Internet en las situaciones de enseñanza y aprendizaje

 

Adriana Gewerc

Universidad de Santiago de Compostela

 

   Leer el artículo en formato Microsoft Reader  

 

El espacio de Internet se está planteando como un lugar deseado y temido al mismo tiempo, que no ha tenido en sus inicios una relación directa con el campo educativo pero, pero en la medida que se ha transformado en un medio de comunicación social, en un lugar de encuentro y comunicación y en un gran banco de datos, con información actualizada hasta el más mínimo minuto. Es muy obvio suponer que no se puede o debe transformar en un recurso educativo

Pero ¿qué tipo de recurso, y qué filosofía impone su uso? Sabemos que los medios no son asépticos, llevan consigo la carga ideológica para la que fueron creados.

Cada vez más Internet es un contexto en el cual se dan interacciones que combinan y entrecruzan las actividades de indagación, comunicación, construcción y expresión. Cada vez más se define a la red como un espacio público, un lugar donde la gente se reúne a debatir, como lo hacía en el ágora de la antigua Grecia o como lo hace en los concejos deliberantes de los municipios contemporáneos. Se lo describe como un entorno cooperativo donde los investigadores y creadores comparten ideas, co-construyen nuevos conceptos e interpretaciones, diseñan nuevos productos; y también como uno de los principales motores del crecimiento del contexto  “global” que abarca muchos emplazamientos de espacio y tiempo particulares y promueve relaciones humanas exclusivas, que sólo son posibles en ese entorno. No como un sucedáneo de la interacción real cara a acara, sino como algo distinto, de características singulares y claras ventajas (así como desventajas) respecto de la misma (Burbules, N. et al., 2001)]:19 .

La pizarra supone una organización escolar, una concepción del conocimiento y de enseñanza. En este sentido Internet, si lo definimos como medio, condiciona el tipo de trabajo que se realiza, ya que está teñido de las condiciones en las que nació esta tecnología.

 (Lowther, D. L. et al., 2000) expone diferentes niveles de uso de Internet en las instituciones educativas, desde el  nivel 0 que implica no utilizarlo en ningún caso bajo ninguna circunstancia, hasta la total utilización a través de la enseñanza on-line, en donde todos los contenidos curriculares se desarrollan por este medio. Una síntesis de su propuesta la podemos visualizar en la siguiente tabla:

 

Nivel 0

No web use

Implica no usar la web en ningún caso

Nivel 1

Información

Proveyendo información relativamente estable a los estudiantes. El profesor introduce ítems como un glosario, la agenda del curso o información de contacto. Este tipo de información es fácilmente creada por el profesor, requiere muy poco mantenimiento y toma un mínimo de tiempo

Nivel 2

Suplementario

Provee información sobre los contenidos del curso a los estudiantes. Puede consistir en que el profesor coloque materiales del curso u otros  apoyos. El típico ejemplo puede ser una presentación en PowerPoint guardada como documento HTML y colocada en la web para que los estudiantes la revisen más tarde.

Nivel 3

Esencial

El estudiante no puede ser un miembro productivo de su clase sin un regular acceso a la web del curso. En este nivel el estudiante obtiene la mayoría de los contenidos de la web

Nivel 4

Comunal

Las clases se desarrollan tanto en un ambiente de aprendizaje cara a cara como on-line. Los contenidos del curso están disponibles on-line o en la clase tradicional. Idealmente, los estudiantes generan la mayor parte de los contenidos ellos mismos

Nivel 5

Inmersión

Todos los contenidos del curso y las interacciones ocurren on-line. Esto no difiere de la tradicional idea de educación a distancia. Pero, en este nivel podemos encontrarnos con sofisticados ambientes de aprendizaje diseñados desde una perspectiva constructivista

 

Es importante tener claro los objetivos que se persiguen para que el uso de Internet como recurso no resulte un añadido a lo que siempre hacemos, que no reemplace sin más al libro de texto, que realmente implique una inmersión de los alumnos en la sociedad informacional (Castells, M., 1997).

