Análisis de CD-ROM de asignaturas escolares

Un apoyo imprescindible

Publicado en PCActual

 

Envidia es lo que puede sentir uno que lo pasó mal peleándose con las matemáticas o la física en sus tiempos de colegio. Si hace unos años hubiésemos podido contar con este tipo de programas, más de uno guardaría mejor recuerdo de las asignaturas escolares. El complemento que estos programas dan al alumno se puede convertir en muy poco tiempo en un apoyo indispensable para el joven estudiante de nuestros días.

Las ventajas de un buen programa de apoyo escolar son inumerables. Supongamos que uno lee el temario (explicado, desglosado e ilustrado) que al día siguiente va a tratar en clase. Con esto y con las explicaciones del profesor, el rendimiento puede mejorar un ciento por ciento. Se acabaron los libros pesados que apenas sacan de dudas; ahora, hacer los deberes o preparar un control será no sólo más sencilo sino infinitamente más agradable. Porque otra de las virtudes de este tipo de software es que hace que las antipáticas materias escolares se conviertan en algo divertido, aunque sin perder la seriedad que requiere la formación de los más pequeños.

Si algún padre está desesperado, quizá no haga falta contar con la ayuda de un profesor particular. Con uno de estos títulos se puede perfectamente no sólo enseñar, sino también despertar en cualquier chaval las ganas de estudiar y aprender. Precisamente ahora que estamos en la recta final del curso, quizá alguno de los programas que aquí analizamos pueda ser la tabla de salvación del aprobado de unos, o el empujón definitivo hacia el sobresaliente que necesitan otros.

Como el tema de la educación de los más jóvenes sabemos que interesa y preocupa a muchos, también dedicaremos en futuros números unas páginas a otra vertiente de la enseñanza: los idiomas. Muy pronto, programas para aprender otras lenguas serán objeto de una comparativa en las páginas de PC ACTUAL.

Oscar Laá

Aula CD de Temáticos Multimedia

Para exigentes en busca de calidad

 

Los CD-ROM de Temáticos Multimedia son excepcionales y podrían enseñar por sí solos a los chavales, pero... que no se molesten los docentes porque reconocemos que su labor siempre será imprescindible. Sus cuatro volúmenes (Lengua y Literatura españolas, Matemáticas, Ciencias Sociales y Ciencias Naturales) están perfectamente adapatados tanto a los programas de estudio LOGSE como EGB, en función de las necesidades del usuario. El temario es exactamente el mismo que se da en el colegio en cada curso, pero en caso de que hubieran variaciones, el usuario puede configurarse un temario a su medida; no hay problema.

Para empezar, la presentación es muy amigable, muy gráfica y con buena música. Este esquema de presentación se mantiene todo el tiempo cuando se da paso a los temas, a las explicaciones o a los ejercicios. La primera pantalla es totalmente interactiva entre los cuatro volúmenes de la obra permitiendo cambiar de materia sin necesidad de salir del programa, con sólo introducir otro CD-ROM. Así, en caso de querer estudiar varias asignaturas de una vez, el parón en el estudio nunca es muy grande y no hay peligro de que la atención del alumno se distraiga.

El programa personaliza el aprendizaje de cada alumno, de modo que durante todo el curso se podrá observar la trayectoria de cada uno, las notas y los temas que necesita repasar. Para localizar un tema podemos hacerlo alfabéticamente o mediante carpetas, según se desee.

 

A la hora del estudio

 

Localizado el tema y ya metidos a estudiar, podemos dejarnos llevar por el propio programa que nos va desarrollando el tema seleccionado, o bien elegir el apartado que queremos ver por primera vez o repasar. Las explicaciones son muy gráficas y están perfectamente ejemplificadas. Puede que vayan acompañadas de fotos, que se amplían fácilmente para observarlas con más detalle, o bien, puede que una animación o un vídeo sea lo que ilustre el tema que se está explicando.

Se da la opción durante la lección de formular pequeñas preguntas para ver si se van asimilando los conceptos de la explicación. Se acierte o no, enseguida se da la solución totalmente desglosada y explicada para disipar cualquier atisbo de duda. Al final de cada lección, un utilísimo resumen recalca los aspectos más importantes que se han visto. Mientras tanto, los efectos sonoros están muy cuidados y hacen muy agradable la navegación por la obra.

