Sexalfàs: el rincón de la sexualidad.

Los y las adolescentes, verdaderos protagonistas de un proyecto de educación sexual.



Pepa Gisbert Aguilar. IES L’Alfàs del Pi. Alacant

Amparo Pérez Malea. CSSR L’Alfàs del Pi. Alacant



Resumen

La educación sexual se aborda en este proyecto con el objetivo prioritario de fomentar “la ayuda entre iguales”, otorgando por ello un especial protagonismo a los adolescentes. El trabajo se inicia con un grupo de 4º ESO de Diversificación Curricular desde la tutoría, pero está dirigido a todos/as los jóvenes del centro. Se trata de poner en marcha “el rincón de la sexualidad”, lugar donde los jóvenes pueden plantear sus emociones, problemas, dudas… sobre este tema y disponen de información y ayuda para dar salida a las solicitudes que reciban. El apoyo vendrá dado tanto desde el instituto, como desde el centro de salud sexual y reproductiva de la localidad

Palabras clave

Educación sexual, ayuda entre iguales, educación secundaria, transversalidad, tutoria.




1.-Introducción


La experiencia que se describe a continuación se desarrolla en el IES de Alfàs del Pi y es el resultado de la colaboración entre el departamento de Biología y Geología del instituto y el Centro de Salud Sexual y Reproductiva de Alfàs del Pi (CSSR).

Este Centro de Salud Sexual y Reproductiva (2) forma parte de la red de atención primaria de la Conselleria de Sanitat de la Generalitat Valenciana, atiende a los ciudadanos/as en temas de sexualidad y reproducción y además realiza tareas de educación sexual, ofertando diferentes actividades según el nivel educativo.

L’Alfàs del Pí es un municipio de la comarca de la Marina Baixa, en Alacant, con una población en torno a los 17.000 habitantes, de los cuales más de la mitad son residentes extranjeros. Los grupos predominantes que se suman a la población local son: británicos, noruegos, holandeses y alemanes. De hecho los alumnos/as que desarrollaron el proyecto de Sexalfàs pertenecían a seis nacionalidades diferentes.

En los centros de secundaria nos encontramos con alumnos y alumnas en una fase crucial de su vida: la adolescencia. Los y las adolescentes se encuentran inmersos en un proceso de reindividuación que, aunque matizado por la cultura, constituye un proceso biográfico irremediable para cada individuo (1). Es de vital importància que los educadores podamos contribuir a que este proceso se realice de una manera más consciente y ayudar a cada persona a la busqueda de su identidad desde una perspectiva crítica con los mandatos sociales.


La experiencia que se describe comenzó en la asignatura de Biología y Geología de 3º de ESO y en cursos posteriores se fue ampliando a todo el centro.

En el IES Alfàs del Pi, desde el curso 2000/2001 se ha trabajado con especial interés el tema de la sexualidad y la reproducción con los alumnos/as de 3º ESO. Cuando llegamos a esta parte del currículo se les plantea a los alumnos/as un trabajo de investigación sobre diferentes métodos anticonceptivos, teniendo que acudir al CSSR en pequeños grupos simulando el caso como una consulta real, para informarse y recoger material que les facilite la elaboración del mismo. Posteriormente el alumnado elabora informes/posters con esta información y expone los resultados de su trabajo al resto de la clase en un debate abierto.

En cursos posteriores la experiencia fue creciendo y así nació “Sexalfàs: el rincón de la sexualidad”, actividad en la que los alumnos y las alumnas eran los propios agentes del proyecto.


2.- Nuestra experiencia

2.1.- Orígenes de la experiencia

En el curso 2003/2004 se realizó la actividad en 3º ESO al igual que en cursos anteriores, pero tuvo unas particularidades que hicieron crecer este proyecto. El aula de 3º ESO implicada era un aula de alumnos/as conflictivos, con dos alumnos con graves problemas de disrupción y una situación de absentismo bastante generalizado y bajo rendimiento académico. La actividad se planificó con suficiente antelación como para que la mayor parte del grupo pudiera tener la información y se planteó para todas las personas. Los dos alumnos más conflictivos mostraron su incredulidad ante este hecho, “¿pero yo puedo ir?”, “Claro”. Y allí estaban el día señalado, a pesar de que era el mes de Mayo y ya casi no asistían a clase. Aquellos días solo vinieron a Biología para desarrollar esta actividad.