Si estamos pensando en una escuela en donde se va a aprender para acumular datos, Internet puede servir como novedad, a los niños les puede entusiasmar utilizar el ordenador los primeros días, pero al poco tiempo, el cúmulo de información es de tal envergadura que resulta saturador y por lo tanto, no propicio para el logro de aprendizajes. Por esa razón es necesario distinguir entre aprender con Internet y aprender acerca de Internet, ambas son importantes, ya que es necesario aprender acerca del recurso para utilizarlo luego adecuadamente sacando el máximo de provecho. Aprendiendo al mismo tiempo, cuándo es importante utilizar una u otra herramienta. En este sentido el alumno se hace independiente para la utilización de diferentes recursos en función de sus propios objetivos de aprendizaje.

 

Enseñanza acerca de Internet

 

Así como es importante que los alumnos aprendan a buscar información en un diccionario o en una enciclopedia, es importante que aprendan cómo buscar información en Internet, cuáles son las habilidades básicas que se requieren para moverse en el contexto de la navegación. Se plantea que alumnos desarrollen habilidades para:

o        La navegación en la web utilizando las herramientas de los navegadores y los nexos entre los portales

o        Articular y expresar oralmente y por escrito los descubrimientos de la navegación y los conceptos que estamos buscando

o        Leer el contenido de una página web y para tomar decisiones acerca donde buscar información en el sitio.

o        Reconocer en un página quien es el creador y quien es el que la está promocionando

o        Articular oralmente y por escrito cómo la página está construida

o        Conocer la diferencia entre un website y un pagina web.

o        Reconocer las diferencias entre la información presentada en la web y la de un libro de texto y evaluar las condiciones en donde es recomendable utilizar uno u otro recurso

o        Evaluar una website, en función de diferentes criterios.

o        Evaluar diferentes libros de textos y comprar con la evaluación de las websties

o        Articular  recursos de búsqueda, con conceptos y estrategias

o        Conocimientos de conceptos claves para la realización de las búsquedas

 

Los alumnos podrán aprender a analizar sus estrategias de búsqueda. Una de las habilidades más importantes en relación con el uso de Internet es la planificación del proceso de búsqueda, es decir, pensar cómo es la mejor manera de encontrar la información de queremos, o de qué manera podemos lograr ampliar con mayor profundidad la información que necesitamos.

Cuando los estudiantes estén trabajando en los contenidos de enseñanza, recordarles que es importante la necesidad de considerar cómo presentar los tópicos y las herramientas de búsqueda, en orden de encontrar los mejores resultados posibles. También recordarles la necesidad de analizar los resultados, para encontrar recursos que satisfagan sus necesidades de investigación. Esto requiere de una escuela que apueste por la investigación y la búsqueda, que no prime la memorización y la repetición, que busque nuevas maneras de ayudar a sus alumnos en la búsqueda del conocimiento. Una escuela para quien la información es un medio y no un fin en sí misma.

Para saber buscar apropiadamente es necesario que el alumno tenga claro cuáles son los conceptos fundamentales y cuales son los secundarios en relación al tema que se está tratando. Pensando a través de una variedad de técnicas de diferentes formas, el estudiante tiene mejores oportunidades de entender la lógica detrás de la técnica. Entre las posibles actividades que tienden a la organización de la información encontrada destacamos las siguientes:

o        Construcción de gráficos donde muestren las páginas que han encontrado, y los detalles de sus búsquedas

o        Comparación los gráficos realizados por cada grupo

o        Establecimiento de criterios de selección de las  páginas.

o        Reconocimiento de la diferencia entre herramientas de búsqueda

o        Utilización de operadores boolean para el desarrollo efectivo de las estrategias de búsqueda

Si los estudiantes adquieren habilidades para el desarrollo de estrategias de búsqueda y para comprender como funcionan las diferentes herramientas podrán orientarse en la web. Al trabajar con los estudiantes en las técnicas de búsqueda boolean se ven necesitados de articular con una mayor gama de posibilidades (a través de imágenes, textos y sonido.

