Revista Candidus No.15 - Mayo/Junio 2001

 

Alix M. Agudelo / Haydée Flores de Lovera

PPA. Un cambio para mejorar la calidad de los aprendizajes

La actual reforma del sistema educativo venezolano, iniciada por el Ministerio de Educación, crea una serie de expectativas en relación con las modificaciones planteadas.

            A objeto de responder algunas de las interrogantes de los docentes, se presentan los lineamientos conceptuales más relevantes, en relación con los proyectos pedagógicos de aula (PPA), los cuales constituyen uno de los cambios sustanciales introducidos por la Reforma Curricular, visto no como un planteamiento meramente formal, sino como una nueva concepción de la gestión escolar que se refleja en la prioridad otorgada a dichos proyectos. Los planteamientos de la reforma conllevan a un cambio en la organización de la institución escolar, propiciar un modelo curricular flexible y abierto, que permite a los docentes hacer las adecuaciones curriculares pertinentes para diseñar proyectos pedagógicos de aula relevantes, en atención a las necesidades de intereses de los educandos; a los problemas socioeconómicos, culturales y ambientales que se dan en su entorno y a los avances en el campo de la psicopedagogía. De esta manera, las verdaderas transformaciones educativas que se plantean comienzan en el aula y parten de los propios docentes como generadores de conocimiento y experiencia.

Los proyectos pedagógicos de aula, en manos de los maestros, impulsan el cambio en la práctica docente, pues permiten diversificar las estrategias de intervención pedagógica y determinar objetivos, contenidos y medios a ser utilizados para lograr un aprendizaje significativo e integral. Es decir, para que los alumnos adquieran estrategias que les sirvan para construir nuevos aprendizajes, que aprendan a aprender y aprender para la vida. Esta concepción de la educación propicia la formación holística del educando, ya que favorece el desarrollo de sus capacidades cognitivas intelectuales, cognitivas motrices y cognitivas afectivas. A tal fin, en el Currículo Básico Nacional se plantea la interdisciplinaridad, la enseñanza globalizada de las distintas áreas académicas, y establece contenidos de tipo conceptual, procedimental y actitudinal que, una vez asumidos y asimilados por los educandos, pueden ser utilizados para resolver problemas y enfrentar situaciones de al vida diaria. Los PPA se sustentan en un enfoque globalizados, que permite ir dando pasos progresivos en la organización del proceso de enseñanza y en el de aprendizaje. Asimismo, favorecen en los educandos la construcción del aprendizaje con el mayor grado de experiencias significativas posibles y, a la vez, logran que los docentes se sientan satisfechos y gratificados en su trabajo, propiciando el crecimiento profesional. En la medida en que se diseñen y ejecuten proyectos pedagógicos de aula globalizadores, pertinentes y relevantes, en esa misma medida se producirán aprendizajes significativos y se estimulará el análisis y la reflexión acerca de la práctica educativa, lo que ha de facilitar pautas y criterios para ir revisando y retroalimentando los proyectos, de acuerdo con una concepción global de la enseñanza. De esta manera, se aspira a mejorar la calidad de la educación que se imparte en al institución escolar.

            En definitiva, un proyecto pedagógico de aula es una estrategia de planificación de la enseñanza con un enfoque global, que toma en cuenta los componentes del currículo y se sustente en las necesidades e intereses de los educandos y de la escuela, a fin de proporcionarles una educación mejorada en cuanto a calidad y equidad.

            Es asimismo, una estrategia metodológica concebida en la escuela, para la escuela y los educandos; elaborada por el conjunto de actores de la acción escolar, incluida la participación de la familia y otros integrantes de la comunidad. El PPA implica acciones precisas, en la búsqueda de solución a los problemas de tipo pedagógico, ejecutadas a corto, mediano o largo plazo, en atención a las particularidades de cada proyecto que se desarrolle en las distintas etapas o grados de estudio

Los PPA como estrategia de planificación contribuyen a mejorar la calidad de la enseñanza y se convierten en una herramienta importante para la reflexión y el análisis de la práctica educativa. Además, garantizan la coherencia y el sentido de todas las actuaciones docentes relacionadas con el trabajo del aula.

Los Proyectos Pedagógicos de Aula tienen como objetivos generales los siguientes:

            En Relación con el Educando:

*          Proporcionar un Aprendizaje significativo e integral

            Este objetivo persigue contribuir al desarrollo personal del educando de una manera holística, sin separar la escuela y al vida. De allí, que los aprendizajes deben ser significativos y relacionados con su vida cotidiana para que el educando asigne un sentido a lo que aprende; descubra sus propias potencialidades; encuentre razones para sus propios planteamientos y sus creencias; se convierte en un ser más atento al discurso, más reflexivo, más razonable.

