NNTT, TIC, NTIC, TAC... en educación ¿pero esto qué es?

Juan Miguel Muñoz
Maestro - Pedagogo
Presidente de la asociación Espiral, Educación y Tecnología


 

Resumen


Partiendo de las siglas que han venido definiendo todo lo relacionado con la tecnología y la educación se hace un repaso histórico a los momentos clave de los inicios de la informática doméstica, con la aparición del PC y la posterior y paulatina incorporación de éste al mundo educativo.
Además de ese momento clave este proceso histórico se complementa con el nacimiento de Internet y más recientemente con la explosión de la denominada web 2.0. Este fenómeno web 2.0 está comenzando a apuntar cambios profundos en la sociedad red y por ende en la comunidad educativa que comienza a ver cómo se requiere un cambio metodológico profundo dentro de las aulas para dar respuesta a la nueva realidad del alumnado, nativo digital inmerso en la sociedad de la información y la comunicación.
Acabamos con un ejercicio lúdico, un test para descubrir si tenemos perfil de profe 1.0, profe 2.0. o sencillamente profes del siglo XIX en el siglo XXI.


Palabras clave


NNTT, TIC, NTIC, TAC, web 2.0, educación y tic

 



 

Los orígenes de eso que llamamos NNTT-TIC-NTIC-TAC educativas

Vamos a intentar situarnos, no en los orígenes puros y duros de la informática como tal, sino en los que cimentaron y posibilitaron el desarrollo e incorporación de las tecnologías, mayoritariamente la informática, al ámbito educativo.
Hace algunos añitos, debía ser la década de los 70, nacieron los primeros procesadores que integraban en un solo circuito los elementos básicos del ordenador. A partir de ese momento, inicios de los 80, empezamos a oír hablar de computadores, de ordenadores y sobre todo de "pecés".
Aunque las empresas estadounidenses Apple Computer, Commodore Business Machines y Tandy Corporation, así como la francesa Micral, habían lanzado máquinas en los años 70, fue el El 12 de agosto de 1981 cuando IBM (International Business Machines) presentó el primer PC (Personal Computer). Se trataba de una máquina que pesaba nada menos que doce kilos, tenía un monitor en blanco y negro de 11.5 pulgadas, 16 kilobytes de memoria RAM (osea 0.01563 Mb o 0.00002 Gb), disponía de un microprocesador Intel 8088 de 16 bits a 4,7 megahercios (MHz), y tenía un precio cercano a los 3.000 dólares de entonces (unos  $ 6.500 de hoy día).
Por aquel entonces comenzábamos a oír hablar de las nuevas tecnologías (NNTT) y en las escuelas y colegios todavía ni se pensaba en que aquellos ingenios electrónicos podrían llegar algún día a las aulas.


Sin embargo, al poco tiempo, en los inicios de la década de los 80, aquellas maquinitas hicieron sus primeras incursiones en algunos centros osados, innovadores y con posibles económicos y algunos "elegidos" profesores tuvieron la suerte de dar los primeros pasos informáticos aprendiendo un lenguaje de programación llamado BASIC, que aunque nacido en 1964 no se hizo popular hasta que en
HU1975UH apareció el HUMicrocomputadorUH HUAltair 8800UH que era el ordenador que empezaba a crear furor por el mundo universitario y empresarial. Pero el más famoso en los inicios de la informática educativa (o mejor de la informática en los colegios) fue el PET (Personal Electronic Transactor) de Commodore que nacía con la etiqueta de HUordenador domésticoUH hacia el final de los 70 y principios de los 80.

Un hito importante en esto de la educación con tecnología, fue la aparición del lenguaje LOGO que se produjo en el año 1980, de la mano del matemático
HUSeymour PapertUH, que había colaborado con Jean Piaget en Suiza, después había estado en Cambridge, en Massachussets, donde compartió la dirección del laboratorio de Inteligencia Artificial con HUMarvin MinskyUH. Allí dio a conocer una serie de estudios sobre el uso del ordenador en la educación y promovió el lenguaje LOGO.
Papert sostenía dos hipótesis: que los niños pueden aprender a usar ordenadores, y que este aprendizaje puede cambiar la manera de aprender otros conocimientos.
Este planteamiento es totalmente contrapuesto al que hacía el llamado sistema PLATO que proponía programar una serie de lecciones que el alumno seguía a pies juntillas para aprender el tema propuesto.
Papert pretendía que el niño fuese quien programase al ordenador para que hiciese lo que el niño quería, es decir ponía los pilares del constructivismo: el niño pasaba a ser sujeto activo de su conocimiento y de su proceso de aprendizaje.