Los profesores/as necesitan desarrollar habilidades técnicas para el manejo efectivo de Internet como herramienta. El simple conocimiento de cómo se accede no es suficiente. Según (Harmon, S. W., 1999), el profesor tendría que conocer básicamente en que consiste el html, y algunas herramientas de creación de información. Conocer cómo las páginas están realizadas es muy importante. Este entendimiento le ayuda en la planificación apropiada para que el estudiante utilice el ordenador en la realización de sus trabajos. Para hacer esto, necesita familiarizarse con las funciones, lo cual requiere de las habilidades expuestas en la siguiente tabla:

 

Habilidades para la alfabetización tecnológico en la búsqueda de información (Lowther, D. L. et al., 2000):137

 

Habilidades y descripción

Fundamentos

 Historia de la web

Una idea de qué es Internet y cómo ha comenzado

Internet tiene una única historia. Los profesores necesitan comprender, en un nivel no técnico, la infraestructura de Internet y su cultura

Leyendo una dirección de Internet

Como identificar un servidor particular y un dominio

Conocer cómo se lee una dirección de Internet, es una buena herramienta para entender las características del sitio. Reconocer los nombres de los dominios representa un conocimiento de las entidades. Esta información es útil para la investigación y además ayuda cuando se crean los propios sitios web. El conocimiento de que “/” representa una carpeta puede tener significado en el desarrollo de los materiales que se realicen más tarde

Habilidades de navegación

Conocimiento de cómo se configura tu buscador y cuáles son sus funciones

Un navegador tiene importantes herramientas, conocerlas te ofrece la posibilidad preparar mejor las clases con la utilización de los mismos.

Habilidades de búsqueda

Encontrar y utilizar las herramientas de búsqueda de un buscador, así como conocer sus posibilidades y límites.

Internet puede hacer más fácil la búsqueda de información. En orden de su uso efectivo es importante que los profesores conozcan, comprendan y empleen, los operadores booleanos[1] para ayudar en esa búsqueda. Los profesores tienen que comprender cómo es la búsqueda en Internet, y como ayudar a los estudiantes a comenzar y finalizar las búsquedas.

Evaluar la información

Tomando decisiones valoradas sobre la información

Esta es una habilidad complicada de enseñar. Los profesores tienen que conocer que la falsa información existe y prepararse para chequear cuidadosamente la misma antes de su uso. Lo interesante es ayudar a los alumnos a tomar criterios adecuados para que ellos mismos contrasten y seleccionen la información que crean conveniente.

Recopilando Favoritos

Marcando las websites interesantes para poder ir a ellas fácilmente en cualquier momento.

La carpeta de favoritos tiene que ser organizada y clasificada. Aprender cómo se organiza y como se clasifican las diferentes páginas, ayuda a buscar información más tarde. Los profesores pueden clasificar los favoritos, por el currículo, por el grado o nivel, o en todo caso, por necesidades específicas de los grupos de estudiantes.

Bajar información

Como mover un archivo desde el servidor hacia el propio computador

Técnicamente no es difícil bajar información de la web. Pero los profesores necesitan conocer los peligros de bajar páginas desconocidas y como se capturan imágenes y textos que no son señalados como tales.

 

El objetivo fundamental es el de comprender la lógica de las herramientas de búsqueda y las diferencias entre ellas.

Es evidente que el uso de la www es un potencial muy fuerte para el cambio de las escuelas primarias. No obstante, a pesar de que el impacto está claro, todavía no está incluida en el aula y nuestro sistema de educación necesita adoptar diferentes enfoques para incluir sus beneficios. Debido al volumen de información con que nos encontramos los usuarios de Internet, tenemos claro que los usuarios incapaces de distinguir lo útil, creíble, interesante o importante se verán literalmente sofocados. De ello puede concluirse que desarrollar una capacidad critica para leer la información en forma selectiva, evaluarla y cuestionarla es uno de los desafíos educativos fundamentales que generan estas nuevas tecnologías. (Burbules, N. et al., 2001) llama a esta capacidad “hiperlectura” no se trata sólo de encontrar y leer lo que se encuentra, sino también de aprender a realizar conexiones propias entre los hallazgos, poner en duda los enlaces que otros proporcionan, y preguntarse por los silencios o las ausencias, es decir, qué cosas o personas no están allí.

