Más allá de las TIC

Más allá de la TIC . Pedagogizar la tecnología en la escuela media…Una construcción cooperativa

Si las TIC son parte de la cotidianeidad del habitus (Bourdieu, P. 1991) virtual contemporáneo o lo que es lo mismo, son interface invisible del entorno ahora que llamamos “inteligente ambiental” o que conformaría un paraguas digital inclusivo por todos respirado en la atmósfera virtual.......son y serán necesarias acciones educativas específicas…”1



Autores: Ing. Silvina Casella, Lic. Vanesa Casal 2


Introducción

La incorporación de las TIC en las instituciones educativas ha seguido diferentes caminos y con diversos resultados. En este caso, haremos referencia a nuestra experiencia en/con el proyecto Red de Escuelas Medias dependiente del Programa Red Porteña Telemática de Educación (RePorTe)3.

El mismo se inició en el año 1999 y su objetivo principal fue conectar a Internet a todas las Escuelas Medias de la Ciudad de Buenos Aires con el fin de potenciar el aprovechamiento del recurso con fines pedagógicos.

El proyecto se organizó en cinco etapas de provisión de conectividad, a partir de un relevamiento de los recursos informáticos existentes en las escuelas y el uso que estas venían desarrollando.

Desde el punto de vista técnico, se planificó y ejecutó el armado de redes locales en los laboratorios de informática, se nombró un referente tecnológico por escuela, quienes fueron capacitados en el uso del software de redes y se otorgaron cuentas de correo oficiales. A partir de estos recursos las escuelas ampliaron sus redes locales llevando Internet a diferentes espacios (biblioteca, secretaría, otros laboratorios) y organizaron modos de comunicación interna. Estas iniciativas surgieron en función del impacto particular del recurso en cada organización.

Desde lo pedagógico, se conformó un Equipo de profesionales con formación variada que acompañaba la llegada de la conexión a Internet en las escuelas a través del vínculo con la Dirección del Área de Educación Media y Técnica, los Directores de las Escuelas y sostenía dichos vínculos al interior de las instituciones.

En este trabajo vamos a describir los aspectos, a nuestro criterio, esenciales que le han dado una configuración particular al proyecto

Sobre los fines del proyecto

Este proyecto coordina la conexión de las Escuelas Medias a Internet y su impacto en la Cultura Escolar. La inclusión de este recurso exige, sin dudas, otras modalidades de trabajo en la Escuela, lugar primordial que nos ocupa.

Se incluyen nuevos desafíos y nuevas expectativas, así como también nuevos “riesgos”, que requieren de docentes “equipados” para interpelar sus prácticas habituales.

Lo deseable sería que en este marco, las Escuelas se planteen un modelo pedagógico que incluya al recurso como un medio para mejorar cualitativa y cuantitativamente los aprendizajes de los alumnos.

Esta inclusión exige de una reflexión sobre la tarea docente en los nuevos contextos de producción y circulación de los conocimientos y frente a las nuevas identidades juveniles.

Entonces, es también objetivo de este proyecto lograr que los escenarios escolares de llegada de estos recursos resulten ámbitos adecuados para la implementación de estrategias didácticas que los integren.

Sobre las estrategias de trabajo

Las estrategias diseñadas para la implementación del proyecto atienden básicamente dos escenarios: lo presencial y lo virtual.

Lo presencial: Este escenario es fundamental para acercarse a la escuela y sus actores, para luego potenciar el otro. Dentro del mismo podemos pensar en dos contactos importantes:

La institución: Implementamos espacios de trabajo con los diferentes actores institucionales que trabajan en el proyecto para discutir sus implicancias en cuanto al cambio de cultura institucional.

Los docentes: Nuestro programa apunta a reforzar el trabajo con y de los docentes. Haciendo historia podemos decir que la primera estrategia utilizada fue nombrar un docente referente y dirigir las acciones de este equipo hacia este actor institucional

Los referentes se plantearon como actores institucionales que contaran con cierta identidad en la escuela para ser identificados como aquellos que a partir de sus conocimientos en el uso de las TIC pudieran impactar positivamente, desde estas tecnologías, sobre las prácticas de los demás colegas. Los referentes serían reconocidos por el equipo de conducción y el resto de los docentes de la Escuela con el objeto de posibilitar canales de comunicación viables y efectivos, favoreciendo también la buena convivencia institucional e interinstitucional.

A partir del año 2004 y en función de un diagnóstico de la situación, apuntamos a integrar a otros docentes junto al referente desarrollando talleres a cargo de nuestro equipo de trabajo donde se plantean diferentes formas de incluir las TIC en las prácticas habituales y teniendo en cuenta los contenidos curriculares.