Pues bien, esas primeras épocas, especialmente los inicios de los 80, con la aparición del LOGO hicieron que los pecés fuesen convirtiéndose en los objetos más deseados de las escuelas y universidades más vanguardistas e innovadoras y comenzó a hablarse de nuevas tecnologías en la escuela. El LOGO introdujo a millones de escolares en el mundo en eso de la informática, la lógica, el pensamiento reflexivo y fue como la pica en Flandes para la informática educativa.


Otro momento estrella de la informática, en enero de 1984, fue la aparición del
HUApple Macintosh 128KUH con el HUel primer sistema operativo Mac OSUH un sistema operativo totalmente revolucionario, totalmente gráfico e intuitivo, que funcionaba con un ratón en lugar de con las teclas del ordenador que casi se utilizaban exclusivamente para escribir y además en la pantalla se veían iconos y gráficos, había menús y barras de desplazamiento que se movían con el puntero del ratón. ¡Era fantástico!. Podemos decir que el Macintosh 128K de 1984 era “igual” al Windows 95, sólo que once años antes. El problema de Apple para la implantación y generalización de sus ordenadores y su sistema operativo Macintosh (más tarde Mac OS) no fue de producto sino de marketing  (al menos en Europa ya que en Estados Unidos fue un éxito de ventas) Como ejemplo, para entender esta afirmación, podemos comentar que en España, un Macintosh 128 k del año 84-85 costaba cerca de 700.000 pts ("de entonces") frente a otro de los ordenadores que marcaron época en España: El Amstrad que hizo furor en nuestro país y que se lanzó con una oferta apabullante: costaba ¡100.000 pts!.

En 1985 empiezan a aparecer programas que se incorporan a la enseñanza en centros de estudios, son los primeros tutoriales de ofimática que sirven para aprender el sistema operativo de moda en aquel entonces MS-DOS (de Microsoft) y paulatina y progresivamente aplicaciones como Frame Work, Wordstar, AmiPro, Wordperfect, DBASE, WINDOWS (¡Oh, Windows!) Se empiezan a enseñar lenguajes de programación como PASCAL, C, COBOL, BASIC, DBASE... Comienzan a instalarse las primeras aulas de informática en los centros.
Poco más o menos por esos años (84-86) la informática cobra carta de naturaleza en la administración educativa y se crean los primeros programas para la implantación y desarrollo de las nuevas tecnologías en el mundo educativo. Y casi siempre que se habla de NNTT se está hablando de informática fundamentalmente.


Primeros pasos con las NNTT en el mundo educativo en nuestro país

Así, por ejemplo, en Cataluña, en 1986, se crea el Programa d'Informàtica Educativa (PIE)F[1]F, que pretendía sentar las líneas maestras y las estructuras de lo que tendría que ser la informática educativa. Para llevar a cabo esta tarea, la Administración educativa se responsabilizó de distintos aspectos relacionados con la introducción de la informática en el sistema educativo:

  • Adquisición y distribución de materiales (equipos y programas).
  • Formación permanente del profesorado.
  • Actividades de desarrollo curricular mediante la Tecnología de la Información
  • Desarrollo y soporte de estructuras técnicas de apoyo.

A nivel estatal, los primeros proyectos relacionados con las NNTT y la educación aparecen en 1985 a través de los Proyectos experimentales “Atenea” y “Mercurio” que en 1988 Se integran en el Programa de Nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación (P.N.T.I.C). En 1992 las propuestas de los programas se integran en el sistema educativo y en 2000 el P.N.T.I.C. y el C.I.D.E.A.D. (Centro para la Investigación y el Desarrollo de la Educación a Distancia) se fusionan creando el actual C.N.I.C.E., Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (HUCNICEUH) que centraliza el desarrollo de todo aquello que tiene que ver con las TIC aplicadas a cubrir todas las áreas del currículo de la enseñanza reglada, el aprendizaje y la formación.
En otras comunidades autónomas del resto del estado ocurre algo similar y se empieza a hablar, de manera generalizada, de las nuevas tecnologías aplicadas a la educación.

