Dossier /1

 

LA SUSTITUCIÓN DE LOS CEP ANDALUCES:

HITOS DE UNA RESISTENCIA.

Presentación, nudo y (un) desenlace

 

Selección de textos: Manuel Vera Hidalgo

 

Ofrecemos aquí una recopilación de documentos que ilustran y resumen el conflicto y la movilización que durante varios meses (el primer borrador de decreto lleva fecha de febrero de 1997 y el documento definitivo apareció en Boletín Oficial de 9 de agosto) se produjo contra el proyecto de sustitución de los CEP del Consejero Pezzi, una lucha contrarreloj en la que participaron sindicatos, universidad y los propios centros de profesores, y que tuvo repercusión en la prensa. En ellos se exponen buena parte de los argumentos que el profesorado esgrimió en contra del programa de asunción directa del control, desarraigo y reducción de la red de formación que suponía el anunciado Siste­ma Andaluz de Formación, y a favor de la recuperación de algunos de los principios que inspiraron los primeros CEP: renovación, participación, autono­mía..., principios estos que a lo largo del tiempo ya habían sufrido un proceso continuado de desgaste y retroceso.

 

1. Presentación

 

 

Sobre el sistema andaluz de formación permanente del profesorado

 

Los coordinadores/as de los Centros de Profesores de Andalucía, reunidos en Antequera el día 6 de marzo de 1997, ante la situación provocada por las declaraciones de distintos responsables de la Consejería de Educación y Ciencia de la Junta de Andalucía, así como por la filtración de borradores de futuras normativas que ponen de manifiesto la clara intención de dicha Consejería de introducir sensibles modificaciones en el actual sistema de Formación Permanente del profesorado (FPP), queremos manifestar lo siguiente:

1°  Afirmar que el papel que, desde hace más de 10 años, están desempeñando los CEP en Andalucía ha sido el de propiciar el acercamiento de la formación a los profesores/as y a los centros educativos, a partir de sus propias necesidades y contando con las líneas emanadas por la Consejería  en mu­chas ocasiones, a pesar de las limitaciones de medios y contando con esfuerzo personal y voluntario de muchas personas .

2°  Esta institución formativa se ha venido sustentando en un conjunto de principios que han diferenciado a los CEP andaluces de otras instituciones similares del estado español. Entre dichos principios destacamos: la descentralización del sistema de FPP, la participación democrática del profesorado en su gestión y desarrollo, una autonomía responsable y comprometida con las necesidades del sistema educativo andaluz, capaz de adaptarse a las peculiaridades de cada comarca y de contemplar una diversidad de modalidades formativas de acuerdo con las distintas necesidades e intereses del profesorado. Una institución promotora del trabajo en equipo de los docentes, entendido como estrategia básica para el desarrollo profesional y la mejora de la calidad educativa, que ha integrado el asesoramiento como función básica para la dinamización de los procesos formativos.

3°  Por contra, se propone un nuevo sistema de formación que, lejos de mejorar y profundizar en las líneas anteriormente citadas, sobre las que existe un amplio acuerdo, manifiesta una clara desconfianza hacia el papel activo del profesorado andaluz en su propia formación permanente. Sólo desde esta consideración cabe entender el retroceso en la descentralización de los CEP, la desaparición de su representación democrática en los órganos de dirección, la anunciada supresión drástica de muchos de los actuales CEP, Aulas de Extensión, asesores/as, etc.

4° Por todo lo anterior, proponemos:

a) Mantener la actual red de CEP y Aulas de Extensión, avanzando en una progresiva descentralización de los mismos.

b) Considerar y fijar las plantillas de asesores/as en función de criterios no exclusivamente coyunturales, esto es, al margen de la implantación de ésta u otra reforma educativa y en relación con la necesaria y permanente renovación pedagógica, garantizando una adecuada proporcionalidad entre los asesores de los distintos niveles educativos.

c) Potenciar los consejos de dirección de los CEP, profundizar en su carácter democrático como órgano autónomo para la planificación, desarrollo y evaluación de los planes de formación.

d) Reivindicar el mantenimiento de la denominación actual  CEP  por ser suficientemente significativa y reconocida, frente a la inexacta y equívoca de CFP (*).

5°  Rechazar el procedimiento por el cual se pretende sustentar las decisiones relativas al nuevo sistema de formación en procesos poco transparentes y democráticos. Deben rescatarse, por el contrario, procesos participati­vos y corresponsables que faciliten el debate, el diálogo y la búsqueda de acuerdos.

Antequera, 6 de marzo de 1997

 

(*) "Centros de Formación del Profesorado", denominación acuñada por el primer borrador del Decreto que establecía el Sistema Andaluz de Formación, que después se sustituyó por la de "Centros de Profesorado".

 

 

 

 

2. Nudo

 

2

 

Consideraciones al borrador de proyecto

"Sistema Andaluz de Formación" y sus anexos.

CEP de la provincia de Cádiz

 

La Consejería de Educación acaba de hacer público un borrador del Decreto que regulará a partir del próximo curso el "Sistema Andaluz de Formación". En el mismo se definen, entre otras cosas, el nuevo perfil de los CEP así como la nueva distribución geográfica y de personal de los mismos.

El borrador se acompaña de dos anexos en los que se expone la justificación de algunas de estas medidas y de otras complementarias. Pues bien, aunque el documento se ha presentado como una propuesta cerrada al que ningún sector educativo puede hacer aportaciones, los equipos pedagógicos de los CEP de Cádiz no comparten, en absoluto, ni el diagnóstico ni las soluciones propuestas en los mismos.

No estamos de acuerdo con el diagnóstico, entre otras cosas, porque no se han hecho  que sepamos  ningún tipo de evaluación cualitativa de los Centros de Profesores. Los únicos datos que la Consejería ha hecho públicos hasta el momento sobre este tema son los que se recogen en la publicación aparecida el año pasado La Formación Permanente del profesorado en/para Andalucía. Documento de Análisis y debate sobre la situación actual de la Formación Permanente del Profesorado en Andalucía, cuyo contenido contradice radicalmente lo que ahora se pretende poner en marcha.

Así pues, no conocemos las fuentes de los datos que se~han barajado para llegar a esas conclusiones. En cualquier caso, nos parece que no coinciden con la realidad de todos los Centros de Profesores, por lo menos con la de los nuestros. Es más, aunque el análisis de la situación fuese exacto, no deja de sorprendernos el tipo de soluciones, a nuestro juicio totalmente incongruentes y contradictorias, que se ofrecen.

