IDENTIFICACIÓN DE REDES SOCIALES EN INTERNET. WEBS DE ORGANIZACIONES DE ESTUDIANTES.

 

Emilio Sáez Soro

Cuando nos planteamos usar Internet para estudiar comunidades, grupos sociales de cualquier tipo, necesariamente hemos de tener en cuenta las limitaciones del medio para acceder a la actividad de dichos colectivos de una forma representativa. Sí dichos grupos no centran su actividad en Internet es necesario no confundir su actividad en la red con lo que son en realidad.

Los integrantes de grupos temáticos con presencia en la red generan vínculos en el Ciberespacio entre miembros de ese tipo de comunidades, donde los lazos están por encima de la ubicación geográfica. Los motivos de "reunión" virtual obedecen normalmente a temas de interés común. Dentro de un catálogo típico podemos encontrar la nutrida lista de los grupos de news como uno de los referentes más claros e ilustrativo de los motivos de agrupación de intereses en Internet.

En estos listados, podemos encontrar comunidades a tres niveles por su relación con el Ciberespacio y en esencia con lo que resulta en muchos casos la base de su funcionamiento.

Por una parte tenemos los grupos que se constituyen, por y en el Ciberespacio como entorno central y básico. Son grupos de los que no existen referencias de existencia fuera de este entorno virtual y se han puesto en marcha dentro Internet con suficiente vitalidad para mantenerse activos a lo largo de años. Como ejemplos de este tipo de agrupaciones, tenemos los grupos de edad que se generan en IRC, los grupos que nacen de la propia lógica de la red, por ejemplo, listas y news de diseñadores de páginas web, administradores de servidores, etc. 

En otro nivel podemos describir aquellos grupos que ya tenían una actividad previa a la existencia de Internet, pero que el haberse incluido en este medio les ha supuesto un incremento sustancial de su capacidad de intercambio y comunicación con personas de otros entornos geográficos pero interesadas en el mismo tema. En este nivel, son típicos los grupos de aficionados a temas minoritarios o muy especializados (numismática, un programa de tv específico, deportes minoritarios, etc.). En estos casos, Internet les sirve para enriquecer su actividad social, pero en esencia siguen funcionando por sus motivos previos.

El tercer tipo de comunidades tiene una fuerte implantación (formal o informal) en la interacción social presencial y su actividad en el Ciberespacio es más de referencia que de interacción social. En este capítulo podemos contemplar desde las organizaciones burocráticas del estado, grupos con mucho poder como partidos políticos, iglesia, sindicatos, colegios profesionales, etc.; grupos con arraigada implantación cultural clásica (pintores, escritores, músicos, intelectuales...); grupos sociales y culturales de tipo más "popular" o asociativo (asociaciones de vecinos, estudiantes, grupos regionales, etc.).

Lógicamente el panorama de estos grupos no es fijo, su composición y dinámica va evolucionando y transformándose a lo largo del tiempo. Grupos que en un primer momento tienen un gran dinamismo porque surgen de la propia lógica de la red, se van disolviendo hasta no quedar en nada (algunas populares comunidades de IRC)  y otros que aparecen desde un trasfondo más clásico se desarrollan poco a poco integrando gran cantidad de actividad en la red (algunos grupos de empresas).

En este caso hemos pretendido estudiar un colectivo del tercer grupo, para constatar su presencia real en la red y describir las características de su actividad. Se ha elegido el colectivo de estudiantes universitarios por varios motivos: en primer lugar porque es un colectivo típico usuario de Internet y segundo, porque por la naturaleza de su actividad, basada fundamentalmente en el manejo de información tienen un potencial de desarrollo importante a través de la red.

El primer motivo se fundamenta en el hecho de que las universidades están facilitando a marchas forzadas el acceso a Internet a sus alumnos, en algunos lugares, habilitando salas de ordenadores conectados y en otros añadiendo accesos gratuitos desde casa a Internet. En estos momentos, este último dato es irrelevante por el gran número de accesos gratuitos que existen. Otro aspecto, es que la generación de jóvenes entre los 18 y 22 años son el grupo de edad que quizás esté más familiarizado con la presencia y uso del ordenador en su entorno. Estos elementos hacen que los estudiantes universitarios se encuentren con la capacidad de hacer del ordenador y de Internet una herramienta de trabajo y comunicación de forma efectiva y clara.

De esta última reflexión, podemos estimar que dada la ocupación básica de los estudiantes que es trabajar con información, al disponer de algo tan potente como un herramienta como Internet, pueden aprovechar sus potencialidades (intercambio, búsqueda, trabajo en equipo, etc.) sí se ponen a ello.

Para buscar los elementos que nos permitiesen dibujar el panorama real de lo que era la acción social estudiantil en la red Internet nos pusimos a explorar la misma. Con un equipo de veinticinco personas, estudiantes de la asignatura de Informática y Sociedad (de la carrera de Ingeniería Técnica Informática de Gestión de la Universitat Jaume I) en igual número de ordenadores, buscamos de forma coordinada webs de organizaciones de estudiantes. Se sumaron un total de cincuenta horas de navegación a la búsqueda por distintas vías del mayor número posible de sitios sustentados por grupos u organizaciones estudiantiles. Por otra parte, se contrastaron los datos con los producidos en otro soporte: un grupo de news de la UJI sobre la vida cotidiana de la propia universidad.

