INTRODUCCIÓN

 

Abordar “Las Capacidades Estructurantes en la Construcción del Conocimiento” es fundamental en la misión humana, humanizante y humanizadora de la escuela de hoy que necesita un docente que encuentre sentido a los actos que realiza día a día en la inevitable relación con los demás y con el medio socio-cultural lo que sería, asumir su papel de orientador de procesos en los cuales el estudiante  es el centro de preocupaciones, mirando siempre hacia una transformación de la escuela, la sociedad y el país, puesto que esto es impostergable ya que el mundo está haciendo tránsito hacia una “nueva época” de la cual Colombia, hace parte de manera ineludible y que por consiguiente, exigirá a quienes pretenden enfrentarla, unas aptitudes que serán adquiridas mediante la participación en el trabajo educativo y la construcción del conocimiento que han de ser útiles para mejorar la productividad económica, reforzar la cohesión social, fortalecer valores de justicia, equidad y autonomía para el desarrollo humano.

 

Así pues, la educación, el desarrollo del pensamiento, la construcción del conocimiento ubicado en un contexto global, son temas de gran importancia en este momento para el crecimiento del ser humano. La revolución en la forma de educación, de llegar al alumno a satisfacer sus necesidades, de involucrarlo en su formación,  son temas básicos que se han desarrollado a través de teorías y procedimientos, que permiten ser incluidos activamente en un mundo de cambios constantes. Esos procedimientos se orientaron en procesos educativos enfocados en las diferentes temáticas: conceptual, psicológica, psicoanalítica y ética que desarrollan programas tratando de superar las grandes falencias de los estudiantes aplicándolos desde la infancia. Es por eso que se requiere que tanto el alumno como el profesor, conjuntamente a través del método, hallen respuestas a las inquietudes que se presentan en el desarrollo normal de la educación, buscando que los estudiantes de cualquier nivel piensen por sí mismo, piensen mejor, aprendan a trabajar juntos aprendan a crecer con base al intercambio de ideas, a pensar creativamente y de un modo crítico a estar preparado para tomar decisiones acertadas, estos niños y jóvenes serán en algunos años los agentes del cambio en una atmósfera de respeto y tolerancia.

 

Es por eso que la presente investigación pretende abordar “Las Capacidades Estructurantes en la Construcción del Conocimiento” desde una práctica pedagógica reflexiva, crítica, intencionada, ética y contextualizada a través de procesos de investigación que respondan a situaciones problémicas generadas en el ambiente de enseñanza aprendizaje.

 

Desarrollar las capacidades estructurantes, es permitir que cada alumno cuestione, contraste, examine y reconstruya sus propios saberes, inducidos por el marco de sus intercambios y relaciones sociales, es decir, se posibilitará la búsqueda, la crítica, la iniciativa, la creación y por lo tanto, la reconstrucción crítica del pensamiento y de la acción de los alumnos y la transformación de la práctica pedagógica.

 

El ambiente donde se genera y  desarrolla el proceso investigativo de nuestra temática es el Instituto Técnico de Comercio “Barranquilla”; este proyecto, a su vez, está construido a partir de la epistemología constructivista, ya que pretende la reconstrucción de los marcos de referencia de los actores involucrados en el proceso; desde una ontología relativista ya que se generó a partir de la interacción dialógica la participación en un contexto específico y el recurso metodológico, se aborda desde procesos de confrontación y de espirales de mejoramiento.

 

El enfoque crítico social nos proporciona unos fundamentos que posibilitan la construcción de una práctica institucional investigativa, desde la cual los actores involucrados comprenden la realidad; todo este proceso está basado en el paradigma  “crítico social” que nos posibilita la construcción de teoría a partir de procesos reflexivos, analíticos, intencionados, sintéticos y críticos sobre el contexto y los saberes elaborados entorno al desarrollo de las capacidades estructurantes para la construcción del conocimiento. Por otro lado, el recurso metodológico que nos  permite  operacionalizar  la  comprensión  de  la  práctica  institucional, es  la I. A. E., entendida como un proceso de investigación y construcción de conocimiento.

 

Este proyecto, se organizó en capítulos así:

 

Capítulo I. Naturaleza y sentido de la temática objeto de estudio.

Capítulo II. Reconocimiento y formulación del problema.

Capítulo III. Comprensión del problema de investigación.

Capítulo IV. Transformación del problema a través del plan transformacional y su puesta en marcha.