Otras estrategias no presenciales: Para potenciar lo virtual, eje central de nuestro proyecto, impulsamos espacios de esa índole en los cuales se desarrollan:

¿Qué pasa en las escuelas con la inclusión de las TIC?


La presencia de las TIC en la vida de los adolescentes forma parte de su cotidianeidad. Por otra parte, en el mundo adulto, constituye una tecnología básica que articula las relaciones entre las personas, mejora la calidad del trabajo, agiliza la comunicación, facilita el acceso a la información y permite la capacitación permanente. Como cualquier otra instancia tecnológica, requiere de determinadas habilidades para poder hacer un uso contextualizado de este recurso.

La Escuela Media forma tradicionalmente para el trabajo y/o para la continuidad en la Universidad y no debería estar ajena a estos usos que una gran parte de la sociedad ha incorporado. A la vez que supone adecuar estas demandas a la lógica de lo escolar. Es tarea de los docentes traducir estas demandas en términos pedagógicos a través de acciones específicas.

Quedarse en las demandas tal como están planteadas en la sociedad es hacer de la escuela un espacio sólo de reproducción. Desde nuestra perspectiva creemos que también es tarea de la escuela transformar estas demandas y gestionar otras, nuevas.

Mucho se habla de la brecha digital y el papel democrático que Internet debe tener en cuanto al más amplio despliegue de información y conocimiento para todos.4 Una vez que la escuela sea ampliamente provista de facilidades de acceso a las TIC, cabe preguntarse, como lo hizo Dominique Wolton acerca del uso que se le dará desde las prácticas pedagógicas a esas tecnologías y no qué escuelas surgirán de las mismas. “El problema es socializar las técnicas y no tecnificar la sociedad”5. Entonces, para nosotros, “el problema sería pedagogizar las TIC y no tecnificar las clases escolares”.

Desde esta mirada es que sostenemos que la escuela tiene una responsabilidad intentando convertir la brecha en oportunidad.


el “problema” de las TIC en la escuela


La fascinación por la llegada a las escuelas de los recursos tecnológicos y la revalorización de ciertos actores institucionales tales como los referentes hizo que se priorizaran los aspectos más técnicos en detrimento de los pedagógico-didácticos.

Las prácticas pedagógicas se vieron modificadas sobre todo en el escenario del laboratorio de informática sin trascender demasiado las paredes del mismo ni impactar sobre los modelos más tradicionales de enseñar. Fueron, en muchos casos, los alumnos quienes accedieron a nuevos recursos en la escuela, se apropiaron de ellos y empujaron a los docentes a incluirlos; en otros casos, fueron algunos docentes con ciertos intereses o inquietudes quienes hicieron uso de ellos y quienes intentaron “contagiar” a otros. Se trató casi de un acercamiento aleatorio, que lentamente fue llevando a los docentes frente a la presencia del recurso y por su carácter convocante a la necesidad de cierto uso informado, a partir de las instancias de capacitación informal al interior de las escuelas6, así como otras de capacitación formal a través del CEPA o empresas que se fueron uniendo a las inquietudes del programa.

¿Podremos sistematizar estas trayectorias y problematizarlos al interior de las escuelas? ¿Cómo socializarlos para enmarcarlos en el ámbito de lo didáctico, superando el plano de lo intuitivo? ¿Cómo puede la capacitación impactar sobre estas mejoras?



¿Podemos pensar en una propuesta que supere el uso informado de estos recursos, para pensar en un uso pedagógico7?

A partir de nuestra experiencia podemos decir que hemos construido una modalidad de estar y acompañar en las escuelas a la que denominamos “acompañamiento pedagógico”. Es así como pensamos los boletines electrónicos, nuestro lugar en el portal y nuestra participación en los proyectos colaborativos que proponían las escuelas usando TIC.

Estas reflexiones, indefectiblemente nos llevan a pensar en nuevas configuraciones para la clase escolar y para las estrategias didácticas.


El lugar de los docentes, los alumnos y los saberes:

Hacia la construcción de una nueva unidad de análisis para entender la relación de las TIC con la Escuela Media


Es interesante preguntarse si al incluir las tecnologías, cambian las condiciones con respecto a las prácticas escolares habituales, o se mantienen las relaciones entre los docentes y los alumnos y entre estos y los contenidos.

Es en la clase donde se definen qué aprendizajes los alumnos van a realizar y es en este punto donde queremos detenernos para encontrar una articulación entre los elementos que fuimos presentando.

