Realia o Material Auténtico ¿Términos diferentes para un mismo concepto?

Lucía - Pilar Cancelas Y Ouviña

Facultad de Ciencias de la Educación

Universidad de Cádiz

En la enseñanza de Lenguas Extranjeras se está impulsando fuertemente la utilización de Medios Audiovisuales.

En los Diseños Curriculares Base de Primaria y Secundaria, entre otros recursos didácticos se nos recomienda el uso de materiales auténticos variados, haciendo mención explícita a etiquetas de productos, canciones infantiles, videos, fotografías, etc.

A la hora de analizar y describir este tipo de Medios Audiovisuales nos encontramos con diferentes términos: realia, materiales auténticos y objetos reales.

En este trabajo pretendo demostrar que estos términos no son sinónimos ya que, desde mi punto de vista, en función del concepto que elijamos nos estaremos refiriendo a diferentes tipos de objetos y podrá tener una aplicación distinta en el aula de Idiomas.

Para justificar la idea que pretendo defender, partiré de las opiniones de algunos autores.

Para B. Seaton (1982) "Se considera realia aquellos objetos reales que se usan en el aula como recurso didáctico para la enseñanza de lenguas extranjeras".

Dentro de las realias se pueden incluir: muñecos, bolsas, frutas, ropas, monedas, objetos de plástico, es decir, casi todo. El uso de realias puede servirnos para aclarar conceptos y puede ser de una gran ayuda para crear situaciones y contextualizar.

Según M. Celce-Murcia y otros (1979), las realias son casi ilimitadas. Cuanto mayor sea el número de objetos incorporados por el profesor de lengua extranjera en el aula, mejores serán la motivación del aprendizaje y los resultados.

Estos autores enumeran una lista amplísima de objetos y su aplicación: calendarios, mapas, puzzles, relojes, menús, una maleta llena de ropa, postales, cartas, sellos, revistas, periódicos, comidas y envoltorios, catálogos de viajes, marionetas, monedas, espejos, etc.

Difiero, en parte, de la opinión que tienen M. Celce - Murcia y otros, puesto que algunos de los objetos que ellos incluyen dentro del grupo de las realias pertenecen a otras categorías, por ejemplo, las marionetas las incluyo dentro del grupo de materiales visuales no pictóricos, de acuerdo con la clasificación que propone L. Alburquerque et al.

Adrián Doff (1996) nos dice: "Los objetos reales (a veces llamados realias): El profesor puede utilizar objetos y llevarlos a la clase - comidas, ropas, envoltorios, cosas del hogar, etc.".

Hay que remontarse al Método Directo1 para encontrar antecedentes del uso de realias u objetos reales en el aula de Inglés; mediante estos recursos didácticos se intentaba relacionar al alumno directamente con los objetos.

Las realias se incluyen, mayoritariamente, en el grupo de medios visuales (fotos, recortes, láminas, postales, etc.) aunque en una concepción más amplia del término podríamos encuadrarlas dentro de los medios auditivos (canciones tradicionales, rimas, nanas, etc.) o medios audiovisuales (videos de programas en lengua inglesa, anuncios, etc.).

Como podemos observar, en el grupo de las realias, se incluyen objetos innumerables y variopintos; éste es un medio audiovisual que no tiene unos límites claramente definidos. Es, por lo tanto, una especie de cajón de sastre que constituye el medio de más fácil utilización, de coste mínimo y que no necesita ningún tipo de preparación previa.

Los términos realia y objetos reales son sinónimos y se pueden usar indistintamente, aunque quizás sea más preciso y extendido el primero.

Al investigar sobre el material auténtico, nos encontramos algunas definiciones como las de P. Hubbard et al. (1987) que opinan:

"Los materiales auténticos son muestras de la lengua real que no han sido producidos especialmente para la enseñanza de la lengua".

Es quizás la definición de M. García Arreza et al. (1994) una de las más precisas: "Por material auténtico debemos entender las muestras del lenguaje, ya sean orales o escritas, que, en su origen, fueron producidas para la comunicación entre hablantes nativos en un contexto no docente, y por tanto, no están graduados de ninguna manera, desde el punto de vista lingüístico, ni organizados para mostrar el uso de un punto gramatical concreto".

R. Scarcella y R.L. Oxford (1992) definen el material auténtico como: "... el vehículo de la comunicación diaria que es usado en conversaciones, libros, eslogans, señales de tráfico, menús, programas, posters, anuncios, etc. Generalmente, los materiales auténticos son versiones íntegras, no publicadas de textos escritos para hablantes nativos".

