Estrategia basada en preguntas para cursos en-línea

 

Dr. Eduardo Rivera y Jesús Carmona

Texas A&M International University

College of Business Administration

*versión en español de ponencia presentada en DSWI - DSI 2000,
San Antonio, TX, 16 de Marzo 2000

Resumen

En este articulo se presenta una forma de trabajar con educación en línea, para incrementar el nivel de aprendizaje, usando una estrategia basada en preguntas, en vez de solamente presentar material o dar una clase. Uno de los principales desafíos de la educación en línea es la de retener atento al estudiante y lograr su participación.  Solamente de esta manera el verdadero aprendizaje se da. Se presentan también algunas reflexiones para futuras implementaciones de trabajo en línea con estudiantes de nivel universitario. El trabajo en línea y a distancia provino de varias experiencias al ofrecer cursos en línea., sin embargo el enfoque que se le da es bastante amplio como para poderlo aplicar a otros contextos.

 

El medio ambiente de trabajo

Se explica la importancia de la educación en línea y de la diferencia con la Educación a Distancia, no toda la educación a distancia es en línea.  La Educación en línea sigue ganado terreno en el mundo de la educación especialmente en la educación a distancia (Kearsley 97). En este trabajo nos restringiremos exclusivamente a la educación en línea entendida como cualquier ofrecimiento formal en educación a través del uso de la comunicación instantánea con computadoras, o lo que se conoce como en línea.  Por supuesto el uso de computadoras puede servir para bajar información que después es consultada como por ejemplo el bajar una conferencia (vídeo) o una presentación electrónica (tipo Power Point) y posteriormente revisarla o verla en forma diferida, fuera de línea.  Aunque esto ultimo de comunicación diferida existe y es importante, nos restringiremos aquí a la educación que es simultanea, en el mismo momento, es decir en-línea.

 

Existen varias modalidades para proveer educación en línea: ya sea localmente o en educación a distancia. Localmente es en una red local usando algún "courseware" y alguna forma de comunicación en la red. Los usos en Educación a Distancia usan otras redes, seguramente usando la mas barata de estas opciones: el Internet.  Dentro del Internet, se puede trabajar, usando correo electrónico, bajando información de archivos mediante FTP para intercambiar información o asistiendo a presentaciones electrónicas (en línea), revisando creando Bulletin Board, participando en Grupos de usuarios,  creando o navegando por las pagina del Web, y las conversaciones en grupo o le que se conoce como Chat.  También se pueden utilizar otras herramientas comerciales que se montan para utilizar el Web como son: Learning Space (Lotus 1999), WebCT (WebCT 2000), Blackboard (Blackboard 2000), Virtual U (Longoria 2000) y otros sistemas, incluyendo los portales genéricos como los clubes de Yahoo (Yahoo 2000) .

 

El problema

Hemos probado numerosos de los sistemas mencionados arriba. Sin embargo e independientemente de las facilidades ofrecidas por unos y otros como el tener una interfaz más amigable.  El éxito de un curso en-línea depende más de la calidad del material y ejercicios , así como de la participación de los estudiantes que otros factores como el contenido mismo. Esto es debido a que se entiende el aprendizaje, como una apropiación de un conocimiento que permite "manipular" los conceptos adquiridos en un curso y no en memorizarlos o estar entrenado para contestar preguntas de selección múltiple (Papert 93).  "El medio en si mismo no enseña, sino la organización y el esfuerzo de presentación del contenido, combinado con altos niveles de interactividad de parte del estudiante y de la retroalimentación por parte de la autoridad (instructor, tutor, o respuesta programada), son los elementos claves de un sistema de educación a distancia" (Ely, 1999). Entonces, uno de los problemas más importantes reside en la falta de participación de los estudiantes en los cursos en-línea, y de qué manera podemos involucrar a los estudiantes.  Esto es probablemente una de las  razones más importantes por las cuales muchos estudiantes, se dan de baja en este tipo de cursos; pero esto es una pregunta a investigar en un futuro, sobre las causas de deserción en sistemas en-línea.

 

El problema que estamos considerando aquí, es la falta de participación de algunos estudiantes en las clases a distancia, y como remediar esto.  Esta falta de participación nos obligo a buscar alternativas. Derivado de esta falta de participación esta la necesaria interacción estudiante-maestro, que para algunos es la necesidad de reemplazar la  necesaria presencia del maestro. Aunado a lo anterior, muchos estudiantes se sienten abandonados o solos especialmente en este tipo de trabajo en línea. Contrariamente, cuando los estudiantes participan en discusiones, interactúan con otros estudiantes e intercambian ideas, aprenden más fácilmente.  Los estudiantes que interactúan pueden beneficiarse de un nuevo tipo de trabajo cooperativo en línea que permite mas fácilmente entre los estudiantes, hacer discusiones en línea, intercambiar trabajos e ideas electrónicamente, etc. Por otra parte se ha visto que los estudiantes que interactúan en una clase usualmente son los que están al corriente, muestran algún interés y son en consecuencia los mas exitosos, claro con su muy honrosas excepciones.