Encontramos que el docente ya no es el exclusivo poseedor de los conocimientos, el alumno tiene otras formas de encontrar y obtener información, los conocimientos ya no tienen una estructura lineal. La clase se configura desde otras modalidades. No tenemos la típica conformación radial en la que los alumnos miran al docente y el docente mira a todos y a la vez a ningún alumno. El docente en este caso mira lo que sus alumnos miran: la computadora es el lugar a ser mirado por todos y los conocimientos se imparten y se reparten de maneras diferentes.

Algunas preguntas que los docentes se hacen y que queremos compartir con uds son:

¿Esto significa, entonces ir en desmedro de la relación pedagógica centrada fundamentalmente en el vínculo humano? ¿o que docentes y alumnos tienen ahora oportunidades para desarrollar este vínculo con más libertad, ya que será la tecnología la que proveerá de formas más rápidas, ágiles y simples de acceder a la información?

¿Esto significa que la computadora será la única fuente de información? ¿O será una fuente de información, un recurso que adquirirá más dimensiones en función del uso que los docentes y alumnos hagan de él?

¿Esto significa que todo lo que las TIC le proveen al alumno será legítimo y válido para ser utilizado en la clase? ¿O será que se agrega a la función del docente el enseñar a los alumnos a pensar qué información es fiable y cuál no, o cuál será la que servirá a los fines de lo que necesita y cuál no?

¿Esto significa que la clase y la dinámica de ella será la misma nada más que incorporando un recurso nuevo? ¿Podemos pensar que procesos que antes eran considerados como fundamentales tales como la búsqueda de información, por ejemplo, ahora pueden ser desarrollados por medio de la tecnología?

¿Esto quiere decir que ahora los docentes no debemos enseñar a buscar información? Es casi como pensar que los alumnos no deben aprender a dividir porque existen las calculadoras.

La inclusión de las nuevas tecnologías parece ser una buena oportunidad para pensar en un cambio en los roles: hacia un docente coordinador, un alumno más activo y contenidos relevantes y significativos.



En las visitas a las escuelas escuchamos y muy a menudo voces de alerta sobre lo que se “ve” en “Internet”, por ello queremos darle un espacio en este trabajo a un eje que creemos interesante para rever. Es el tema del control. La escuela como institución en su conformación desde el mandato fundacional, se asocia al control en sus diferentes dimensiones. La escuela además de impartir conocimientos, tiene un contrato con la sociedad de controlar, acreditar y evaluar a sus alumnos. También de enseñar algunos contenidos y no otros. Las que siguen son algunas de las reflexiones que venimos haciendo con los docentes de las escuelas:

Cuando los alumnos tienen acceso a la tecnología y a través de ella a aspectos del mundo inimaginados, a otros contextos, a otras ideologías, a otras sociedades y a otros tiempos; a todos los docentes se nos aparece el tema del control como problema, en el sentido de que es necesario abordar.


¿Quién o quiénes deciden qué usar y qué no? ¿A qué sitios acceder y a cuáles no? ¿Qué caminos seguir y cuáles no? ¿Qué relaciones virtuales establecer y cuáles no?


En nuestra experiencia encontramos básicamente tres maneras de entender y atender el control de los accesos de los alumnos. Una que tiene que ver con lineamientos generales decididos y validados desde el poder de las autoridades, verticalmente, fundados en el poder que da la asimetría. Esta autoridad decidirá también quién puede controlar lo que los alumnos accedan. Un segundo modelo estaría más vinculado con que la toma de decisiones sea una cuestión personal de cada docente y a lo mejor de cada alumno, el control es más laxo y muchas veces esta laxitud provoca cierta inseguridad.

Nosotros sostenemos un tercer modelo que se basa en el consenso y en pensar el encuadre como un contrato entre todos. Una posibilidad de pensar el uso de las TIC en la escuela desde todas las dimensiones y de reflexionar con todos los actores institucionales, preguntándose qué se quiere que los alumnos aprendan con ellas, cómo se quiere que se incluya en el desarrollo curricular de las asignaturas del plan de estudio, qué habilidades se supone que requiere de los docentes y alumnos, cómo se articularán los docentes en la utilización pedagógica de las mismas, como se distribuirán los espacios y los tiempos...8



Abordamos nuestra experiencia con la conexión de las Escuelas Medias a Internet y su impacto en la cultura escolar. La inclusión de este recurso no ha sido neutral dado que la explosión de la información y los nuevos modos de acceso a la misma, así como condicionan la vida cotidiana de las personas; exigen, sin dudas; otras modalidades de trabajo en la Escuela Media.