            Es decir, se pretende proporcionar a los educandos las herramientas para desarrollar su pensamiento, para que piensen por sí mismos, sean más autónomos, exploren alternativas a sus puntos de vista, para que puedan comunicarse y pensar razonablemente y, en consecuencia, sean más participativos, creativos y felices.

*          Educar para la Vida

            La finalidad de este objetivo es ayudar a los educandos en la búsqueda del sentido de su propia existencia. Es formar individuos que sepan tomar decisiones, resolver problemas, que prevean las consecuencias de sus acciones, que en su vida activa sean más reflexivos, analíticos, considerados y responsables, que formulen proyectos de vida acordes con su realidad cultural, económica y social.

*          Educar para la democracia y la convivencia social

            Se trata de propiciar la argumentación como la forma de razonamiento que ha de estar presente en el aula, para garantizar la capacidad de aceptación de otros puntos de vista; el reconocimiento de que existen alternativas y formas de participación en una sociedad democrática; el fortalecimiento en los alumnos, de los valores democráticos de igualdad, solidaridad, cooperación, justicia y libertad. Se trata de entender y aplicar la democracia en el aula y en la escuela, como hechos y formas de relación que impliquen una interacción y una convivencia constructiva.

            En relación con el docente:

*          Estimular el desempeño profesional de los docentes.

            Este objetivo está dirigido a favorecer el crecimiento profesional de los docentes al ofrecerles oportunidades para su formación y autodesarrollo. Su papel es decisivo en el logro de los objetivos educativos. El éxito de cualquier programa de mejoramiento de los aprendizajes de los alumnos depende de la formación de los docentes, de su esfuerzo y de su práctica pedagógica.

*          Estimular la iniciativa y la creatividad del docente

            Los docentes son los actores determinantes en la producción de una educación de calidad, en la optimización de los procesos de enseñanza y en el mejoramiento del nivel de aprendizaje de los educandos. Por lo tanto, resulta prioritario crear espacios de acción, participación, comunicación y convivencia que favorezcan el bienestar psicosocial de estos actores y permitan al docente la búsqueda de soluciones para los problemas pedagógicos que confronta.

            En relación con la institución escolar:

*          Elevar la eficacia y la calidad de la escuela

            Conocer las características de la institución escolar y de su entorno es fundamental para tener información objetiva de su realidad, no sólo del “deber ser” de la institución, sino de los procesos reales que allí ocurren. Realizar el diagnóstico del plantel permite conocer su problemática, especialmente la de tipo pedagógico, y desarrollar un conjunto de acciones dirigidas a superar sus problemas y a aumentar la eficacia y eficiencia de su función.

*          Contextualizar la Educación Impartida en la institución Escolar.

            Este objetivo tiene como finalidad la contextualización, adecuación y adaptación de los contenidos establecidos en el Currículo Básico Nacional a las características de los educandos y al entorno sociocultural de la escuela, a objeto de lograr aprendizajes más pertinentes y mejorar la calidad de la educación en la institución escolar.

            En los proyectos pedagógicos de aula están presentes tres principios fundamentales:

            Globalización: Al utilizar una metodología que integra de una manera global los componentes del currículo: ¿qué enseñar?, ¿cuándo enseñar?, ¿cómo enseñar?, ¿qué, cómo y cuándo evaluar?. Además, toma en cuenta todos los actores que intervienen en los procesos de enseñanza y de aprendizaje (alumno, docente, familia, comunidad), así como las relaciones que se establecen entre ellos.

Sistematización: Al establecer un grado de desarrollo y análisis que permite que cada elemento se conciba en función de algún otro, sin dejar ningún elementos aislado.

            Evaluación: Al permitir al equipo docente seguir con facilidad el proceso de desarrollo de los proyectos, propiciando una comparación de lo planificado, con el avance alcanzado durante el proceso y los resultados obtenidos por los alumnos. Asimismo, proporciona información para retroalimentar la práctica pedagógica y posibilita la adaptación y redefinición de los proyectos a las nuevas necesidades detectadas.

            En atención a sus características los proyectos pedagógicos de aula se definen como:

            Integradores: Permiten la integración y globalización de los aprendizajes, lo que favorece el aprendizaje significativo. Es decir, mediante el desarrollo de los PPA los alumnos asimilan y atribuyen significado a los contenidos propuestos; para ello, establecen relaciones entre los conocimientos previos que ya poseen y los contenidos nuevos objeto de aprendizaje.

            Asimismo, los PPA integran los ejes transversales en el desarrollo de los diferentes contenidos y facilitan el establecimiento de relaciones entre contenidos pertenecientes a varias áreas académicas o bien entre contenidos diferentes de una sola de ellas.