A lo largo de estos más de 25 años, aproximadamente, que viene durando este proceso de implantación de las nuevas tecnologías en la educación, la informática, ha sido tratada desde diferentes frentes que podemos resumir en tres y casi cronológicamente ordenados:


1.- La Informática como materia de estudio: aprendizaje de programas, sistema operativo, redes, en los últimos diez o doce años la navegación por Internet...
2.- La Informática como herramienta administrativa que ayuda a la gestión de los centros, o sea ofimática aplicada a la gestión educativa: actas, contabilidad escolar, dossieres, documentos oficiales del centro, base de datos de la biblioteca, circulares a los padres, etc.
3.- La Informática como herramienta o recurso educativo. La más importante, la que sirve para el trabajo diario en el aula. Por eso mismo es la que más cuesta de implantar y desarrollar, ya que supone un cambio metodológico en la manera de enseñar y de enseñar a aprender. Supone entender al alumnado desde otra óptica, cambiar el rol docente, preparar las clases de manera diferente, asumir que no se sabe todo, conocer programas, aplicaciones, utilidades, recursos, páginas web que ayuden al alumnado a mejorar en su proceso de aprendizaje y adquisición de conocimientos y competencias.


Llega Internet y hablamos de TIC

Aunque es bien sabido que los primeros pasos de Internet datan de los años 50, se desarrollan en los 60 y mejoran en los 70 (sobre todo a finales de 1969 con el nacimiento de ARPANET el precursor más claro de Internet), es en la década de los 80 cuando se ponen las bases técnicas y los cimientos infraestructurales del Internet que conocemos. Ahora bien, cuando realmente Internet despega y se desarrolla con gran fuerza es a partir de los 90, con el nacimiento de la World Wide Web "un sistema de documentos de HUhipertextoUH y/o hipermedios enlazados y accesibles a través de HUInternetUH. Con un HUnavegador WebUH, un usuario visualiza HUpáginas webUH que pueden contener HUtextoUH, HUimágenesUH, HUvídeosUH u otros contenidos HUmultimediaUH, y navega a través de ellas usando HUhiperenlacesUH"F[2]F

A partir de ese momento, Internet, aporta valor añadido a la informática y a las comunicaciones y, cada vez más, se va simultaneando en término de nuevas tecnologías con el de TIC, Tecnologías de la Información y la Comunicación. Probablemente este cambio terminológico obedece a dos factores: por un lado porque las nuevas tecnologías, como todas las cosas nuevas, tienen un carácter perecedero y es evidente que algo que hoy es nuevo no puede seguir siéndolo después de diez o más años. Por otra parte, la aparición de Internet acelera la comunicación y, consecuentemente, el flujo de información generado de manera exponencial por lo que, parece obvio adjetivar aquellas Tecnologías (que ya no son nuevas) con términos de actualidad, no perecederos (Información y Comunicación) y así se va suprimiendo del antiguo nombre lo de "nuevas". Esta supresión no ha supuesto la desaparición del término, todavía se sigue utilizando y actualizando fusionándolo  con la nueva terminología. Así hay quien habla de las NTIC, es decir, las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación.


Bien, al margen de disquisiciones terminológicas, hay que decir que esta etapa sea quizás la más fructífera en cuanto a logros y avances tecnológicos, sociales y educativos, y ha supuesto una verdadera revolución en la sociedad y de rebote en la educación. Las administraciones públicas, tanto autonómicas como estatales y europeas, han comenzado a tener conciencia del importante cambio que las tecnologías de la información y la comunicación están suponiendo y han empezado a tomar cartas en el asunto.