Dijimos que lo deseable es que las Escuelas se planteen un modelo pedagógico que incluya al recurso como un medio para mejorar los aprendizajes de los alumnos. ¿Pero el recurso en sí mismo no produce nuevas formas de enseñar y aprender? ¿Se trata de la inclusión de una herramienta más? ¿Cuáles son los límites de opción para las escuelas? ¿Se puede elegir o no dicha inclusión?

Las TIC estarán integradas en la enseñanza cuando sean invisibles”, dicen los especialistas, pero…creemos que en tiempos de turbulencia pedagógica, no podemos pensar en escenarios ideales. Y que indudablemente será en situación donde podrán definirse respuestas singulares y atentas a las realidades escolares. Pero pensando en las TIC como promesas, no nos quedan dudas que será en el escenario de la colaboración que podrán producirse algunos cambios.

Otros adolescentes, transitan estos espacios, y en la escuela están todos ellos, los jóvenes que sólo estudian, los que también trabajan, los que cartonean10, los hijos de los pobres, los hijos de los profesionales, los jóvenes del cyber y los de las esquinas...(podríamos seguir). Indudablemente los alumnos que tenemos en la escuela han cambiado. ¿Qué lugar tenemos los docentes en esta nueva Escuela que se arma de mandatos fundacionales y de los nuevos adolescentes, “ciberchicos”, “ciberadolescentes”, “ciberalumnos” que habitan los mismos espacios para los que fuimos formados en otros momentos de conformación de la Escuela Media?


Con estas reflexiones dejamos (sin cerrar) este material que intenta ser una forma de acercar a quienes lo lean al camino que fuimos realizando en estos pocos años11. Un camino que se construye permanentemente y nos invita a que sea pensado, reflexionado y por supuesto, transitado por todos. Un camino que nos ha dejado más de una vez, y cada vez más con la pregunta por el sentido…

Pregunta-respuesta solo habilitada si entendemos la práctica pedagógica como una práctica fundamentada, reflexiva y en situación, y la inclusión de la tecnología en la Escuela como un problema pedagógico



Bibliografía de apoyo y consulta:


BALARDINI, Sergio: De Deejays y Ciberchabones: Subjetividades juveniles y Tecnocultura : FLACSO, clase virtual Posgrado en Gestión educativa, 2004.

BALARDINI, Sergio: "Estilos y aventuras en la red", Anexo de la clase virtual

BATTRO Antonio, Denham Percival, 1997: La educación digital, Emecé, Argentina.

BORDIEU, P. (1991) : El sentido práctica. Madrid: Edit. Taurus.

BURBULES, N; CALLISTER, T 2001: Educación: riesgos y promesas de las nuevas tecnologías de la información, Barcelona, Piados.

DEDE, Chris (comp.), 1996: Aprendiendo con tecnología, Paidós, Buenos Aires, 2000.

DUSCHATZKY Silvia, Birgin A (comp.), 2001: ¿Dónde está la escuela?, Bs. As., Flacso Manantial.

DUSCHATZKY Silvia y Corea Cristina: "Chicos en Banda. Los caminos de la subjetividad en el declive de las instituciones". Epílogo. Ed. Paidós. Bs As. 2002.

FAINHOLC, B. (1997) "El conocimiento tecnológico necesario en este fin de siglo: acerca de la necesidad de las tecnologías invisibles” Trabajo presentado en SOMECE

FILMUS, Daniel, 1994: “¿Para qué sirve la escuela?”. 2da. Edición. Editorial Norma. Bs. As.

FUENTES NAVARRO, Raul 2000: Educación y Telemática. Buenos Aires: Enciclopedia latinoamericana de Sociocultura y comunicación.

IRURZUN, Laura, Schuster Nidia, 1995: Utilización pedagógica de la informática, Novedades Educativas, Argentina.

HARASIM L y otros 2000 Redes de aprendizaje. Gedisa Barcelona

PAPERT, Seymour, 1987: Desafío a la mente, Ediciones Galápagos, Traducción al castellano.

