La Práctica de Educación Superior a Distancia:

El Ejemplo de la Universidad de Athabasca -La Universidad Abierta en Canadá

 

Pedro S. Cookson, Ph.D.
peterc@athabascau.ca

 

Introducción

El propósito de este artículo es poner de relieve algunos atributos que distinguen la educación superior a distancia de las formas convencionales de la educación superior. Después de presentar algunos antecedentes de esta universidad, que sirve como telón de fondo a la Universidad de Athabasca – la Universidad Abierta de Canadá -- haré un acercamiento con zoom a cuatro atributos que permiten calificar a esta universidad como ejemplo de la educación superior a distancia distinta de las universidades convencionales, y distinta aun de aquellas que procuran ofrecer cursos y programas de educación a distancia. Al describir estos atributos que tal vez constituyan ejes de interés para otras instituciones, reconozco las enormes diferencias que existen entre Canadá y los demás países industrializados y la mayoría de los países latinoamericanos. Por ende, no los presento como los únicos patrones que seguir, sino más bien como ejemplos de posibilidades para considerar y adaptar, antes de adoptar, de conformidad con la realidad en la cual se contextualiza cada institución.

En este artículo quisiera tocar tres temas:

· Antecedentes de la Universidad de Athabasca

·  Cuatro atributos de la Universidad como una instancia de educación superior a distancia

·  Implicaciones para la educación superior a distancia en general


Antecedentes de la Universidad de Athabasca

En 1970, el gobierno de Alberta estableció la Universidad de Athabasca como la cuarta universidad estatal de la provincia. Ocho años más tarde, la Universidad de Athabasca recibió el mandato de servir como una institución que tendría como única modalidad la de impartir educación a distancia. En esa época, el principal método de enseñanza comprendía lo que se denomina estudios en el hogar, es decir, paquetes de materiales de aprendizaje que comprendían libros de textos impresos, grabaciones en audio y video, guías de estudio, y acceso telefónico a los tutores. Recientemente, componentes digitales e interactivos han sido agregados a nuestra instrucción en forma de discos CD-ROM, y conferencias por computadora mediante Internet.

Durante sus primeros 14 anos de existencia, la Universidad de Athabasca se localizaba en Edmonton, la capital de Alberta. En 1984, se trasladó a su ubicación actual en el pueblo de Athabasca, 145 kilómetros al norte de Edmonton.

En lo que se refiere a inscripciones y matrícula estudiantil, en los últimos tres años, la Universidad de Athabasca ha crecido en un 55 por ciento. Durante el año escolar 1998-99, 14,922 estudiantes de bachillerato y 1,136 estudiantes de posgrado se inscribieron en uno o más cursos. De éstos, aproximadamente el 96 por ciento eran estudiantes de tiempo parcial. Sorprendentemente, para 1998-99 hubo un total de 33,620 inscripciones, la cual incluye a 29,317 inscripciones de bachillerato y 4,303 de posgrado. Este número equivale a alrededor de 3,300 estudiantes de tiempo completo. La vasta mayoría de nuestros estudiantes (60%) no se inscriben formalmente en ningún programa, es decir, son estudiante que toman uno o más cursos sueltos, sin buscar ninguna certificación o grado académico. Muchos de estos estudiantes son alumnos de otras universidades y lo encuentran más conveniente inscribirse en algunos cursos de educación a distancia que en cursos presenciales.

