IGNORANCIA PROFUNDA .-ALFONS CORNELLA

Alfons Cornella

He tenido ocasión de leer recientemente un texto muy útil a quién le interese el pujante campo de la inteligencia competitiva (o de cómo se puede establecer un método sistemático para recoger, analizar y distribuir información externa de interés para el cumplimiento de los objetivos de la organización). El libro en cuestión es L'Intelligence Economique, de Martinet y Martin, libro que obtuvo el premio al mejor libro de management en Europa en 1995. El texto es muy claro en cuanto a los métodos, y está repleto de ejemplos procedentes de la larga experiencia de los autores. No daré aquí más detalles porque merece leerse (por cierto, resulta cuando menos curioso constatar cómo el número de jóvenes que son capaces de leer francés ha decrecido enormemente en nuestro país: no se os ocurra recomendarles este libro porque les sonará igual que si les recomendaras uno en sánscrito). Puede adquirirse en  http://www.chapitre.com , un excelente servicio de localización y venta de libros en francés.

Pero si que quiero comentar una de las ideas del libro. Se trata de la diferencia entre "ignorancia profunda" e "ignorancia conocedora". Supongamos una situación en la que alguien precisa una determinada información. Puede ocurrir que ese alguien sea muy conocedor del tema en cuestión, y que, en consecuencia, tenga muy claro cuál es la información que le falta; en esta situación, esa persona es consciente de su ignorancia (sabe lo que no sabe), y conoce bien su horizonte de conocimientos; esta es la situación de la ignorancia conocedora. Pero puede también ocurrir que la persona no sea consciente de mucha información que le podría ser de utilidad; en este caso, que podemos denominar ignorancia profunda, no tenga idea de un gran panorama de información, que ni conoce ni ha manifestado necesitar (no sabe lo que no sabe).

 Pues bien, la pregunta es: buscar información en Internet, ayuda a reducir la ignorancia conocedora (te ayuda a encontrar justo la información que necesitas), o bien te ayuda a darte cuenta de lo muy profunda que es tu ignorancia (encuentras más cosas de las que podrías imaginar)?

Quizás dos ejemplos de estos tipos de ignorancia nos pueden ayudar a ilustrar la idea. Primero, la casualidad me ha hecho encontrar una revista publicada por el MIT que me ha resultado muy útil. Se trata de Technology Review (http://techreview.com). Aunque ignoraba que existía esta revista (ignorancia profunda), encontrarme con ella me ha ayudado a satisfacer una necesidad de la que tenía consciencia (ignorancia conocedora): cómo diseñar bien un web. Porque en el número de septiembre-octubre de 1998, hay una entrevista a Jakob Nielsen, el guru de Sun en el tema de las interfícies de futuro. En esa entrevista explica porque muchos webs fracasan a la hora de transmitir información al usuario (por cierto, se utiliza en el texto la idea de transacción que ya presentamos en un mensaje anterior como contraste a la pura transferencia de información). Esta entrevista esta accesible enhttp://www.techreview.com/articles/oct98/nielsen.htm.

 Pues bien, esta corta entrevista me ha ayudado a localizar el web de Nielsen dedicado al tema de la "usabilidad" de los sistema de información. Está en http://www.useit.com y no tiene desperdicio. También incluye un boletín bisemanal (como Extra!-Net) sobre ese mismo tema de la usabilidad, que responde al nombre de AlertBox; está disponible enhttp://www.useit.com/alertbox. La verdad es que este ha sido un descubrimiento de gran utilidad, de aquellos que te hacen creer en Internet. Sin la Red jamás habríamos podido acceder a esta fuente de recursos, y que, en mi caso particular, viene a satifacer una necesidad existente en mi horizonte de ignorancia conocedora.

El otro ejemplo va en la dirección de la ignorancia profunda. Resulta que el último número del Journal of the American Society for Information Science se dedica monográficamente a un nuevo campo de investigación, la Social Informatics (algo así como SocioInformática), en la que trabajan investigadores que estudian el impacto de las tecnologías de la información en las personas,en los grupos y en las organizaciones. Este número del JASIS (vol49, n12, índice enhttp://www.asis.org/Publications/JASIS/v49n1298.html) contiene un artículo sobre la evolución del número de "trabajadores del conocimiento" que no tiene desperdicio, y que comentaremos más adelante. Pues bien, debo confesar que a pesar de haber estado trabajando sobre la información y las organizaciones durante los últimos años, no tenía conocimiento de que ya existía un campo con estos objetivos. O sea, que gracias a la Red he descubierto que era más ignorante de lo mucho que ya sabía que era...

Quizás lo paradójico de esta época informacional sea justamente esto: que la casualidad te ayuda a encontrar cosas que te interesan pero que no buscabas (serendipity), y que sin la Red nunca hubieras encontrado, mientras que te resulta muy difícil encontrar aquello que estás buscando. Es como si la Red no solo no te ayuda a reducir tu ignorancia conocedora sino que además te muestra el gran tamaño de tu ignorancia profunda. Y, para acabar de arreglarlo, encima después no tienes tiempo para absorberlo todo...

Alfons Cornella, ESADE Barcelona
cornella@esade.es
 12/10/98 22:00h