en Sistemas de Educación a Distancia" en RED nº 14. 1996. pp. 97-104.

MARÍN, R. (1995): El Sistema Multimedia de la Enseñanza a Distancia, Madrid, UNED.

MEDINA, A. Y DOMÍNGUEZ C. (1989): Formación del profesorado en la sociedad tecnológica, Madrid, Cincel.

MEDINA, A. Y DOMÍNGUEZ, C. (1991): El empleo del ordenador en la enseñanza, Madrid, Cincel.

OLIVER RIBAS, M. (1996): "La videoconferencia en el campo educativo. Técnicas y procedimientos" en SALINAS J. Y OTROS (Coords). EDUTEC 95. Redes de Comunicación, redes de aprendizaje, Palma de Mallorca, Universidad de las Islas Baleares.

RAMOS, E. (1995): "La Metodología, los Medios y la Tecnología en la Educación a Distancia" en A Distancia, Nº de Primavera, UNED, pp. 80-84.

SEVILLANO G., M.L. (coord.) (1992): El Centro de Diseño y Producción de Medios Audiovisuales (CEMAV): su estado actual y prospectiva, Madrid, UNED.

SEVILLANO, M. L. Y BARTOLOMÉ D. (1994): Enseñanza-Aprendizaje con medios de comunicación y tecnologías, Madrid, UNED.

SEVILLANO G., M.L. (1995): "La Producción de Medios Audiovisuales en la UNED" en A Distancia, Nº de Primavera. Madrid. UNED, pp. 88-95.

VIORRETA, C Y MARTIN DE LA HOZ, P.(1995): "Uso de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones en Educación" en SALINAS J. Y OTROS (Coord.): EDUTEC 95. Redes de Comunicación, redes de aprendizaje, Palma de Mallorca, Universidad de las Islas Baleares.