Como podemos suponer, otro apartado fuerte en un programa de este tipo son los ejercicios. En este caso, Aula CD los borda; están lleno de detalles, de sonidos y de pequeñas caricaturas que nos dicen si hemos acertado la respuesta o no, haciendo el siempre difícil trance del examen más llevadero (aunque éste sea de mentirijillas). Las preguntas del examen son muy variadas; pueden ser tipo «test», de relacionar conceptos, de rellenar espacios en blanco, etc. En caso de no acertar, un simple «click» nos llevará al lugar donde se explica lo que no hemos sabido. También, si acertamos pero con alguna falta, nos dará la respuesta por buena pero nos advierte de que cuidemos la ortografía. Al final una tabla de resultados nos mostrará la nota y nos dirá si debemos repasar la lección.

 

Elevado precio

 

Aparte de la asignatura que se imparte en el CD correspondiente, otras utilidades acompañan a la obra. Por ejemplo, un atlas mundial con las banderas e himnos nacionales de cada país, con sus estadísiticas y fotografías correspondientes. En el caso de España, podremos profundizar de igual manera en las provincias. También hay un capturador, por si queremos imprimir o guardar en el portapapeles una porción que nos guste de una pantalla. Además hay un índice multimedia para ver los temas o palabras que cuentan con apoyo audiovisual.

En definitiva, una completísima obra que se convertirá en el apoyo ideal de los alumnos a sus clases matinales del colegio. Tiene, no obstante, una importante pega; los cuatro CD-ROM se venden conjunta e inseparablemente, de modo que no podemos elegir sólo la asignatura de la que cojea el chaval. Lógicamente esto encarece el producto, colocándose en 80.000 pesetas, porque cuatro volúmenes juntos de esta calidad no pueden ser baratos.

El Profesor Multimedia

La sobriedad hecha eficacia

 

La verdad es que cuando uno se enfrenta a este tipo de programas, se espera toda una serie de efectos sonoros y visuales que siempre adornan pero pueden llegar a cansar. En el título que nos ocupa esto no es así, pues la austeridad es su característica primordial pero, ¡ojo!, estamos ante un producto de calidad superior. A pesar de todo se echa de menos algún que otro toque de color, ya sea en forma de sonido o imagen, sobre todo porque las posibilidades del soporte en CD-ROM y de la tecnología multimedia se quedan sin explotar. Más aún si tenemos en cuenta que el título genérico de la obra es «El Profesor Multimedia» y el programa es absolutamente mudo. Hecha esta salvedad, no obstante, siempre habrá padres que prefieran un entorno más serio para evitar distracciones del alumno, aunque lo cierto es que una cosa no tiene porqué estar reñida con la otra.

Sin embargo, no debemos olvidar que estos cursos están enfocados a alumnos de primero de Bachillerato en adelante, de modo que quizá no haga falta tampoco demasiados alardes para hacer atractiva la obra: este CD está perfectamente adpatado al grupo de edad al que va dirigido. Por eso, no se piense que estamos ante un producto vulgar, ni muchísimo menos. Este programa es excepcional y sorprende porque es sencillo pero no cae en el aburrimiento, discreto pero muy visual,en pocas palabras, sobrio pero eficaz.

 

Estructura perfecta

 

El fondo de la pantalla es negro y las letras de varios colores que resaltan y captan perfectamente la atención del usuario, gracias también a su gran tamaño y a la perfecta disposición de los párrafos y gráficos en la pantalla. Hablando de las ilustraciones, son muy esquemáticas pero absolutamente claras y la mayoría de las veces están animadas. A medida que se va avanzando en la lectura del texto aparecen botones que invitan a ser pulsados para que los gráficos se pongan en movimiento para ampliar la explicación.

Los conceptos están expuestos con una claridad meridiana y la comprensión es casi automática. En sólo cinco minutos, un adulto que no haya visto desde hace años nada de química, por ejemplo, puede empezar a refrescar sus conocimientos de formulación sin ningún problema. Para un alumno que esté aprendiendo, los resultados no son tan rápidos pero sí igualmente efectivos.

El programa da la posibilidad de hacer varios tipos de examen, dependiendo de si se quieren con ayuda o no, aunque lógicamente lo más recomendable es contar con la opción de poder consultar el desarrollo y solución del ejercicio. En el examen general se cuenta con la cómoda opción de usar la calculadora de Windows con sólo pulsar un gran icono que aparece en la pantalla. Eso sí, con las respuestas es absolutamente rígido y deben ser escritas exactamente tal y como las tiene memorizadas el programa, por lo que hasta que uno se acostumbre al modelo de respuestas, nos podemos llevar algún que otro chasco.