            Pertinentes: Guardan una estrecha relación con los proyectos pedagógicos de plantel, e incorporar un conjunto de actividades relacionadas con los problemas reales, de tipo pedagógico, detectados mediante el diagnóstico de la institución escolar. Los PPA contribuyen así a mejorar la calidad de la educación impartida en el plantel.

            De igual manera. Los proyectos pedagógicos de aula son pertinentes porque contextualizar y adaptan los objetivos de etapa y área, los ejes transversales y los contenidos de tipo conceptual, procedimental y actitudinal en atención a las características, necesidades e intereses de los educandos y a la realidad del plantel escolar.

            Didácticos: Los proyectos pedagógicos de aula son eminentemente didácticos porque permiten a los docentes una adecuada intervención pedagógica en el aula, mejorar sus actuaciones didácticas y aumentar sus niveles de responsabilidad, posibilitando que su acción grupal o personal en el aula se articule coherentemente en un ámbito más amplio, relacionado con los proyectos pedagógicos de plantel y de aula.

            Colectivos: Definen compromisos, estrategias de participación y de trabajo en grupo, los cuales permiten concretar de manera colectiva y consensuada, el conjunto de decisiones relacionadas con los componentes del currículo que son propias del plantel escolar. Además los compromisos que se establecen son alcanzables y factibles de verificar.

Los proyectos pedagógicos de aula, como estrategia de planificación, no sólo tienen un carácter técnico sino también pedagógico. Es importante aclarar que la elección de un enfoque global y de una concepción constructiva sobre la enseñanza y el aprendizaje para el diseño de los PPA, no radica en imponer un modelo metodológico estricto, que puede ser visto como consecuencia de una moda, sino que resulta de su eficacia para producir aprendizajes significativos.

            El diseño de los proyectos pedagógicos de aula parte del conocimiento de la realidad institucional y del contexto socio-geográfico donde se encuentra ubicada la institución escolar, a tal efecto, se inicia con un diagnóstico que abarca los siguientes elementos:

*          La comunidad (la realidad socio-económica y cultural del entorno local, infraestructura de servicios sociales y culturales, demandas sociales externas).

*          La familia (nivel socio-económico y tipo de trabajo de los padres y representantes, tipo de vivienda, problemas laborales).

*          La institución escolar (su organización y funcionamiento).

*          Los docentes (formación, experiencia, necesidades de actualización, nivel de compromiso con el proyecto).

*          Los alumnos (edad, sexo, interés, motivaciones, conocimientos previos, dificultades de aprendizaje).

            Todos estos aspectos y otros considerados de interés deben ser incluidos en el diagnóstico que sirve de punto de partida para la formulación de los proyectos pedagógicos de plantel y de aula.

            La justificación de un PPA globalizado gira en torno a su utilidad social y está sustancialmente ligada a la defensa del principio de la interdisciplinariedad. Es decir, se trata de que éste sirva para atender las necesidades que los alumnos tienen en cuanto a comprender a la sociedad que les toca vivir y, por consiguiente; favorecer el desarrollo de su habilidades y destrezas, tanto técnicas como sociales para que puedan integrarse a su comunidad y al país como miembros autónomos, activos, críticos, reflexivos y solidarios. Pero, para que esto no quede en frase vacía, es necesario incrementar el nivel de participación de los alumnos en la selección de contenidos. También es necesaria su participación en las decisiones relacionadas con las formas y ritmos de trabajo, el desarrollo de actividades, la selección de recursos, las formas de evaluación, es decir con todo lo que acontece en el aula.

            Sin embargo, la posibilidad de asumir enfoques globalizadores para orientar la práctica docente a través de los proyectos pedagógicos de aula, depende de la propia realidad y las características de la institución escolar. Por ello, no se puede sugerir n modelo único de organización de estos procesos, por cuanto los puntos de partida son diferentes y distintos los caminos recorridos por los equipos docentes.

            El desarrollo de los proyectos pedagógicos de aula con un enfoque globalizador va a depender del grado de integración y de participación entre los cuatro elementos principales que intervienen en los procesos de enseñanza y de aprendizaje: alumno, docente, ejes transversales y contenidos. En definitiva, lo que se pretende con el desarrollo de los proyectos pedagógicos de aula es propiciar un nuevo modelo de actuación docente y de organización de la institución escolar, adoptando enfoques globales que favorezcan en el educando el acercamiento al conocimiento mediante estrategias innovadoras.

Tomado de: Revista Educación No. 180. M.E. Venezuela. Año LVIII número 180, Octubre 1997. Nueva Etapa

www.revistacandidus.com
© Copyright 2000 CERINED, ONG