Una característica que distingue a la Universidad de Athabasca de otras instituciones es que no sólo ofrece cursos de bachillerato y posgrado. Pues 477 de nuestros cursos forman parte de 27 diplomados en los niveles de pre- y post bachillerato, y todos ellos pueden completarse a distancia. Ofrecemos grados universitarios en Artes, Estudios Generales, Administración, Comercio, Enfermería, y Ciencias. También ofrecemos diplomados universitarios en: Contabilidad, Contabilidad Avanzada, Administración, Desarrollo de Carreras, Computadoras y Sistemas de Información Administrativa, Enfermería de Salud en el Hogar, Sistemas de Información, Relaciones Laborales, Estudios Laborales, Administración Pública y Prácticas de Rehabilitación. Adicionalmente, ofrecemos diplomados avanzados de post-bachillerato en Prácticas de Enfermería Comunitaria, Gerencia y Tecnología Educativa en Educación a Distancia. Por otra parte, ofrecemos maestrías en Administración de Empresas (que actualmente constituye el programa más grande de Canadá, con más de mil estudiantes), en Educación a Distancia (del cual estamos orgullosos pues es el programa más grande del mundo en términos de siete profesores de planta, 20 profesores de tiempo parcial y más de 300 estudiantes), y también en Estudios de la Salud (principalmente para enfermeras), con aproximadamente 150 estudiantes matriculados en el semestre actual.

Una de las razones del éxito de la Universidad de Athabasca es que la estructura de matrículas es razonable y competitiva, comparada con las matrículas cobradas por otras instituciones públicas. Un curso universitario de tres créditos cuesta alrededor de $400 dólares canadienses para canadienses. Para los extranjeros fuera de Canadá, un curso universitario de tres créditos cuesta alrededor de $500, dólares canadienses o sea un poquito más de $316 dólares de los Estados Unidos, según sea la tasa de cambio. Las matrículas cobradas a estudiantes no canadienses fuera de Canadá que se inscriben en programas de posgrado varían, en un rango que va desde como $1,300 dólares canadienses (un poco más de $8,000 dólares de los Estados Unidos) en la Maestría de Educación a Distancia, hasta cerca de $30,000 dólares canadienses (approximadamente $20,000 dólares de los Estados Unidos) en el programa de Maestría de Administración de Empresas (MBA por sus siglas en inglés). Los estudiantes universitarios fuera de Canadá pagan además los gastos de envío.

Cuando se entiende que estas matrículas incluyen el costo de los textos así como de otros materiales del programa, la competitividad de estos precios en el mercado norteamericano llega a ser aun más obvia.

 

¿Cuáles son los Atributos de una Institución Dedicada a la Educación Superior a Distancia?

Entre las diferencias más significantes que distinguen a la Universidad de Athabasca de otras instituciones es que no tiene que coexistir con el modo residencial o presencial de enseñanza. Por ello tiende a ser muy eficiente en el funcionamiento en su organización. Entre los atributos más distintivos considero los más significativos son:

· Una estructura administrativa racionalizada

· Una orientación de mercado intrínseca

· Un sistema integrado de educación a distancia

· Un núcleo de profesores de planta

A continuación discutiré cada uno de estos atributos.

Una Estructura Administrativa Racionalizada

Tras siete siglos de tradición duradera, las universidades convencionales han heredado una estructura administrativa reacia al cambio rápido. En Canadá, las universidades se constituyen en facultades autónomas, gobernadas por decanos y están compuestas por departamentos semi-autónomos dirigidos por jefes de departamento. Dentro de los departamentos académicos, el profesorado trabaja como un grupo de eruditos independientes. El profesorado expresa sus intereses mediante la participación en comités que estudian varias cuestiones y hacen recomendaciones respecto a los cursos de acción deseados. También participan en los Senados (cuerpos colectivos del profesorado que representan y articulan los intereses del profesorado frente los intereses de la administración y los estdiantes) o colegios académicos que les dan poder colectivo para ejercer su influencia y así contrarestar las que provienen de la administración en el departamento, la facultad o la universidad en general. Dados los múltiples estratos que existen para la toma de decisiones, cada uno con sus intereses particulares y con asuntos prioritarios divergentes, competitivos y opuestos, no es nada sorprendente que la toma de decisiones en las instituciones de educación superior a menudo se vuelva tediosa, laboriosa, ineficiente y consumidora de tiempo. No es nada sorprendente que a pesar de los cambios que hacen, en la mayoría de los casos, los cambios no se vuelven reformas duraderas (Cuban, 1999).