Sintetizamos brevemente, en letra cursiva, los puntos esenciales de los documentos que hemos recibido y a continuación hacemos unos comentarios que, desde nuestro punto de vista, ponen de manifiesto las incoherencias entre el diagnóstico y las medidas que se quieren tomar.

 

A. En los citados anexos se afirma que uno de los motivos que hacen necesaria la reestructuración de la actual red de formación es la "inadecuada ubicación de los Centros de Profesorado" que atienden colectivos comprendidos entre los 180 y los 8000 profesores. Dice textualmente el documento: "Redistribución geográfica más acorde con la situación del Nuevo Sistema Educativo y de los recursos existentes, teniendo en cuenta: número de Centros, número de profesoreslas, comunicaciones, plantillas y medios materiales."

En este sentido, se prevé que desaparezcan 16 CEP y las actuales 47 Aulas de Extensión. En nuestro caso, los CEP de La Línea y Chiclana y las Aulas de Extensión de Jimena, Barbate, Olvera, Ubrique, Sanlúcar, Puerto Real y Puerto de Santa María, que desaparecen y se integran en cuatro CEP.

Nos parece evidente la incoherencia que se observa en este punto. Si el problema de la distribución de los CEP actuales es que no atienden bien al profesorado por su excesivo número y por la dificultad de las comunicaciones, la solución adoptada no puede ser la de disminuir el número de CEP Aulas y la plantilla de los mismos.

Los datos extraídos del propio documento pueden ilustrar esta contradicción.

Según la nueva distribución, la provincia de Cádiz tendría el mayor número de profesores por CEP, con una media de 3.400; lo que supone que cada asesor tendría que atender a unos 250 profesores. [...].

Se nos ocurren varias preguntas: ¿Cómo puede atender un CEP en el que habría unos diez doce asesores, esta zona y tal número de profesores? ¿Cuántos kilómetros habrá de recorrer un profesor para asistir a un curso? O esta otra más directa: ¿Por qué siempre "redistribución" es sinónimo de "recorte"?

En pura lógica, parece que la REDISTRIBUCIÓN no pasa por un recorte, sino más bien por un aumento del número de personas y de CEP que se encargan de la formación.

 

B. Posteriormente se hace referencia a las deficientes condiciones materiales de los edificios que albergan los CEP, así como a la falta de coordinación interna, a la excesiva carga burocrática y ala deficiente atención administrativa de los actuales Centros de Profesores.En primer lugar, hay que comentar que, ante esta supuesta realidad, el documento no aporta ninguna solución.

En lo que a los CEP de La Línea y de Chiclana se refiere, no es cierto que las actuales condiciones materiales sean deficientes y, mucho menos aún, que haya una falta de coordinación interna.

Compartimos plenamente la percepción de la Consejería de que los CEP están sobrecargados de burocracia y trámites administrativos, máxime si ocurre como en la mayoría de los nuestros, donde los mismos asesores atienden estos aspectos administrativos. La solución, nos parece, es dotar de personal de este tipo a los CEP, no suprimirlos.

De nuevo unas preguntas: ¿No es contradictorio que, ante tal detección, la respuesta sea la de centralizar más la formación alejándola de los centros periféricos de la zona y reduciendo o eliminando administrativos? ¿Qué ocurrirá con las dotaciones y los locales que, además de ser idóneos (aunque mejorables, como es nuestro caso), tienen sus convenios con los respectivos Ayuntamientos?

 

C. Más adelante se habla de una "inadecuada distribución de los recursos personales y materiales" y se afirma que el perfil de los asesores se ajusta mal a las necesidades del sistema educativo porque está "muy centrado en los aspectos específicos de las áreas".

A este respecto, y en el apartado referido a los Planes de Formación se apuntan como negativas las "actuaciones poco centradas en el análisis de las prácticas del centro docente" y más volcadas en aspectos curriculares de las áreas y la preferencia por las actividades tipo curso en detrimento de las de autoformación, con las consiguientes deficiencias a la hora de seguir y evaluar dichas actividades.

Con respecto a los problemas que plantea el perfil de los asesores hace ya mucho tiempo que los CEP de Cádiz vienen trabajando en la línea que la Consejería quiere promover ahora. Siempre hemos procurado atender todas las necesidades del profesorado, independientemente de los recursos personales con que contamos y de la "etiqueta" que figure en nuestro puesto de trabajo. No hay más que repasar nuestros planes de formación y nuestros principios de procedimiento donde quedan claramente reflejadas estas concepciones.

Es más, si tal decisión fuese correcta, ¿no parece incoherente que las líneas de formación impuestas por la Consejería (cursos de anticipación, implantación, etc.) sean de la modalidad cursos? ¿Por qué hace años que no hay ni una sola actividad dirigida a asesores? ¿Por qué la propia Administración exige, para consolidar los sexenios, actividades específicas tipo cursillo?

 

D. Según este documento, la Consejería pretende ligar las actividades formativas a la práctica docente, impulsando la formación en Centros y el autoperfeccionamiento; para ello menciona que hay que potenciar el seguimiento y la evaluación de las distintas actividades. Esta pretensión es la que justifica la mencionada redistribución de los recursos y la necesidad de coordinar los distintos Centros de Formación del Profesorado.

 

Estas afirmaciones se contradicen con el hecho de que desde este mismo curso ha desaparecido la convocatoria oficial de "Proyectos de Formación en Centros", "Proyectos de Innovación" y "Seminarios Permanentes".

De todas formas, esta línea de trabajo implicativo hace tiempo que la desarrollamos en nuestros CEP, y si no la ampliamos más es por falta de personas y de tiempo material. Concretamente, durante este curso estamos trabajando directa y periódicamente con la inmensa mayoría de los grupos de trabajo que tenemos en las zonas de actuación.

Por otra parte, queremos dejar claro que si la formación se ha centrado hasta ahora en aspectos curriculares ha sido porque la propia Administración ha creado esas necesidades de elaboración de los PCCs sin que, por otra parte, se haya preocupado mucho de la calidad de los procesos correspondientes. En los CEP tenemos la sensación de que este tipo de demandas institucionales, muchas veces cerradas y con amplios presupuestos han absorbido cada vez más nuestros esfuerzos, en detrimento de la propia autonomía y mayor disponibilidad para dinamizar nuestros propios Planes de Formación.