A lo largo de estos años las universidades y centros educativos españoles han sido dotados con más o menos cantidades de ordenadores, impresoras, software, conexión a Internet, etc. etc. Se han desarrollado multitud de cursos de formación del profesorado. Se han realizado esfuerzos inversores (en algunas Comunidades autónomas más que en otras) en dotar a los centros de ordenadores de sobremesa, portátiles, tablets PC, pizarras digitales, redes inalámbricas, etc.
También, en este sentido, cabe destacar la influencia de la Comunidad Europea que ha apostado por responder al reto de las TIC para aumentar la calidad del empleo. Así, uno de los puntos clave del Consejo Europeo reunido en Lisboa, en marzo de 2000 bajo el lema "Hacia la Europa de la innovación y el conocimiento" fue el del Reto tecnológico
F[3]F:

"Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) constituyen un reto importante pero este sector posee también un potencial considerable en el del empleo. La Comisión se propone mejorar la calidad y la cantidad de los empleos en la Unión Europea a corto y medio plazo gracias al impacto de las TIC. La Comunicación de junio de 2005 titulada «
HUi2010 - Una sociedad de la información europea para el crecimiento y el empleoUH » definió las grandes orientaciones políticas. En un contexto más general, hay que velar por que todo el mundo tenga acceso a esta sociedad de la información, sin distinción de categoría social, raza, religión o sexo. La economía digital, que permite mejorar la calidad de vida, es un factor de mayor competitividad y de creación de empleo.

Sin embargo, es necesario garantizar que esta transición económica y social, por muy rápida que sea, no deje al margen a ninguna categoría de ciudadanos y que los frutos derivados del crecimiento se comparten equitativamente. Este es, precisamente, el objetivo de iniciativas como « HUeEuropaUH », organizada por la Comisión. Además, esta iniciativa insiste en el crecimiento de la productividad económica y la mejora de la calidad y la accesibilidad de los servicios en beneficio del conjunto de los ciudadanos europeos, apoyándose en una infraestructura rápida (banda ancha) y segura de acceso a internet y a disposición de muchos ciudadanos."

Porque no podemos olvidar que, como decía Quintanilla en 1989 "La historia de las civilizaciones es la historia de sus tecnologías” y esta era en la que estamos inmersos es la civilización de las tecnologías de la información y la comunicación y es la época en la que nos toca vivir. El informe DelorsF[4]F alienta y orienta en esta dirección:

“el siglo XXI, que ofrecerá recursos sin precedentes tanto a la circulación y al almacenamiento de informaciones como a la comunicación, planteará a la educación una doble exigencia que, a primera vista puede parecer casi contradictoria: la educación deberá transmitir, masiva y eficazmente, un volumen cada vez mayor de conocimientos teóricos y técnicos evolutivos, adaptados a la civilización cognitiva, porque son la base de las competencias del futuro.
Simultáneamente, deberá hallar y definir orientaciones que permitan no dejarse sumergir en las corrientes de informaciones más o menos efímeras que invaden los espacios públicos y privados y conservar el rumbo de los proyectos de desarrollo individuales y colectivos. En cierto sentido la educación se ve obligada a proporcionar las cartas náuticas de un mundo complejo y en perpetua agitación y, al mismo tiempo, la brújula para moverse por ellas”.

Y así, ante estos nuevos retos que se plantean a la educación y a los educadores del siglo XXI, no nos quedará más remedio que hacerles frente, pero no oponiéndonos sino acompañando esos cambios, estimulándolos, ayudando a nuestro alumnado a digerirlos y a que sean capaces de convertir esa información en conocimiento. Por ello, necesariamente, el papel de profesores y profesoras, maestros y maestras debe pasar por una inmersión en las TIC, porque son nuestras pizarras, nuestros libros, nuestras herramientas educativas de este siglo. En este sentido viene a colación una frase del archifactotum de la informática, Bill Gates, que afirma en su libro Camino al futuro: “Puedo decir enfática e inequívocamente que la tecnología no sustituirá a los profesores... El papel futuro de los profesores pivotará sobre la tecnología...”

 

Ahora ya empezamos a hablar de las TAC ¿pero… por qué más siglas?

Está claro pues que el papel del profesorado está cambiando, el maestro ha dejado de ser el sabelotodo que imparte su doctrina, sus lecciones magistrales, su saber al alumnado que es el receptor, el depositario, el recipiente en el que se vierten los conocimientos del maestro. Lo que Freire definía como educación bancaria ha muerto (¡o debería!)