Aun cuando las instituciones adoptan rápidamente las innovaciones de carácter académico, es posible que les falte la flexibilidad estructural requerida para insstitucionalizar las innovaciones administrativas y organizativas concomitantes que pueden aprovechar las tecnologías que se adquieren con propósitos administrativos. En consecuencia, los programas de educación a distancia pueden verse obstaculizados por las prácticas anacrónicas y disfuncionales que existen con respecto al volumen de trabajo del profesorado, los sistemas de recompensa que enfatizan la investigación a costa de la docencia, las definiciones de residencia y no-residencia, la distribución de presupuestos, la redefinición de roles y responsabilidades de docentes individuales, departamentos, facultades o de la universidad entera y la provisión de soporte y ayuda técnica para el uso de las tecnologías educativas utilizadas tanto por los docentes como por los estudiantes.

A diferencia de las tradicionales estructuras engorrosas, la Universidad de Athabasca opera con un sistema de gobierno unitario. Su Consejo de Gobierno incorpora la plena responsabilidad de la política académica y cumple con el rol de ser el enlace con la comunidad. En vez de ser colocados en facultades separadas, los profesores se dividen en 11 centros académicos. Los directores de los centros no son considerados administradores. Esto significa que coordinan los programas académicos en vez de supervisar a los profesores. Colectivamente, ellos, así como los demás profesores, se reportan al Vicepresidente Académico. Las decisiones tomadas a nivel de unidades académicas y no-académicas se llevan al Consejo de Directores de Centros o al Grupo de Servicios Estudiantiles los cuales se reportan y formulan propuestas al Consejo Académico el cual, a su vez, se reporta al Consejo de Gobierno. Dada tal estructura racionalizada y horizontal que existe para la toma de decisiones, y que incluye la consulta con personas relevantes, rápidamente se pueden plantear e implementar innovaciones organizativas y administrativas, así como para forjar acuerdos colaborativos con otras instituciones educativas de distintas partes de Canadá y del extranjero. Y ello constituye la norma, más que la excepción.

Una Orientación Intrínseca de Mercado

En la medida que el mundo llega a ser cada vez más pequeño y que numerosas instituciones presentan a los estudiantes potenciales más opciones que nunca para el estudio formal, los ambientes que tradicionalmente habían sido estables, y en los cuales han operado las universidades, ahora se han vuelto volátiles. La manera en la que las instituciones responden a sus respectivos ambientes puede caracterizarse como una oscilación entre dos orientaciones contrastantes: la institucional y la de mercado. Mientras que las universidades convencionales se han caracterizado por una orientación institucional predominante, la Universidad de Athabasca se caracteriza por una orientación intrínseca de mercado que enfatiza la atención al usuario de nuestros servicios, la cual es una postura centrada en el estudiante. (El Cuadro 1 describe las diferencias entre estas dos orientaciones.)
 

Orientación Institucional

Orientación de Mercado

Da prioridad a las necesidades e intereses de la institución

Da prioridad a las necesidades e intereses de los estudiantes

Se enfoca en la enseñanza

Se enfoca en el aprendizaje

Mantiene una orientación hacia la institución

Mantiene una orientación hacia el mercado

Percibe que todos los programas tienen el mismo valor

Acentúa los programas más fuertes de la institución

Responde a oportunidades para relacionarse con otras instituciones

Busca y forja fuertes relaciones estratégicas con instituciones parecidas, siempre que haya intereses complementarios mutuos

Asume que los estudiantes se deben conformar a los valores de la institución

Asume que la institución ha de modificar sus políticas, procedimientos y programas a fin de acomodar las definiciones de valor continuamente cambiantes por parte de los estudiantes

Exhibe un orientación insular hacia instituciones semejantes

Se mantiene informada de programas y servicios de los competidores institucionales

Rechaza la orientación de mercado

Continuamente analiza las condiciones del mercado

Demuestra una actitud oficial ad hoc hacia la capacitación y desarrollo de personal

Patrocina programas de capacitación y educación continua para la organización entera