Si se quieren evaluar convenientemente las actividades de formación ¿cómo hacerlo, de llevarse a cabo la reestructuración, con menos CEP, ningún Aula de Extensión, menos asesores, con cientos de profesores por asesor y a decenas de kilómetros de distancia? ¿Por qué se suprimen todas las Aulas de Extensión, cuando ha sido principalmente en éstas, debido a su menor número de profesores, donde se han desarrollado experiencias más implicativas de formación en centros y de reflexión sobre la propia práctica?

Por todo lo expuesto, pensamos que el mencionado borrador de Decreto y sus anexos no obedecen realmente a la actual situación de los CEP Aulas y, además, las justificaciones expuestas no son fruto de una evaluación de la actual red de Formación. Más bien, desde nuestro punto de vista, primero se ha hecho el recorte y posteriormente se han buscado razones que lo justificasen, por lo que éstas no hacen sino poner en evidencia constantes contradicciones que creemos haber puesto de manifiesto.

En resumen, hasta ahora la Administración:

 

1.  Ha propiciado una formación institucional:

 

  Tecnocrática, con líneas de formación tipo cursos específicos, con amplios presupuestos, escaso seguimiento, evaluación y repercusión en los Centros.

        Favorecedora del individualismo, al primar la realización   de actividades para la consolidación de sexenios, concursos de traslados, oposiciones, méritos, etc.

      Circunscrita a procesos de reforma de carácter más político que formativo.

 

2.  No ha desarrollado:

 

  Una eficiente formación para asesores y asesoras.

      - Una buena evaluación cualitativa del trabajo de los CEP después de diez años de funcionamiento.

  Una necesaria coordinación regional entre los CEP-Aulas, que sí existió en su tiempo.

  Una política de dotación de administrativos y personal laboral.

        Una regular entrega de las dotaciones presupuestarias, incumpliendo su propia normativa al respecto.

 

3.  Ha ignorado:

 

       El trabajo desarrollado por los CEP y Aulas de Extensión, especialmente en lo que se refiere a dinamización del profesorado, nuevas líneas de perfeccionamiento, trabajo con actividades de autoformación y detección de necesidades.

  La labor de los órganos Colegiados y representantes de Centros.

       Los procesos de evaluación que se están desarrollando en los CEP-Aulas: Evaluación de actividades con agentes e instrumentos variados, evaluaciones de proceso, evaluaciones finales, evaluaciones externas.

 

4.  Quiere ofrecer:

  La reducción drástica de CEP Aulas y las plantillas de la actual red de formación.

-  La centralización en grandes urbes, alejando la formación de los núcleos de formación periféricos.

  El control absoluto de los CEP, nombrando directores y vicedirectores y quitando protagonismo a los órganos Colegiados, favoreciendo así un modelo más jerárquico de toma de decisiones.

  Un radical cambio de perspectiva sobre el papel de los CEP en cuanto a la organización global de la formación, ya que éstos sólo intervendrían en los niveles más bajos de la misma.  Una evaluación cuantitativa, basada en datos numéricos.

  Un recorte de los presupuestos dedicados a la formación.

 

 

3

 

LOS COORDINADORES/AS DE LOS CENTROS DE PROFESORES DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA ANDALUZA, tras la reunión mantenida por la Directora General de Evaluación y Formación del Profesorado, Di Isabel de Haro Aranberri, con la Comisión Regional de Coordinadores/as de CEP, celebrada en la Consejería de Educación y Ciencia el pasado 14 de marzo de 1997, y habiendo conocido el borrador del decreto sobre el nuevo Sistema Andaluz de Formación, que pretende imponerse sin el necesario debate, acuerdan manifestar lo siguiente:

I. Que en los CEP se es consciente desde hace años de que el Sistema de Formación Permanente del Profesorado (FPP) exige promover un debate contrastado y continuo, como se ha venido demostrando en distintos foros y documentos, porque nos sentimos responsables de la labor desarrollada desde el momento de su creación hace ahora más de diez años.

II. Que rechazamos totalmente la forma unilateral y el fondo restrictivo del borrador del decreto que pretende suprimir la actual red de CEP para establecer una nueva configuración institucional de la FPP en Andalucía  los Centros de Formación del Profesorado , sin respetar un proceso contrastado y objetivo que garantice una adecuada toma de decisiones en este sentido. Por el contrario, esa Dirección General ha desvirtuado los debates desarrollados el pasado curso, así como los encuentros provinciales realizados en los inicios del actual, al no hacer público el proceso evaluador ni sus resultados, interpretarlos a su conveniencia y adoptar decisiones unilaterales no contrastadas.

III. Por todo ello, apelamos de nuevo a que se desarrolle un proceso que vele por la mejora del sistema de la FPP en Andalucía y que necesariamente debiera contemplar las siguientes acciones:

1. Promover un debate objetivo sobre la FPP en Andalucía en el que participen todos los sectores implicados directamente en el mismo (profesorado, centros, asociaciones, CEP, etc.), así como que se den a conocer las conclusiones, aunque sean provisionales de las investigaciones que se vienen desarrollando en distintos ámbitos universitarios en relación a dicho sistema.

2. Que, como consecuencia de ello, se estudie la necesidad de reformular o adaptar el Plan Andaluz de Formación Permanente del Profesorado a las necesidades y retos actuales que se plantea el sistema educativo andaluz: revisión de objetivos, selección de las mejores estrategias formativas, disposición de los recursos necesarios, etc., contando para ello con el mayor consenso posible entre los distintos sectores educativos.

3. Que se profundice en la configuración de un sistema de FPP cada vez más progresista y solidario  y no al revés , y, por tanto, que se mantengan como retos deseables los principios que han venido sosteniendo la red andaluza de FPP hasta el momento:

a) Descentralización: haciendo posible, mediante la cercanía de estas instituciones, el cumplimiento del principio de igualdad de oportunidades para el ejercicio del derecho/deber de la formación permanente de todo el profesorado no universitario que trabaja en Andalucía.

b) Autonomía: haciendo posible que los sucesivos planes de formación sean el fruto de contraste de intereses y perspectivas legítimas que sostienen los distintos sectores del profesorado de una comarca, sin perjuicio de que contemplen, a su vez, los provenientes de los ámbitos de carácter provincial y/ o regional.

c) Participación democrática: Haciendo posible que el profesorado asuma un papel protagonista en el diseño y realización de sus propios procesos formativos, como requisito básico para el desarrollo de su competencia profesional.

d) Gestión democrática: haciendo posible que el proceso de toma de decisiones se realice por órganos colegiados con representación de todos los sectores implicados en la formación del profesorado.

e) Contextualización: haciendo posible la necesaria adaptación de las orientaciones y principios generales de actuación a las características, necesidades, demandas e intereses del profesorado y de los centros en cada contexto escolar.

