MANTENIENDO EL CONTACTO

 

Daniel Hurtado Brenner

 

Una primera experiencia acerca de mi "Oficina" virtual, donde mis alumnos

pueden entrar a ver sus notas, solicitar revisión, elevar consultas, debatir

o simplemente conversar....

Soy profesor visitante de la Universidad de Piura, situada en la ciudad del

mismo nombre, frontera con Ecuador, a 1500 kilometros al norte de Lima,

capital del Perú.

Hace cuatro años dicto cursos y talleres tanto de radio como de

publicaciones periódicas (revistas) a los alumnos de tercero y quinto año de

carrera respectivamente, en la Facultad de Ciencias de la Información.

La Universidad de Piura ingresó hace unos cuatro o cinco años a la era

Internet, pero recién en estos dos últimos años ha comprendido la necesidad

de convertirla en parte habitual del trabajo. Los profesores acceden a

Internet desde la computadoras instaladas en sus oficinas y los alumnos

tienen acceso a través de máquinas instaladas en el edificio de la

Biblioteca Central.

Se me ocurrió que la tecnología podría servir para algo, cuando pensé en

extender el acceso a mi oficina las 24 horas del día y los 365 días del año

a mis ocasionales alumnos de cada semestre académico. En mi calidad de

profesor visitante, con apenas dos o tres visitas a lo largo del año, la

necesidad de mantener contacto con mis alumnos me llevó a realizar esta

sencilla, pero muy práctica "oficina" que no necesita de muebles ni puertas

que abrir y que no ha necesitado ningún lugar especial en el edificio de mi

facultad. Se ha construido en el espacio virtual, aquel donde acceden miles

y miles de visitante día a día para encontrar información, amistad o

cualquier otra cosa interesante. Es fácil de acceder a ella y siempre estará

dispuesta a atender a mis ocasionales visitantes o a alguien mas que desee

dar un vistazo por aquí.

La pueden ubicar en www.wpro.com/oficina

¿que es una oficina virtual?

Considero que los maestros y docentes universitarios de todas las carreras,

deberian tener una. Asi, en la tranquilidad del hogar, podrían resolver las

inquietudes y consultas que durante el dia, y con tanto trabajo que hacer, a

veces no pueden realizar a cabalidad.

Al ingresar a mi "oficina" y a la pregunta, ¿qué es lo que quiero hacer? los

chicos se dirigen a cinco áreas de interés para:

VER SUS NOTAS: donde recogen sus calificaciones y promedios (la primera a la

que se dirigen)

HACER UN RECLAMO: Cuando consideran que podrían tener mejor calificación en

sus materias

HACER UNA CONSULTA: donde pueden mediante un formulario escribir sus

inquietudes o dudas respecto al curso

HACER SUGERENCIAS: dado el poco tiempo que paso con ellos, aqui me pueden

ayudar dejándome ideas para mejorar los cursos que dicto

PARTICIPAR EN UN DEBATE: los chicos acceden a una página donde se consigna

un tema de debate y los chicos pueden responder a manera de un news o tablón

de anuncios.

SIMPLEMENTE CONVERSAR: un link que los dirige a mi casilla de correo

personal.

 

Y por supuesto, los alumnos pueden acceder a una sección desde donde "bajan"

todas las separatas del curso que deseen (la universidad les cobra por

separata impresa, así que los beneficio de alguna manera ahorrándose algunos

centavos).

 

Este ha sido el primer año de ingreso a mi oficina. Los alumnos respondieron

positivamente. Es mas, ellos mismos me sugirieron extender el plazo de

presentación de sus trabajos unos días más de la semana que normalmente

suelo tener para estar con ellos. "Se lo enviamos por email" me dijeron y

acepté. Lo novedoso fue también que les envíe las correcciones a su trabajo

vía electrónica y ellos pudieron revisar los papelitos POST IT electrónicos

que pude adicionar a cada una de sus páginas gracias al sistema de marcador

que te permite el programa MICROSOFT WORD. Una vez revisadas sus

anotaciones, los chicos se lanzaron a mi "oficina" para responderme y a su

vez justificar sus argumentos. Gracias a este feedback electrónico, pude

seguir trabajando con ellos sin que la distancia o el poco tiempo físico del

que dispongo significara un impedimento.

Recuerdo los años anteriores a esta idea. Yo tenia que regresar a Lima, y

dejaba una tarea que los chicos, apresuradamenrte, debían entregar antes de

partir. Muchos, recuerdo, hacían hasta lo imposible para presentar a tiempo,

pero al final, debía aceptar la idea de recibir trabajos hasta en la misma

escalinata del avión. Luego, ya con la caga habitual de trabajo en mi ciudad

de origen, iba dilatando el tiempo de entrega de sus calificaciones. Se las

enviaba vía la oficina que mi universidad tiene aqui y los alumnos debían

esperar unos dìas más hasta que llegara el correo. Si existían razones para

reclamar, sólo les quedaba esperar hasta mi próximo retorno para hacerlo,

aunque esto significaba que ya no podía hacer nada.

Me siento tranquilo sabiendo que puedo mantener el contacto con mis alumnos.

Que ellos tienen un lugar donde pueden contar conmigo en todo momento. Esto

ha permitido también que mi curso de taller de publicaciones lo realice con

mas calma y que, gracias a la ayuda de un profesor principal, se pueda

seguir desarrollando por etapas, durante las próximas semanas, etapas que

por supuesto, contarán siempre con mi respaldo y apoyo.

Me imagino el día en que todos los profesores puedan tener una; tal vez

muchos prefieran esperar al siguiente dia para conversar personalmente con

sus alumnos, o piensen que esto no sea realmente importante. Pero, dentro de

unos años más no nos estaremos refiriendo sólo a nuestros alumnos cercanos;

tal vez a los profesores de todo el mundo se nos compliquen mas las cosas

cuando advirtamos que nuestra aula de clases es un salón universal. Y para

eso, desde ahora habrá que prepararse.

 

Lic. Daniel Hurtado Brenner

Facultad de Ciencias de la Información

Universidad de Piura

Piura - Perú

Más información sobre mi "Oficina Virtual" en daniel@wpro.com

Hosted by www.wpro.com