MI VIDA LA CUENTO ASI

Ana Mª Benzal Pérez
Mª Luz Fuentes Caballero

* Profesoras de Educación de Adultos. M.C.E.P. Huelva

 

Trabajo sobre la sexualidad y el amor realizado con alumnas analfabetas y neolectoras en el centro publico de personas adul­tas de Bonares (Huelva). Curso 92-93

Introducción

Dentro de los Núcleos Temáticos que habíamos previsto abor­dar durante el curso 92-93, estaba el de "La sexualidad. Un tema que no nos planteó muchas dudas de como trabajarlo con los Ci­clos 2° (Pregraduado) y 3° (Graduado); pero del que teníamos al­gunas dudas sobre cómo enfocarlo con el grupo de Alfabetización y Neolectoras.

Creíamos que sería difícil que se interesaran por el tema y que se implicaran en él contando sus propias experiencias, pero a lo largo del trabajo las mujeres han ido aportando más y más co­sas, algunas de ellas muy personales, y se han implicado total­mente en la actividad.

Nuestro objetivo era que a partir de sus propias experiencias, fueran llegando a comprender y valorar lo de positivo y negativo que había en lo que creían a priori y sacarán por sí mismas su propias conclusiones.

 

 Descripción del centro

Nuestro centro está situado en un pueblo perteneciente al Condado de Huelva: Bonares, con unos 4.500 habitantes. Actualmente estamos en él dos profesoras interinas que tene­mos a nuestro cargo dos grupos cada una, dos de Primer Ciclo (Alfabetización y Neolectoras) y dos de Graduado.

Durante este curso ha habido un número aproximado de 80 alumnas y alumnos entre todos los Ciclos.

Descripción del grupo

El grupo en su totalidad estaba formado por 13 mujeres de edades comprendidas entre los 45 y 63 años, algunas amas de casa y otras, además, trabajadoras temporeras de las fresas.

 

Actividad

Realizamos el libro de nuestra vida.

Objetivos

- Poner a las alumnas en situación de comunicar y valorar sus propias experiencias.

- Permitirles comprender la relación sexual como una forma de comunicación afectiva que busca placer propio y el de la otra persona.

- Descubrir mediante la investigación de dónde procede la vi­sión que tienen sobre distintos aspectos sexuales, para que cons­taten lo que hay en ellos de un modelo social impuesto y lo que ha sido por convencimiento real y personal elegido.

Materiales

Alumnas y profesoras.
Textos generadores elaborados por las profesoras:

1- La Sexualidad.
2- Los órganos genitales de mujeres y hombres.
3- La Menstruacción.
4- El placer.
5- El embarazo.
6- Métodos anticonceptivos.
7- La Menopausia.

Diapositivas: (Instituto Andaluz de Salud)


1- La Sexualidad humana.
2- Los órganos sexuales humanos.
3- Métodos anticonceptivos.


"Penélope o las trampas del amor". Charo Altable.
"Aprendiendo a amar desde el aula". María José Urruzola.
Folletos informativos aportados por el Centro Asesor de la Mujer de Huelva.
Fotos y palabras de nuestras alumnas.

Esquema del libro


1- Presentación personal.
2- Algunos recuerdos de la infancia.
3- Lo que creían que era la sexualidad.
4- Lo que hemos aprendido ahora.

5- Cómo somos las mujeres y cómo son los hombres.
6- Experiencias personales sobre el desarrollo físico y mental de la pubertad.
7- La Menstruación.
8- Su primer amor.
9- Mi matrimonio.
10- El embarazo:


- Cómo fueron los míos.
- Lo que sabía y lo que he aprendido.
- Métodos anticonceptivos.

 

11- La menopausia.

 

Metodología

 

Se ha basado fundamentalmente en el diálogo semiestructura­do, a partir de la lectura de alguno de los textos motivadores.

Las alumnas han hablado, han recordado, han contado, han discutido y han llegado a sus propias conclusiones; posterior­mente han ido escribiendo, cada una dentro de sus posibilidades, todos sus recuerdos y las nuevas informaciones que han salido de los debates.

El trabajo se ha realizado tanto de forma grupal como indivi­dual.

Desarrollo

Hicimos la propuesta de que escribieran un libro en el que se recogieran algunos recuerdos de su vida relacionados con la se­xualidad y el amor. La propuesta fue muy bien aceptada por casi todas las mujeres porque a nuestras alumnas les gusta mucho charlar y escribir. Dos de ellas pensaban que "ya de estas cosas para que vamos a hablar", "no tenemos nada que aprender", y co­sas parecidas pero se han dejado llevar por la mayoría y creemos que al final se han integrado bien en el trabajo colectivo e indivi­dual.

El trabajo ha durado dos meses a razón de cuatro sesiones se­manales de dos horas de duración cada una.

Las profesoras presentábamos los textos o el material visual y posteriormente hacíamos una ronda para que cada una contara su propia experiencia personal sobre el tema tratado, a continuación se debatía en gran grupo sobre alguno de los aspectos que habían dado lugar a opiniones contradictorias y seguidamente se pasaba a escribir en un papel la experiencia contada.

Las opiniones y definiciones sobre los nuevos conceptos aprendidos se han redactado en grupo con el nivel de Alfabetiza­ción mientras que el nivel de Neolectoras ha escrito sus propias conclusiones de forma individual.

Una vez que estaban escritas sus experiencias, se han hecho correcciones en grupo para posteriormente escribirlas a limpio.

 

Conclusiones

Tanto las alumnas como las profesoras hemos valorado muy positivamente la experiencia porque nos han ayudado a recordar y valorar las experiencias personales, a aprender a escuchar a las demás y a poner por escrito parte de nuestras vidas y conoci­mientos que hemos ido adquiriendo a lo largo del tiempo que ha durado el trabajo.