 

Participación

Las razones que hemos detectado por las cuales los estudiantes, participan menos en un curso en línea  en educación a distancia son las siguientes:

 

 

Para poder superar estos problemas, los estudiantes necesitan una interacción más directa con el instructor o guía, tal y como lo han expresado muchos estudiantes.  También sienten que los sistemas diferidos de interacción como el correo electrónico no son suficientes para producir  un dialogo constructivo (Machrone 2000). Se ha oído y leído muchas veces de la necesidad de cambiar el rol del maestro de ser un instructor a ser un guía (Vega 99), pero ¿Cómo se hace esto?

 

La estrategia

 

Para poder tener una comunicación directa, se probaron diferentes opciones tecnológicas a través del Internet y/o usando paquetes comerciales sobre el Internet, desde tableros de anuncios hasta videoconferencia. En general el servicio de pláticas o "chat" además de ser muy común, casi siempre gratuito y disponible en casi todos los sistemas, parece llenar en las necesidades de interactividad necesarias en un curso sin necesidad de requerir las cámaras de vídeo y módem rápidos que necesita la vídeo conferencia de escritorio (Defler 99-1). El Chat es la herramienta disponible más común en los sistemas de hoy en día que mejora la participación y puede resolver la mayoría de los problemas de interactividad (Defler 99-2). Definitivamente el medio ambiente del Chat aunque limitado si se le comprara con sistemas como Netmeeting (Microsoft 2000), es muy sencillo y fácil de aprender. Definitivamente el Chat es una alternativa para evitar que los cursos en línea se vuelvan aburridos (Rivera 2000). Y evita la actitud pasiva de algunos estudiantes.  Una vez que los estudiantes se deciden a participar en el Internet con la modalidad de Chat, hemos encontrado los siguientes problemas:

 

Entonces lo que hay que hacer es primero buscar las causa para mejorar la participación y segundo una vez que se ha mejorado la participación, evitar los problemas que sienten los estudiantes y porqué se descorazonan en el uso del Chat como herramienta de aprendizaje. El Chat es muy útil al explicar un tópico (Defler 2000) pero también para compartir una idea o defender un punto de vista, hacer preguntas o tener una discusión.

Con estas ideas en mente y tratando de evitar los obstáculos que demeritan el uso del Chat en un ambiente educativo, se propone un método, que permita avanzaren el aprendizaje toda vez que mantiene la discusión abierta.

El método diseñado está basado en el uso del Chat, El método se basa en la técnica de conversación dirigida, basado en preguntas, mas que en una presentación o discusión libre. El método permite la creatividad y el flujo de ideas y mejora las habilidades de expresión escrita. Sin embargo para poder tener relación más individual y permitir la participación de todos el grupo debe ser relativamente pequeño, no más de 15 personas.

 

La idea principal del método es estructurar la sesión a base de preguntas claves sobre material que previamente se haya dado a los estudiantes para leer (o que lo pueda bajar del Internet).  Las preguntas no se dan de antemano. Así,  los estudiantes tienen que leerlas, pensar y reaccionar a ellas. El tipo de pregunta que se prestan más son las preguntas de reflexión, de opinión y debate que las que son de pura información o deducibles directamente del material leído. De preferencia las preguntas son o se relacionan a puntos de interés de los estudiantes y  se trata de ponerlas en forma provocativa.  En algunos casos es posible dar brevemente una explicación a la pregunta en un párrafo pero no mas de un párrafo.

 

Una de las dificultades es encontrar un orden de subtemas que mantenga la atención, más que el orden lógico; el escoger las preguntas y estimar el tiempo necesario para tocar todos los puntos del tópico. La secuencia en la estructuración de las preguntas puede ser como en un curso, primero retantes para lograr la participación y romper el hielo y luego siguiendo una secuencia más lógica en el tema tal vez de lo mas sencillo a lo mas complicado.  Las preguntas deben de promover el pensamiento, el debate o la opinión y de preferencia directamente relacionadas con el material de lectura o la experiencia de los estudiantes.  Las preguntas deben ser breves y también en general las respuestas, manteniendo en general un ambiente abierto, despierto y ágil y en el cual fluyan las nuevas ideas para el aprendizaje así como las destrezas de comunicación escrita y de argumentación.

En general es preferible el utilizar un sistema de Chat que permita el uso de cuartos privados de discusión, donde solo los participantes miembro o invitados puedan entrar.

 De esta manera se evitan los molestos intrusos, espías o visitantes indeseados que interrumpen la conversación. Debemos recordar que el estudiante se debe de sentir confortable para poder expresarse con confianza, por lo que nos parece una necesidad el estar en un chat privado y no publico.

 

La discusión se tiene que moderar;  usualmente es el instructor quien modera, pero se le puede pedir a algún estudiante que ejerza este rol también, cuando así lo hacen es generalmente con éxito y forma parte de su aprendizaje. Es importante el dirigirse a los estudiantes por su nombre, aunque esto es fácil ya que en la mayoría de estos sistemas se provee una lista de participantes. Igualmente en algunos se indica hace cuanto tiempo que no han participado, lo que permite tener un mejor control y estimular la participación de todos.