Ahora resulta que el conocimiento (parafraseando la teoría de la relatividad con cierta ironía) "ni se crea ni se destruye, sólo se transforma" y se construye mediante la interacción de una serie de factores entre los cuales, el maestro, es uno más, importante, eso sí, y seguramente clave en un buen proceso de enseñanza aprendizaje. Pero para que así sea, el maestro, la maestra, el profesor y la profesora han de asumir nuevos roles:

  • Mediador entre el alumno y los contenidos de aprendizaje
  • Motivador para acercar las materias objeto de aprendizaje al alumnado, para ayudar a que disfrute aprendiendo, estimulando su curiosidad para que el aprendizaje se convierta en conocimiento.
  • Facilitador para ayudar a comprender conceptos, procedimientos, herramientas de mayor complejidad.
  • Orientador y guía en los procesos cognitivos, en la búsqueda de soluciones a los problemas que se plantean, a establecer relaciones, a saber elegir...
  • Como decía Piaget, "el maestro debe proveer un ambiente en el cual el alumno experimenta la investigación espontáneamente"

Para llevar a cabo esta tarea, el educador, el docente, tiene a su disposición distintos medios, instrumentos, herramientas de naturaleza distinta, entre ellas las TIC, pero no sólo las TIC, también puede echar mano de diversas técnicas y aquí es donde entran en juego las TAC: Técnicas para el Aprendizaje Colaborativo. Es decir, técnicas que posibilitarán el aprendizaje en red, de manera colaborativa con el apoyo y gracias a la ayuda de las TIC. Además otro factor que entra en liza en esta nueva etapa es la aparición, cada vez con más fuerza, de la llamada web 2.0, y la web semántica que están haciendo que el paradigma de la enseñanza / aprendizaje esté cambiando aceleradamente, debido a la filosofía que subyace tras ella.

La web semántica, se basa en el significado, es decir, toda la ingente cantidad de información que hay en la Red, variada y heterogénea, tiene un sistema de etiquetado, de marcadores, que hacen que los programas y los motores de búsqueda puedan simplificar el trabajo de las búsquedas y agilizar los procesos para encontrar y tratar cantidades de información en un mínimo tiempo de manera automática.

Gracias a estas tecnologías, que permiten agilizar y tratar enormes flujos de información de manera automática, se desarrolla y complementa la web 2.0, que es la red social, más abierta, democrática y participativa en contraposición a la web tradicional que ha dado en llamarse web 1.0. La red 2.0 la hacemos los usuarios a través de nuestras aportaciones, comentarios y a la interacción de las personas y de las redes. Se pasa de la red 1.0 en la que surfeamos a la red 2.0 en la que trabajamos colaborando en red. Esta nueva Internet está hecha para co-crear, para co-participar. Y los centros educativos deberán asumir que ésa es la realidad que existe fuera de las aulas y con esa realidad deberán afrontar su trabajo, su tarea docente. El problema es que la mayoría de los equipos directivos de los centros no están capacitados para usar la web 2.0 y ése es otro gran problema que se nos plantea, que, hoy por hoy, tiene difícil solución y en el que no vamos a entrar en este artículo.

El término web 2.0 fue utilizado por primera vez por Dale Dougherty de
HUO’Reilly MediaUH en una conferencia dentro de un evento en el que se hablaba del renacimiento y evolución de la web y en la que se constataba como están surgiendo constantemente nuevas aplicaciones y sitios con sorprendentes funcionalidades. Ese fue el arranque para la HUWeb 2.0 conferenceUH, en 2004, y se ha institucionalizado como un evento anual que se celebra en San Francisco. Pues bien, en esa charlaF[5]F del Web Conference se habló de los principios que tenían las aplicaciones Web 2.0 y que son los siguientes:

  • La web es la plataforma
  • La información es lo que mueve Internet
  • Efectos de la red movidos por una arquitectura de participación.
  • La innovación surge de características distribuidas por desarrolladores independientes.
  • El fin del círculo de adopción de software pues tenemos servicios en beta perpetuo

Estos principios podemos resumirlos en tres ideas:

Comunidad: se genera colaboración en red ya que es el usuario quien aporta los contenidos, interactúa con otros usuarios, crea redes de conocimiento.

Tecnología: un mayor ancho de banda permite transferir información a una velocidad antes inimaginable. En lugar de paquetes de software, podemos tener servicios web y nuestro Terminal puede ser cliente y servidor al mismo tiempo y en cualquier lugar del mundo.