Lo de ponerse a escribir, que al principio suponía un mundo, poco a poco se ha ido haciendo cada vez más fácil y creemos que ha supuesto un gran avance en la adquisición de una ortografía natural en nuestras alumnas.


Experiencias

Yo me llamo Manuela. Infancia (El principio)

"No se si mi madre tuvo problemas pero si se que me dio el pecho. Yo tenía 6 años y enfermé con sarampión y mis padres me regalaron 2 gatitos de cera y se me rompieron y me compraron una muñeca de cartón. Después de los 8 años vendía pestiños y calentitos, sólo fui dos o tres veces a la escuela."

Lo aprendido en /a escuela sobre la sexualidad

"Ahora en nuestra escuela hemos empezado a hablar del tema de la sexualidad y entre todas hemos visto que es:

El desarrollo. La pubertad.

"Yo tenía 11 años y estaba trabajando y me hice mujer, como yo no sabía nada me asusté, porque me corría sangre por las

piernas y la señora me consoló y me explicó todo de la vida. Mi madre me hacía las bragas y los sujetadores. "

Otro ejemplo

Yo me llamo María.

El desarrollo. La pubertad.

"A partir de los once años mi cuerpo empezó a cambiar. Los pechos me empezaron a engordar, las caderas me iban tomando forma de mujer, en la cara me salieron barrillos y los vellos em­pezaban a salirme en el montes de venus y en las axilas.

Cuando iba por la calle cruzaba los brazos porque me daba vergüenza que me miraran los pechos y me ruborizaba cuando algunas mujeres me decían que le estaba robando los picos de los bollos a mi madre.

También me decían que me tenía que caer del doblao y que tenía que sangrar, pero yo no sabía que eso quería decir que iba a tener la primera menstruación.

Cuando tuve mi primera regla a los trece años, me asusté mu­cho porque yo esperaba caerme del doblao; se lo dije a las ami­gas pero a mi madre no porque me daba vergüenza. Pero cuando fui creciendo iba dandome cuenta de las cosas de la sexualidad."

Noviazgo

"Yo tenía catorce años cuando conocí a mi marido, lo conocí y noté que me quería y me lo dijo él. Yo estuve cuatro años de novia y salimos a pasear con otros noviazgos."

Matrimonio

"Yo me case el día 20 de Diciembre de 1963 a las once de la mañana en la ermita de Santa María Salome. Yo iba vestida de negro y de adorno en la cabeza un casquete negro. Mi marido llevaba el traje negro como yo.

Lo celebramos en mi casa y habíamos hecho muchos dulces entre toda la familia. Me fui de viaje a Sevilla y 2 días en Huelva y lo pasamos muy bien.

Mi ajuar eran nueve juegos de sábanas, toallas y colchas. Nos fuimos a vivir con mi suegra y pusimos el dormitorio y los sillas, los cuadros, las cortinas, los cacharros, la hornilla, y todo lo que pudimos. Yo antes de casarme trabajaba en la fábri­ca de cerámica y lo dejé para dedicarme a las cosas de mi casa. "

El embarazo

"Tenía 26 años cuando me quedé en estado por primera vez, me di cuenta porque me faltó la regla. Cuando me di cuenta me alegré mucho.

Lo pasé regular porque el azúcar se me venía abajo y me da­ban mareos.

Un día de fiesta en el casino vi un cangrejo, se me antojó, mi hijo lo tiene en el culo.

Cuando llegó la hora del parto manché y tuve dolores y me llevaron a Huelva. "

Otro ejemplo

Yo me llamo Concepción
El embarazo

"Yo tenía dieciocho años cuando me quedé en estado por pri­mera vez, me di cuenta porque me faltó la regla. Me dio mucha alegría.

Durante los nueve meses me sentí bien no aborrecí nada, tuve un antojo de gambas y anduve todo el pueblo para encontrarlas y la madre de mi comadre me las dio y hasta que no me las comí todas no descansé.

Un mes antes tuve unos síntomas y me fui al hospital y estuve allí hasta que tuve a mi hija.

A los trece meses nació mi hijo. "

Lo que he aprendido sobre el embarazo

"Ahora he aprendido que el embarazo empieza con el encuen­tro de un óvulo y un espermatozoide, si ha habido relación de penetración entre hombre y mujer.

El óvulo fecundado se llama huevo y anida en la matriz hasta el momento del parto, después de 9 meses.

Puede haber otros tipos de embarazos que los hacen en los hospitales cuando el hombre o la mujer tienen problemas para tener hijos. "

 

Menopausia

"La menopausia es la retirada permanente de la regla. Actualmente la mayoría de las mujeres llegamos a la meno­pausia porque nuestra vida es más larga.

Cuando la mujer llega a la menopausia tiene muchos cambios en su vida sexual, a la mayoría de las mujeres le entran las alte­raciones o calores, retirada de la regla, no pueden tener más hi­jos, cada vez le apetece menos hacer el amor.

Cuando yo tenía cuarenta y seis años me empezaron las alte­raciones.

Me faltaba la regla tres meses, otra vez cuatro meses, me en­traban calores y así hasta que a los cuarenta y siete años se me retiró del todo y no me ha quedado ningún trastorno.

En mi vida sexual ha habido pocos cambios, salvo que des­pués de cinco años de restricción la regla me bajó nuevamente. " Final de/ documento

"Este libro es un diario, hay algo de mi vida en él. Lo he pa­sado bien mientras hablábamos y escribíamos, aunque al princi­pio me daba vergüenza contar algunas cosas. "