 

Por todo ello, pedimos:

1. La paralización inmediata de la elaboración del decreto sobre el Sistema Andaluz de Formación, hasta tanto no se produzca el necesario proceso de debate y consulta con todos los sectores afectados e interesados en la Formación Permanente del Profesorado.

2.  La dimisión de D. Manuel Pezzi, Consejero de Educación y Ciencia de la Junta de Andalucía y de D4 Isabel de Haro, Directora General de Evaluación Educativa y Formación del Profesorado.

Así mismo, manifestamos que los Coordinadores/as de los Centros de Profesores de Andalucía presentarán la dimisión de sus cargos en caso de no producirse la solicitada paralización del proceso de elaboración del decreto sobre el Sistema Andaluz de Formación.

 

Juan José Gordillo García,             Antonio García Sánchez      Juan      Rubio Lozano

CEP de úbeda                                                    CEP de Málaga CEP de Linares

Antonio M. Villegas Lirola,                                    José Bermejo Avila, José M. Naz Villegas

CEP de Vélez Rubio                                             CEP de Lora del Río CEP de Lebrija

José L. Hidalgo Pérez                                          Antonio Urbano Gómez    Isabel Aguilera Muñoz

CEP de Antequera                                              CEP de Montilla CEP de Sierra de Segura

Juan José Serrano Martín                                     María del Mar Hens Muñoz,       Francisco Machío

CEP de Guadix                                                   CEP de Córdoba CEP de Alcalá de

                                                                      Guadaira

Abelardo de la Rosa Díaz,                                     José Luis Navas Ocaña,  Salvador Tirado Díaz

CEP de Jaén                                                      CEP de Granada CEP de Écija

María C. Rodríguez Mateo,                                   Manuel Vera Hidalgo, Antonio Izquierdo

CEP de Isla Cristina                                            CEP Poniente Gr., Loja    CEP Luisa Revuelta,

                                                                      Córdoba

Clemente M. López Jiménez                                  Francisco Ruiz Ruano Cobo       Manuel Jiménez Girón

CEP de Osuna                                                    CEP de Priego CEP de Guadalhorce

Francisco Montoro,                                             Ángel Azábal Vásquez,    Jose M. Romero de la

CEP de la Axarquía                                             CEP de Ronda Osa Mateo

                                                                      CEP de Aracena

María Angeles B.,                                               Juan de Dios Cebrián, Antonio Trujillo Acosta,

CEP Sierra de Córdoba                                        CEP de Motril CEP de Baza

Cristóbal Macías Gil,                                            Ángel Alcaria Capado Dulce Casado Jiménez,

CEP Sierra de Cádiz                                            CEP de Huelva CEP de Huéscar

CEP de Jerez

CEP de Algeciras                                                Francisco Verdegay Flores,       Angel J. Lledó Becerra,

CEP de La Linea                                                 CEP de Almería CEP de Castilleja

CEP de Cádiz                                                     CEP de El Egido CEP de Pilas

                                   CEP de Cuevas

                                   CEP de Olula del Río


4

 

Nota de Prensa

La Consejería de Educación suprime "por decreto"

la Red de Centros de Profesores de Andalucía

 

Los coordinadores/as de los Centros de Profesores/as de Andalucía, reunidos en Córdoba el día 18 de marzo de 1997, queremos hacer llegar ala opinión pública y, especialmente, al profesorado andaluz, nuestro más enérgico rechazo al futuro Decreto del Sistema Andaluz de Formación Permanente, por cuanto supone:

a) En relación al contenido del mismo:

1 ° Concentración y reducción de la red de formación: el decreto y sus anexos plantean la supresión de los CEP actuales y de todas las aulas de extensión. Se propone, por el contrario, la creación de una nueva institución formativa, los llamados Centros de Formación del Profesorado (CFP) que nacen como centros burocratizados que atienden a un gran número de profesorado y que cuentan con una extensa zona de actuación, lo que se aprovecha para reducir en una tercera parte la actual red. Se retrocede así en la promoción del principio de igualdad de oportunidades para el ejercicio del derecho/deber de la formación permanente de todo el profesorado que trabaja en cualquier centro educativo de Andalucía.

2° Retroceso en la democratización y autonomía: se limita la representación democrática del profesorado en los órganos de gestión de los CFP  sólo a través de los Jefes/as de Estudio , que se configuran como instituciones al servicio de la administración educativa regional y no como ámbitos de participación del profesorado en su formación permanente. Asimismo, se establece la imposibilidad de que los CFP aprueben sus propios planes de formación e incluso puedan elegir a los nuevos Directores de CFP, lo que se reserva en exclusiva la administración educativa regional.

3° Recorte presupuestario: todo ello nos hace pensar que, además de los motivos anteriormente expuestos, lo que subyace es la aplicación de una política de recorte presupuestario puro y duro, disfrazada, eso sí, con la adopción de criterios de rentabilidad económica aplicados  y ésta es la novedad sobre sectores sociales como la educación, lo que, desde posiciones progresistas, no deja de ser, ciertamente, desconcertante. Se anuncia, así, la supresión de los CEP, de los efectivos de asesores/as, de todos los Departamentos de Informática y de Recursos y, supuestamente, la reducción significativa de la inversión futura en gastos de formación permanente del profesorado.

b) En relación al procedimiento seguido:

1 ° Deseamos manifestar los elementos que se han considerado para elaborar dicho Decreto, así como los que han sido despreciados por la Consejería de Educación. De los contactos mantenidos con la Dirección General de Evaluación y Formación del Profesorado se desprende que el elemento fundamental para esta toma de decisión ha sido las valoraciones de personas allegadas a la Directora General que, a título personal, han transmitido un conjunto de valoraciones que no han sido explicitadas en documento alguno. Por el contrario, han sido ignorados sistemáticamente aquellos documentos que consideramos fundamentales: las memorias anuales de los CEP, las aportaciones realizadas al Debate sobre la Formación Permanente durante el curso 95 96, las sugerencias propuestas por las Comisiones Provinciales a la Jefatura del Servicio de la D. General, así como los resultados obtenidos en las diferentes investigaciones que vienen desarrollándose por las universidades andaluzas.