Esto nos conduce a la problemática de credibilidad de la información que encontramos. La evaluación de la credibilidad tiene una faz interna y otra externa, una parte del proceso consiste en considerar elementos inherentes a los mismos; otra, en juzgar (indirectamente) los elementos que los rodean, incluyendo asociaciones con otros o referencias a ellos. Lo cual implica tener conocimiento sobre el área de que se trata. Otra dimensión de la credibilidad tiene que ver con los enlaces desde y hacia un recurso: cuando una persona proporciona el link a otra o lo menciona, se da una transferencia recíproca de credibilidad. A esta red se la denomina credibilidad distribuida.

El análisis y la obtención de credibilidad demuestran que en materia de acceso hay un continuo de actividad y pasividad. Algunos simplemente navegan, mirando lo que hay, curioseando o explorando más o menos al azar. El lector crítico de la información, un hiperlector, formula preguntas más activas sobre lo que encuentra y lo que no encuentra; hace continuas comparaciones y se forma opiniones sobre la credibilidad; va más allá de lo que descubre por casualidad y llega a lo que está oculto o implícito detrás de lo aparente.

 

Enseñanza con Internet

 

Las situaciones de enseñanza con Internet, nos enfrentan al desafío de no someterse al “encantamiento” del medio. Es tanta la publicidad que tiene hoy en día, que en muchas ocasiones se lo pretende utilizar, aunque esto implique una pérdida de tiempo o signifique un verdadero ruido en el proceso de aprendizaje de los alumnos.

Debemos distinguir en primer lugar, si estamos hablando de una herramienta que el profesor va a utilizar para el diseño de su enseñanza (búsqueda de información, trabajo cooperativo con otros profesores, búsqueda de recursos o ideas para el desarrollo del currículo) o si los alumnos lo van a utilizar directamente para el desarrollo de proyectos de aprendizaje.

En el primer caso (uso exclusivo por parte del profesor) podemos decir que existen muchos materiales en la red que pueden ser útiles para el desarrollo de la enseñanza, aunque  no todos son de buena calidad, y con información fiable, como ya hemos visto. Diferentes portales educativos contienen muchos ejemplos, unidades didácticas de diferentes temas, actividades, etc. que pueden ser muy útiles al profesorado como apoyo de su actividad docente. En la mayoría de los casos se trata sólo de textos, que bien podrían estar en otro tipo de medio, que solamente utilizan Internet para hacer más accesible la información. Así el propio M.E.C. incorpora ejemplificaciones didácticas, materiales de diverso tipo, que no utilizan a fondo todos los recursos que ofrece la red (multimedia, hipermedia interactivos) pero que permiten que todos y todas tengan acceso a esa información, y  eso no es  poco.

A la hora de realizar el trabajo de diseñar la enseñanza,  es muy importante tener a mano ejemplos, ideas de colegas, bibliografía complementaria, que ayude a pensar en el propio proyecto. De todas maneras nos parece valioso que la producción vaya avanzando en el sentido de sacarle el mayor provecho a la propia Web, con la inclusión de materiales de mayor calidad para los profesores, con posibilidades de interactividad, lo cual permitirá que al mismo tiempo sirvan como medio de desarrollo profesional.

Cuando el profesor/ra decide que los alumnos trabajen con Internet, debe tener claro que la web es un medio idóneo  para realizar el trabajo en clase, y pensar los pros y los contras que esto tiene. Pensamos que la utilización de Internet es válida en la medida que ofrece posibilidades de información actualizada al minuto que ningún otro medio la posee. Para trabajar con texto escrito, aunque el mismo está en la red, quizás sea más efectivo que el docente lo imprima y así los alumnos lo podrán manipularlo (subrayarlo, apuntar ideas, etc.) según su comodidad. Pero, si lo que se necesita es obtener información actualizada al momento, Internet ofrece mejores posibilidades. Ese es el caso de observar el cielo de hoy desde la página de la Nasa, o de analizar las diferencias horarias a través de web-cams distribuidas en diferentes ciudades del mundo. Los alumnos pueden ver que en estos mismos momentos, cuando en España es de noche, en New York es de día, analizar el clima a partir de observar como va vestida la gente por la calle, etc. Lo mismo podemos decir de datos económicos, o de población que servirán para construir conceptos basados en el análisis de la realidad. En esos casos, la web ofrece posibilidades que otros medios no tienen y con ello abre un abanico mucho más rico para la construcción del conocimiento.