Para nuestra sorpresa, uno de los alumnos inadaptados al ámbito escolar se convirtió en un excelente compañero mediador para los y las alumnas que necesitaban algo del CSSR. En las siguientes semanas volvió varias veces al CSSR acompañando a alumnos y alumnas en situaciones diversas que necesitaban atención (información, píldora del día después, sospecha de embarazo…) y que de manera espontánea no se hubieran atrevido a dirigirse allí.

Se convirtió en alumno puente entre el CSSR y un sector de los adolescentes a los que no es fácil llegar.

Este hecho nos alegró, pero sobre todo se convirtió en la semilla que nos hizo reflexionar sobre como fomentar este tipo de situación en que los y las adolescentes pueden encontrarse y ayudarse en un clima de confianza e igualdad que dificilmente se dará con una persona adulta. A partir de esta situación surgió la idea de crear el rincón de la sexualidad.

El curso 04/ 05 la idea fue tomando forma. Pensamos que para materializarla, sería necesario “un lugar y un tiempo” para que los y las jóvenes pudieran compartir sus dudas sobre sexualidad. Allí dispondrían del material que pudiera ceder el CSSR. Con esta idea inicial elaboramos una propuesta que se presentó al equipo directivo y fue aprobada por el Consejo Escolar.

Por razones de organización horaria, la experiencia se desarrolló fundamentalmente con los alumnos de 4º de E.S.O. del Programa de Diversificación Curricular, de los que era tutora la profesora responsable del proyecto. Esto facilitaba las tareas organizativas y la coordinación y funcionamiento de las actividades formativas en colaboración con el C.S.S.R.

El Programa de Diversificación Curricular es una medida de atención a la diversidad que se ofrece en los centros educativos para el alumnado mayor de 16 años, que por diferentes motivos está en situación de riesgo de fracaso en la obtención del título de graduado en secundaria. A estos alumnos se les exige un compromiso inicial y se les ofrece la posibilidad de realizar 4º de E.S.O., mediante una adaptación del currículo, consistente en una organización diferente de las materias de estudio, estructuradas con un concepto más globalizador, mediante el trabajo en un grupo reducido, con una metodología participativa posibilitando la consecución de los objetivos de esta etapa al alumnado en situación de riesgo.

En nuestro caso se trataba de un grupo de once alumnos, que forman parte de este grupo por haber tenido problemas académicos y personales de diferente índole en cursos anteriores (absentismo, problemas económicos, de salud, de falta de implicación, desarraigo, problemas familiares, falta de autoestima…). Este alumnado acogió con una mezcla de perplejidad y entusiasmo esta iniciativa cuando se les propuso en tutoría, y fueron ellos los que decidieron bautizar la experiencia con el nombre de “Sexalfàs”.

La primera tarea consistió en intentar definir con ellos como sería o tendría que ser ese rincón de sexualidad, que debería ser “suyo”, cómo lo imaginaban, cómo podríamos materializarlo… Era una tarea difícil, pues a todos/as nos resultaba complicado imaginar la manera de llegar al resto de compañeros, qué se les podía ofrecer y cómo. Además los alumnos/as mostraban inseguridad, dudaban de su capacidad de poner en marcha el proyecto. Poco a poco fueron saliendo aspectos concretos, por ejemplo, el lugar en el que se instaló el rincón (un despacho que funciona como sala de visitas), y también el tiempo que le dedicarían los alumnos: el primer recreo (25 minutos) de los miércoles, así como el material que necesitarían.


2.2.-Talleres formativos para los alumnos y las alumnas implicadas.

Resultaba importante que los alumnos y alumnas que iban a desarrollar la actividad supieran dar respuesta a las diferentes cuestiones que pudieran surgir, y por ello se vió necesario dedicar diversas sesiones de tutoría a su formación en este aspecto.

El proceso de formación se inició con una visita al CSSR y posteriores sesiones de trabajo en horas de tutoría en las que estaban presentes la profesora del ámbito científico y tutora del grupo y la sexóloga del CSSR. Este proceso constó de dos bloques, uno más biológico-informativo y otro orientado a obtener una visión más integradora de la sexualidad por parte del grupo; estos fueron los temas que se trataron:


Primer bloque.