Se enfoca en aumentar ingresos e inscripciones

Enfatiza la rentabilidad más que ingresos e inscripciones

Pone de relieve programas de estudio e investigación académica

Pone de relieve servicio al cliente por medio de programas de estudio e investigación

Asume que los estudiantes estén contentos con cualquier oferta de la institución

Representa un compromiso con el mejoramiento continuo para cumplir y exceder expectativas de los estudiantes

Se orienta según la historia y valores de la institución

Se orienta hacia el escudriñamiento ambiental sistemático, templado por la historia y los valores de la institución

Se centra en la población estudiantil general a la que tradicionalmente ha servido 

Enfoca en segmentos del mercado que corresponden a categorías específicas de estudiantes a quienes está comprometido a servir

Cuadro 1. Diferencias entre las Orientaciones Institucional y de Mercado en la Educación Superior
 

A pesar de que es común encontrar alguna orientación de mercado en la mayoría de las instituciones, facultades y departamentos, es poco común encontrar una institución que cuenta con una orientación omnipresente de mercado. Aunque la Universidad de Athabasca no manifiesta una orientación de mercado el 100 por ciento de tiempo, sí se enfatiza el compromiso de servir a los estudiantes individuales a distancia. Con el nombramiento al Grupo Ejecutivo del Director Ejecutivo de Avance Institucional, responsable para mercado y promoción institucional, la Universidad ha adoptado una orientación agresiva hacia el mercado en toda la institución. Los resultados han sido dramáticos durante los últimos tres años. La Universidad de Athabasca ha entrado en acuerdos con docenas de colegios que imparten los primeros dos años de enseñanza de bachillerato y con asociaciones profesionales en todo el Canadá, para la articulación con sus programas. Ejemplos de ello son los acuerdos con Teleuniversité de Quebec, y, mas recientemente, con instituciones selectas en el extranjero, tales como el Centro de Contabilidad de Tokio, la Universidad de los Gobernadores del Oeste, y la Universidad Abierta de los Estados Unidos (affiliada con la Universidad Abierta del Reino Unido).

Una consecuencia directamente atribuible a esta orientación fuerte de mercado es la tasa de crecimiento del 55% en las inscripciones, ocurrida durante los últimos tres años. Injertada en el plan estratégico de la universidad, había una expectativa sumamente cautelosa de alcanzar una tasa anual de crecimiento mínimo del 10%. A pesar del extraordinario crecimiento que estamos experimentado, el resultado más significativo de la orientación intrínseca de mercado es el compromiso institucional reforzado de servir de manera personalizada al estudiante a distancia.
 
 

Funciones

Subsistemas Correspondientes

Compilación de contenido del curso

Los expertos de materia (adentro y afuera de la universidad) son contratados a "escribir" textos de curso, guías de estudio, y/u otros materiales didácticos

Coordinación de diseño curricular general

Los coordinadores de los cursos supervisan a "equipos de desarrollo de cursos" y gestionan el proceso de producción de curso

Aplicación de tecnologías educativas

El Departamento de Tecnología Educativa incluye: un Coordinador de Sistemas Digitales de Educación, Editores de Materiales de los Cursos, Técnico de Multimedios, y Analista de Medios Instruccionales

Impartición de la instrucción

Las asignaturas son enseñadas por profesores y/o tutores y, en algunos casos, con la ayuda de un Centro de Llamadas

Diseño e implementación de la evaluación

Los coordinadores de curso gestionan el proceso de diseño de evaluación. El Registrador Escolar fija el horario de exámenes. Los profesores y/o tutores corrigen los exámenes, los asesores académicos proveen servicio de asesoría a los estudiantes

Promoción y mercadotecnia

Las actividades de mercado son una preocupación central para el Gerente de Servicios de Mercado y de Alumnado y otros en el Departamento de Avance Institucional

Captación de estudiantes

Los Centros Académicos, en coordinación con el área de Avance Institucional, conducen actividades de captación de estudiantes