El primer paso para resolver, si se utiliza Internet en el desarrollo de una unidad de enseñanza, es considerar los objetivos y contenidos con los que se va a trabajar, no sólo los de esa clase en particular, sino los curso y la escuela. Ya que, como hemos implica una manera diferente de entender la enseñanza, el aprendizaje y el conocimiento.

El plan para el desarrollo de unidades de enseñanza utilizando Internet es semejante a los planes que realiza el profesorado de manera habitual. Primero es importante definir los objetivos de enseñanza, una vez comprendidos en profundidad qué se pretende, y cuáles son las consecuencias de esos fines, es necesario tener en cuenta que es lo que los alumnos deben conocer previamente y que expectativas les puede ocasionar este tipo de trabajo. Luego, el profesor/a debe localizar la información on-line que puede ser necesaria para el desarrollo de la enseñanza. El tiempo y el esfuerzo que lleve esto, depende de la familiarización que tenga el docente con el medio. De todos modos, deberá evaluar la calidad de la información encontrada, y la calidad del sitio web. Es recomendable que en un principio los profesores/ras trabajen con sitios ya testados y recomendados en diferentes portales educativos.

(Bitter, G. et al., 2002): 162 recomienda una serie de preguntas que el profesor/a debe realizarse a la hora de planificar su enseñanza con Internet, transcribimos su propuesta:

 

 

 

 

 

Cuestiones a considerar cuando se planifica con Recursos de Internet

 

1

¿Cuál es el objetivo educacional propuesto para que mis alumnos logren?

2

Teniendo en cuenta los objetivos y contenidos planteados. ¿Es recomendable utilizar recursos textuales o electrónicos?

3

¿Estoy tratando de realizar mis objetivos educativos conforme con una reconocida tecnología o estoy utilizando esas herramientas para lograr mayor efectividad en mis objetivos?

4

¿Cuándo comparamos con otras herramientas, es la herramienta electrónica, son éstas más efectivas para el logro de los objetivos?

5

¿Pueden los objetivos verse enriquecidos utilizando Internet, más que si utilizamos herramientas tradicionales?

6

¿Es el medio Internet una efectiva vía para el logro de objetivos educacionales amplios o es sólo un medio para desarrollar habilidades en el uso de esa herramienta en particular?

 

La propuesta pretende la reflexión del uso de la herramienta, analizando lo que implica, las posibilidades que posee, no como un fin en ella misma.

Las posibilidades de enseñanza utilizando las herramientas que propone Internet pueden clasificarse según (Adell, J., 1998) en:

o        Intercambios interpersonales

o        Búsquedas de información

o        Proyectos de resolución de problemas

Es decir, una clasificación realizada en  función de las posibilidades que ofrece el medio (como banco de información y como medio de comunicación). Aunque para el análisis vamos a tratar cada uno separadamente, es importante resaltar que el verdadero valor reside en la complementariedad, la potencialidad de comunicarse y al mismo tiempo trabajar con información que se puede manipular, realizar trabajos de manera colaborativa.

Intercambios interpersonales: Ya hemos hecho mención a las posibilidades de comunicación (sincrónica y asincrónica) que nos ofrece Internet, avanzando en un nivel mayor de concreción pretenderemos ver cómo es posible utilizar estos recursos en el contexto de situaciones de enseñanza, para el aprendizaje de conceptos, procedimientos y actitudes. Indudablemente estos recursos nos abren un gran abanico de oportunidades, de compartir información, o de construir en conjunto, con la sola utilización de una carta electrónica, pero que tiene la virtud de la rapidez, por no decir la inmediatez.