2° Se ha pretendido hurtar la participación de los sectores afectados  profesorado, Consejos de Dirección y Consejos Técnicos, Coordinadores/as de CEP...  , durante todo el proceso de elaboración del futuro Decreto.

c) En cuanto a la actitud mantenida por los responsables de la Consejería de Educación en todo este proceso:

1° El Consejero de Educación, Sr. D. Manuel Pezzi, ha venido realizando una serie de manifestaciones vejatorias respecto a los CEP y a los asesores  cursos de macramé, aburguesamiento del personal, los CEP como portaaviones (?)...  que han puesto de manifiesto lo simple y falto de rigor de las mismas, así como su actitud hostil hacia una institución que, entendemos, desconoce en gran medida.

2° Por otra parte, la Directora General, Sra. Dª Isabel de Haro, ha venido mostrando desde su incorporación una desconfianza injustificada respecto al papel de los CEP, así como un desconocimiento notorio de su realidad y de los planes de formación, que la incapacita para realizar la labor que tiene encomendada.

3° Por todo lo anterior; exigimos la dimisión, tanto del Sr. Consejero como de la Directora General de Evaluación y Formación del Profesorado.

 

Por último, manifestamos que hemos elaborado un documento alternativo con el que sentar unas bases sólidas sobre las que abrir un proceso de debate contrastado y democrático sobre la Formación Permanente en Andalucía, reiterando nuestra permanente disposición a participar en el mismo. En caso de no abrirse este proceso, presentaremos de inmediato la dimisión de nuestros cargos.

 

Juan Rubio Lozano   José María Naz Villegas                 Salvador Tirado Díaz

CEP de Linares               CEP de Lebrija               CEP de Écija

Ángel I. Lledó Becerra                                       Manuel Vera Hidalgo M. del Mar Hens Muñoz

CEP de Castilleja            CEP de Loja                  CEP de Córdoba

Isabel Aguilera Muñoz                                       Agustín Carrillo de Albornoz         Antonio Izquierdo Montero

CEP de Sierra de Segura                                    CEP de Andújar CEP L. Revuelta, Córdoba

María Angeles B.            Juan de Dios Cebrián        Antonio Urbano Gómez

CEP Sierra de Córdoba                                      CEP de Motril CEP de Montilla

 

Francisco Ruiz Ruano Cobo Clemente M. López Jiménez Antonio García Sánchez

CEP de Priego                CEP de Osuna                CEP de Málaga

Manuel Jiménez Girón                                        Francisco Montoro Fdez.   Angel Azábal Vásquez

CEP de Guadalhorce        CEP de la Axarquía         CEP de Ronda

Blas Martín Bermúdez                                        José L. Hidalgo Pérez José M. Romero de la Osa

CEP Costa del Sol           CEP R. Galán, Antequera            CEP de Aracena

Jose A. Santos Lorca                                        Angel Alcaria Capado María C. Rodríguez Mateo

CEP de Valverde            CEP de Huelva               CEP de Isla Cristina

Francisco Machío           Cristobal Macías Gil         Antonio Trujillo Acosta

CEP Alcalá de Guadaira                                      CEP Sierra de Cádiz CEP de Baza

                                  CEP de Algeciras

Isabel Palomo Segundo                                      CEP de La Línea Juan J. Gordillo García

CEP de Chiclana             CEP de Jerez                 CEP de úbeda

Jose Luis Navas Ocaña                                      CEP de Cádiz Juan J. Serrano Martínez

CEP de Granada                                               CEP de Guadix

Francisco Verdegay Flores                                                                     Antonio M. Villegas Flores

CEP de Almería                                                CEP de Vélez Rubio


5

 

USTEA   UNIÓN DE SINDICATOS DE TRABAJADORES

DE LA ENSEÑANZA DE ANDALUCÍA

 

A/A Directora General de Evaluación y Formación del Profesorado

 

SOBRE EL PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE REGULA

EL SISTEMA ANDALUZ DE FORMACIÓN

 

A) Cuestiones previas

 

1.  El proyecto es inaceptable para USTEA. Debe ser retirado por parte de la Administración. Es necesario y urgente abrir un debate lo más amplio posible en el seno de la Comunidad Educativa sobre el tema de la Formación Permanente del Profesorado. Y se debe constituir una Comisión, formada por la Administración, Sindicatos, CEP y MRP, al objeto de elaborar un nuevo Proyecto lo más consensuado posible.

2.  Cualquier reforma o revisión del Sistema de Formación Permanente del Profesorado debe tener en cuenta los resultados de la evaluación realizada por el Departamento de Filosofía y Ciencias de la Educación de la Universidad de Málaga, y los debates sobre la Formación Permanente desarrollados durante el curso 95/96 en los CEP de Andalucía.

De igual manera, ese proceso no debe fundamentarse legalmente en la LOPEGCE, ya que esta Ley fue ampliamente rechazada por el conjunto del profesorado.

3.  El hecho de que esté terminando de implantarse la LOGSE no significa que el profesorado ya esté "reciclado" de cara a la misma, ni que vaya a disminuir la demanda de formación porque se suprima el sistema de sexenios. La Formación es Permanente y es un derecho y un deber de todos y todas las trabajadoras de la Enseñanza. Por ello, la Administración debe garantizarla poniendo todos los medios para que pueda llevarse a cabo, y cada enseñante ha de asumir como obligación la tarea de completar y ampliar permanentemente su formación.

4.  El modelo de Formación Permanente del Profesorado debe ser un modelo democrático, autónomo y descentralizado, que incluya las formas democráticas tanto en su diseño como en los procesos de desarrollo, seguimiento y evaluación.