Arquitectura modular: favorece la creación de aplicaciones complejas que funcionan el línea de forma más rápida y a un menor coste lo cual está posibilitando la aparición de multitud de servicios que reemplazan las aplicaciones tradicionales de escritorio.

Pues bien, visto lo visto, podríamos preguntarnos: en Siglo de la Información, en la época de la web 2.0 ¿que pinta el profesorado 1.0…?

Bueno, tendríamos que romper una lanza a favor de ellos, ¡ojalá hubiese muchos profesores y profesoras 1.0!. El problema, probablemente, radica en que todavía no hay profes 1.0. sino profes del siglo XIX en el siglo XXI.


Si recordamos el famoso relato que Seymour Papert escribe en su libro "
La máquina de los niños. Replantearse la educación en la era de los ordenadores"F[6]F entenderemos mejor lo antedicho:

 "Imagínense un grupo de viajeros del tiempo del siglo pasado, entre ellos un grupo de cirujanos y otro de maestros, que aparecieran en nuestros días para ver cómo habían
cambiado las cosas en sus respectivas profesiones en cien o más años.
Piensen en el "shock" del grupo de cirujanos asistiendo a una operación en un quirófano moderno. Sin duda podrían reconocer los órganos humanos pero les sería muy difícil imaginar qué se proponían hacer los cirujanos actuales con el paciente, los rituales de la antisepsia o las pantallas electrónicas o las luces parpadeantes y los sonidos que producen los aparatos presentes. Los maestros viajeros del tiempo, por el contrario, sólo se sorprenderían por algunos objetos extraños de las escuelas modernas, notarían que algunas técnicas básicas habían cambiado (y probablemente no se podrían de acuerdo entre ellos sobre si era para mejor o para peor) pero comprenderían perfectamente lo que se estaba intentando hacer en la clase y, al cabo de poco tiempo, podrían fácilmente seguir ellos mismos impartiéndola".


Así pues, reiteramos el anterior ¡ojalá! porque el primer paso para convertirse en profesorado 2.0 es alfabetizarse digital y tecnológicamente para convertirse en un profe 1.0. y posteriormente ir adquiriendo una cultura de profe 2.0.

Tenemos que asumir, que como profesorado del siglo XXI tenemos que enseñar a alumnos que son nativos digitales y nosotros, la gran mayoría de nosotros, somos inmigrantes digitales que debemos saber responder a las necesidades de una sociedad tecnológica, una sociedad en red, una escuela que está inmersa en la sociedad de la información y la comunicación.

Prescindiendo de etiquetas más o menos acertadas que tanto nos gusta utilizar, y tomándolas en su sentido lúdico y divertido, proponemos un test para los educadores que hayan tenido la osadía de llegar hasta este párrafo, con el fin de que se ubiquen en una categoría o en otra. La pregunta sería:



¿Soy un profe o una profe 1.0 ó 2.0?

Profe 1.0

Profe 2.0

Visitas páginas web para tus clases

También las visitas pero además utilizas sindicación de contenidos RSS

Guardas tus páginas de interés en los "Favoritos" o "bookmarks"

Utilizas un marcador social: HUdel.icio.usUH, HUMister WongUH, HUBloglinesUH, HUYurlsUH...

Buscas y utilizas fotos de los buscadores de Internet

Utilizas HUFlickrUH, HUPicasaUH, HUWebshotsUH

HUEscuchasUH música

Compartes tu música: HUItunesUH, HUGoEarUH, HUOdeoUH

Consultas HUBritannica Online, diccionarios.comUH

Consultas y haces aportaciones a la HUWikipediaUH

Tienes una páginas web personal

Tienes un Blog personal y un blog de aula y tus alumnos también

Utilizas Word, Excel, Writer, Impress, PowerPoint

Usas HUZohoUH, HUGoogle DocsUH, HUSlideshareUH, HUBubbleshareUH

Tienes una agenda con Outlook

Tienes una agenda en HUGoogle CalendarUH

Tus alumnos utilizan tratamiento de textos para los trabajos en grupo    

También, pero además usan los HUWikisUH

Organizas la información por directorios (taxonomía: clasificación jerárquica)

Utilizas etiquetado, tagging (folcsonomía: clasificación colaborativa por medio de HUetiquetasUH)

Encargas a tus alumnos que hagan trabajos en grupo buscando información en Internet

Utilizas con tus alumnos HUWebQuestUH y cazas del tesoro

Estás suscrito a una lista de correo

Perteneces a una HUred socialUH

Haces tus apuntes, lecciones, unidades didácticas, ejercicios en un formato para imprimir y/o colgar en tu web o blog

Utilizas HUMoodleUH para crear unidades didácticas, añadir recursos, mantener interacción con el alumnado, hacer encuestas, ejercicios de diversa tipología, para crear foros temáticos para facilitar la comunicación y expresión del alumnado...