PRATS JOAQUIM: Internet en las aulas de Educación Secundaria, en Iberdidáctica de las Ciencias Sociales, nro29, Barcelona 2002

SANCHO, J. M. (1994) La tecnología: un modo de transformar el mundo cargado de ambivalencia. En: Sancho, J. M. (Coord.) Para una tecnología educativa. Barcelona: Horsori

TAPSCOTT, Don, 1998: “Creciendo en un entorno digital”


TEDESCO, Juan Carlos: La educación y las nuevas tecnologías de la información – IV Jornadas de educación a distancia Mercosur/sul 2000 “Educación a distancia: calidad, equidad y desarrollo”- Bs. As. Junio/2000

WOLTON D, 2000: Internet ¿y después? Barcelona: Gedisa,


SOBRE LAS AUTORAS


Vanesa Casal es Licenciada y Profesora en Ciencias de la Educación (UBA) con Diplomatura Superior en Ciencias Sociales con mención en Currículum y Prácticas Escolares en contexto (Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales), Profesora para la Enseñanza Primaria (ENS Nro. 4-GCBA) y Prof. Especializada en Adolescentes y Adultos (ISFD Nro. 37 B.A). Se ha desempeñado como docente en los siguientes niveles educativos: primario, especial, media, superior y universitario en la Ciudad de Buenos Aires.

Forma parte del Equipo Pedagógico que asesora y acompaña a las Escuelas Medias de la Ciudad de Buenos Aires en proyectos que involucren el uso didáctico de las TIC’s en el marco del Programa Red Porteña Telemática de Educación. También es coordinadora del Equipo pedagógico de la Red Inclusiva, otro proyecto del mismo Programa con Escuelas Especiales de Formación Laboral.

Se desempeña también como Ayudante de 1era categoría en la cátedra de Psicología Educacional II, titular Ricardo Baquero, Universidad de Psicología, UBA.

Es autora de dos propuestas de Especialización docente en el área de Diversidad e Integración de NEE en el Instituto Privado de Formación y Actualización docente Gladys Vera (A-1339) y co-autora de una tercera en el área de Tecnologías adaptativas. Se desempeña actualmente allí como Coordinadora Pedagógica del Departamento de Atención a la Diversidad.

Es autora de material instruccional a distancia y de varios artículos sobre pedagogía, formación docente, fracaso escolar y diversidad en la escuela.

Ha realizado y dictado cursos de capacitación a docentes y participado como asistente, expositor y como coordinador en diversos Congresos y Jornadas (2004-2005) acerca de temáticas afines.


Silvina Casella es Ingeniera en Sistemas de Información egresada de la Universidad Tecnológica Nacional, FRBA, con un Posgrado en Gestión Educativa (FLACSO).

Coordina el Equipo Pedagógico de la Red de Escuelas Medias que asesora y acompaña a las Escuelas Medias de la Ciudad de Buenos Aires en proyectos que involucren el uso didáctico de las TIC’s en el marco del Programa Red Porteña Telemática de Educación.

Se desempeña también como coordinadora de Informática en la Escuela Técnica N° 11 DE 6 de esta Capital.

Es autora de material instruccional a distancia y de varios artículos sobre las TIC y Educación.

Ha realizado y dictado cursos de capacitación a docentes y participado como asistente, expositor y como coordinador en diversos Congresos y Jornadas (2004-2005) acerca de temáticas afines

1Beatriz Fainholc: El uso inteligente de las TIC para una formación ciudadana digital

2 Coordinadora e integrante del Equipo Pedagógico que recorre escuelas medias de la Ciudad dentro del Programa Red Porteña Telemática de Educación, perteneciente a la Secretaría de Educación del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

3 Secretaría de Educación, G.C.B.A.

4 Está avalado por documentos nacionales e internacionales referidos a los derechos humanos, tales como: Declaración Universal de los Derechos Humanos, artículos 22 y 27; Declaración Americana de los Derechos y Deberes del hombre, artículo 12; Constitución Nacional, artículo 75, incisos 18 y 19


5 Dominique Wolton citada por Juan Carlos Tedesco - La educación y las nuevas tecnologías de la información – IV Jornadas de educación a distancia Mercosur/sul 2000 “Educación a distancia: calidad, equidad y desarrollo”- Bs. As. Junio/2000

6

7 El uso pedagógico integra por supuesto el uso informado del recurso y lo supera cualitativamente.

8 Véase documento “Pensar el laboratorio” en http://www.buenosaires.gov.ar/areas/educacion/niveles/media/programas/reporte_media/documentos.php?menu_id=13318

9 “El cambio no es una opción” citado por John Hindle en la Primera Reunión de directores de Escuelas Medias de la Ciudad: Tendiendo puentes ente la Educación y la Tecnología, organizado por el Equipo Pedagógico de Media, EL PROGRAMA, abril 2003

10 En Argentina: cartonear, juntar cartón para vender y reciclar.

11 Aunque para el desarrollo de lo tecnológico y por lo vertiginoso de su evolución, es realmente amplio.

11