Segundo bloque

Una vez afianzada la parte teórica, abordamos cuestiones más vivenciales, relacionadas con creencias, afectos y actitudes, abriendo un espacio para la reflexión. Trabajamos alrededor de cuatro conceptos (3):


Para el desarrollo de estos talleres formativos utilizamos diferentes técnicas de dinámica de grupos que permitieron cuestionamiento de creencias culturales, clarificación de valores, descubrimiento de creencias erróneas… Entre estas técnicas estaban la lluvia de ideas, juegos de rol, trabajo sobre encuestas, discusión en pequeño grupo, etc. (4) (5)

En una de las últimas sesiones de los talleres, con las aportaciones hechas por todas las personas del grupo, se llegó a construir una primera noción sobre la complejidad de la sexualidad, que entre todos y todas resumimos así: “La sexualidad forma parte de nosotros desde que nacemos hasta que morimos. Existen diversidades, la vivencia es diferente si somos hombres o mujeres, según en la cultura en que vivimos, y las experiencias que tenemos”.

Para finalizar realizamos un juego de simulación en el que se planteaba que Sexalfàs ya funcionaba y unos alumnos/as del grupo hacían de “visitantes” mientras otros/as les “atendían”, analizando y reflexionando posteriormente sobre las situaciones que se habían planteado.



2.3.- Puesta en marcha de “el Racó de la Sexualitat: Sexalfàs”.

Aprovechamos la realización de la Semana cultural del Instituto para presentar y poner en marcha nuestro proyecto, realizando la correspondiente publicidad en el centro (pósters, folletos…)

El acto de presentación se realizó en Febrero, el primer día de la semana cultural. Había unas 60 personas, de edades muy variadas, desde 1º ESO a Bachillerato. Se mostró parte del material que tendrían a su disposición y se pasó un vídeo que aborda el tema de las primeras relaciones sexuales y el uso de métodos anticonceptivos,

A partir de ese día, cada miércoles permanecieron dos alumno/as responsables del rincón de la Sexualidad (Sexalfàs) durante el recreo, mientras la profesora se quedaba allí también, “al margen pero cerca”, encargada de los problemas logísticos y de estar presente por si surgen dudas o la necesidad de llamar por teléfono al C.S.S.R.

El funcionamiento se dejó en manos de los alumnos/as y la profesora sólo entraba si ellos/as lo requerían. Por ejemplo, en una ocasión, cuando las alumnas que estaban ese día se sintieron “sin saber muy bien que hacer” al acudir en grupo quince alumnos de 1º de ESO sin una finalidad concreta y algo envalentonados, con una mezcla de curiosidad y burla que quizá escondiera su vergüenza. Fue necesario calmarlos, que vieran que se podía hablar de todo, pero respetando a todas las personas y posteriormente, cuando ya estaban más tranquilos, se les explicó entre todas (profesora y alumnas) en que consistía Sexalfàs, el material de que se disponía… Ellos dijeron que lo que querían era, entre otras cosas, ver “cómo se ha de colocar correctamente un preservativo” y así se lo mostraron las alumnas con un molde al uso que nos había cedido el CSSR.


Otro día, dos alumnas de quince años pidieron información sobre cómo prepararse para su “primera vez” y las alumnas responsables se quedaron un poco desconcertadas. Llamaron al CSSR y desde allí se aclaró que cualquier duda sería atendida, y que es muy importante y conveniente preocuparse por este tema. Los y las adolescentes consideran, en general, que la sexualidad se basa en la relación sexual con penetración (reduccionismo muy presente en nuestra sociedad), y se suelen lanzar a su primera experiencia sin información, y a veces sin pasos previos; presionados, bien por su pareja, bien por el entorno, o por ellos mismos, como en este caso que fue atendido en el CSSR, ya que ellas pensaban que por el hecho de tener “novio” debían de tener relaciones coitales con él, aunque realmente no lo desearan, les diera vergüenza y su pareja no se lo hubiera pedido.


2.4.-Ayudas institucionales

Durante el desarrollo del proyecto se nos plantean dos necesidades importantes: por un lado, disponer de una pequeña biblioteca básica que permita satisfacer las necesidades de los alumnos/as de distintas edades o situaciones, incluidas las de los más pequeños, que se acercan al rincón de la Sexualidad con curiosidad (en un principio solo disponíamos de folletos divulgativos del CSSR. Conselleria de Sanitat. Generalitat Valenciana y otros proporcionados por laboratorios, como Organon y Schering, que se interesaron por el proyecto y nos apoyaron con folletos y otros materiales) y por otro, solucionar la dificultad para comunicar a los miembros de Sexalfàs con el C.S.S.R., ya que sólo se pasa consulta en esa localidad un día a la semana y el contacto telefónico con el servicio a veces es difícil.