5.  El modelo de Formación Permanente debe desvincularse totalmente del sistema retributivo.

6.  Los CEP son Centros del Profesorado y, como tales,organismos autónomos de la Administración.

7.  El modelo de Formación debe estar enmarcado en el proyecto de Escuela Pública Andaluza.

 

B) Sobre el Sistema Andaluz de Formación

 

1.  El proceso de Formación Permanente del Profesorado se debe fundamentar en Planes Territoriales Unitarios (de Centro, Zona, Comarca, Provincia, Comunidad Autónoma) que, partiendo de las necesidades de los centros educativos (pensados en y por el centro y explicitados en los Proyectos Educativos), recojan también las planteadas por todos los grupos y colectivos organizados y las diversas instituciones implicadas (MRP, Sindicatos, Ayuntamientos, CEP, Universidad), coordinándose de abajo a arriba, desde las necesidades más concretas a las más generales.

2.  Las comisiones que se establezcan para la elaboración de los diferentes Planes deben contar con la participación de todos los sectores afectados y sus representantes, y con funciones informativas, deliberativas, decisorias, ejecutivas y de control.

3.  Los presupuestos para la Formación del Profesorado deben ser adecuados a las necesidades de la estructura Global de Formación y corresponde a la Administración la aplicación y rentabilidad de los recursos destinados a la misma.

4.  Las condiciones mínimas que deben asegurarse para este modelo de perfeccionamiento deben pasar por:

a) Recursos adecuados: deben cubrir el presupuesto necesario para la investigación, la elaboración de material curricular, los asesoramientos, el material necesario, y las estructuras territoriales.

b) Equipos estables e integrados de docentes ligados a la existencia de proyectos educativos y procesos de investigación, experimentación y renovación pedagógicas

c) Potenciación de la participación e intervención de los y las docentes en su diseño, desarrollo y evaluación, apoyándose la autoevaluación cualitativa frente a la fiscalización cuantitativad

d) Claros avances en la autonomía pedagógica, organizativa y económica de los centros educativos.

e) Revisión del calendario y la jornada laboral, para posibilitar las tareas de formación, es decir, formación en horario de trabajo.

f)  Gratuidad total de las tareas de formación.

g) Potenciación de la vinculación entre Formación Permanente, Investigación Educativa y Renovación Pedagógica.

 

C) Los CEP

 

1.  Los CEP son los organismos del profesorado canalizadores del modelo de formación, con las siguientes características:

a) Ser Centros de información, de actualización, de colaboración, de orientación, de difusión y de ayuda.

b) Ser Centros de renovación, de investigación, de desarrollo curricular y de recursos.

c) Ser Centros reprográficos, informáticos, bibliotecas multimedia y museos pedagógicos.

d) Ser Centros sociales.

2.  La gestión democrática y la autonomía son la base de la identidad de los CEP. La coordinación de los mismos debe ser colegiada y elegida democráticamente. Sus Consejos deben tener competencias efectivas en cuanto a aprobación de su Plan de Actividades, presupuesto, elección de la coordinación y reglamento, e integrará en cualquier caso a representantes de los centros educativos, grupos de trabajo y seminarios permanentes, y de los sindicatos, MRP y otros colectivos de formación.

3.  Los cargos de Coordinación y las Asesorías de Formación no deben tener carácter permanente. El personal asesor debe estar adscrito y vinculado a los centros educativos, y deben estar diversificados en una doble vertiente: generalistas y por especialidades en áreas curriculares y transversales.

4.  Se deben priorizar las actividades de adscripción colectiva frente a las convocatorias de adscripción individual, y su vinculación a la práctica docente.

5.  Optimización y coordinación de los recursos humanos y materiales al objeto de conseguir mayor eficacia y rentabilidad de la formación en los diferentes ámbitos. Dotación de Personal de Administración y Servicios necesario para cubrir las necesidades de todos los CEP.

6.  Conversión de las actuales Aulas de Extensión en CEP y aumento del número de los mismos al objeto de acercar la Formación Permanente a todo el profesorado de las diferentes zonas.

Por USTEA,

Alfredo Infantes Delgado

(Secretaría Federal de Política Educativa) Jaén, 8 de abril de 1997

 

6

 

Sevilla, 9 de abril de 1997

Coordinadores(as) de los Centros de Profesores de Andalucía

Estimados Compañeros(as):

 

Los abajo firmantes, profesores investigadores del Proyecto Curricular IRES (Investigación y Reforma Escolar), queremos expresar nuestro apoyo al documento que, con motivo del borrador de decreto sobre el Sistema Andaluz de Formación Permanente del Profesorado, elaborasteis en Antequera el 6 de mayo del presente año. Así mismo, queremos manifestar nuestra solidaridad con las medidas de presión adoptadas en defensa de los aspectos más progresivos de la trayectoria de los Centros de Profesores de Andalucía.

En este mismo sentido, nos hemos dirigido por escrito al Consejero de Educación y Ciencia de la Junta de Andalucía.

No dudéis en contar con nosotros para cualquier iniciativa tendente a mantener una política de formación permanente del profesorado descentralizada, autónoma y democrática.

 

José Eduardo García Díaz,               Ana Rivero García

Profesor Titular Escuela Universitaria      Profesora Escuela Universitaria

Facultad de Educación                   Facultad de Educación

Universidad de Sevilla.                    Universidad de Sevilla.

Pilar Azcárate Goded                      Fernando Ballenilla García

C.E.U. de Didáctica de la Matemática                                                      Catedrático de Educación Secundaria

Facultad de Ciencias de la Educación                                                      I.B. San Blas

Universidad de Cádiz.

Mi Rosa Martín del Pozo                  Rafael Porlán Ariza

T.E.U. Didáctica Ciencias Experimentales Catedrático de Universidad

Facultad de Educación                   Facultad de Educación

Universidad Complutense de Madrid.                   Universidad de Sevilla.

Pedro Cañal de León                      Rosa María Avila Ruiz

C.E.U. de Didáctica de las Ciencias   T.E.U. de Didáctica de las Ciencias

Facultad de Ciencias de la Educación                                                      Sociales.

Universidad de Sevilla.                    Facultad de Ciencias de la Educación

                                                 Universidad de Sevilla.


Juan Merino Font                                            Josefa Cuesta Fernández

T.E.U. Didáctica de las Ciencias       Profesora T.E.U. del Área de Didáctica y

Facultad de Ciencias de la Educación                                                      Organización Escolar

Universidad de Sevilla.                                          Universidad de Cádiz.

Francisco F. García Pérez                       José María Cardeñoso Domínguez

Catedrático de I.B.                        Profesor Titular de Escuela Universitaria

Profesor Asociado Facultad de Ciencias                                                   Área de Didáctica de las Matemáticas.

de la Educación                             Departamento de Didáctica de las Matemá 

 

Universidad de Sevilla.                      ticas

Universidad de Granada.