El trabajo empírico llevó a revisar numerosos sitios, pero a apuntar pocos como relevantes ya que la localización de los webs objetivo fue escasa. Pero la escasez por una parte y las características de lo encontrado por otra, nos mostraron los siguientes aspectos, como más relevantes en la configuración de las redes de estudiantes en Internet.

A la hora de referirnos a redes de estudiantes en Internet, en el caso de España, tendremos que quedarnos más bien con la denominación de grupúsculos y foros de atracción. Los lugares organizados por asociaciones o grupos de estudiantes eran muy escasos (10 genuinos) y no estaban enlazados entre ellos ni con ningún otro. No hay estructura de red, al menos como red de estudiantes; sí que enlazaban con otros lugares relacionados con sus materias de estudio, pero en estos casos la red social se establece por la vía profesional exclusivamente. Es llamativo a este respecto la gran cantidad de curriculums "protoprofesionales" que aparecen ligados a las páginas de estudiantes.

En esta línea de concentración temática, se concretan otras opciones no profesionales que vienen a complementar la agrupación de estudiantes. Un caso muy desarrollado es el de los webs de tunas, que si constituyen una red densa de sitios en Internet.

Los otros lugares que incluimos en el estudio, aunque no cumplían el requisito de estar elaborados por grupos de estudiantes son sitios de apoyo al estudiante en general (ej. El Rincón del Vago). Dichos foros aportan numerosos servicios al estudiante, la mayoría de ellos como entretenimiento y su carácter final es el comercial, al ser receptáculo de publicidad específica para los visitantes. En el apartado de enlaces de este tipo de lugares tampoco aparecen conexiones con organizaciones de alumnos de ningún tipo.

Parece que se esté generando una proliferación de este tipo de lugares, evidentemente por el gran potencial que suponen los estudiantes como consumidores. Podemos pensar que este tipo de servicios condicionan la de por sí débil tendencia de agrupación de los estudiantes en la red. Sin embargo, la presencia de empresas patrocinando este tipo de lugares aún es pequeña, pero con tendencia al crecimiento, ya que han logrado asentarse por la concurrencia de dos elementos clave: las visitas numerosas y el interés de las empresas por hacer publicidad a estos colectivos.

Los fines de las páginas existentes se concentran más en lo utilitario (intercambio de apuntes, exámenes...) y en lo lúdico (chistes, juegos, anécdotas,...) que en los aspectos reivindicativos y prácticamente nada en lo político. Existe algún web de carácter político de estudiantes, pero sus contenidos no tienen nada que ver con el rol de los que se supone que lo han elaborado, por lo que tendríamos que valorarlo como un web político hecho por estudiantes y no un web de estudiantes con contenidos políticos.

Muy diferentes en este sentido, resultaban los webs de estudiantes en algunos países de Hispanoamérica que esporádicamente se vieron en la sesión de trabajo. En dichas páginas predominaban los aspectos reivindicativos frente al resto. Sin pretender entrar en una comparación, dada la evidente falta de datos representativos, no cabe duda de que las realidades sociales de los estudiantes latino americanos y españoles son totalmente distintas.

Finalmente, resulta casi paradigmático que el único grupo de estudiantes que sí tiene una red bien constituida y activa, incluso muy reivindicativa, sea la de los alumnos de la UNED. Evidentemente estos alumnos son muy distintos del resto de alumnos de centros universitarios españoles, son más maduros (su edad media ronda los 30 años) y no tienen el componente presencial tan necesario para el apoyo mutuo entre estudiantes.

Como conclusión nada definitiva de esta primera aproximación a las redes de estudiantes universitarios, se puede decir que parece claro que algo se mueve pero que está lejos de alcanzar los mínimos del potencial que ofrece la red para constituir redes de comunicación e intercambio social. En este sentido, puede ser un indicador de la falta de movilización social del colectivo de estudiantes universitarios, ya que la red Internet podría ser el medio natural más potente para que llevasen a cabo una labor de comunicación en cualquier sentido.

Algunos webs de interés:

www.angelfire.com/ut/almamater

www.ugr.es/~efe

www.unimet.edu/cvem

diskobolo.mat.ucm.es

personal.redestb.es/aieu

members.xoom.com/libertarios

www.geocities.com/eureka/entreprises/2310

www.mat.ucm.es/alumnos/numenor/index.html

www.unam.mx/conefi

www.arrakis.es/~s.estudi

www.arrakis.es/~solano/uned/index02.html

2.etsiig.uniovi.es/Estudiantes.html

opalo.etsiig.uniovi.es/~tuna2

www.rincondelvago.com

personal.redestb.es/ciberflat/top10.html

puntapunt.com/club

 

Han colaborado en la elaboración de este trabajo:

Albert Aleixandre, Jordi; Barrio, David; Bermejo, Javier; Bernal, Sara; Clapes Burriel, Antonio Eu.; Eixarch, Sergio; Esteve, Nuria; Galvez, Eva; García Hernández, Carlos; Gil, Cristina; Gregori, Gemma; Hernández, José Vicente; Mbarek, Yahdin; Montoliu Blanch, Juanjo; Navarro, Sergi; Nicolau, David; Pedrón Mico, Oscar; Rausell Sierra, Elena; Sáez Vidal, Francisco; Sanahuja, Alejandro; Sanchez Vázquez, Javier; Torres, Sergio; Torrent, Sonia; Vega, Rubén; Yagües Giménez, Carlos

 

Emilio Sáez Soro

soro@fis.uji.es

http://nuvol.uji.es/~soro