En caso de participación escasa por parte de algún estudiante, el moderador puede dirigirse a este específicamente. Las preguntas pueden lanzarse a todos los estudiantes o dirigirlas en orden rotativo.  Igualmente el moderador tiene que dejar claro cuando se pasa a otro tema o pregunta y que si hay alguien que regresa con un tema anterior lo deje para el final de la sesión.  El moderador se estaría uno encargando de motivar la participación y e equilibrarla dando oportunidad a todos. El lograr un equilibrio es difícil, por lo que conviene antes de trabajar en el chat acordar algunas reglas del juego, entre estas las de dejar participar a otros y no acaparar.

¿Que sucede cuando dos o mas personas del grupo de discusión quieren participar al mismo tiempo? Entonces el sistema usualmente acepta los dos envíos simultáneos, pero los presenta uno después de otro,  en un orden aleatorio los mensajes. Es posible que entonces las opiniones se contradigan o repitan, pero es parte del proceso y usualmente esto no estorba sino estimula.

Algunos sistemas de chat presentan algunas características que pueden ser muy distrayentes, como la aparición de espacios para comerciales o el que los estudiantes puedan estar recibiendo correo electrónico o enviar anexos electrónicos "attachments", que pueden interrumpir el hilo de la conversación e inhiben la participación. Por esto es preferible dejar el envío de material de referencia o apoyo a la discusión hasta después de terminada la sesión,  para un referencia posterior.

Una característica  interesante en algunos sistemas de chat y que se puede aprovechar para alentar la participación sin por ello el exhibir al estudiante en su falta de participación es el poder accesar un subsistema de mensajería breve privada entre los participantes del chat sin por ello salirse del cuarto e irse a otro.  Entonces en este subsistema se puede hacer alguna observación privada sin por ello tener una conversación secreta con alguien del grupo, dejando al lado de la conversación al testo del grupo.  Claro esto toma tiempo para el instructor y debe de ser utilizado como un ultimo recurso.  Este tipo de mensajes particulares debe ser evitado pues disminuye la participación en grupo y distrae. En general cuando los estudiantes ya se han entusiasmado en el trabajo en chat no recurre a este tipo de conversaciones particulares.

 

Como en toda buena clase es importante el revisar o hacer un resumen de lo discutido y si es posible dejar constancia de lo discutido en algún foro  o tablero "Bulletin Board" para que seas revisado posteriormente por los estudiantes. Al final de la sesión, como sugerencia se puede dejar que los estudiantes continúen entre si conversando en forma libre, dejando espacio para una socialización y la libre discusión de temas que casi con seguridad se alejan de los temas del curso.

 

Conclusión

La experiencia muestra que el uso del Chat, va mas allá de conversaciones informales y de reencuentros casuales y que puede ser utilizado efectivamente como una herramienta eficaz en el caso de la educación.  Esta herramienta puede romper el aislamiento de muchos sistemas pasivos de educación en línea y a distancia y lograr en cierta manera un contacto eficaz y provechoso con el instructor. El preparar las preguntas y estructurar el curso a través de estas resulta a veces complicado y toma tiempo; sin embargo resulta altamente gratificante el interés con que los estudiantes participan y el éxito en los resultados de sus evaluaciones.  Este tipo de herramientas y metodologías abren nuevas posibilidades en la educación en-línea dando al maestro un rol de guía a través de un contacto estrecho y eficiente con los estudiantes. 

 

Referencias

Blackboard, About Blackboard.com, 2000. http://www.blackboard.com/

Derfler Frank J., Jr, Chat Challenges, PC Magazine, December 22, 1999

Derfler Frank J., Jr,  Working Together, PC Magazine, December 22, 1999

Derfler Frank J., Jr, Chat Goes to Work, PC Magazine, January 12, 2000

Ely  Donald P., The Medium is Not the Message, Library and  Information Science  and  Educational Technology, Volume 20, Issue 2,  Spring 1999

Kearsley Greg,  A Guide to Online Education, Version: 7/1/97,

http://gwis.circ.gwu.edu/~etl/online.html

Longoria Pablo, Guadalupe Molina, Virtual U course. Universidad Regiomontana,, Monterrey, Mexico,  February 2000. http://www.ur.mx/urvirtual

Lotus , Flexible Anytime Learning, 1999. http://www.lotus.com/home.nsf/welcome/academic

Machrone Bill, E-Mail Paranoia,  PC Magazine, January 17, 2000

Microsoft, Netmeeting Homepage, 2000.  http://www.microsoft.com/windows/netmeeting/

Papert Seymour, Mindstorms, Basic Books, New York, 1993

Rivera Eduardo, ``Chat as an Educative Tool", International Network of Educational Technology Conference. University of Texas at El Paso, El Paso, Texas, E.U., January 2000

Vega Simón Mauricio.  ``Las nuevas tecnologías y el asesor en la educación a distancia". VII encuentro internacional de educación a distancia.  Universidad de Guadalajara, México 1-4 diciembre 1999

WebCT, Web Course Tool, 2000. http://about.webct.com/

Yahoo, Clubs de yahoo, 2000. http://clubs.yahoo.com o http://chat.yahoo.com