 

Carmen Alicia Martínez R.                  Luis C. Contreros

Becaria

Departamento de las Ciencias          Santiago Aguaded

Universidad de Sevilla.

 

(y 7 firmas más, ilegibles, acompañadas, como las anteriores, de n°  de D.N.I.)

 

7

 

Los/as que suscriben, asesores y asesoras de Educación Infantil y Primaria de la provincia de Sevilla, ante el conocimiento del Borrador del Decreto de nuevo Sistema Andaluz de Formación, quieren manifestar lo siguiente:

Primero: Nos sumamos a los acuerdos tomados por colectivos de diversa índole, en cuanto a DESCENTRALIZACIÓN, AUTONOMÍA, PARTICIPACIÓN Y GESTIÓN DEMOCRÁTICA DE LOS CEP.

Segundo: Nuestro rechazo al citado Borrador porque supone una clara contradicción con el Modelo de Formación que dice defender, es decir, Formación en Centros. Ésta ni siquiera sería posible entendiéndola como "formación a domicilio, o llevar el curso al centro", mucho menos con la naturaleza del Modelo que al implicar procesos de mejora y transformación de los centros, a partir de problemas expresados por el profesorado de cada uno, requiere desplegar una serie de recursos que precisamente el Borrador restringe y reduce.

Tercero: Entendemos que esta nueva medida viene a sumarse a otras que atentan claramente contra el Modelo de Escuela Pública Andaluza que se ha defendido no sólo por los Movimientos de Renovación Pedagógica, Sindicatos o Asociaciones de Padres y Madres, sino también por la propia Consejería en variedad de documentos.

Cuarto: Así mismo, en el citado Borrador vuelve a surgir la falta de valoración que tiene para la Administración Educativa los primeros niveles educativos (Educación Infantil y Primaria), con un mayor recorte en recursos humanos (casi el 30%), siendo la ratio superior al profesorado de educación secundaria, al igual que la dispersión geográfica, lo que exigiría mayor atención y recursos. Si a esto añadimos las condiciones que dicho profesorado ha tenido y está teniendo en su formación permanente, nos encontramos, por una parte, con un agravio comparativo claro, y por otro, y esto nos parece más grave, con una medida que elude la importancia y necesidad de mejorar la educación desde los primeros niveles y pone en evidencia la desconsideración social y profesional que históricamente ha tenido dicho profesorado.

Por todo lo anterior, solicitamos la paralización del Decreto y la puesta en marcha de una mesa de trabajo para buscar alternativas que permitan redactar uno nuevo, más acorde con la filosofía subyacente a la LOGSE. Desde nuestro punto de vista, es necesaria una reestructuración del Sistema de Formación, pero tomando en consideración las evaluaciones que se han realizado desde los CEP y otras instituciones.

 

Santiago García Mora      M. Angeles Bleda Fuster                                      Miguel Angel de Oliver

CEP de Lebrija               CEP Aljarafe (Pilas)      CEP de Alcalá de Guadaira

Cristobal Sánchez          Emma García S.           M. Antonia Galán

CEP de Osuna                CEP de Alcalá Guadaira               CEP de Sevilla

Manuel Rodríguez           Margarita [?]              Daniel Cela Bermejo

CEP Lora del Río             CEP de Sevilla             CEP Alcalá de Guadaira

Juan J. García Rodríguez  M. C. Machío Alexandre

CEP de Sevilla               CEP Cornisa de Aljarafe

 

Excmo. Sr. Consejero de Educación y Ciencia. Sevilla

 

8

 

A LA OPINIÓN PÚBLICA DE ANDALUCÍA

 

El Consejo Técnico de Renovación Pedagógica del Centro de Profesores de Granada, reunido en sesión ordinaria el día 22 de abril de 1997, acordó por unanimidad manifestar su rechazo al proyecto de Decreto por el que se regula el sistema andaluz de formación del profesorado, elaborado por la Consejería de Educación en el que se contempla una profunda reestructuración de la red de formación y una drástica reducción de plantillas, por las siguientes razones:

1ª El citado proyecto se ha elaborado por circunstancias puramente coyunturales, sin tener en cuenta los resultados del debate sobre la formación permanente promovido por la propia Consejería ni las evaluaciones externas que sobre el funcionamiento de los CEP han realizado diversas universidades.

 

2ª Las propuestas que aparecen en el citado proyecto suponen un claro retroceso de los principios básicos que sustentaron la creación y funcionamiento de los actuales Centros de Profesores: autonomía para diseñar, aprobar, desarrollar y evaluar sus propios Planes de Formación, en función de las necesidades de los centros y profesores de su ámbito de actuación; participación de los distintos miembros de la comunidad docente en su dirección y gestión; descentralización de los planes de detección de necesidades; proximidad de la formación al contexto educativo de los usuarios de la misma.

3ª La discordancia entre los principios expuestos en el preámbulo del proyecto y la exigüidad de las plantillas, que convierten en ilusoria su realización.

4ª El proyecto pretende encubrir serias deficiencias del proceso de implantación de la Reforma; que tienen su origen en la falta de claridad y de recursos con que se ha afrontado, mediante el cómodo expediente de hacer recaer dichas deficiencias en un supuesto mal funcionamiento de los Centros de Profesores.

5ª Este proyecto, supone un ejemplo más de la incoherencia de la Consejería de Educación, con el consiguiente desaprovechamiento de la rentabilidad de los recursos humanos formados por la propia Consejería y de los materiales generados en el proceso de aplicación de la LOGSE, ignorando la capacitación y la experiencia acumulada a lo largo de estos años.

6ª El talante prepotente con el que se está llevando a cabo el presente proyecto de Decreto, una característica, por lo demás, común a todas las acciones emprendidas por el actual Consejero de Educación desde que tomó posesión del cargo.

Por todo ello, solicitamos la paralización del actual proyecto de Decreto, la convocatoria de un proceso de evaluación y debate sobre la formación del profesorado en nuestra comunidad que no esté mediatizado por las actuales penurias económicas, sino que esté basado en criterios de desarrollo profesional y de calidad de la enseñanza. En función de las conclusiones del proceso de consulta propuesto se deberán de adoptar medidas que contribuyan a mejorar la actual red de formación, sin destruir los aspectos positivos de la misma.