Los materiales auténticos son objetos reales destinados a hablantes nativos, lo cual implica que, normalmente, incluyen muestras de la lengua real tanto orales como escritas, o son elementos típicamente característicos de esa cultura.

Realia es un concepto más amplio que hace referencia a cualquier objeto real que se introduzca en la clase y con el que podemos realizar las siguientes actividades:

 

1.- Presentar el vocabulario: Ilustración de las palabras que deseemos introducir sin tener que recurrir a la lengua materna.

2.- Describir objetos: tamaños, formas, materiales, usos, etc.

3.- Práctica de algunas estructuras: podremos explicar los grados del adjetivo mostrando objetos de diferentes tamaños; también podremos ejemplificar las preposiciones colocando los objetos en distintos lugares, etc.

4.- Como material auxiliar para "role-plays". Para crear un ambiente concreto y que las actividades sean mucho más reales.

5.- Actividades de manipulación de objetos: este tipo de tarea es muy frecuente en el método "Total Physical Response" 2. Se requiere que los alumnos realicen actividades con ciertos objetos para dar respuesta a órdenes dadas por el profesor (colocar juntos todos los objetos de un mismo color, abrir o cerrar cosas, etc.).

6.- Describir un proceso, por ejemplo cómo hacer el té.

7.- Como ayuda para realizar algunos juegos como Guessing Games o Memory Games.

8.- Para establecer situaciones reales de comunicación.

 

Los materiales auténticos, además de las actividades reseñadas anteriormente, son muy adecuados para trabajar los aspectos socioculturales de la lengua. Estos acercan la lengua y la cultura al alumno mostrándoles muestras de la vida real del país donde se habla la lengua objeto de estudio. Al trabajar con este tipo de materiales el alumno se encuentra altamente motivado y aumenta su interés por esa lengua.

Con ellos podemos realizar otro tipo de actividades como crear una "Isla Cultural", hacer proyectos, etc.

Las realias y el material auténtico tienen puntos en común:

 

* Son muestras del mundo exterior que se llevan al aula y se utilizan con una función didáctica. Se encuentran en un contexto no-docente.

* Su carácter tridimensional y real.

* Su manipulación por parte de los alumnos hace que éstos adopten una actitud activa y participativa.

Por otro lado, también tienen aspectos divergentes:

 

* Los materiales auténticos provienen del país donde se habla la lengua que estamos enseñando.

* Originariamente estaban destinados a hablantes nativos de esa lengua.

* Son menos asequibles que las realias.

* Despiertan mayor expectación e interés en el alumno.

* Desde el punto de vista didáctico, las realias se utilizan con niños más pequeños a los que les gusta manipular objetos y tienen menos capacidad de abstracción; por el contrario, los materiales auténticos se suelen emplear con alumnos con un nivel intermedio o avanzado, ya que el lenguaje que aparece no tiene ningún tipo de graduación y se exige un mayor conocimiento de la lengua.

* Los materiales auténticos nos ayudan a despertar la motivación integradora, que es aquella en la que el alumno empieza a estudiar una lengua para formar parte de la comunidad de hablantes de dicha lengua. De esta forma, el individuo no sólo tiene intención de adquirir otro idioma sino también otra cultura.

 

Creo que es de vital importancia que seamos precisos a la hora de utilizar la lengua puesto que, a veces, estamos hablando de cosas distintas como si fueran lo mismo y de esta forma restamos cientificidad a las investigaciones, publicaciones, etc., creando confusión con esta proliferación de términos a los que no están metidos de lleno en este campo de trabajo.

Me gustaría concluir este trabajo diciendo que realia y material auténtico no son sólo dos términos distintos sino también dos conceptos diferentes, aunque ambos se usen indistintamente, ya que en función de la palabra que elijamos nos estaremos refiriendo a recursos didácticos con usos y connotaciones distintas.

 

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

ALBURQUERQUE, L. Y OTROS (1990): En el aula de Inglés, Longman.

CELCE-MURCIA, M. Y MCINTOCH (Ed.)(1979): Teaching English as a Second or Foreing Language, Rowley, Newbury House Publishers.

DOFF, A. (1996): Teach English. A Training Course for Teachers, Cambridge, C.U.P.

GARCIA ARREZA, M. Y OTROS (1994): La Lengua Inglesa en la Educación Primaria, Málaga, Aljibe.

HUBBARD, P. Y OTROS (1987): A Training Course for TEFL, Oxford, O.U.P.

SCARCELLA, R. Y OXFORD, R. L. (1992): The Tapestry of Language Learning. The Individual in the Communicative Classroom, Heinle and Heinle Publishers.

SEATON, B. (1982): A Handbook of English Language Teaching Terms and Practice, London, Macmillan.