El correo electrónico, los foros de discusión y los chats, ofrecen a los docentes la posibilidad de comunicación para el abordaje de los problemas comunes, rompiendo con el aislamiento que durante mucho tiempo ha caracterizado a la profesión. Es posible así planificar en conjunto, o enviar al mismo tiempo un plan a todos los docentes del centro. Pueden organizarse reuniones, publicaciones e investigaciones a través del correo electrónico sin necesidad del encuentro cara a cara, modificando de alguna manera el tipo de trabajo que realizaba el profesor/a hasta el momento. Es sorprendente y quizás rompa con el paradigma del aislamiento, la presencia activa de docentes en los foros de discusión especializados, en donde expresan sus opiniones, problemas y formas de solución.

En las propuestas de enseñanza, las formas de comunicación que ofrece Internet, permiten a los alumnos participar en proyectos donde otros compañeros sean monitores, conectarse con expertos y hacer preguntas de primera mano. Estudiantes, expertos y profesores pueden trabajar en conjunto diseñando proyectos, como es el caso por ejemplo de los trabajos que realizan expertos de la Nasa con diversas escuelas de EEUU (Bitter, G. et al., 2002). El Electronic Emissary Project[2] utiliza facilitadores on-line que sirven como mediadores entre las clases y los expertos, trabajando como un equipo para diseñar proyectos adecuados a los objetivos curriculares, facilitando los puentes entre los expertos y los alumnos de edad temprana.

Muchos de los trabajos en colaboración que realizan los alumnos en las escuelas que tienen esta herramienta, utilizan el correo electrónico para la solución de los problemas que el mismo proyecto plantea. Los estudiantes pueden interactuar con otros estudiantes de otros grados de escolaridad. Del  mismo modo, es posible la comunicación entre estudiantes de otras escuelas, de otras comunidades o de otros países, con el objeto de conocer de intercambiar información sobre aspectos de esas comunidades, o sobre problemáticas específicas. Existen ya numerosos proyectos de intercambio entre escuelas, sobre todo para el aprendizaje de lenguas extranjeras.

Ofrecen además muchas posibilidades que ofrecen para el aprendizaje de la lengua, su gramática su ortografía. Si bien hay numerosas críticas al lenguaje utilizado en los medios electrónicos (chats, mensajes a móviles, correos electrónicos) es posible transformarlos en un pretexto para escribir bien, expresar en ideas o en imágenes aquello que quiero comunicar.

Un recurso interesante para el uso del chat en la enseñanza, es la posibilidad que los alumnos conversen en tiempo real con un autor de un libro para conversar en tiempo real, sobre la lectura del texto de referencia, realizarle preguntas para una entrevista, etc.

Otra experiencia interesante se realiza en la NASA en donde profesores, estudiantes y padres son invitados a registrarse para participar con chats con empleados de esa institución, con el objeto de conversar sobre su trabajo. Los estudiantes tienen chats con ingenieros, pilotos, astronautas, e investigadores.

Una de las críticas más grandes que se realizan al chat se refiere a las dificultades en la expresión escrita que  puede llegar a generar el tener que escribir con rapidez, los alumnos tienden a acortar las palabras, o a escribir con errores de ortografía.

Se debe reconocer que el chat es un método de comunicación, pero que no es apropiado para todas las situaciones, justo en el momento en que mayores posibilidades de comunicación hay, es necesario discernir cuándo es apropiado utilizar uno u otro medio, en función del contexto y de la situación.

También se pueden utilizar transcripciones de chats, como una herramienta para discutir acerca de la comunicación, estilos de escritura, gramática o lenguaje. En http://:www.yahooligans.com se pueden encontrar listas de sesiones de chats que fueron realizadas con celebridades en varios campos. Por ejemplo Hohen Glenn o The backstreest boys, leer conversaciones realizadas por este tipo de personajes, puede ser una interesante herramienta para hablar sobre la comunicación, las correctas o incorrectas maneras de hacerlo o de escribir, etc.  Es posible analizar con los estudiantes, la lectura de la trascripción y analizar con ellos las diferencias entre el chat y la misma conversación por teléfono, o en persona a través de una carta. Se les puede pedir a los estudiantes que repliquen la misma conversación utilizando diferentes medios. Una vez tenida una sesión de chat entre los estudiantes, se puede guardar, o imprimir e el momento, para analizar con ellos los errores de ortografía o de expresión que han tenido.