Utilizas el teléfono

Utilizas HUSkypeUH HUVseeUH

Cuelgas archivos pdf en tu web

Utilizas HUISSUUUH

Instalas programas en tu ordenador

Trabajas con los programas de la red

Haces diagramas y mapas conceptuales con PowerPoint

Utilizas HUCmapToolsUH, HUMindomoUH, HUMindMeisterUH


Notas con respecto al test:
Este test no tiene ninguna validez científica. Cualquier parecido con un test convencional es pura coincidencia.
Si tu perfil no encaja en ninguna de las tipologías anteriores eres un profe o una profe del siglo XIX en el siglo XXI, lo cual no tiene por qué ser necesariamente malo, pero sí un tanto anacrónico.
Si tu perfil se sitúa a caballo entre las dos tipologías, eres un profe o una profe híbrido, y eso no sólo no es malo, sino que está de moda: estamos en una época de hibridación y uno de los grandes gurús de la innovación en España,
HUAlfons CornellaUH, fundador de HUInfonomíaUH, lo describe como "una acción que permite tomar lo mejor de cada sector para crear un nuevo elemento".

Así que enhorabuena a todos por los resultados y ahora a seguir en las aulas para trabajar por la educación del futuro desde el presente.

Al hilo de lo antedicho, acabo con una cita del escritor inglés Arthur C. Clarke:
"Hemos de preparar a los jóvenes para afrontar su futuro, no nuestro pasado".


Fuentes consultadas y para saber más:

0BHistoria de las TIC: principales movimientos y producciones HUhttp://coleccion.educ.ar/coleccion/CD17/contenidos/mt/matematica/investigaciones/historia_tic.htmlUH

La HUinformáticaUH como Recurso Pedagógico-Didáctico en HUla EducaciónUH HUhttp://www.monografias.com/trabajos10/recped/recped.shtmlUH

En la Wikipedia:
HUhttp://es.wikipedia.org/wiki/BASICUH
HUhttp://es.wikipedia.org/wiki/Altair_8800UH
HUhttp://es.wikipedia.org/wiki/Commodore_PETUH HUhttp://es.wikipedia.org/wiki/Programmed_Logic_Automated_Teaching_OperationsUH
HUhttp://es.wikipedia.org/wiki/Logo_%28lenguaje_de_programaci%C3%B3n%29UH
HUhttp://es.wikipedia.org/wiki/Historia_de_InternetUH
HUhttp://es.wikipedia.org/wiki/Web_sem%C3%A1nticaUH
HUhttp://es.wikipedia.org/wiki/Web_2.0UH
HUhttp://es.wikipedia.org/wiki/RSSUH

Guía breve de la web semántica:
HUhttp://www.w3c.es/divulgacion/guiasbreves/WebSemanticaUH

1B¿Web 2.0 vs Web 1.0?
 
HUhttp://www.uned.es/catedraunesco-ead/editorial/p7-10-2007.pdfUH

La Web 2.0 ahorrará tiempo y proporcionará conocimiento ilimitado
HUhttp://www.farodevigo.es/secciones/noticia.jsp?pRef=3174_26_179033__Ciencia-y-U

2BSociedad de la información. Las TIC. Formación del profesorado. Centros de recursos
HUhttp://dewey.uab.es/pmarques/temig.htmU

3BComentarios acerca del libro “La alquimia de la innovación” de Alfons Cornella y Antoni Flores
HUhttp://www.entornolocal.com.ar/index.php?option=com_content&task=view&id=69&Itemid=31UH



[4] Delors, Jaques (1994): “Los cuatro pilares de la educación” en La educación encierra un tesoro. El Correo de la UNESCO, pp. 91-103.

[6] Papert, S. (1993). The Children's Machine: Rethinking School in the Age of the Computer. New York: Basic Books.