Servicios de inscripción de estudiantes

El Registrador Escolar gestiona todas las indagaciones de todos los estudiantes, admisiones, transferencia de créditos, evaluación del aprendizaje previo, y ayuda financiera

Producción y distribución de los materiales de los cursos

El área de Producción de Materiales de los Cursos imprime y/u obtiene textos y dirige su distribución a los estudiantes

Servicios bibliotecarios

La Biblioteca provee un de amplio rango de servicios de biblioteca e información a los estudiantes, donde sea que se ubiquen

Arreglos financieros

El Registrador Escolar facilita el pago de inscripción para los estudiantes a distancia

Servicios de Cómputo

El Departamento de Servicios de Cómputo suministra apoyo de cómputo para la instrucción basada en el Internet, inclusive servidores para materiales basados en el Web y soporte técnico para estudiantes

Estructuras de apoyo para el profesorado

La cultura institucional, las políticas institucionales, la estructura de centros académicos, y la estructura unitaria de gobierno de la Universidad combinan para proveer apoyo a los profesores enfocado en la enseñanza de estudiantes a distancia

Liderazgo, coordinación, y gestión

El Grupo Ejecutivo de la Universidad de Athabasca articula su compromiso con el mejoramiento cualitativo y cuantitativo como una universidad abierta y a distancia

Cuadro 2. Funciones de educación a distancia implementadas por subsistemas a la Universidad de Athabasca

 

Un sistema Integrado de Educación a Distancia

Aunque la mayoría de los programas de educación superior tienen funciones semejantes, los programas de educación a distancia difieren significativamente de los programas presenciales en la manera que se llevan a cabo tales funciones. Por ejemplo, la enseñanza en general requiere que se tenga un buen conocimiento del contenido, planear el diseño de la instrucción y el desarrollo de los cursos, impartir la instrucción misma, y realizar la evaluación del estudiante. En la educación convencional, los profesores desempeñan todas estas actividades por sí mismos. Esta forma de organización de la enseñanza se conoce como "el modelo artesanal" (Daniel, 1999, pág. 8). Debido al hecho de que la educación a distancia reemplaza la mediación del instructor con la mediación del contenido utilizando una o más tecnologías, estas funciones aumentan tanto en complejidad como en el tiempo necesario para su ejecución. En vez de profesores actuando a solas como expertos de contenido que planifican, desarrollan, e imparten instrucción entre las cuatro paredes del aula; en la educación a distancia, la enseñanza puede ser desglosada a varios elementos constituyentes: identificación de contenido; diseño instruccional; aplicación de tecnologías específicas (impresos, grabaciones en audio y video, uso de formatos digitales; arreglos para la interacción; etc.), la enseñanza o las tutorías y la evaluación. En la implementación de tales tareas en la educación a distancia, la separación espacial y temporal entre estudiantes e instructores (no solo deja lugar a, sino que a veces) exige que estas funciones sean desempeñadas por distintos individuos o grupos de individuos. Ubicar estas funciones dentro de diferentes subsistemas representa una desviación radical del modelo típico artesanal de universidades tradicionales basadas en un campus. Este modelo desglosado permite la reconfiguración del "triángulo eternamente desafiante" costo-acceso-calidad, orientado a lograr costos más bajos, mejor acceso y calidad más alta" (Daniel, 1999, pág. 8). Además, facilita la oferta conjunta de cursos y programas, tal como se manifiesta en la asociación internacional entre el Centro Tokio de Contabilidad y la Universidad de Athabasca.

El éxito que la Universidad de Athabasca ha experimentado en años recientes demuestra el hecho que la programación eficaz de educación a distancia conlleva más que la mera instalación de tecnología de información de hardware y software. Por cierto, el éxito a largo plazo de las iniciativas de la educación a distancia depende también de la reorganización de las estructuras de recompensa, del volumen de trabajo, y de la asignación del presupuesto al profesorado. Es cierto que a corto plazo, la programación de la educación a distancia depende en gran medida de la voluntad de los profesores más entusiastas y comprometidos, quienes deben trabajar con mucha dedicación no solamente durante el día, sino también durante la noche y los fines de semana. Sin embargo, es poco probable que la programación de educación a distancia al largo plazo sea exitosa sin las reformas administrativas e institucionales concomitantes y significativas.
 