 

9

 

El conflicto de los CEP (*)

La directora general de Evaluación Educativa y Formación del Profeso­rado, Isabel de Haro, se reunirá el próximo lunes con los representantes de los Centros de Profesores de Andalucía (CEP), atendiendo a las peticiones de éstos para intentar llegar a acuerdos sobre el borrador del decreto sobre el nuevo Sistema Andaluz de Formación.

El borrador prevé la desaparición de 14 centros de profesores  pasan de 45 a 31  y de las 43 aulas de extensión que descentralizaban las tareas de formación del profesorado.

Isabel de Haro afirmó ayer que la reducción de los CEP no responde a la labor que han llevado a cabo, sino que "las comunicaciones han cambiado" y ya no se necesita tener tantos, sino "conseguir una red equilibrada" desde donde se pueda atender sin dispersar centros las necesidades de los profesores.

Para los representantes de los distintos CEP de Andalucía, que desde la elaboración del borrador han firmado numerosos comunicados en los que expresaban su desacuerdo con el nuevo texto, la reducción de los centros de profesores ha sido una medida que se ha tomado sin tener en cuenta la opinión de los implicados ni la labor que se ha venido realizando desde que se crearon los CEP y que les impide "planificar su propia formación, que pasaría a estar controlada por la Consejería".

Para el consejero de Educación, Manuel Pezzi, sólo hay un cambio de filosofía. En lugar de que se desplacen los profesores a los centros se desplazarán los asesores, que, según el consejero, no se han reducido. Los profesores dicen que llevar el curso al centro -”la formación a domicilio!  exige "unos medios que el propio borrador restringe".

Los responsables de los CEP, que afirman haber tenido un amplio apoyo social, mantienen su postura de presentar la dimisión en caso de que el decreto se apruebe. De Haro no cree que "la situación esté para eso" pero dijo que el que prefiera presentar la dimisión que lo haga.

 

(*) El País, Andalucía, 29 de abril de 1997.


10

 

SECRETARÍA DE INFORMACIÓN

 

NOTA DE PRENSA

 

REMODELACIÓN DEL SISTEMA ANDALUZ DE FORMACIÓN

 

COMISIONES OBRERAS SE HA OPUESTO AL INFORME FAVORABLE DEL

CONSEJO ESCOLAR DE ANDALUCÍA SOBRE EL NUEVO SISTEMA DE

FORMACIÓN

 

El pasado día 4 de junio, el Consejo Escolar de Andalucía aprobó el informe favorable sobre el proyecto de Decreto por el que se regula la reorganización del Sistema Andaluz de Formación.

Comisiones Obreras no ha apoyado dicho informe favorable porque dicho Decreto se enmarca en la política de recortes presupuestarios que la Consejería de Educación está extendiendo a todos los ámbitos de su competencia.

El proyecto implica, en buena medida, un desmantelamiento de la actual estructura de centros de profesores, una reducción real de plantilla, una merma en los niveles de participación y, en definitiva, la concreción de un sistema que consideramos que no podrá atender las necesidades de formación del profesorado (y menos aún del resto de sectores de la comunidad educativa) y el asesoramiento que la definitiva implantación del nuevo Sistema Educativo exige.

Tras el fracaso de la Consejería en el último Pleno del Consejo Escolar de Andalucía, en el que se rechazó un primer informe favorable, la política seguida por aquélla ha sido la de atraerse el voto de algunos sectores (patronales de la enseñanza privada, representantes de padres y madres) mediante la aceptación de unas recomendaciones que, en buena medida, constituyen sólo palabras de difícil cumplimiento, dados los recursos con que se dota al nuevo sistema de formación.

Sin embargo, los planteamientos de las Organizaciones Sindicales y, en concreto, determinadas propuestas de Comisiones Obreras, han sido rechaza­dos. Exigíamos el mantenimiento de la actual red, la dotación de suficientes plantillas y demás recursos, el mantenimiento del sistema de autonomía, parti­cipativo y electivo actual. Nada de eso ha sido aceptado.

Por otro lado, hemos venido demandando de la Administración Educa­tiva, y desde el primer momento de las negociaciones, los resultados de la evaluación del funcionamiento del actual sistema de formación, para poder "comprender" las necesidades y el sentido de la reforma; pero la Consejería se ha negado en todo momento a aportar los elementos de dicha evaluación que la han movido a la presente reorganización.

 

Sevilla, 5 de junio de 1997

 

3. (Un) desenlace

 

11

 

Sistema Andaluz de Formación (*)

 

Sr. Director de Ideal: Rogamos tenga a bien publicar esta carta cuya finalidad es manifestar nuestro agradecimiento al consejero de Educación y Ciencia por haber considerado nuestras peticiones tras un largo curso de incer­tidumbres y desasosiegos, y concedernos al fin la continuidad de ambos centros del profesorado, no previstos, en principio, en la nueva red de formación y confirmada últimamente su creación por las autoridades competentes. Nuestro reconocimiento, por tanto, en nombre de las comunidades educativas de Guadix y Baza y de los demás sectores que han manifestado su sensibilización con el tema.

Juan José Serrano Martínez y Antonio Trujillo Acosta, Coordinadores de los CEP de Guadix y Baza (Granada).

 

(*) Carta al director publicada en el diario Ideal de Granada, el 8 de agosto de 1997.

 

12

 

La formación desde los nuevos Centros de Profesorado (*)

 

[...] El Decreto 194/97 de 29 de julio, por el que se regula el Sistema Andaluz de Formación del Profesorado se decanta por la formación en centros como la modalidad formativa más adecuada para afrontar el reto que supone la generalización del nuevo Sistema Educativo. No será la única modalidad formativa que impulsarán los Centros de Profesorado y no se puede pensar en que sea la panacea, en que será la que solucionará toda la problemática actual de la escuela; será un camino más, un camino formativo que tendrá sus problemas, sus desencantos, pero, si se trabaja con verdadera intención y deseos de cons­truir juntos, se convertirá en la mejor de las soluciones formativas para que los profesionales podamos construir reflexiva y críticamente la educación a ofrecer al alumnado y a la sociedad en los tiempos en que vivimos. [...]

 

                                                                Juan Manuel López Pérez,

Director del Centro de Profesorado Bollullos/Valverde (Huelva)

 

(*) Andalucía Educativa, n° 5, octubre de 1997.