Búsquedas de información: El proceso de búsqueda de información forma parte de las habilidades básicas necesarias para el trabajo con proyectos de trabajo y de resolución de problemas. Ya hemos hecho referencia a las amplias posibilidades que ofrece Internet a este respecto y a las habilidades necesarias para sacar buen provecho de este servicio. En este sentido cobra un especial interés cuando hay que acceder a fuentes de información no disponibles en la localidad o que resultan cambiantes. La información se consigue por medio de bases de datos remotas, por e-mail o conferencia. Esto conlleva la posibilidad de ofrecer un currículo más amplio, no único ni lineal. En la medida que no todos los alumnos accederán a la misma información será posible realizar trabajos de complementariedad y contrastación.

De todos modos es importante clarificar que los estudiantes acceden a materiales que no sería posible de otro modo. Documentos de primera mano a través de las bibliotecas del Congreso, o de otras instituciones públicas o  expertos pueden ofrecen información de primera mano. Los alumnos pueden preguntar a científicos directamente o buscar en sus bases de datos para encontrar respuestas a esas preguntas. Además se encuentra información que no es fácil de encontrar en un libro o en una enciclopedia. En componentes de Audio, video y webs interactivas encuentran una variedad de información que se adapta a los diferentes estilos de aprendizaje.  No sólo pueden leer sobre la información, al mismo tiempo pueden ver un vídeo que ilustre o explique o escuchar alguna versión.

Proyectos de resolución de problemas: Hacen referencia a la utilización de Internet como recurso básico para el trabajo en relación a problemas. En este sentido es posible combinar los recursos de búsqueda de información y los de comunicación con propuestas construidas especialmente en la red y que nos ofrecen la posibilidad de un trabajo colaborativo entre alumnos/as y profesores/as de diferentes sitios que pueden construir juntos su aprendizaje.

Proyectos de aprendizaje donde estudiantes intercambian información entre sí, o con otros profesionales de distintas partes del mundo. Ya sea para estudiar un tópico particular con un web-site interactiva, tomando parte de esa interactividad; o buscando información sobre páginas comerciales, donde los alumnos pueden ver precios de diferentes artículos para comparar, analizar, y evaluar, desarrollando habilidades matemáticas.

Una modalidad de este tipo de trabajo lo constituyen las Web-Quest, propuestas modulares creadas por un grupo de la Universidad de Virginia. Son módulos curriculares que están on-line para ser utilizados por el profesorado. Están orientados hacia el trabajo sobre problemas que los alumnos deberán investigar para su solución. Pretenden que los alumnos aprendan  sobre auténticos tópicos y auténticos problemas. En general, plantean actividades cooperativas donde los estudiantes asumen diferentes roles. Para esto, la herramienta fundamental es Internet, aunque es posible utilizar otro tipo de recursos multimedia o textuales. Una Web-Quest provee la estructura de investigación y tiende a que los alumnos se manejen con propiedad en un ambiente tan desestructurado como Internet. Los estudiantes deberán desarrollar su producto y demostrar cómo han solucionado el problema.

Hay dos niveles de  Web-Quest: las de corta duración y las de larga duración. Los primeros tienen por objetivo la adquisición de conocimientos y su integración en las estructuras cognitivas del alumno, se completan en tres o cuatro clases. Los de larga duración, tienen por objetivo el análisis profundo de un cuerpo de conocimientos transformándolo de alguna manera, y demostrando su comprensión a través de la creación de algún material que responda a esa nueva construcción. Su duración típica es de un mes de clase aproximadamente.

Cualquier WebQuest  contiene las siguientes partes:

1.            Introducción: provee la información de base sobre su contenido

2.            Las cuestiones a resolver

3.            El conjunto de información a buscar para resolver el problema. Alguna información puede estar incluida en el Web-Quest, o a través del contacto con expertos vía on-line; búsquedas en bases de datos; en libros u otros documentos. Como los puntos de la búsqueda están incluidos en el documento, el alumno no se pierde en su búsqueda.