Tareas relacionadas a la enseñanza

·                     Los expertos en contenido compilan el contenido del curso

·                     Los coordinadores de curso determinan el diseño global

·                     Los editores de materiales de curso aseguran que los textos didácticos alcancen un nivel de calidad de redacción aceptable

·                     Los diseñadores visuales determinan el diseño de los materiales de curso

·                     Los tecnólogos educacionales y especialistas de medios determinan la interacción de los medios y el texto

·                     Profesores y/o tutores producen y corrigen exámenes

·                     El personal del Registrado administra los exámenes

·                     Los asesores y profesores o tutores asesoran a los estudiantes

Cuadro 3. Como la Universidad de Athabasca "desgloza" la función de enseñanza

Las instituciones duales (las que ofrecen programas académicos presenciales y a distancia) a menudo procuran emprender programas de educación a distancia sin la creación simultánea de los subsistemas esenciales de la educación a distancia anteriormente explicados. Por contraste, en la Universidad de Athabasca todas las unidades académicas y no-académicas han sido creadas para que tengan correspondencia con las funciones (mostradas sin ningún orden particular) en la Figura 1). (Una breve explicación de cada uno de estos subsistemas aparece en el Cuadro 2 y una explicación más detallada aparece en el Cuadro 3 en el apéndice.) Dentro de lo que llamaría el "DNA organizativo" ó génesis de un sistema eficiente, en cada uno de estos subsistemas de educación a distancia existe la necesidad de cumplir el mandato de la Declaración de Misión de la Universidad de Athabasca que se presenta a continuación:

La Universidad de Athabasca se dedica a la eliminación de barreras que tradicionalmente restringen el acceso y éxito en los estudios de nivel universitario y a aumentar la igualdad de oportunidad educativa para todos los adultos canadienses sin tomar en cuenta su ubicación geográfica y credenciales académicas previas. Como es común a todas las universidades, la Universidad de Athabasca está comprometida con la excelencia en la enseñanza, la investigación y la erudición, y en servir al público general. (Athabasca University, 1998, pág. 2)

Cada vez más universidades están lanzando programas para servir a los estudiantes en ubicaciones geográficas remotas. Sin embargo, al igual que lo hace una universidad abierta, la Universidad de Athabasca ocupa un lugar único al aceptar a todos los estudiantes sin tomar en cuenta sus credenciales académicas previas. Cuando las universidades duales crean subsistemas operativos para servir estudiantes a distancia, no es nada sorprendente que con frecuencia encuentran oposición de los otros subsistemas dentro de la misma institución que no comparte tal compromiso. Aún en aquellos casos donde la administración central de una institución dual considera la programación a distancia como una prioridad institucional, la coexistencia entre los subsistemas a distancia y convencionales puede ser tensa. Las prioridades de los programas presenciales usualmente tiene mayor peso en la historia y la tradición institucionales, y en consecuencia, fácilmente pueden triunfar sobre las iniciativas de la educación a distancia.