 

Precio muy asequible

 

Además, para tomar apuntes complementarios, siempre está a la vista la posibilidad de abrir el editor de Windows; pero si lo que se quiere es imprimir directamente la pantalla, la opción de impresión es tan sencilla como pinchar en la opción deseada que está continuamente disponible. Están a la venta los cursos de matemáticas, física y química de 1º, 2º y 3º de BUP y muy pronto saldrán las mismas asignaturas para COU. Pero lo mejor no es sólo su alta y probada calidad, sino que su precio es sorprendente: por menos de nueve mil pesetas podemos tener las tres asignaturas completas de un curso.

ADI Acompañante escolar

Lo interactivo por definición

 

La gama ADI es una extensa serie de aplicaciones por ciclo y materia que abarca todo el período escolar de Primaria y Secundaria. Esta gama está destinada a cubrir el conjunto de materias que el alumno trabaja por curso, elaboradas y renovadas según el programa oficial escolar. Desde el entorno, ADI memoriza los resultados del alumno en cada materia, le orienta con sus comentarios, le propone un seguimiento de trabajo y efectúa evaluaciones completas, a lo largo de todo el año.

Pero, ¿qué es eso del entorno?: ADI sigue al alumno durante todo el período escolar con dos niveles distintos para cada etapa escolar: Primaria y Secundaria. Además de todas las aplicaciones para elegir, presenta una paleta de actividades de aprendizaje, creación y entretenimiento. Su pedagogía se apoya en la personalidad de ADI, pequeño personaje extraterrestre animado, divertido, paciente y alegre, dotado de gran memoria, que motiva al alumno y anima su asiduidad en el estudio.

Los contenidos son fabulosos y no están desarrollados en forma de lecciones, sino de aventura interactiva, pero de igual modo se acaban asimilando los conceptos correspondientes a cada curso.

El pequeño monstruito se hace simpático. La interactividad con el usuario es total, haciéndole preguntas y entrando en un diálogo que roza lo mágico por lo adaptado que está el texto a las situaciones reales que se producen en la navegación de un programa. Además está salpicado de simpáticas animaciones que invitan a continuar aprendiendo y no acabar jamás.

Por ejemplo, el primer detalle es crearse uno mismo su propia imagen que ilustrará depués el programa; así, un programa destinado al estudio, en principio antipático para el alumno, sintoniza perfectamente con él.

La línea de ADI está disponible para todos los cursos que van desde 1º de EGB a 2º de BUP, ambos inclusive, o su equivalencia con el plan nuevo. En pocas palabras, si su hijo está entre los 6 y los 15 años puede disfrutar de un programa educativo de calidad.

«Pack» de educación multimedia

Sólo para los más pequeños

 

Este pack de programas (compuesto por «¡Viva la ortografía!» y «¡Viva las matemáticas!») está pensado para que los niños de muy corta edad empiecen a tomar conciencia de todas las posibilidades ludo-educativas que tiene un ordenador. Su esquema se basa en una aventura de castillos y de buenos y malos, muy del gusto de los más pequeños.

«¡Viva la ortografía!» es un nuevo programa basado, y mejorado, en otro del mismo fabricante. Son en total cinco juegos educativos para mejorar la ortografía de una manera sencilla y amena. Una sola pega: es curioso que un programa de ortografía no admita la acentuación de las mayúsculas o, mejor dicho, la admite sólo durante el juego pero cuando se entrega el diploma al ganador, la mayúscula acentuada desaparece y no se puede imprimir.

No menos entretenido resulta «¡Viva las matemáticas!», pues combina a la perfección la diversión y el aprendizaje. Utilizando ambos regularmente seguro que mejorarán no sólo sus conocimientos de aritmética y ortografía, sino que además ejercitarán su memoria pues los dos están diseñados en forma de minijuegos de observación. Los gráficos son magníficos, en tres dimensiones y con gran variedad y espectacularidad de colores; el sonido tampoco se queda atrás por su calidad.

Por supuesto, teniendo en cuenta que estos programas son para los «peques», los padres podrán configurarlo a su gusto y restringir la entrada a esa pantalla si así lo desean. Este menú orientado al adulto permite graduar la dificultad, el sonido, etcétera. Es una pantalla de opciones muy clara, de modo que los papás poco habituados a los ordenadores no tengan miedo de configurar el programa como lo crean más conveniente.