4.            La descripción del proceso que los alumnos deben realizar para completar los problemas a resolver. Puede ser descriptos en diferentes pasos.

5.            Alguna guía sobre cómo organizar la información que se ha localizado. Esto implica la inclusión de un formulario; las direcciones para poder realizar un marco organizacional de la búsqueda, así como un cronograma del trabajo; mapas conceptuales, diagramas de causa y efecto, etc.

6.            Conclusiones: es el cierre de la WebQuest, estimula a que el alumno reconozca lo que ha aprendido y también la posibilidad de que extienda su experiencia a otros dominios o situaciones.

 

En general la tendencia es que con este tipo de material se trabaje de manera grupal y cooperativa a través de las herramientas de comunicación de Internet. Ofrece la oportunidad a los estudiantes de jugar el rol de científicos, detectives, o reporteros estableciendo contacto vía e-mail con los responsables directos de las situaciones, en su propio escenario de trabajo. Puede ser diseñado como un trabajo de un área de conocimiento o como trabajo interdisciplinario.

(Manzano, R. J., 1992) expone la necesidad de que en este tipo de material se trabajen las siguientes operaciones del pensamiento:

o        Comparación: identificando y articulando similitudes y diferencias entre las cosas

o        Clasificación. Agrupando cosas u en categorías definidas o en base a sus atributos

o        Inducción: Infiriendo generalizaciones o principios no conocidos de las observaciones y los análisis

o        Deducción: Infiriendo consecuencias y condiciones de los principios y generalizaciones

o        Análisis de los errores: Identificar y articular los errores en el propio pensamiento

o        Construir la ayuda: Construir un sistema de soporte

o        Abstracción: Identificar y articular los conceptos subyacentes a la información

o        Análisis de perspectivas: Identificar y articular de manera personal las perspectivas implicadas en el trabajo.

 

Es importante también hacer referencias acerca de las dificultades con que nos encontramos a la hora de trabajar con Internet en una clase, dada la organización que tiene en la actualidad. Debemos hacer mención a que las conexiones telefónicas en nuestro país todavía son lentas, por lo tanto el trabajo con información que contenga gráficos, imágenes, etc. se hace, de alguna manera más complicado. Aunque existen estrategias que permiten subsanar este error como son las de bajar la página con anterioridad para que esté accesible sin depender del tiempo de demora de la red, esto se transforma en una desventaja sobre todo teniendo en cuenta los tiempos escolares y las limitaciones que impone.

 

 

Bibliografía

 

Adell, J. (1998). Redes y Educación. In J. De Pablos  y J. Jiménez (Eds.), Nuevas Tecnologías. Comunicación Audiovisual y Educación (pp. 177-212). Barcelona: CEdecs Psicopedsagogía.

Bitter, G. y Pierson, M. (2002). Using technology in the classroom. U.S.A.: Allyn and Bacon.

Burbules, N. y Torres, C. A. (2001). Globalización y educación. Revista de Educación, Número Extraordinario, 13-28.

Castells, M. (1997). La era de la información. Economía, sociedad y cultura, I,II,III, . Madrid: Alianza.

Harmon, S. W. (1999). The five levels of Web use in education: Factors to consider in planning an online course. Educational Technology, 36 (6), 28-32.

Lowther, D. L., Jones, M. G. y Plants, R. T. (2000). Preparing Tomorrow's teachers to use web-based Education. In A. B. (Ed.), Instructional and cognitive impacts of web-based education (pp. 129-146). USA: Idea Group Publishing.

Manzano, R. J. (1992). A different kind of classroom: teaching with dimensions of learning. Alexandría: Association for supervision and Curriculum Development.

 



[1] Hace referencia a las búsquedas que tienen como base la lógica booleana, que se refiere a la relación lógica entre términos de la búsqueda con tres operadores lógicos (o; y; no). El motor de búsqueda de Internet la lógica booleana puede estar completa o implicada en las palabras clave.

[2] http://emissary.ots.utexas.edu/emissary/index.html