Un Núcleo de Profesores de Planta

Es fascinante percatarse de que con la proliferación de los programas de educación superior a distancia, parece que hay cada vez más dependencia del profesorado de tiempo parcial. Éstos son profesores que no tienen expectativas de involucramiento total en la investigación, el servicio profesional o administrativo. Como consecuencia, puede haber una disminución en la calidad de la enseñanza y la institución puede convertirse en una fábrica de enseñanza, produciendo cursos a costo mínimo y ganancia máxima. Típicamente, asignaturas sobre negocios e informática constituyen la mayor parte del currículum de éstas instituciones que tienden a atraer al mayor número de estudiantes. Por otra parte, las asignaturas en humanidades y ciencias que atraen al menor número de estudiantes o que implican costos mayores, por conveniencia, son omitidas del currículum. En contraste con estas tendencias, la Universidad de Athabasca se distingue por su núcleo de profesores de planta que representan no solamente a las disciplinas más populares, sino también las humanidades y ciencias sociales que ofrecen a los estudiantes oportunidades de crecimiento y amplio desarrollo intelectual. Con sus 110 profesores de planta y más de cien tutores, la Universidad de Athabasca tiene suficiente personal académico para contribuir a la planificación académica, controlar la calidad de la enseñanza e impulsar la realización de investigación tanto disciplinaria como investigación crítica para cumplir con la misión institucional. Por consiguiente, la Universidad de Athabasca no presenta solamente un perfil de enseñanza, sino también tiene un perfil de investigación y de servicio profesional. Ha ganado el respeto de instituciones hermanas como una universidad genuina, no simplemente como una fábrica educativa que suministra asignaturas y títulos. Aunque la universidad depende menos de los profesores de planta de lo que lo hacen las universidades convencionales, nuestro núcleo del personal académico es suficientemente grande para proveer a la universidad la flexibilidad para crecer sin tener necesidad de agregar personal académico de tiempo completo en la misma proporción que la del crecimiento estudiantil experimentado.

 Implicaciones

Desde mi óptica, estos cuatro atributos representan una enorme ventaja en tanto idear como implementar no sólo cursos de estudio, sino también enteros programas de estudios a distancia. Su importancia fue vislumbrada cuando realicé un estudio (Cookson, 2000) el año pasado sobre los problemas que enfrentan las universidades que tradicionalmente han ofrecido programas de estudios presenciales y ahora procuran ofrecer cursos y/o programas a distancia mediante el Internet. Habiendo consultado con varios observadores norteamericanos, descubrí los problemas que se presentan en el Cuadro 4.
 

Problemas Identificados

· El enorme peso de siete siglos de tradición académica

· Engorrosas normas, reglamentos y estructuras de toma de decisiones

· Roles y responsabilidades establecidos de profesores, departamentos, facultades, y universidades enteras

· Escasos recursos financieros para iniciar y entonces mantener altos costos de alta tecnología

· Políticas y procedimientos centrados en ciertos sitios, por ejemplo un campus, un estado, un país

· Recompensas e incentivos para mérito, promoción, y permanencia que pasan por alto los altos gastos de tiempo para elaborar cursos y programas a distancia

· Propiedad intelectual y derecho de autores que desaniman a los productores de nuevos cursos y programas mediante el Internet

· Valor comercial que representan obras académicas preparadas para entregarse a distancia mitiga cooperación y colaboración entre profesores

· Falta de una infraestructura tecnológica en muchas instituciones retrasa el avance de programas de educación a distancia

· Falta de programas y recursos de perfeccionamiento y actualización del profesorado disminuye la adopción de nuevas tecnologías por los profesores

· Falta de apoyo técnico disponible y conveniente puede resultar en frustración por parte de los docentes tanto como los estudiantes

· Necesidad de evaluación continua para informar la toma de decisiones en cuanto a los diseños, técnicas, y métodos de la educación a distancia

· Filosofía de currículum preponderante no reconoce las diferencias las diferencias entre los ambientes de aprendizaje a distancia y convencional

· Dificultades de comunicación entre técnicos y académicos

· El reto de convencer a los profesores de los beneficios de involucramiento en la instrucción en línea

· Mantenimiento de calidad a la vez de obtener economías de escala

· Necesidad de recuperación de gastos y generación de ingresos

· Importancia de mercadotecnia en un ambiente cada vez más competitivo

· Mantenimiento del enfoque central en el aprendizaje en vez de las tecnologías

· Viraje en la demanda por la educación superior de "educación por si acaso" a "educación para este momento" y "educación personalizada y hecha a la medida"