Ante esta situación solicitamos colaboración a la Concejalía de Educación y Sanidad del Ayuntamiento de L’Alfàs del Pi. Nuestra demanda fue muy bien acogida y se nos apoyó con celeridad con la dotación de libros sobre el tema. La cuestión de establecer una comunicación telefónica fluida entre el instituto y el CSSR está aún pendiente de solución.

También se estableció colaboración con el centro de Información Juvenil de la localidad y se solicitó material informativo al colectivo Lambda de gays y lesbianas de Valencia


2.5.- Evaluación de la actividad

La actividad comenzó a funcionar en el mes de Febrero de 2005 y se desarrolló semanalmente durante el primer recreo de los miércoles.

Poco a poco, fueron llegando diferentes consultas a Sexalfàs. El grupo de alumnos/as responsable resultó muy adecuado, ya que constituyen un grupo abierto, son muy sociables y tienen su circulo de amistades distribuido por otras clases. Ello contribuyó a la difusión de la iniciativa, incluso por canales que no habíamos previsto, como Internet, ya que se recibieron preguntas para Sexalfas a través de sus correos electrónicos.

Para el control de las visitas se elaboró una rejilla que se rellenaba semanalmente. En total, Sexalfàs estuvo abierto 12 miércoles y recibió 41 consultas. Los motivos de consulta fueron los siguientes:


Se evalúa muy positivamente la experiencia, sobre todo por haber conseguido el objetivo principal: posibilitar y facilitar a los alumnos y las alumnas la información que necesiten en materia de sexualidad. Los datos numéricos son modestos pero significativos, no hay que olvidar que se trata del año de puesta en marcha de la actividad.

Además la experiencia ha resultado especialmente creativa y gratificante para el alumnado encargado de llevarla a cabo, ya que el trabajo en Sexalfàs, junto al resto de actividades de tutoría y el desarrollo del curso en el Programa de Diversificación Curricular, va haciendo aumentar la autoestima y la valoración que de si mismos tienen los alumnos/as de este grupo.

El protagonismo que estos alumnos/as han adquirido en Sexalfàs refuerza su compromiso académico y personal y a lo largo del curso vemos que van trasladando el aprendizaje procedimental de esta experiencia a otros campos. Por ejemplo, cuando se acerca el final de curso, son ellos los que por iniciativa propia y sin la intervención de profesorado, se encargan de convocar a la junta de delegados, hablar con la dirección y poner carteles para organizar la fiesta de fin de curso.

La experiencia ha favorecido también la creación de una cultura de centro en la que los alumnos/as constatan que en el instituto se puede hablar, se pueden contar las cosas que les pasan y con ello se ha comenzado a forjar un entramado de autoayuda no visible, pero que funciona. Lo hemos podido comprobar durante el presente curso 05/06, en el que antes del reinicio del proyecto, varios alumnos/as han buscado a las alumnas que el año pasado eran responsables de Sexalfàs para que les ayudaran. Y aún más reconfortante resulta el que estas alumnas, aún sin el reconocimiento explícito de esta tarea, han acompañado a sus compañeros al CSSR o han buscado la ayuda de un adulto cuando ha sido necesario.

Concluimos pues que la potenciación de este ambiente colaborativo, de amistad entre iguales, ha permitido crear un espacio de reflexión que posibilita que los y las adolescentes decidan más libremente.


  1. MITJANS LAFONT, L. Sexualidad y adolescencia. Materiales de trabajo del grupo multidisciplinar de intervención en salud sexual del departamento 16. 2005/06. Dirección general de salud pública. Conselleria de Sanitat. Generalitat Valenciana.

  2. Centro Salud Sexual y Reproductiva de L’Alfàs del Pi, CSSR nº 151 del Departamento 16 de la Conselleria de Sanitat. Generalitat Valenciana.

  3. MITJANS LAFONT, L. Sexualidad y educación sexual en adolescentes. I reunión anual de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria. Murcia 2005.

  4. PAREDES CARBONELL, J. Taller de técnicas de comunicación para trabajar con grupos de adolescentes en el aula. Materiales de trabajo del grupo multidisciplinar de intervención en salud sexual del departamento 16. Unidad de Promoción de la salud. CSP de Xàtiva. Conselleria de Sanitat. Generalitat Valenciana.

  5. LÓPEZ SÁNCHEZ, F. Educación sexual de adolescentes y jóvenes. Ed S. XXI. Madrid 1995.