· Establecimiento de servicios en apoyo de aprendizaje a distancia

· Reconocimiento de investigación de enseñanza en línea como un objeto legítimo para la promoción y la permanencia

· Competitividad creciente de universidades virtuales y corporativas

Cuadro 4. Problemas relacionados a la implementación de la educación a distancia mediante el Internet que enfrenta la educación superior convencional

Cabe anotar que la Universidad de Athabasca no considera la mayoría de estos problemas como problemas. Por haber sido una universidad abierta y a distancia dedicada desde su inauguración, la corriente dominante da respuestas de forma muy diferentes que las universidades donde tienen que hacer juegos malabares con la educación convencional y la educación a distancia. Existe otro tipo de cultura completamente diferente que no tiene que coexistir o continuamente justificarse a la cultura imperante de la educación presencial basada en la instrucción del aula y las conferencias impartidas en las aulas magnas. No quiere decir que la Universidad de Athabasca esté sin problemas. Sin embargo, queda claro que sus problemas no son éstos. Para resumir, la Universidad de Athabasca es capaz de resolver los problemas enumerados en el Cuadro 4. Este hecho destaca el valor y las ventajas con que cuentan las instituciones que possen estos atributos.
 

Conclusión

Mediante la adopción de tecnologías de la información, las instituciones de educación superior se están apresurando a establecer medidas para aprovechar su potencial. Algunas de estas instituciones están descubriendo que la educación a distancia puede facilitarles la promesa de expandir el acceso, elevar la calidad, reducir costos, y aumentar la rentabilidad (Bates, 1996). Cuando es exitosa, la educación superior a distancia posibilita la expansión del número de cursos y programas, genera ingresos más altos de los que se basan en las matrículas y sirve como un vehículo para vigorizar otros aspectos de sus operaciones (Daniel, 1996). En pos de tales beneficios, las instituciones de educación superior de los diferentes países del mundo ya están utilizando tecnologías de la educación a distancia en los cursos y programas para atender a estudiantes que viven lejos de sus zonas geográficas de captación tradicional.

Sostengo que la experiencia de la Universidad de Athabasca, como la Universidad Abierta en Canadá, demuestra la importancia de (1) una estructura administrativa racionalizada, (2) una orientación de mercado intrínseca, (3) un sistema integrado de educación a distancia y (4) un núcleo de profesores de planta. En la medida que las universidades puedan incorporar estos atributos, estarán en mejores condiciones al enfrentar, responder, y eliminar los problemas endémicos a las universidades tradicionales que aspiran a hacer avances sustantivos en la programación a distancia. Habiendo desarrollado estos atributos, la Universidad de Athabasca se presenta capaz y lista para responder a las oportunidades de seguir creciendo a una tasa extraordinaria, atrayendo a estudiantes no sólo de todas partes de Canadá, sino tambien de otras países del mundo. Por eso también, La Universidad de Athabasca continúa estando abierta para compartir su experiencia y desarrollar alianzas de sustantivas de colaboración con organizaciones de otras partes del mundo. En una palabra, la Universidad de Athabasca está en una buena posición para servir como ejemplo de la educación superior a distancia.

 

Referencias

Athabasca University. Athabasca University 97/98 Calendar (Athabasca, AB: Athabasca University, 1985).

Bates, T. The impact of technological change on open and distance learning. (Keynote address at Queensland Open Learning Network, Open Learning: Your future depends on it, 4-6 December, 1996.) http://bates.cstudies.ubc.ca/brisbane.html

Cuban, L. (1999). How Scholars Trumped Teachers: Change without Reform in University Curriculum, Teaching, and Research, 1890-1990 (New York: Teachers College Press.

Cookson, P. S. (2000). Implications of Internet technologies for higher education: North American perspectives." Open Learning, 15(1), 71-80.

Daniel, J. S. Mega-universities and knowledge media: Technology strategies for higher education. London: Kogan Page, 1996.

Daniel, J. S. "Distance Learning in the Era of Networks." The ACU Bulletin of Current Documentation, No. 138 (April 1999), 7-